Translate

viernes, diciembre 30, 2011

Capitulo (19)



MI MADRE Mónica.......... Capitulo (19)

‘‘Las habilidades de mi maestro ...¡Memo!.’’


La verdad no se que era lo peor, si los chantajes de Fernando hacía mi Madre o las multiples cogidas que le propinaba su chulo por toda la casa. Ella estaba muy feliz, recibia verga hasta por debajo de la lengua, yo ya no hallaba que hacer, me la pasaba todo el día empalmado escuchandolos coger por toda la casa, y esque eran tan descarados que en veces se les olvidaba cerrar su puerta, haciendo que los gritos de mi Mamita se escucharan por toda la casa, claro que como yo era un niño bueno no le hacía ningún comentario al respecto, y ella no hacía nada por evitarlo, pero era cierto, no había ni lugar ni momento en dónde estos dos no se revolcaran los muy cerdos.

Un día por ejemplo, estaba yo arreglando mi cuarto cuando escuché que llegó su chulo, mi Madre estaba en el salón hablando con su Hermana por teléfono, si ya saben cual, mi Tía Cesy, la que aquel desgraciado había convertido en una de sus putas.

-‘‘¡Hola cariño! ..es Memo, que acaba de llegar ’’. Le comentó a su Hermana.

-‘‘Hola mi amor ’’. Se acercó y la besó en la boca, ruidosamente.

-‘‘Si, es muy cariñoso. Siempre me besa cuando llega ..es un amor ’’. Comentaba Mamá con su Hermana.

Por su puesto, lo que no le dijo es que lueguito le abrió la blusa y empezó a acariciarle las tetas. Ella tapó el auricular y le dijo que se estuviera quieto. Que ya sería suya cuando acabara con su Hermana. Él le dijo que no, que siguiera hablando con su Hermana.

-‘‘¡Eres un pícaro! ’’. Le susurró Mamá, mientras continuaba la conversación con su Hermana.

-‘‘¿Quién es mi amor? ’’ Preguntó el chulo.

-‘‘¡Es Cesy! ..te manda saludos ’’.

Mientras Mamá hablaba con su Hermana, Memo amasaba sus preciosas tetas a placer, sin importarle que yo pudiera bajar y verlos. Pero para eso ya Pedrito se les había adelantado, ahi estaba yo, escondido tras los barandales de la escalera como espectador número uno de mi preciosa Madre, notando como se le endurecian los pezones.

-‘‘¡Pasamela! ..tú tienes trabajo que hacer ’’.

-‘‘¿Trabajo? ...’’ Le expresó mi Madre confusa.

Entonces el desgraciado se sacó la verga de la bragueta ya dura como una roca, apuntando hacía su rostro como llamandola. Mamá supo de inmediato que era lo que pretendia su chulo, al principio se negó moviendo negativamente su cabeza, pero el chulo con insistencia le quitó el telefono y la empujó hacía abajo de la cabeza.

-‘‘¡Hola Cesy! ..Si, tu Hermana esta ocupada en éstos momentos. Pero dime, ¿porque no vienes? ’’.

Mientras el chulo hablaba muy cordial con mi Tía, mi Madre sentía la verga de Memo por toda la cara. Se la empezó a pasar por su frente, por sus mejillas, incluso por sus labios cuando ella se movia. Mamá lo miraba mientras sentía como su chocho se encharcaba inmediatamente. Aquel hombre tenía cada ocurrencia. La volvía loca, la manejaba a su antojo y eso era lo que a ella le encantaba. Le gustaba que la tratara como un objeto, le encantaba que la expusiera a situaciones morbosas.

Yo desde las escaleras, fuí testigo de cómo mi Madre se la empezaba a mamar, mientras él hablaba con su Hermana. Primero mordió el glande con los labios, a modo de puro, para atizarle chupadas con la lengua por toda la piel lisa mientras se la agitaba. Subio su mano para acariciarle los muslos de las piernas y a veces los güevos. Cuánto estaba gozando Mamá mamándole la verga a su chulo, tan grande, tan dura, tan suculenta. Su lengua no paraba de saborear el glande, pero quería probarla toda y dejó de sacudirla para chupar todo el palo, deslizando la lengua por todo el tronco, metiéndosela entera hasta pegar los labios contra el vello rizado.

-‘‘¡Oh! ..si Cesy. Ven a visitarnos. ¡Uff!! Tu Hermana es muy buena anfitriona ..si vieras como me complace tanto ¡Ummm!! ’’.

Su chulo se inclinó y le subió la camiseta para alcanzar sus dos tetas blandas. Se inició el vaivén de ambas ante los movimientos del torso. A veces chocaban contras las piernas de su chulo pero seguia ahi, hincada mientras él seguia hablando. Mamá no paraba de chupetearle la verga por todos lados, hasta que se lanzó a mamarle los huevos con toda la boca abierta, aplastándolos con la lengua e impregnándolos de su tibia saliva. Memo le plantó una manos en la cabeza para ayudarla.

-‘‘¡Oh! ..si Cesy. Aprovecha que tu Marido trabaja para venir a saludarnos. ¡Ohhh! Si, aqui te esperamos ¡Ummm!! ’’.

Mi Madre mamaba como una desconocida, se comía los huevos con hambre, y deslizaba la mano izquierda por debajo de la camiseta para acariciarle todo su abdomen, como si nunca hubiera tocado un hombre de verdad. Mamá apartó la boca de los huevos y levantó la mirada hacía él sin dejar de machacársela. Algunas babas le colgaban de los labios. Memo dejó el telefono un momento para sujetarla por las mejillas y se inclinó para besarla. Apartó los labios tras el intenso beso, Mamá mantuvo la boca abierta y le lanzó un escupitajo en la lengua, escupitajo que ella se tragó complacientemente. Se miraron con intensidad, con amor de pareja, como si eso en verdad existiera. Le mantenía apretujada las mejillas, luego apuntó con la verga hacía la cara y ella abrió la boca.

-‘‘¡No espera! ..tu Hermana quiere hablar contigo ’’.

Él se acercó a la oreja libre de Mamá mientras le daba el telefono y le susurró al oído:

-‘‘¡Me voy a correr en tu cara mientras hablas con tu Hermana! ’’.

Los labios de mi Madre, sin emitir sonido alguno, dibujaron la palabra ‘‘CABRON’’. Pero su sonrisa delataba que le encantaban las ocurrencias de su macho. Y así, de pie junto a ella, Memo se empezó a hacer una paja con gusto, machacandosela violentamente. Estaba tan caliente por la situación que su verga babeaba, la pasaba por la cara de mi Madre y la iba mojando de líquido preseminal.

-‘‘¿Quieres tu cremita?, ¿verdad? ’’ Le susurraba entre dientes.

Ella respondía que sí con la cabeza, mirando la verga que sabía que le iba a dejar la carita perdida en leche.

-‘‘Sí, tienes razón, Cesy ..Carlos es un tonto por dejarte tanto tiempo sola ’’. Seguía la conversación de Mamá con mi Tía.

Cuando sintió que se iba a correr, levantó un poco la cara mi Madre, apuntó y ..¡Plushhh!!! El primer chorro fue desde la mejilla derecha, sobre la nariz, hasta la frente. Ella cerró los ojos y recibió con placer todos los goterones de su querido chulo en la cara. Mamá sintió como le iban tapisando la cara en ese blanco yogurt. Hasta la mano que sostenía el teléfono recibió parte de la corrida. Sus labios también recibieron una buena ración, y al hablar por el teléfono la leche entraba en su boca sin ningún problema. Ella sólo se relamió y seguia hablando con su Hermana como si nada pasara. Memo miraba su obra. Mi Madre estaba preciosa así, con una abundante corrida en la cara. Volteó hacía las escaleras y me vio, sólo sonrio y se subio el pantalón.

-‘‘¡Ufff!! ..me voy a duchar cariño. ¡Convencela! ’’. Le dijo en tono alto y subio a su recamara.

-‘‘Vale cariño ..enseguida voy contigo ’’. Le respondió mi Madre quitandose los goterones de leche que le tapan un ojo.

Y la dejó allí, hablando con su Hermana con la cara llena de leche, que goteaba lentamente sobre sus tetas y cuello.

-‘‘¡Si Cesy! ..ven mañana. Prepararé algo de comer ’’.

El desgraciado entró a mi habitación todo satisfecho y empapado en sudor.

-‘‘Pedrito ..¡prepara tus camaras!, que mañana tendrás un buen show y a lo doble Je je je...’’

El desgraciado se fue a su habitación a ducharse, dejándome a mi mas intrigado que de costumbre, ¿sería capaz de cogerse a mi Madre y a mi Tía nuevamente al mismo tiempo?. Lo pensé un poco y me di cuenta que si era capaz, el desgraciado las tenía bien domadas, no cabe duda que yo quería ser como él, quería que me enseñara un poco de sus conocimientos, pero por el paso que iba terminaria follandose a todo mi arbol genealogico antes de que le apriendiera algo. Tembloroso como estaba cerré la puerta y me saqué mi palito, tenía que sacar todos mis pensamientos en una paja.

Al dia siguiente estaba un poco intrigado, ¿como le haria este infeliz para convencerlas nuevamente?, con mi Tía no había mucho problema, ya que ella trabajaba para él, pero con mi Madre si, ella ya se sentía su mujer y no lo compartiria con su Hermana, además ¿dónde pretendia hacerselo?, yo estaba en casa y no creo que sea tan descarado como para joderse a mis dos mujeres en mi propia casa, ¿o si?.

Sólo al bajar me lo topé de frente, el infeliz me daba tanto coraje que usara la bata de mi Padre, se sentía el dueño de la casa el desgraciado.

-‘‘¡Buenos dias Pedrito! ..¿listo para ver lo que va a suceder? ’’.

-‘‘¿Y como le vas hacer? ..yo voy a estar en casa, no creo que Mamá acepte ’’.

-‘‘Busca un pretexto, Pedrito ..y desaparece, en fin, ya sabes como hacerlo Je je je.. ¡Oie, no te lo puedes perder! ’’.

Totalmente resignado tuve que decirle a mi Madre que iria con Pablito al cine, que regresaría mas tarde. El desgraciado sonreía mientras bebia su taza de café, mi Madre aceptó de inmediato, sabía que yo necesitaba distraerme, ya que sólo me la pasaba encerrado en mi cuarto todo el día ( y como no si se la pasaban haciendo cochinadas por toda la casa ). Como era habitual, me despedí de ella dirigiendome a la puerta, para después entrar por la ventana hacía mi cuarto, jamás imaginaría Mamá que su retoño estaba de vuelta.

Como a la hora llegó mi Tía con su bebé, aahhh.. si el bebé hablara, pero en fin seguiré con mi relato, como les decía, que hipocrita se veia mi Tía, con su bebé en sus brazos y cargando un puñado de cosas de la maternidad, como si fuera la mera verdad, si para lo único que venía era para que su chulo le diera caña por todos los agujeros.

-‘‘¡Cesy! ’’. La recibio mi Madre en la puerta.

-‘‘¡Hermanita! ..te he traido a tu sobrina ’’.

-‘‘¡Hay pero si ya esta bien grandota! ¡Uff!! ¿y como pesa? ’’.

-‘‘¡Hola Preciosa! ’’. Aparecio el chulo con una copa de vino y la bata de mi Padre que no se quitaba el desgresaciado.

-‘‘Hola ..Memo ’’. Respondió mi Tía totalmente sumisa.

Pasaron a la sala para ponerse mas comodos, mientras Mamá iba a la cocina por unos vasos, el infeliz Padrote sin perder el tiempo, le metió la mano por debajo de la falda de mi Tía, haciendo que se sonrrojara de inmediato. Pero no le decía nada, se dejaba hacer totalmente sumisa, sólo volteaba hacía la cocina para no llegar a ser sorprendidos. Cuando venía Mamá enseguida sacó su mano, sabrá dios de dónde y mi Tía se reacomodó su falda, el muy cerdo se olfateó los dedos persiviendo el dulce olor de mi Tía.

Los tres se acomodaron en la sala, riendo y bebiendo como si fuera una fiesta. Mi Tía cruzada de piernas, con la falda de verano que llevaba exponía su tersa y suave piel hasta medio muslo; él hombre supo llevar la conversación describiendo sus anteriores matrimonios y contándole a mi Tía los gustos sexuales de sus ex-esosas, ( como si no los supiera ), cuando Memo platicaba de sus experiencias mi Madre se sonrrojaba y de inmediato se dirigia a la cocina en busca de algo que la sacara de esa situación tan incomoda.

Los dos ya lo sabian todo, estaban totalmente de acuerdo para incomodar a mi Madre, lo que ella no sabía era que éstos sin vergüenzas ya llevaban mucho tiempo viendose a sus espaldas, pero ahora era la culminación para tenerlas por completo a su disposición, como cuando estuvieron en Puerto Escondido. Memo le preguntó a mi Tía de una manera muy natural que como era la vida sexual de una mujer tan hermosa como ella; mi Tía le respondió que no sabía si debía hablar de ello con un extraño, llevando bien su papel de mujer casada, a lo que el chulo le repuso que no tenía que preocuparse ya que él no era un extraño y, mientras volvía a llenar el vaso de ella, le rogó que le contara.

-‘‘Por favor cariño, que preguntas son esas ’’. Le dijo mi Madre ya muy apenada.

-‘‘No pasa nada mi amor ..además, ya somos familia, ¿o no Cesy? ’’ Respondio el chulo con su odiosa sonrisa.

-‘‘Este.. si ya Cuñadito ..¿pe, pero que quieres saber? ’’.

-‘‘Nada Cesy ..sólo que si tu Marido te da caña como cuando se las di yo en sus vacaciones ’’.

-‘‘¡Memo! ’’ Respingó mi Madre de inmediato.

-‘‘¿Que tiene Mónica? ..a poco tu Hermana ya no se acuerda de esto ’’.

El desgraciado sinvergüenza, se hizo a un lado la bata sin llevar calzones, lo que hizo que asomara su tranca bien parada a 90 grados. Las dos Hermanas se sorprendieron de inmediato, claro que no más mi Madre, ya que mi Tía si sabía a que venía.

-‘‘¡Oh por dios Memo!, ¿que haces? ’’.

-‘‘Nada, sólo recordando viejos tiempos. ¿O no es así Cesy? ’’.

Mi Madre y mi Tía se vieron un momento, una extraña sensacion les recorrió el cuerpo en segundos, las dos se morian por hacerlo pero ninguna quería tomar la iniciativa.

-‘‘¡Anda Cesy! ..tómalo, vamos a recordar viejos tiempos Je je je...’’

Mi Tía se le quedó viendo unos instantes a su Hermana, con una pequeña sonrisa le dio a entender que lo haria, se avalanzó a tomar esa tranca entre sus manos. Mi Madre se sorprendio y trató de irse de la sala, pero el chulo de inmediato la detuvo.

-‘‘¡Eh nena! ..tú te vienes con papi, ¿a dónde vas? ’’.

-‘‘Lo siento Memo ..yo, yo no puedo ’’.

-‘‘¡Claro que puedes! ..ya lo hiciste una vez. ¡Ven acá! ’’.

-‘‘¡No Memo! ..no me obliges hacerlo, por favor ’’.

-‘‘No te voy a obligar ..sólo no dejes que tu Hermana se lo acabe Je je je...’’

Mi Madre no sabía que hacer, estaba en una situación muy incomoda, se sentía dolida porque su amorcito la quería conpartir con su Hermana, pero a la vez un terrible morbo se apoderaba de su cuerpo una vez más, no sabía si debía hacerlo, pero con el simple hecho de ver a su Hermana pajeando a su hombre dio un paso hacía él y al instante, su culazo quedó a la altura de la mano derecha de su chulo.

-‘‘¡Oh por dios! ¿que estoy haciendo? ’’. Se decía así misma mi Madre.

-‘‘Tranquila Mónica ..sólo disfruta. Dejate llevar por mis carisias ’’.

Memo se agasajaba de lo lindo a estas dos hembras. Les dijo que se sacaran las tetas por encima del top, mi Tía lo hizo sin rechisar, mi Madre no hacía nada, sólo permanecia parada a su lado sin moverse, sintiendo como su chulo le metia mano mientras se deleitaba de la agradable paja que le hacía su propia Hermana. A mi Tía le exigió que se pusiera a chupar, lo que mi Tía lo hizo sin perder tiempo. A través de mi monitor podía ver como la Madre de mi primita se llevaba ese monstruo a la boca, todavía medio flácido y lo tragaba casi por completo. Mientras, Mamá seguia parada a su lado sin moverse.

-‘‘¡Mónica hazlo o largate! ..no quiero estar obligandote a nada. Y ya que vas para tu cuarto procura guardar mis cosas. Inmediatamente me iré ’’.

Mamá no se movia, sabía que si se quedaba no iba a tener mas opción que compartir a su hombre con su Hermana, pero también si se iba, lo perderia para siempre. Se debatió en si debería hacerlo o no, pero después de un rato de estarlo pensando deslizó su top por los hombros, mostrando sus deliciosos melones blandos.

-‘‘¡Eso es mi reyna! Je je je.. Como nos vamos a divertir ’’.

Memo se abalanzó a estrujarselos, como si fuera la primera vez el desgraciado, los comía como poseído, le mordía de los pezones. La jalaba de los pelos y le comía la boca. Le decía que era una putona linda y a mí Tía, que era una mujer muy chupona, una gran mamadora, la mejor chupagüevos de todas las chuponas que había tenido. La verdad jamás imaginé ver a mi Tía y a mi Madre revolcandose en mi propia casa con un tipo, ¡esto estaba de locos! Si mi Padre viviera, seguro que estaria revolcandose en su tumba, porque lo que estaba haciendo su querida Esposa no tiene nombre.

El desgraciado Padrote seguía en lo suyo, sobando a mi Madre por todos lados, como era muy común ella en casa vestia siempre ligero, tan sólo con una faldita muy cortita con shorts y una playerita de tirantes que resaltaba sus protuberantes melones, me encantaba verla así porque con ellas sus piernas se le veían infinitas, su piel era una delicia, verla caminar así con tan poquita ropa era un masaje para los ojos, el infeliz no se daba abasto por dónde tocarla, mientras que seguia guiando a mi Tía de la cabeza hacía su tranca con la mano que le quedaba libre. ¡Esto era una locura!, ¿porque me pasa a mi?.

Memo le dijo a mi Madre que se quitase el shorts, ella se quitó los tennis deportivos y se desabrochó el único boton que le sostenia la prenda. Pero Memo andaba con prisas y le jaló con brusquedad los shorts, hasta dejárselos por debajo de las rodillas. Mamá acabó de quitárselos y los dejó sobre el sofá, luego se le lanzó a besarlo como si nunca antes lo hubiera hecho. La verdad las dos Villanuevas estaban desbocadas, estaban como poseidas por ese chulo, las dos mantenian su singular color de mejillas rojizas, como son muy blancas es lo primero que se les detecta cuando andan bien calientes. Mi Madre besaba al tipo con glotonería, como diciendole que él sólo era suyo, mientras que su Hermana pasaba de un guevo a otro chupandoselos por completo.

-‘‘Mónica, quiero que compartas mi verga con tu Hermana ..las dos son una delicia. ¡Ooohhhhhh!! ’’.

-‘‘¡Eres mio cabrón! ’’ Le respondió mi Madre bramando de excitación.

Enseguida mi Madre apartó a mi Tía de esa carne que tan gustosa mamaba y se puso encima de él a horcajadas. El chulo le agarró el top y se lo arrancó de un sólo tirón. Mi Madre encima de su macho le besaba con pasión, mientras su chulo le magreaba sus apetitosas nalgas a conciencia. Le hizo a un lado la tanga rosa, mientras ella, encima de él, le restregaba la tranca con su húmedo chocho.

-‘‘¡Eres mio Papito! ..y no te pienso compartir ni con mi Hermana, ¿esta claro? ’’. Decía mi Madre mientras movia su jugosa chocha sobre el terrible palo que la amenazaba desde abajo.

-‘‘Tranquila cariño ..tengo para la dos ’’.

Mamá se movía sobre su macho de forma pausada, subía y bajaba rebotando sus enormes nalgas sobre los muslos de Memo. Ascendía hasta que sus tetas quedaban a la altura de su cabeza y luego volvía a restregarle el chocho haciendo círculos sobre su bajo vientre. En eso que empieza a llorar la bebé de mi Tía, que permanecia impaciente esperando que su Hermana le compartiera algo de su macho.

-‘‘¡Que esperas puta! ..¡ve atender a tu hija! ’’. Le dijo mi Madre sorprendiendonos a todos.

Jamás había escuchado a mi Madre hablarle así a su Hermana, es más, jamás había escuchado que se peliaran o se dijeran alguna mala palabra. Mi Tía enseguida se levantó para atender a su bebé, mientras lo hacía pude apreciar sus piernotas blancas, ya que mi Tía era algo pequeña, la altura la compenzaba con mucha carne, dando la vision de estar un poco gordita, pero así era su anatomia, era de esas mujeres a las que le llaman bulgarmente como gordibuenas, ya que mantienen mucha carne pero bien acomodada dónde debe de ir.

-‘‘Haber Mamacita ..acomodate en el sillón. Quiero comerte enterita ’’.

-‘‘¡Si Papi! ..sólo a mi, hazme lo que quieras. ¡Uhmmm! ’’

La puso a cuatro patas sobre el sofá de la sala, volvió a correr el hilo de su tanga rosa y le comió toda la raja desde atrás. A mi Tía le dijo que ya dejara a su escuincle y que se desnudara del todo, que la quería sólo con tanga, que le trajera una cerveza  y que se preparara, que esa noche la íban a pasar de vicio.

Mi Tía fue a la cocina y volvió con la cervesa, la dejó sobre la mesilla y se empezó a quitarse los zapatos, los dejó a un lado y comenzó a bajarse la falda de verano muy fina que portaba. Debajo de ella llevaba la tanga más pequeña que jamás había visto hasta entonces y si lo digo yo, que he visto todas las de mi Madre. La tanga era negra pero muy mínima. Constaba de 3 hilos finísimos y la parte que se encargaba de cubrirle el chocho la llevaba por completo dentro del mismo. Recorde enseguida la pata de camello de mi Madre, estoy muy seguro que ese era el tipo de ropa que el desgraciado la obligaba ahora como su puta a usar. Además, de que el hilito central de la parte trasera se perdía en la profundidad de su gigantesco culo, en lo más hondo de esos dos glúteos.

-‘‘¡Vamos ven acá!.. no te quedes ahí parada. ¡Ese culo quiere guerra! ’’. Señalando con los dedos el sillón, diciendole dónde deberia de estar.

Como por inercia, mi Tía se colocó sobre el sofá, a cuatro patas, al lado de dónde estaba él comiendo el chocho de mi Madre. La muy puta de mi Tía se había acomodado de modo que alcanzaba la carriola del bebé, así estando a cuatro patas lograba arrullar a su bebé mientras le ofrecia su tremendo trasero a su semental. A Memo le encantó la idea ya que se lo sobaba mientras le comía la rajita a mi Madre que se reboloteaba del terrible placer que estaba sintiendo. En un instante, dejó el culo de Mamá y se hundió en el de mi Tía, le lamía la chocha despacio, como si fuera un gatito en las manos de su dueño, recorriendo con su lengua la longitud de su concha, peinandole los pocos pelitos que mi Tía se había dejado en su entrepierna.

Mi Tía se estremecía sintiendo como su macho se deleitaba de su vagina. Al lado, Mamá se mostraba indiferente, pidiendo como una gatita que su macho volviera junto a ella para seguir acariciandola. Memo no la hizo esperar y empezó a pasar de un culo a otro con tanta vehemencia como la que aplicaba su lengua sobre esos dos chochos. Cuando se hubo deleitado de tan suculentos manjares, se separó y les dijo que movieran el culo como pidiendo nabo. Las dos lo hicieron, como si fuera un concurso de caderas, hasta parecia un reto entre las dos hermanas. Mamá lo movía muy bien y mi Tía no se quedaba atrás, se notaba que lo había hecho muchas veces. Memo se levantó y tomó distancia para apreciar mejor la espectacularidad de esos dos culos.

La verdad, la vista de esos enormes culos moviéndose de manera tan erótica me produjo una erección tan fuerte que casi me dolía mi verga dentro de mis pantaloncillos cortos, la placentera escena de las dos Villanueva moviendo su peculiar caracteristica me puso a tope, y esque era un deleite observar esos tremendos culos moverse de esa manera, querian ganarse cada una las carisias del chulo.

-‘‘¡Venga Mamitas! ..a mover el culo que para eso lo tienen ’’. Gritó en jubilo por lo que estaba viendo.

Me dio una tremenda envidia, este desgraciado se iba a deleitar dos tremendos culos, se quitó la bata y lanzo las pantunflas que traia a juego y le dijo a mi Madre que se pusiera a punto, que se la quería joder frente a su Hermana y preñarla para que jugara con el bebé de mi Tía. Se acercó al sofá, pajeándose el tripón para terminar de empalmarse. Sujetó a Mamá por el culo, ya que lo movia como gata en celo, le dio un tremendo azote que hasta a mí me dolió, ‘‘¡Splassshhhhhh!!’’ Apuntó su macana a la entrada de su concha y se la clavó entera.

-‘‘¡Uhmmm!! ’’ Fue el único sonido que salió de la garganta de Mamá al sentirlo hasta el fondo.

-‘‘¡Esto es por no querer compartirlo! ¡Uff!! ¡uff!! ’’.

Memo la jodia con furia, con dureza, sujetándola de las caderas para intensificar la penetración, de la misma forma que cuando se había jodido a mi Tía en el parque. Mamá gemía, chillaba, resoplaba; le decía que la hacía daño, que la tenía muy grande y gorda, que se la metiera despacio, que le reventaba la concha. Pero Memo no le ponía atención y si lo hacía, le daba igual. Él seguía clavandose con rabia, haciéndole el mayor daño posible en cada bombeo.

-‘‘¡Toma puta!, ¡toma! ..esta verga se la doy a quién yo quiera y la sambuto a quién se me da la gana ¡Esta claro! ’’.

-‘‘¡HAYY!! ¡HAYY! ¡Si!.. ¡Siiií! ¡Para!, para que me lastimas ¡Arrrgggghhhhh!! ’’.

Mientras mi Madre soportaba los terribles embates de su chulo, mi Tía seguía moviendo el trasero tal y como el Padrote le había dicho, la muy cerda seguia en cuclillas, apartó el hilito central de su tanga y se hundío un dedo en las profundidades de su retaguardia.

-‘‘¡Dale!, dale Papi, enseñala a compartir ’’. Dijo mi Tía con su dedo en el culo.

-‘‘¡Ven acá tú! ..subete encima de la tacaña de tu Hermana. ¡Quiero tener tu culo en la cara ’’.

Como mi Madre seguia a cuatro patas sobre el sillón, mi Tía se subio sobre ella, poniendole el culo al chulo a su disposición, y todavía la muy cerda se abrió con las dos manos las nalgas para que el infeliz ese pudiera lamerle hasta las entrañas. Memo enseguida aspiró ese reconocible olor a hembra en brama que tanto había echado de menos. Le olfateo el chocho y el ano repetidas veces, tratando de recuperar el tiempo perdido. Le lamió la raja de arriba abajo y el ano en un beso negro tan profundo como que mi Tía se estremecio al sentirlo.

-‘‘¡MUACCCCCK!! ’’.

-‘‘¡Uhmm! ¡Así Papi! ..comeme enterita ¡Aaahhh!! ’’.

El aroma de su ano lo puso a mil por hora. Colocó su nariz sobre su ojete, de tal forma que la siguiera oliendo todo el tiempo mientras le comía el panochón. Así estuvo como 10 minutos oliendo su ano mientras saboreaba del flujo que emanaba su intimidad y bombeaba con brusquedad y sin pausa a mi Madre, que no dejaba de correrse, de chillar, de retorcerse de placer y de dolor. Cada vez que se acercaba a un nuevo orgasmo, empinaba más el culo, lo restregaba, hacía círculos y gritaba que se corría, que le diera más duro, que le amaba, que quería ser siempre suya, que su verga la volvía loca. Para que les cuento los sonidos que había en la sala de la casa en ese momento.

-‘‘¡Haayyy!! ¡Hayy!! ¡Así Papii!! ¡Ufff!, ¡uff!... ¡Plofff!!, ¡Plafff!! ¡Mas despacio!! ...¡mas despacio!! ¡Adoro tu verga!! ¡Damela a mi!! ¡Que rico me comes!! ¡Hayyy!! ¡Hayy!! ¡Mass!, ¡mass! ¡Así Papito!! ¡PLOFF!!, ¡PLAFFF!!, ¡PLOFF!! ¡Splasshhh!! ’’.

Cuando se cansó de joderse a mi Madre, Memo le preguntó a mi Tía si estaba a punto. A lo que ella enseguida le correspondio metiendose los dedos y llevandoselos a la boca. Quería que se la jodiera, quería que le diera igual de duro que a su Hermana, pero al mismo tiempo, le ganaban las ganas de ver a su Hermana siendo penetrada por el culo. Memo se dio cuenta de ello, hizo a un lado a Mamá, le sobo el chocho a mi Tía con una mano hundiéndole dos y hasta tres dedos, dijo que ya estaba lista, le arrancó la tanga de un tirón y se lo aventó a mi Madre, le dijo que de ahora en adelante quería verla con esas prendas. Mamá quedó sorprendida por los tres hilos, jamas había visto tal cosa, es mas, ¡jamás había sabido que su Hermana usara esas cosas!. Estaba mojada, sobretodo la escaza tela que había llevado metida en el chocho.

El chulo apuntó su falo en la entrada de la vagina de mi Tía, le sobó el pene alrededor de sus labios mayores, volvió a colocarse en posición de ataque y sin previo aviso, la penetró de un sólo estoque.

-‘‘¡Ohmmm!! ¡Oh por dios que grande eres mi amor!! ’’. Resopló mi Tía al sentirse llena.

Mientras se la jodia, le dijo a mi Madre que se pusiera en la misma posición encima de ella, quería comerle el chocho mientras enfundaba a su Hermana para que se mantuviera caliente, que todavía no había acabado con ella. Ella hizo, el chocho de mi Madre era un charco mezcla de sus propios jugos y del pre seminal de Memo. Le comío la concha, succionando todo lo que su interior le ofrecía. Mi Madre restregaba su culo en la cara de su chulo como si le picara la cola, y se asía de su cabeza, agarrada de los pelos, para tratar de aumentar las fuertes lamidas que le ofrecian.

-‘‘¡Abrete el culo puta! ..¡lo quiero todo abierto para mi! ’’.

-‘‘¡Oh siiiií!!, si Papi ..cómeme toda.. ¡Ummmm!! ’’.

La cerda de mi Madre se abrió de par en par las nalgas para ofrecerle todos los agujeros a su macho, a lo que Memo no se hizo esperar, le abrío la raja e introdujo su lengua lo más que pudo. El chulo la había dejado a punto de otro nuevo orgasmo y Mamá se vino en la cara de su amante, retorciéndose entre espasmos y él, se lo tragó todo. Fue tanto lo que se vino mi Madre que casi ahoga al desgraciado, fueron varios los terribles chorros que lanzó que hizo que el infeliz abriera la boca para tragarlos.

-‘‘¡Aaaaaahhhhhh!! ¡Aaahhhhh!! ¡Aaahhh!! ¡Aaahh!! ’’ Jamás había visto a mi Madre retorcerse de esa forma.

Mi Tía también se corrió, pero Memo se mantuvo impasible bombeándola durante un buen rato. Luego, de la misma forma en que se había apartado del culo de mi Madre para empezar a joderla, se separo del culo de Tía, que se mantenía en pompa, la tomó de las caderas, la manoseó, se colocó encima de ella y la volvió a taladrar fuertemente. El desgraciado se las chingaba de lo lindo, pasaba de chocho en chocho taladrandolas sin piedad ni tregua. Los gritos de las dos Villaneva eran unisonoros, se sincronizaban para pujar y gemir, si mi Abuelo las viera, si viera el trio de putitas que había engendrado, seguro que ya se hubiera colgado de un arbol.

Yo estaba en suspenso, no sabía cuanto mas parecia aguantar el desgraciado, mientras el pasaba de culo en culo, yo me pasaba de mano en mano mi palito, deleitandome de tan excitante visión. A veces, alzaba la vista y miraba a Memo jodiendose a mi Tía como una mala bestia. Mi Tía Cesy se quejaba, la estaba partiendo. A los pocos minutos, el chulo bufa que no aguanta más, que se corría. Hace un último esfuerzo y se controla, aspira profundamente para separarse de mi Tía, la empuja, se coloca detrás de mi Madre y la llama su puta, le dice que pare el culo, le pegan un azote en cada nalga que suena en toda la casa y se la jode como poseído.

-‘‘¡Asiiií!!, ¡así papito así! Daaaaale, dale Papi dale ’’.

-‘‘¿Te gusta que te joda delante de tu Hermana?, ¿verdad puta? ’’.

-‘‘¡Siiiií!!.. siiiií sí papito rico ¡siiiií!! ¡Chingame duro!, ¡rájame el chocho delante de mi Hermana siiií!!
¡Ahhhhh!! ¡Ohhhhh!! ¡Me corroooo Papiiii!! ¡Ohhhh!! ¡Ahhhhhh!! ’’.

Memo está a punto de correrse. Mi Madre también lo sabía, aguanta un poco, la bombea, la toma fuerte del
par de nalgas y le dice que se va a correr. La empala con dureza, la toma de las tetas y se corren, los dos a la vez, entre grandes alaridos y resoplos.

-‘‘¡Oh!, ¡oh puta!, ¡puta! ¡Ohhhh!! ¡Me cooorro!! ¡Te preño puta!, ¡te preñoohh! ¡Ohhhh!! ’’.

-‘‘¡Siiií!! ¡siiií, daaalee preñame papi preeeñameee!! ¡Siiiií!! ¡Ohhhhhh!! ¡Paaaapiiií!! ¡aaaasiiiií!! ¡Ahhhhhh!! ¡Me coorrrooohh!! ¡Ahhhhhh!! ¡Ohhhhhhh!! ¡Que riiiiicooooo!! ¡Aaaahhhhhh!! ’’

Los dos se han corrido, pero se mantienen juntos en la misma posición. Mi Madre le restriega las nalgas, como para agradecerle lo bien que se lo ha hecho. Memo se las soba, se la saca. Mantiene el mástil erguido, enorme, listo al segundo round. Estoy intrigado, como le hace el desgraciado para mantenerse firme por tanto tiempo, pero mis dudas quedan rápidamente resueltas, cuando veo que toma un poco de cocaína de una capsula y lo disuelve sobre su capullo, su hongo colarodo queda como dulce glaseado. Mi Madre le agarra la tranca con las dos manos, le da un piquito coqueto, la soba, la masturba, la limpia a lengüetazos. El chulo le dice a mi Tía que se acerque. Que se ponga a chupar al lado de su Hermana. A lo que ella se detiene.

-‘‘¡Que pasa! ..acercate, tú también alcanzas ’’. Le dice el chulo moviendo su tranca como parabrisas.

-‘‘¡Pero esque! ..Mónica ’’. Responde mi Tía insegura.

-‘‘Mónica, dile a tu Hermana que se acerque ..compartele un poco de mi verga ’’.

Mi Madre la mira insegura, mira a Memo y mira su tranca, la siente palpitar en sus manos y responde.

-‘‘¡Ven Cesy! ..hay suficiente para las dos ’’.

El desgraciado las recibe como si fueran sus hijas después de mucho tiempo sin verlas, Mamá y mi Tía se lanzan a chuparselo y besarselo como aposentas, las dos Villanuevas compartiendo el mismo palo, quién podria imaginarselo, la verdad de aqui en adelante no sabía que rumbo iban a tomar nuestras vidas, las dos mujeres de mi casa eran dos perras compartiendo el mismo cemental, ¿adonde iba a parar yo?, no sabía que repercuciones iba a tomar mi adicción en un futuro, pero por lo pronto no me quedaba de otra, si no que ver como mis dos mujeres se deleitaban de ese palo.

Mientras mi Madre lo chupa, mi Tía lo masturba y le come los huevos, le besa los muslos. Luego y sin que Memo le diga nada, se coloca detrás de él, le aparta las nalgas, le hunde la lengua en el ano y le come el culo como si en ello tuviera sólo una única oportunidad.

-‘‘¡Ohhh!, Cesy. Por eso eres de mis preferidas ¡Ohhhhhh!! ’’.

Memo bufa, ya está nuevamente empalmado del todo. Se quita a mi Tía del culo y vuelve a tomar a mi Madre. La vuelve a poner a cuatro patas mientras mi Madre para el culo, la muy perra se abre el trasero con las manos, se lo muestra, se lo entrega, sabe que eso a su macho le encanta, mientras lo menea como perra en celo veo que su chocho lo tiene encharcado de su corrida y de la corrida de Memo, por el interior de los muslos le escurre bastante leche mezclada de sus propios jugos.

La verdad veía a mi Madre ya perdida, todos los tipos la habían cambiado por completo, era una perra que sólo pensaba en su propio placer, sin detenerse a pensar la terrible humillación que yo sentía al verla de esa manera. La muy cerda se hunde dos dedos en el chocho, mientras menea el rabo como provocandolo, voltea hacía atras y lo mira con cara de lujuria, con un rostro perdido en deseo.

-‘‘¿Quieres que te de por la cola no puta? ..¿quieres que te vea tu Hermana como te rompo el ojete como a una perra verdad? ’’.

El tipo se acerca a ella, le da dos azotes tremendos en sus lindas nalgas dejandoselas coloradísimas, la masturba, le quita las manos del chocho y las coloca él, juega dentro de su vagina un rato y luego lo extrae. Saca los dedos humedecidos y se los pasa alrededor de su ano. La penetra con el dedo. Mi Madre se queja.

-‘‘¡Ouchh!!, despacito Papi ’’.

-‘‘¡Callate perra!! ..¿no es lo que querias?, que te jodiera el fundillo ’’.

-‘‘¡Oh por dios! ¡Uhmmm!! ’’.

-‘‘¡Te voy a reventar el culo delante de tu Hermana!! ’’.

-‘‘¡No mi amor!! ..aún lo algo adolorido. ¡Noooo!! ’’.

Mi Madre trata de escaparse, sabe que Memo va en serio, a como tiene el nado drogado es capaz de dejarla cuadraplejita para el resto de su vida. Pero el infeliz la mantiene sujeta con fuerza, apunta su estaca a la entrada de su ojete y la coloca en posición.

-‘‘¡Noooo, mi amor!! ¡Mi vida!, mi cielo.. no, no por el culo noooo. ¡Suelta por favor me vas a hacer daño! ¡Nooo!! ’’.

-‘‘¡Estate quieta puta! ..te voy a romper el culo quieras o no ’’.

Mi Madre se resistía como podía y como a Memo esto no le hacía gracia, la sujeto de la cintura, la volteó, se sentó sobre el sofá, la puso con el trasero en pompa sobre sus muslos y la empezó azotar con golpes bestiales, hasta que a mi Madre se le saltaron las lágrimas. Mi Tía trató de calmarlo pero inmediatamente la detuvo.

-‘‘¡Tú no te metas o para ti también tengo!! ¡SPLASSHHHH!! ¡SPLASSHH!! ¡SPLASSHHH!! ’’.

-‘‘¡Hayy!! ¡Nooo Papi!! para, para.. ¡me duele Papi!! ¡me duele! ¡para ya! ¡para ya!! ’’.

-‘‘¡Esta puta tiene que prender a respetar a su macho! ¡SPLASSHHH!! ¡SPLASSHHH!! ¡SPLASHHH!! ’’.

Mi Madre lloriqueaba, le pedía que por favor parara, qué le hacía daño. A mí me dio mucho miedo que de la paliza que le estaba dando la fuera a lastimar de verdad, pero por suerte, el chulo se detuvo. Le dio un último azote, la levantó y la volvió a poner como una perra a cuatro patas, le dijo que se abriera las nalgas con las manos.

-‘‘¡Por favor Memo! ..me vas a lastimar. Hazlo despacito por favor ’’.

-‘‘¿¡A no has aprendido!? ’’.

-‘‘No, no, no, si, si, sólo que con cuidadito Papi ..me duele todavía de la última vez ’’.

Apuntó la el capullo de su verga en la entrada de su agujero maltrecho y se la clavó. Mi Madre exhalo un
grito desgarrado, como si la estuvieran despellejando viva. A cada bombeo de Memo lanzaba un alarido de sufrimiento. Pero el infeliz continuaba impasible, rompiendo el ano de mi Madre, jodiendole el culo como una bestia, como antes lo había hecho con su chocho.

-‘‘¡Hayyy!! ¡Hayyy!! ¡Me dueleee!! ¡Me duele mucho!! ¡Hayyyy!! ¡Papi nooo!! ’’.

-‘‘Tú Cesy, trae algo de mantequilla ..esta perra no se va a quedar quieta ’’.

Mi Tía fue a la cocina y regresó con una barra de mantequilla, cuando le sacó por completo el nabo de la cola a Mamá, este lo tenía al rojo vivo, mi Madre se sintió en la gloria al tener el hueco vacio, sentía el tibio del ambiente entrar por su orificio, el desgraciado tomó un buen sope y se lo metió por el fundillo, la frescura de la mantequilla hizo que mi Madre entrara en una etapa de somnolismo de inconciencia. Pero Memo no le dio tiempo a seguir disfrutando de la tividez de la mantequilla, le dijo a mi Tía que se pusiera por debajo de mi Madre y que le comiera la concha.

Y ella lo hizo, mi Madre se levantó un poco para dejar paso a mi Tía, se colocó debajo de su chocho a la altura de su lengua y se lo empezó a chupar. Le comenzo a comer el chocho lamiendo a lo largo de toda su raja, al principio, el sabor de la lefa de Memo le produjo algo de arcadas, pero al poco rato se acostumbró a su sabor, a su olor, a su consistencia y al instante ya se devoraba ese chocho con glotoneria, succionando el manjar blanco con que su macho la había regado.

De nuevo el chulo, supervisando que el culo de mi Madre estuviera completamente lubricado, colocó su glande sobre esa entrada y empujó, su barra de carne entró como cuchillo en mantequilla, valgame la redundancia, sacándole un largo e intenso lamento.

-‘‘¡OOOOOUUUUUHHHHHHH!! ’’

-‘‘¿Duele perra? ’’.

-‘‘¡Ummm!! ’’. Dijo mi Madre mordiéndose los labios sensualmente asintió con la cabeza.

-‘‘¿Quieres que te lo saque? ’’.

-‘‘¡Ufff!!, ¡uff!! ¡Nooo! ¡Así me gusta! ..me encanta ¡Cogeme duro Papito! ..¡parteme por la mitad! ’’.

-‘‘Tus deseos son órdenes Mamita ’’.

Empezó a sodomizarla tomándola de las caderas firmemente, azotándola, diciéndole cosas obscenas suficientemente alto como para que yo los escuchara, el malparido sabía que yo los estaba viendo, sabía que se estaba enculando a mis dos grandes amores, a mi familia, a las mujeres de mi hogar.

-‘‘¡Perra, puta! ..¡eres una ramera!, ¡una perra sucia a la que le gusta que la humillen y maltraten! ’’.

-‘‘¡SSSIIIIHHH!! ¡SIIII PAPITO!!, ¡ASÍ SOY!!… ¡AAAHHH!, ¡AAAHHH!! ¡DAME MÁS, COGEME MÁS DUROOOUUUGGGHHH!! ’’.

Los grtos de Mamá eran despiadados, ya no le importaba que le abriera el culo, ya le valía que le voltearan el culo al reves, en este momento su unica necesidad era complacer a su macho, a su hombre, a su padrote, a su Papito como ella le decía. Mientras su Hermana permanecia debajo, pasandole la lengua pos su hinchado clítoris. Mi Madre lanzó un gritito de placer, estaba a punto de correrse y eso, los dos lo sabían. Memo la enculaba salvajemente, repercutiendo a cada bombeo el clítoris de mi Madre sobre la lengua de su Hermana. Al poco, se volvió a correr, daba gusto oírla correrse con tantas ganas.

-‘‘¡Oh! oh puta, puta... ¡Ohhhh!! ¡Me cooorro!! ¡Te lleno puta!, ¡te llenooo!! ¡Ohhhh!! ’’

-‘‘¡Siiií!! siiií, ¡daaalee Papi llenameeee!! ¡Siiiií!! ¡Ohhhhhh!! ¡Papiiií!! ¡aaaasiiiií!! ¡Ahhhhhh!! ¡Me coooorrroooo!! ¡Ahhhhhh!! ¡Ohhhhhhh!! ¡Que riiiiicooooo!! ¡Aaaahhhhhh!! ’’

Entre espasmos gritos y todo lo que se puedan imaginar acabaron al mismo tiempo. El infeliz cuando eyaculó casi se le iba el alma por el culo de mi Madre, se retorcio de tal manera que casi sufre un infarto. Acabó la cerveza mientras mi Tía le limpiaba la verga a lengüetazos. Se la dejó reluciente. A mi Madre le pidió un top prestado ya que el suyo se lo había destrozado el infeliz. Mi Madre sólo le señalo a su habitación, no podía ni ponerse de pie, mi Tía subió a la segunda planta y bajó con un top color blanco. Se vistio, tomó a su bebé y se marchó. No hubo palabras que intercambiar para las Villanueva, ellas sabian lo que habían hecho, sabian que habían hecho mal, pero también sabian que lo podian repetir, aunque sus valores se los impidiera tenian que seguir compartiendo su macho.

-‘‘¡Estuvise genial, Mónica! ¡Ufff!! ..¡que follada! ¡Ufff!! ’’.

No hubo respuesta de mi Madre, sólo se puso de pie como pudo, caminó hacía la cocina y se llevó a su recamara su carterita de hielos, ahora si su macho se había pasado de la raya, había dejado que su dignidad fuera pisoteada, jamás volveria a ver a su Hermana con los mismo ojos, jamás volverían a hacer las mismas. Él sólo se le quedó viendo y respeto su momento, la vio caminar dolorosamente, la vio subir escalón por escalón hasta llegar a su recamara, la cual azotó fuertemente, dándole a entender que estaba resentida.

Yo también quedé exausto en mi cama, sentía mi palito arder, jamás me había hecho tantas pajas consecutivas, con el paso en que iba iba a ocupar una protesis, descansé un poco y después sali por la ventana, le dí la vuelta a la casa y entre por la puerta principal.

-‘‘¡Hola Pedrito!, ¿como te fue en el cine? ¿Te gusto la pelicula? Je je je...’’ Me dijo el desgraciado con su peculiar risa burlona.

-‘‘¡No! ..se trataba de un desgraciado que se sentía el dueño de todo, pero muy pronto se dio cuenta de que no era nadie ’’. Le respondí bastante enojado.

-‘‘Mmmm... Me hubiera encantado a compañarte, pero tuve dos asuntos que tratar. Ya sabes como me compenetro en mi trabajo ’’.

-‘‘¡Creo que ahora si te compenetraste demasiado!, te pasate de la raya ’’.

-‘‘No te enojes Pedrito ..sabes qué, tenemos que hechar andar el asunto de nuestra vecina. Estoy seguro que Yuli, en esta si la tendrás ’’

-‘‘Sabes que ..creo que ya no me esta gustando ser tu disipulo. Creo que sólo me usas para tus perverciones vouyeristas ..creo que ahi mejor la dejamos ’’. Le dije y me dirigí hací mi recamara.

-‘‘¡No!, no, no Pedirto ..dame una oportunidad, sólo una. Y te aseguro que tendras a Yuli en tus manos ’’.

-‘‘¿En mis manos o en las tuyas? ..¿o en las de tus clientes? ’’.

-‘‘¡Este! ..espera, déjame hacer de Yuli una putita y te aseguro que te la daré, ¿o no te gustaría tenerla a tu disposición a la hora que desees? ’’.

-‘‘Lo voy a pensar ..ahora déjame que me quiero dar una ducha. Creo que vi suficiente por este día ’’.

Me alejé y lo dejé muy pensativo, el sabía que ya no tenía muchos ases escondidos, él sabía que yo tenía muchas cosas sobre él, su tiempo en la casa se le estaba acabando, realmente no sabía que quería más, si apoderarme de Yuli o que ya dejara en paz a mi Madre, no lo sé, sólo me metí en la ducha y a esperar que el día pasara....

Creo que con lo que había pasado el día de ayer, la situación entre Mamá y su chulo se puso muy critica, mi Madre a penas soportaba verlo, esa noche tuvo que dormir en la sala, ya que mi Mami no lo dejó entrar a su habitación. Creo que Memo ahora si se había pasado de la raya, pero el desgraciado era tan cinico que empezó a ganarse a Mamá con detallitos y haciendole la comida, en esos dias se portó como un caballero, la trataba como a una reyna, sorprendiendome hasta incluso a mi, que ya conocía sus negras intenciones... Los dias siguieron pasando, Mi Madre seguia enojada con el tipo, pero al ver su cambio decidió perdonarlo un poco, talvez se le cruzó por la cabeza que ya había cambiado y que no lo volvería hacer, pero gente como de esa calaña no cambia de la noche a la mañana, dejenme les platico que sucedió en esos dias de calma en la casa.

El desgraciado sabía que no podía joderse a mi Madre, ya que aún seguía enojada, estaba recostado en sillón mientras hablaba por telefono con un tipo, cuando en eso tocarón a la puerta, yo estaba tomándome un jugo en la cocina, en ese entonces escuché que sonaba el timbre de la puerta, así que me acerqué a ella para abrirla, pero al instante que lo hacía el tipo me dijo que él lo hacía, que se encontraba más cerca, que no me molestara. Decidí que lo hiciera, además no esperabamos a nadie, bueno al menos era lo que yo creía.

-‘‘¡Hola, Señora Beatriz! ..que gusto tenerla nuevamente por aqui ’’.

-‘‘¡Hola Memo! ..¿porque ese es tu nombre no es así? ’’.

-‘‘Así es Señora, tiene usted una estupenda memoria. ¿Que se le ofecia? ’’.

-‘‘Pasaba por la Colonia y me detuve a saludar a Mónica, ¿esta en casa? ’’.

-‘‘¿Mónica?, creo que esta en la ducha, enseguida le hablo. Por lo pronto ¿le sirvo algo de beber? ’’.

-‘‘¿Que tienes? ’’.

-‘‘Le prepararé una margarita ..¡me salen deliciosas! ’’.

-‘‘¡Ah perfecto!, sólo con un poco de tequila porque luego se me sube ’’.

-‘‘No se preocupe, la disfurtara muchísimo... ¡Pedrito! ¡Pedrito! ’’ Se dirigió a mi como si ya fuera mi Padre.

-‘‘¿Que pasa Memo? ’’.

-‘‘Hablale a tu Mamá ..dile que la Sra. Beatriz vino a visitarla ’’.

-‘‘Si esta muy ocupada no la molestes, Pedrito ’’. Me dijo Beatriz algo conciente.

-‘‘Para nada Sra. Beatriz ..mientras le preparo su bebida, enseguida vuelvo ’’. Le respondió el infeliz como si le hablaran a él.

No me quedó otra que subir para avisarle a Mamá. Ella se encontraba en la ducha, a lo que sólo me dijo a gritos abiertos que enseguida bajaba, no pude evitar ver sus braguitas tiradas en el suelo, las cuales ya conocía, de echo ya conocía todas las braguitas de mi Madre, así que bajé nuevamente y di el mensaje, pero al hacerlo vi muy animado al desgraciado, es más lo vi bastante animado. El infeliz ya le había preparado su bebida y se encontraba muy pegadito a ella, muy atento a su platica.

-‘‘¿Y Que te trajo a la ciudad Memo? ’’. Decía Beatriz algo intrigada.

-‘‘Trabajo ..me trajo el trabajo. Me dijeron que en esta ciudad había buenos prospectos y vine a cerciorarme ’’.

-‘‘¿Pues a que te dedicas?, bueno si puedo saberlo ’’.

-‘‘Claro que si ..es más, no se si este usted interesada. Busco modelos para hacerles fotografias ’’.

-‘‘¿Modelos? Ji ji ji.. Ah, como vas a creer que yo pudiera ’’.

-‘‘¿Porque no? ..es usted muy bella. Además, no sólo le tomó a niñitas flacas y anorexicas, también busco talento maduro, ya sabe, necesitamos una buena cara para perfumes y cremas. Ya sabe, para ponerla en revistas y carteles espectaculares ’’.

-‘‘¿Y apoco crees que yo podria? ’’ A Beatriz empezó a interesarle, ya que siempre fue muy vanidosa.

-‘‘Por supuesto ..es más, dejeme darle mi tarjeta, estoy seguro que usted haria un buen trabajo ’’.

-‘‘¡No! Como crees, mi Marido me mataria ..como crees que la Esposa del Gorbernador va andar en todas las revistas ’’.

-‘‘No se preocupe ..sería algo artistico. Con un buen maquillaje, ni su Esposo la reconocería, además de que sus fotos sólo se verían en Europa, ya que nosotros exportamos talento Americano para el viejo Continente ’’.

-‘‘Mmmm.. Que interesante, no sigas que me estas convenciedo Ji ji ji..’’

-‘‘Pues yo si fuera usted lo haria ..ahora que esta en el mejor momento de su vida. Ya que luego pasa el tiempo y....’’ Se quedó en suspenso el desgraciado.

-‘‘¡No diga más! ..¿en dónde esta tu estudio? ’’.

-‘‘Bueno, por el momento no me he podido hacer de un estudio como yo quiciera. Pero tengo un chalet en las afueras de la ciudad muy equipado, sólo usted se pondria de acuerdo conmigo y yo lo prepararía todo ’’.

-‘‘Mmm.. Que interesante ..ahora que mi Marido esta en gira, tengo mucho tiempo para mi sola. Quizas te hable en éstos dias, por lo pronto lo pensaré muy bien ’’.

-‘‘Pues animese rápido, ya que luego pasa el tiempo y.....’’

-‘‘Beatriz, ¿que te trae a esta tu casa? ’’ Llegó mi Madre cortandoles la platica.

-‘‘Bueno Señoras, yo las dejo que platiquen. Tengo algunas cosas pendientes por ahi ..regreso en la noche amorcito ’’.

-‘‘Esta bien ’’. Le respondió mi Madre a su chulo, viendolo partir.

La verdad la platica entre el chulo y Beatriz me había intrigado un poco, este desgraciado era capaz de prostituir a la Primera Dama de esta ciudad, y claro que si lo hacía le pediria que me llevara, no me podía perder la enculada a la Esposa del Gorbenador. Así que cuando tuve la oportunidada se lo dije, quería ver la tremenda porrisa que le daría a la Madre de aquel desgraciado fanfarrón, y no pasó mucho ya que ella se había interesado bastante. Beatriz era una de esas mujeres que su vanidad era en extremo, se la pasaba comprando ropa por montones y nunca usaba el mismo vestido, siempre anda impecable y cuando se entero de ser modelo, no lo iba a desaprovechar, así que como a los dos dias Beatriz se comunicó.

-‘‘¡Pedrito! ..ya está. ¡Ya cayó la presa! ’’.

-‘‘¿De verdad? ¡que Padre! ..iré preparando la camara ’’.

-‘‘¡Un momento, jovencito! ’’.

-‘‘¿Que pasa? ’’.

-‘‘Pues, que si deseas que te lleve ..tendrás que hacer algo por mi ’’.

-‘‘¿Algo?¿como qué? ’’.

-‘‘Necesito que convenzas a tu Madre ..necesito que vuelva hacer lo que era antes conmigo. No me quiere perdonar ’’.

-‘‘¿Pero yo que puedo hacer?, además tu fuiste el que le tronaste el trasero ..yo no puedo hacer nada ’’.

-‘‘Je je je... Si pero haz que razone, dile que yo también la quiero ..convencela, tú sabras, es tu Madre ’’.

-‘‘Veré que puedo hacer, pero no te garantizo nada ’’.

Maldición porque me pasaban esas cosas a mi, ahora tenía que convencer a mi Madre para que regresara con su chulo, apenas que estaba descansando de sus pujidos por toda la casa, no sería tarea fácil, ya que mi Madre es de fuerte caracter, y cuando se enoja, se enoja.

-‘‘¡Mamá! ’’ Fui y hable con ella a su habitación.

-‘‘¿Que pasa mi amor?, pasa ...estoy arreglando mi ropa ’’.

Estos instantes en los que nos encontrábamos solos, me daba oportunidad de admirar su figura, verdaderamente mi Madre es excepcional, con unas grandes tetas y una cintura breve que hace resaltar los enormes y promontorios de sus nalgas, grandes y redondas, que llenaban los ceñidos pantalones con los que acostumbraba vestir. Sabía lo que tenía y no era nada egoísta para enseñarlo. Cuando vestía de falda, podía admirar sus hermosas, torneadas, y fuertes piernas, además de un bello rostro, con unos ojos azules que parecia que veias el cielo y unos labios que invitaban al beso, cuando hablaba casi en susurros, muy sensualmente. Estaba muy orgullosos de ella, me encantaba ir de la mano a su lado, me gustaba ser la envidia de todos los desgraciados en la calle, yo no se porque nos pasaban tantas desgracias, en ocaciones pensaba que su bellesa era su maldición.

-‘‘Mami, esque.. he visto un poco triste a Memo, y dice que es por ti ’’.

-‘‘¿Te agrada verdad, Pedrito? ’’.

-‘‘Solo quiero verte feliz Mami ’’.

-‘‘Ven mi niño ..ya sabes que vivo sólo para ti mi amor. ¡Esta bien mi amor!, voy a hablar con él ’’. Decía mientras me daba un fuerte abrazo.

-‘‘Si Má ..dale otra opurtunidad ’’. Le dije, aunque me doliera el alma.

-‘‘Hay mi niño como me quiere ..yo también te quiero muchísimo mi amor. No se que haría sin ti ’’.

Me sentí un poco mal por llevar a mi Madre nuevamente a la boca del lobo, pero para que nos hacemos, si a mi Mami le encantaba el tipo, lo único que le pedia era que no lastimara ni la convirtiera en una puta como a mi Tía. Así que al decirselo se puso muy feliz el mal parido.

-‘‘¡Muy bien Pedrito! ..te debo una. La verdad le he tomado mucho cariño a tu Madre, me duele mucho perderla ..te juro que si no trabajara en esto, buscara una vida con tu Madre. Pero en fin ..así son las cosas ’’.

-‘‘Bien pues, ¿entonces cuando lo hacemos? ’’.

-‘‘Je je je... No se te olvida nada Pedrito ...en dos dias. Cité a Beatriz para una sesión de fotos en dos dias. Sabes qué, necesito que compres un buen equipo, necesito que te instales bien en el chalet, ¡este video valera muchisímo en el futuro! ’’.

-‘‘¿Quieres grabar a la Esposa del Gobernador? ’’.

-‘‘¡Te imaginas el dinero que le voy a sacar a esa pelicula! ’’.

-‘‘Eres un desgraciado, pero en fin ...no es mi Madre. ¡Esta bien!, pero te saldra algo caro, buscaré de lo mas nuevo por internet, creo que he visto algo de alta definicion por la red. Deja trabajo en eso y mañana te lo digo ’’.

-‘‘¡Muy bien Pedrito! ..por el dinero no te preocupes. Compra lo ncesario para poder hacer una buena pelicula Je je je...’’

Al dia siguiente me fui a investigar en las tiendas de electronicos lo último en circuitos cerrados, me llevé una grata experiencia, éstos japoneses hacen unas maravillas de camaras. El infeliz Padrote me donó su tarjeta dorada, ¡ya sabran!, compré de lo último en el mercado, hasta yo también compre unas cositas para mi, que en un futuro me servirian. Por lo pronto era de instalar una buena sala de edicion en su pequeño cuartito del chalet, me encantó la idea, ya que aparte de realizar mi pervercion, el infeliz me pagararia como un trabajo, estaba feliz. Compré una buena silla reclinable, ( hay que pensar en mi comodidad ), ya que pasaría muchas horas ahi dentro. Coloqué un par de camaras en la sala y otro par en la recamara. también coloqué una en el baño, ya que también sucedia mucha acción en esas partes, me sente en mi nueva oficina, ¡WOAOO!! Estaba increíble, tenía tres monitores de 35‘‘ conectados a cada una de las camaras, además me compré un pequeño control por el cual podía dirigir las camaras dónde yo estuviera, estaba magnifico.

Lo que jamás imaginó el desgraciado era que instalé un receptor que subia todas las imágenes a la red con una clave, así cuando yo no estuviese en el chalet desde la comodidad de mi cuarto podía estar observando que hacía el desgraciado por medio de red, era una maravilla. Ahora sólo tenía que esperar al día de mañana, estoy seguro que no me aburriria. Regresé después a casa, el día se me había ido en un instante, ahora comprendo porque Mamá se pierde en las compras todo el día.

Entre a la casa por la puerta principal, se me hizo raro no ver a Mamá por la casa, lo pensé unos segundos, ¿se habra ido con sus amigas de compras también?, subí las escaleras y me dirigi a su cuarto con cigilo, no sabía con lo que me podía encontrar. Me armé de valor y me asomé, simplemente quedé paralizado.

Estaba mi Madre tirada boca abajo sobre la cama con unas pantaletas amarillas enrrolladas en sus muslos, que yo nunca le había visto, las cuales eran como las que había portado mi Tía la vez de la orgia. La muy cerda se había comprado unas tangas hechas de tres hilos, ahora recuerdo que el infeliz le había dicho que la quería ver con puras de esas. Tenía un cojín en el estomago lo que hacía que su trasero se parara de una manera descomunal hacía el techo, ella se encontraba bien agarrada de las cobijas con las manos y pude notar como mordía el otro cojín de la cama, mientras pese a sus ojos cerrados, sus lágrimas recorrían sus mejillas. Sobre ella, la figura de su chulo, arremetía con fuerza contra el cuerpo de mi pobre Mami, se notaba el tamaño exagerado de su miembro, que yo suponía que por la posición, entraba y salía del trasero de Mamá.

Los dos desgraciado había aprovechado que yo andaba de compras para revolcarse a lo loco, ¡mendigo Memo!, ya lo tenía todo planeado, y yo tan estúpido que fui a caer. Me quedé viendo desde la puerta por la pequeña rendijita que habían dejado, desde ahi podía ver la cara reflejada de mi Madre por el espejo, ya que en su cabezera de la cama tiene uno enorme, por los gestos que hacía y a como desfiguraba el rostro me supuse que el infeliz Padrote nuevamente le estaba dando por el culo. ¿Que no había aprendido el desgraciado?, si por eso había sido la pelea.

-‘‘¡Oh por dios Memo! ..mejor la dejamos para otro día. ¡Me vas a volver a lastimar! ’’.

-‘‘El tipo de la tienda me vendio este lubricante, me dijo que era muy bueno ..sentiras una sensación caliente, ¡no te muevas ya va entrando! ¡Quiero abrirte como nadie lo a hecho! ’’. El chulo le decía mientras ella empezaba a gemir con una mezcla de placer y dolor.

De pronto mi Madre empezó a gritar descontroladamente, lo que agitaba y excitaba aun más a ese maldito.

-‘‘¡Aaaaaaahhh!! ¡HAYYY!! ¡Deja ya!, por favor me duele ’’. Rogaba mi Madre

-‘‘¡Espera Mónica! ..enseguida sentiras rico ’’.

-‘‘¡No Memo! ¡Arrgghhhh!! ..me, mejor por mi cuquita, por dónde dios manda ¡Ummmm!! ¡Dejame maldito!, ¡ya no aguanto más! ¡Arrgghh!! ’’.

-‘‘¿A quién crees que engañas Mónica? ..sé muy bien que té esta gustando. Si me pides que te suelte es para calentarme y que té de más duro ’’.

Respondía su chulo mientras le pegaba fuertes azotes en las nalgas, dejándolas rojas por tantos golpes. Por mi parte me sentía indeciso y asustado, no sabía que hacer. Por una parte yo había incitado a mi Madre a volverlo a perdonar, y por la otra ella meneaba sus caderas respondiendo a los fuertes embistes de ese maldito. No sabía si intervenir o no, no sabía si mi Madre era lastimada o realmente lo quería.

-‘‘¡No por favor Memo! ..para me estás abriendo nuevamente ¡Arrggghhhh!! ’’

-‘‘¡Maldicion!, no funciona está crema ..espera ’’.

Se inclinó para abrir el cajón de la mesilla y sacó un botecito de cristal que le entregó a mi Madre.

-‘‘Llename la verga y échate un poco en el culo ’’.

-‘‘¿Qué es? ’’. Preguntó Mamá algo asustada.

-‘‘Una especie de aceite ..como vaselina. Para que no te duela mucho, con eso se te dormira el culo y no sentiras dolor ’’.

-‘‘¡Oh por dios Memo!, no ’’.

-‘‘Tranquila yo se que hago ’’.

Mamá se vertió un poco de aceite en la mano derecha y le untó en la verga hasta dejarla reluciente y resbaladiza. Memo no paraba de mirar la pequeña foto de mi Padre en la mesita. Luego subió un poco las piernas y se roció el ano con la yema del dedo índice.

-‘‘Ya ’’. Dijo Mamá con la voz suave, tenue.

-‘‘Échate hacía atrás y sube todo lo que puedas las piernas ’’.

Se tumbó hacía atrás y elevó las piernas hasta rozarse los pechos con los muslos y las rodillas pegadas a sus hombros, con las nalgas elevadas del colchón, a unos centímetros del borde. Su chocha sobresalía por encima de la tira superior de la tanga de lo pequeñas que la tenía. La iban a encular, su chulo le iba a brir nuevamente el culo a como diera lugar. Mamá sollosa, pero estaba seguro que en el fondo lo estaba deseando, ella ya había recibido muchas trancas en su recto, pero jamás la habían azotado tan fuerte hasta llegar a lastimarla, y lo que pasaba era que el tipo se emocionada tanto que se cegaba y le daba con rudeza y vigor.

-‘‘¡Ábrete el culo con tus manitas! ..ofrecemelo todo mi amor ’’.

Bajó los brazos y se abrió la raja, dejando expuesto su ano. Memo le apartó la tira del tanga a un lado,
dejando libre chochita y su rosado aro que en éstos momentos lo tenía colorado. Se meneó la verga unas cuántas veces y la acercó al ano, taponándolo primero y empujando después para irla hundiendo muy despacio gracias a la rociada de aceite. Mamá frunció el entrecejo con una mueca de dolor, clavándose las uñas en las nalgas para soportar la dilatación, así hasta notar que se la clavaba entera. Y empezó a darle secamente, extrayendo media tranca y hundiéndola secamente hasta el fondo. Mamá resoplaba dolorosamente y su chulo bufaba en cada clavada.

-‘‘¿Te gusta, Mamita? ¡Ufff!, ¡uff!! ¿Te gusta como tu hombre te la ensarta? ’’.

-‘‘No Papi, me duele ..me duele mucho ¡Sacalo por favor! ’’.

-‘‘No te preocupes cariño, ya veo que te hace mucho daño. Continuaremos otro día ’’.
A lo que Mamá respondío:

-‘‘¡Por favor Papi!, sácala despacito ’’.

Y el chulo le contestó:

-‘‘Desde luego, cariño ’’.

Fue entonces, cuando parecía que iba a retirar el glande del ano de mi Madre, cuando por sorpresa empujó con todas sus fuerzas toda la verga dentro de su recto; sujetándola fuertemente por las caderas. Mamá gritó:

-‘‘¡AAUUAAGG!!, ¡cabrón!, ¡AAUUYYYGG!!! ’’.

Mama intentó durante un par de minutos liberarse de la enorme verga que la estaba empalando por el culo. El desgraciado de Memo gozaba en esos momentos de un delicioso rose en su erecto palo. El desgraciado chulo tenía a mi Madre fuertemente sujeta y a pesar de sus intentos por liberarse toda esa verga permaneció en todo momento metida hasta los testículos dentro del agujero de Mamá. Los ojos de Mamá que hasta entonces habían permanecido fuertemente cerrados, estaban completamente abiertos, sin el más mínimo parpadeo, como si quisieran escapar de sus órbitas. Se ahogaba con su propia respiración, no consiguiendo el aire necesario para recuperarse. Intento liberarse gateando por la cama, pero su desgraciado chulo no se lo permitia.

-‘‘ARRRGGGHHHH!! ¡Ya, ya por favorrgghhh! ¡Memoogghh!! ’’.

-‘‘Ya, ya mi amor ...lo hiciste bien, lo hiciste bien ’’.

Memo aligeró las embestidas deslizando la verga al interior del ano con más agilidad. Mamá le miraba sin desfruncir el ceño y escupiendo el aliento con la boca muy abierta, viéndole jadear. Memo ya desprendía jadeos más alocados y al instante sacó la verga del culo para sacudírsela nerviosamente.

-‘‘Ya sabes como me gusta terminar ’’. Dijo el chulo saliendo del interior de mi Madre y quedando de pie detrás de ella.

Sorprendido por el tamaño de su miembro y por la situación en la que estaba mi Madre, siendo cogida por su chulo como reconcilación, me excité observando como ella tomó sus perfectas y grandes tetas, se arrodilló frente a su agresor, y con ellas atrapó el enorme pico del maldito, dejando fuera sólo la húmeda cabeza de ese miembro, la cual no tardó en capturar con sus labios. Comenzó a hacerle una paja con sus tetas sin dejar de emitir gemidos de excitación, como esperando el merecido premio de la tarde. En un momento la gran excitación de mi Madre fue evidente, estaba siendo victima de un gran orgasmo, de lo que el maldito se percató diciéndole:

-‘‘Te lo vas a comer todo Mamita ..necesitas nuevamente mi leche. Duraste varios dias sin comerla ’’.

Mientras agarraba fuertemente la cabeza de Mamá, la obligó a tragar todo lo que salía de su miembro. Pero por desgracia las descargas eran tan abundantes, asi que acompañando inmediatamente a esta descarga otra más salieron disparadas a quema ropa sobre su lindo rostro, que alcanzaron directamente el surco labial de su boca, justo debajo de la nariz en el pliegue de sus abultados labios. Y al haber estado ella tragando tanta leche, cubrió parcialmente con la mano su boca para evitar que se le escurrieran por los labios, por lo que los siguientes chorros fueron a dar sobre la montura y brillantes del dorado anillo de compromiso que mi Madre portaba esta tarde.

El dorado anillo que simbolizaba el fuerte amor y la gran unión que había tenido con mi Padre ahora era ampañado bajo el deshonroso engrudo que fue arrojado encima de este por aquella verga para despues que descontroladamente dirigir el resto del espeso chorro de semen hacia su cuello y terminar dividiéndose entre un hilo que quedó colgando entre las perlas de su collar y lo demás ir a darle en medio de las tetas que para ese momento ya se encontraban mojadas ligeramente rociadas con la sustancia que involuntariamente habían escurrido hacia ellos durante el terrible ajetreo.

El chulo parecía haber estado decidido a usar el cuerpo de mi Madre, su subordinada; su puta, madre de un hijo y ahora simple objeto o juguete sexual de sus mas cochinos antojos, la usaba ahora como un lienzo humano sobre el cual, para su propio divertimento, embadurnar sus asquerosos fluidos corporales y manchar con ello aparte del buen nombre de ella, el de nuestra propia familia, tanto como la memoria de mi Padre, su dignidad como la gran y digna mujer Señora Tapia.

-‘‘¡Aaghhhh!! ’’. Con aquel último gemido finalmente aquel suplicio había terminado por ese momento.

O al menos eso pensé por unos instantes, aunque sin saber que hacer parado allí detrás de la puerta, viendo a ese hombre que encima de el resinto amoroso de mi Padres había osado profanar de tal forma el cuerpo de aquella mujer a la que tanto yo amaba. Cuando por fin todo acabó, mi Madre quedó tirada sobre el llamado resinto dejando que su chulo le masajeara agusto las tetas. No aguante más, la excitación y rabia que sentía me impulsaron a salir huyendo de mi casa. Estaba muy enojado, el miserable había sido más astuto que yo, me había enviado a comprar las camaras para encularse a mi Mami, pero yo también le tenía algo preparado al maldito, grabaría todas sus cochinadas a su espalda, seguro que algo podía obtener para amenazarlo.

Entre nuevamnte a la casa, pero ahora asegurandome que esta vez si me escucharan. Cuando bajó Mamá aun estaba bastante colorada y batallaba para dar los pasos.

-‘‘¡Hola Má! ..¿te encuentras bien? ’’.

-‘‘Si Pedrito ..lo. lo que pasa a dormida, ¿ya comiste mi amor? ’’.

-‘‘No Mamá ..pero no tengo hambre. ¿Y Memo? ’’.

-‘‘¡Esté! ..no lo sé mi amor. Debe de haber salido ’’.

-‘‘¡Mmmm! ..voy a mi habitación Madre. Ahi estaré por si ocupas algo ’’.

Ella se fue directa a la cocina en su bata de seda azul celeste, que disimulaba ligeramente sus rotundas curvas. Comio con una sonrisa distante, supongo que rememorando los hechos de los últimos días, mientras se preguntaba como acabaria todo. Me fui a mi habitación y al pasar por la recamara de mi Madre, ahi estaba su Padrote, completamente dormido, sollosando el terrible cansancio que lo acechaba, no quise decirle nada, mejor me fui a mi habitación a terminar mis deberes, al día de mañana seguro que sería un día muy largo....

Como no hay plazo que no se cumpla ni fecha que no llegue, ya estaba listo para presenciar que era lo que planeaba el chulo para conquistar a la primera dama. Estaba intrigado, cuales serian sus armas para conquistarla, así que ese día me levanté muy temprano, todo estaba muy inquieto, con el simple hecho de ver a Beatriz nuevamente desnuda ya me había excitado. Bajé a la cocina a desayunar y como se imaginaban, ahi estaba mi Madre en su batita de medio muslo de seda color pastel haciendo su licuado, mientras que su chulo leía el periodico y se sentía el dueño de la casa.

-‘‘¡Hola Pedrito!, ¿listo para ayudarme a trabajar? ’’ Me dijo el sinvergüenza.

-‘‘¡Buenos dias Má! ..si, ya estoy listo Memo ’’. Le respondí algo serio.

Nos sentamos alrededor de la mesa, un comedor de cahoba muy fino, al hacerlo no pude dejar de apreciar las hermosas piernas de mi Madre doblarse juntitas, al hacerlo lo hizo pero levantando su pequeña bata por detrás, dejándome ver en una cuestion de milesimas de segundos su chochito totalmente depilado, la muy guarra estaba desayunando con nosotros con su chochito al aire. Al hacerlo sin bragas notaba el tapizado de las sillas sobre su culo y su chocho.

Enseguida Memo con una sonrisa malosa metió su mano bajo la mesa, por el pequeño movimiento que hizo mi Madre levantándose un poquito, me dijo que el desgraciado ya le había metido la mano por debajo, tactandole el chocho o el culo. Nuevamente ante mi sentía la incomoidad de mi Madre al comer, comia en silencio, trataba de no levantar su mirada para no delatarse, pero yo la conocía muy bien, sus mejillas rápidamente la delataban. Completamente ruborizada tomaba y tomaba de su copa, tratando de mitigar su nerviosismo y excitación. El desgraciado no cansado con ponerla en esa situación tan incomoda, todavía sacaba sus dedos de su entrepierna para subirla y tomar el pan que se encontraba en la canasta caliente.

-‘‘¿Quieres pan, Pedrito? ..¡pruebalo esta delicioso! ’’. Me dijo el cinico tomando el pan con la mano que en unos segundos antes había estado entre las piernas de mi Mami.

-‘‘Seguro, ¿porque no? ’’ Lo dije viendo a mi Madre.

Ella imediatamente me pelo los ojos con asombro, no podía creer que su pequeño hijo de 12 años fuera a probar sus propios fluidos que había secretado de su chocho hace unos momentos. Tomé el pan sin perder detalle de la secredad brillosa que se encontraba en uno de los extremos, aunque no lo quisiera, con el simple morbo de la situación mi pene se elevó al máximo, tenía en mis manos la prueba de las marranadas que hacía mi Mami mientras comiamos. Cuando lo acerqué a mi boca para comerlo no pude evitar persibir ese exquisito aroma a hembra en celo. Le dí una mordida al pan ante el asombro de mi Madre, que no le quitaba la vista al pequeño panqué que me delitaba.

Le di un pequeño mordisco al pan, pero no dónde tenía el fluido, si no por un lado, una cosa era la excitación y otra la cochinada de estar comiendo los fluidos de mi Madre, yo era morboso pero no tan pervertido, sólo quería darle una pequeña lección a mi Madre de lo que podía pasar si seguía con sus marranadas mientras comiamos. Ya después decidí comer rápido, sabía que entre más me pusiera nervioso más le daría gusto al desgraciado, entonces tomándo los cubiertos decidí terminar de inmediato.

De reojo miraba como los cinicos seguian con sus caricias bajo la mesa, enseguida Mamá se dio cuenta de que si seguían estimulandola con lo mojada que estaba, mancharía el asiento, pero no le dijo nada. Yo notaba a Mamá como el calor en su chocho y el morbo la excitaba aun más. Se notaba a punto de explotar, necesitaba correrse, pensó que no podía acumular más excitación sin volverse loca. De repente, Memo levantó un poco más la falda por delante. Ellos estaba frente a mi, yo me hacía el despistado, pero me encontraba de reojo viendo cada uno de sus movimientos.

Él puso la mano sobre el pubis de mi Mami y comenzó a darle pequeños azotes, yo podía escucharlos bajo la mesa, mi Madre casi se ahoga al sentirlos, pero como una forma de evitar su nerviosismo sólo bebia de su copa de agua. La hizo abrir aún más las piernas, de forma que la falda se le subió por completo. Estaba prácticamente desnuda de cintura para abajo. Me imagino que le abrió los labios del chocho ya que ella suspiró un poco. Mamá sintió una extraña mezcla de molestia y placer. Tenía que correrse ya, lo necesitaba como pocas veces había necesitado nada en su vida. Su cuerpo comenzó a convulsionarse con los primeros espasmos del orgasmo. Queria explotar pero no podía, tenía a su pequeño hijo frente a ella.

De pronto, ella sintió que unos dedos se introducían dentro de ella, lo supe por el quejido ahogado que emitio, lo volteó a ver con unos ojos como devorandolo, como diciendole que, que era lo que hacía, pero el desgraciado chulo sólo sonrió y comenzó a dedearla con fuerza. Pronto fueron más los dedos que la penetraba, ya que ella pelaba más los ojos y apretaba los cubiertos con las manos.

-‘‘Me ...voy ...a ...noooo ’’. Consiguió decir Mamá con una voz entrecortada y muy bajita, intentando sofocar los jadeos.

-‘‘¡Hazlo! ’’ Le contesto su chulo, a la vez que aumentaba el ritmo de sus dedos.

-‘‘¡Ummm! ’’ Se quejo mi Madre viendome a los ojos, para asegurarse que yo ni me inmutaba.

En eso Memo se le acerca al oido y le dice muy bajitamente, pero por el silencio de la cocina logre entenderlo.
 
-‘‘¡Córrete! ..pero en silencio. No quiero oír ni un sólo gemido ’’.

Las pequeñas convulsiones aumentaron, desembocando en un orgasmo que la hizo temblar en la silla frente a nosotros. Sabía que no podía tener un orgasmo incontrolado, debía ser discreta porque sino me daría cuenta de lo que pasaba. A pesar de que el orgasmo fue muy intenso y largo, supo que no lo había sido tanto como hubiese podido ser, si hubiese tenido libertad para moverse y gemir. Despues, se recostó exhausta sobre la silla mientras oía a su chulo decir:

-‘‘¡Bueno vamonos, Pedrito! ..tenemos muchas cosas que hacer este día. Y tú cariño ..necesitas dormir, te ves muy cansada ’’.

Me levanté de la silla ya después de comer, con lo que había visto hasta el hambre se me había quitado, no podía creerlo que mi Madre se hubiera venido delante de nosotros. Agarré lo que necesitaba y ya estaba fuera subiendome al Audi con el chulo.

-‘‘Je je je.. ¿Que te parecio el desayuno, Pedrito? ’’ Me dijo riendo el desgraciado como si yo fuera su complice.

-‘‘¡Eres un desgraciado! ..como se te ocurre poner a mi Madre ante esa situación ’’.

-‘‘No te preocupes ..si a tu Madre le encanta. Vieras como se le corre el chocho cada vez que la pongo en situacines comprometedoras. Ella mismo me lo ha dicho ..le encanta sentirse observada y sumisa, no te preocupes. Apuesto que lo gozó muchísimo ’’.

Y era verdad lo que decía Memo, todo era muy cierto, a mi Madre le encantaban esas situaciones morbosas, esos momentos en dónde ella se sintiera sumisa y poseida por un hombre que la maneja a su antojo, y yo que podía hacer, así era mi Mamá, lo único que hacía era hacerme el tonto para no incomodarla, y también gozarla ya que mi Madre era impactante.

Pues como estaba planeado, llegamos al chalet completamente preparado para la función, Memo preparó las camaras y reflectores, como si en realidad fuera un fotografo el desgraciado. Lo tenía bien planeado el infeliz, sabra dios cuántas mujeres así había engatuzado.

-‘‘¡Listo Pedrito! ..ahora sólo falta que llegue la Primera Dama Je je je.. Ya sabes lo quiero ver, quiero en todo momento las facciones de su rostro, quiero que se vea claramente su rostro. No te preocupes se de alguna forma de convencerla ’’.

El infeliz sacó de su bolsillo unas capsulas que inmediatamente reconoci, era como las que Esteban le había dado a mi Madre para drogarla, vertió una en una copa y la vatió para que se disolviera, luego esperó impaciente a que la susodicha modelo apareciera. Como a los 15 minutos recibio la llamada de Beatriz, la cual ya se encontraba abajo buscado lugar dónde estacionarse.

-‘‘¡Listo Pedrito a tu lugar! ..y no te olvides de lo que quiero ¡ehh! ’’.

Enseguida me levanté y me coloqué en mi posición, reacomodé las camaras para ver su entrada, yo siempre he dicho que una buena pelicual porno debe de tener una buena entrada la actriz, para mantener la intriga en la pelicula, pero en fin estaba con Beatriz, quieren que se las describa por si alguien se perdio los capitulos anterios, en fin lo voy hacer, así le pondrá mas morbo e imaginación a este capitulo.

Como lo había descrito, Beatriz es una mujer muy guapa y muy elegante, ya que es la Esposa del Gorbernador de esta Ciudad, a sus 40 y tantos años y 1.60 de estatura yo diría que esta espectacular, es algo pequeña y de apariencia muy frajil pero cada rincón de su cuerpecito esta bien acomodado. Es de piel blanca y pelo ondulado negro, que lo deja crecer hasta su cintura, su pelo es perfectamente bien tratado con infinidad de shampoos y tratamientos especiales, lo que hace que a su caminar se le mueva para todos lados. Ella es de cadera ancha, bueno a diferencia de su pequeño cuerpecito así se le ve, tiene una cintura espectacular, yo diría que de medida de una niña de 15 años, la cual la mantiene a base de dietas y ejercisios a como lo hace Mamá, ya que suelen ir al mismo gimnasio juntas.

Tiene un traserito acorde a su tamaño, chiquito pero bien paradito que hace que se le muevan sus falditas al caminar y sus senos, eso si que son senos, ¡dos exquisitos melones!, que aunque me digan lo que me digan yo se que son operados ya que alguna vez se lo comentó a Mamá, que fueron un regalo de su Marido. Aparte, sumenle el buen vestir y el porte hacen de ella una mujer muy elegante en el circulo de amigas que suelen frecuentar derrochando elegancia y sensualidad a cada paso.

Este día se había puesto un vestidito blanco muy ajustado, con base ligeramente por encima de las rodillas, con escote palabra de honor que resaltaba sus hombros y su cuello, de raso. Se había recogido el pelo y se había colgado un collar de perlas. Calzado por unos tacones blancos y como prenda íntima un tanguita blanca de muselina, que ustedes me diran como lo supe si acababa de llegar, pues mas adelante ya se enteraran, recuerden que yo ya lo vivi antes de escribir este relato.

-‘‘¡Adelante Sra. Beatriz! ..la estaba esperando ’’. Dijo el chulete ese haciendole reverencia al entrar.

-‘‘Llamame sólo Beatriz, Memo ..no tienes porque hablarme con formalidad ’’.

-‘‘Cómo tú quieres Beatriz ..pero me encanta que hayas venido ’’.

-‘‘Pensé que habria alguien más ..no pensé que lo hicieras tú sólo ’’. Dijo Beatriz mirando todo el estudio que habíamos preparado.

-‘‘Yo siempre he dicho que con privacidad salen mejor las cosas ..además, creo que así te sentiras mas comoda, ¿no es verdad? ’’.

-‘‘Pues si, la verdad que si ..me sentía un poco nerviosa, pero como sólo somos los dos, me sentiré mas segura ’’.

-‘‘Bueno, pues vamos a empezar ..no quiero que pierdas tiempo, ¿porque me imagino que eres una mujer muy ocupada? ’’.

-‘‘Tomate el tiempo que necesites, Memo ..recuerda que mi Marido está de gira y tengo tiempo ’’.

-‘‘¡Perfecto! ..así saldran explendidas las fotografias ’’.

-‘‘¿Y ya tienes mucho de fotografo, Memo? ’’ Preguntó Beatriz observandolo como preparaba la camara.

-‘‘Un par de años ..antes me dedicaba a la moda. Pero desde que descubrí que tenía talento con la camara, me dediqué sólo a ella ’’.

-‘‘¿Debe de ser facinante para un hombre tener tu trabajo? ’’.

-‘‘¿Porque lo dices? ’’.

-‘‘Digo pues, todos los dias has de ver a mujeres hermosas posando para tu camara ¿no es así? ’’.

-‘‘Algunas ..pero no tan hermosas como la que tengo ahora ’’. Dijo Memo lanzandole el primer estocazo.

-‘‘Mu, muchas grasias, ¿co, como empezamos? ’’. Respondio Beatriz al sentirse acosada.

-‘‘Bien, empezaremos por tu rostro ..luego seguiremos con tu cuerpo. Es muy importante tomar cada angulo de tu cuerpo, para que así mis socios puedan catalogarte ..no te preocupes, lo harás muy bien. Eres una mujer realmente bella ’’.

El infeliz sabía lo hacía, se mostraba ante ellas muy caballero y respetuoso, poniendole toda la atención a su presa, cuando lograba doblegar a su presa era cuando atacaba. Le empezó hacer uns fotos en su rostro, captando cada facción de su cara y de sus ojos, realmente el infeliz se esforzaba en lo que hacía, ya que parecia como si fuera real, ¡el desgraciado era el puto amo!

-‘‘¡Bien Beatriz! ..¿descansemos un poco?, ¿te sirvo una copa? ’’.

-‘‘Si, por favor Memo ..tengo un poco de calor ’’.

El desgraciado le dio la copa ya anteriormente preparada con la droga, se la dio y se sentó a platicar un rato con ella, si la memoria no me fallaba, la droga tardaba en surgir efecto como en 20 minutos, los cuales se la paso halgandola y haciendola sonreir con sus comentarios. Yo estaba muy atento en los cambios que sufria Beatriz, con el paso de los minutos se sentía más inquieta, más sudorosa, hasta empezar a sonrrojarse por completo. Los dos estaban sentados en el mismo sillón de tres piezas, uno en cada esquina del mismo, ella cruzada de piernas, con la falda ajustada que llevaba, exponía su tersa y suave piel hasta medio muslo, Memo supo llevar la conversación describiendo sus anteriores trabajos, haciendo que ella se entregara por completo en la farza. La verdad ya me estaba aburriendo con la charla y miraba que Memo no apuraba su conquista, hasta dudé en penzar que lo haría, pero enseguida cambiaron la platica:

-‘‘¿Y como fue que te enrredaste con mi amiga, Memo? ’’ Le preguntó Beatriz indagando la vida de mi Madre.

-‘‘Nos conocimos en Puerto Escondido ..en sus vacaciones ’’.

-‘‘Si pero digo, como fue que se enrredarón, ella es viuda y tiene un hijo ..¿no es el tipo de mujeres que un hombre como tú suele conquistar? ’’.

-‘‘Mónica es una mujer muy linda ..espectacular diría yo, con mucho vigor, ¡tanto que cogemos casi a diario! ’’.

-‘‘¡Oh por dios! ..no, no me referia a eso ’’. Dijo Beatriz sorprendida por la respuesta.

-‘‘¿Que tiene que te lo diga? ..el sexo no tiene nada de malo, ¿o acaso tú no lo haces muy seguido? ’’ El desgraciado la quería llevar a ese punto.

-‘‘¡Esté! ..yo, yo ..mejor seguimos con la sesion ¿no? ’’.

-‘‘Siempre me he preguntado como es la vida sexual de una mujer tan hermosa como tú..’’ Le preguntó de una manera muy natural.  

-‘‘¿No sé si deba hablar de ello con un extraño? ’’ Contestó Beatriz sintiendose un poco incomoda.

-‘‘Vamos, no tienes de que preocuparse ..yo no soy un extraño. Además, necesito saber el estado de animo de mis modelos ’’. Le dijo mientras volvía a llenar el vaso de ella.

-‘‘No sé ..jamás hablo de mi vida intima ’’.

-‘‘Vamos, te ruegó que me cuentes ..y mira que no suelo rogarle a muchas personas ’’.

-‘‘Pues normal diría yo ’’.

-‘‘¿Normal? ..¿que es normal para ti?, alguna posición extraña, ¿usan juguetes?, ¿por el trasero? ’’.

-‘‘¡Nooo! para nada ..él, el sólo se sube arriba de mi y,  y me lo hace. Pero por atrás nada ...y no usamos juguetes tampoco ’’.

-‘‘¿Y lo hacen muy amenudo? ’’ Seguía indagando el desgraciado sin quitar el dedo del renglón.

-‘‘Pues ...lo que pasa es que él es un hombre muy ocupado, pero cuando tiene tiempo... quizas una vez a la semana ’’.

Mientras ella hablaba, yo la miraba que se ponía mas incomoda y su temperatura subia rápidamente, estoy seguro que sintió como su entrepierna se mojaba ya que se empezaba a sentir muy excitada.

-‘‘¡Estoy muy asombrado! ..jamás pensé que el dueño de una mujer tan espectacular como tú, no te disfrutara del todo ’’.

-‘‘Grasias ’’. Respondio sonrrojada y victima de la droga.

-‘‘No tienes porque agraderme ..eres una mujer espectacular, desde el momento que te conocí me encantó tu cuerpo. Tienes un cuerpo de diosa ’’.

Beatriz guardó silencio, Memo aprovechándolo empezó a alabar sus piernas, que eran largas y hermosas, siguiendo por su trasero paradito y muy llamativo. También diciéndole que no podía dejar atrás esa hermosa cintura y su carita de modelo. Beatriz trataba de parar las piropos de alto grado que le estaba diciendo aquel sujeto, pero su estado de semi-embriaguez y excitación no la dejaba, a cada palabra que elogiaba su cuerpo, este respondía con la tierna humedad de su entrepierna y la dureza de sus pezones.

-‘‘¡Po, por favor para, Memo! ..creo que mejor me voy. No, no me siento bien ’’.

-‘‘Perdón Beatriz ..no quise incomodarte. Sólo creo que estás siendo muy desperdiciada ’’.

-‘‘Esta bien no te disculpes ..la culpa es mia, no debio de suceder ’’.

-‘‘Antes de que te vallas ¿te puedo pedir un favor muy grande? ’’.

-‘‘Cla, claro ..mientras pueda no hay ningún problema ’’.

-‘‘Tus fotos quedaron perfectas ..sólo hay un pequeño detalle. No sé si tus senos son naturales y mis colegas me piden que sea sinsero ..necesito verlos ’’.

A Beatriz la petición le provocó una excitación que casi la lleva al orgasmo, pero disimulándola muy bien se negó rotundamente; Memo le explicó que era necesario, sólo tenía que verlos un poco para dar una buena explicación a sus socios. Beatriz lo pensó y al final fue seducida por los tragos que había bebido, los ruegos y la excitación que éstos le provocaban.

-‘‘¡Esta bien, te los mostraré! ..pero con la condición de que no me los toques ’’.

-‘‘Beatriz ..yo soy un caballero ’’. Le respondió el grandísimo cinico.

Beatriz traía puesto un vestido de esos con tirantes, los cuales bajó lentamente, para seguir regocijándose con la excitación de aquel tipo tan atractivo. Memo realmente estaba inquieto, mientras ella se quitaba el sujetador, sentada ahora en medio del sillón. Al estar ella con la parte de su vestido enrollada en la cintura y su sujetador en el suelo, Memo se quedó pasmado de pie frente a ella, por las esplendorosas tetas liberadas frente a él, lo cual le extrañó un poco Beatriz ya que según él deberia de estar acostumbrado a ver muchas, por su profesión.

Ella se dio cuenta que la evidente excitación de aquel hombre tan atractivo se debía a que ella se las había mostrado voluntariamente, lo que a ella le provocó una excitación nunca antes experimentada. Ahí estaban, él excitándose mirando desde todos los ángulos las tetas de la Esposa del Gobernador, y ella excitándose mirando la morbosidad de aquel hombre crecer. Memo se percató enseguida de los excitados pezones de Beatriz, el infeliz le suplicó que le permitiera tocarlos, que necesita sentirlos para saber si eran reales, Beatriz inmediatamente se tapó los pechos y le dijo que eso si que no, sólo su Marido podía tocarla. Memo insistió diciéndole que su Esposo nunca lo sabría, y que él de verdad necesitaba tocar tan enormes y perfectas ubres. Al escuchar como ese tipo tan atractivo y caballeroso se refería a sus pechos como ubres, Beatriz se estremeció de la excitación que recorrió su cuerpo y liberando sus esplendorosas tetas le dio autorización a tocarlas siempre y cuando dejara de hacerlo cuando ella se lo dijera.

Esa era la repuesta que Memo estaba esperando desde que ella había llegado. El chulo sobre excitado se sentó a su lado y empezó a acariciar las tetas de Primera Dama, lentamente y disfrutando cada centímetro de ellas. Memo tomó una en cada mano y las apretaba cada vez con más fuerza, formando su hermoso canalito entre las dos. Beatriz miraba la desesperación en los ojos de Memo y se sentía como una mujer aún más atractiva, se sentía muy bien que a su edad pudiera excitar a un hombre más joven y muy atractivo.

-‘‘¿Tu Marido te toca las tetas de esta manera?...’’

-‘‘No, claro que no ’’. Respondio sinceramente Beatriz.

-‘‘¿Y te a estrujado los pezones? ’’. Siguió preguntando Memo.

-‘‘No ..él nunca lo hace ’’.

Lo que le bastó a Memo para apretujar uno de sus pezones, provocando que Beatriz gimiera pausadamente, mientras miraba lo que le hacían a sus pechos.

-‘‘¿Y alguna vez te ha besado las tetas? ’’.

-‘‘En algunas ocaciones ’’. Respondió ella en medio de delicados gemidos al tiempo que el chulo pasaba la lengua lentamente desde la base de su seno derecho hasta un poco más arriba del pezón.

-‘‘Que desperdicio. ¡Mmmmm! ’’.

Lo que bastó para que Beatriz dejara de mirarlo y cediera a su excitación, cerró los ojos dejando caer su cabeza contra el respaldo del sillón. Memo consiente de la vulnerabilidad de su presa, puso una de sus manos sobre la rodilla de Beatriz y empezó a subir por su muslo, mientras chupaba con descaro las tetas desprotegidas de ella.

-‘‘No, no, para por favor ’’. Susurraba Beatriz, mientras le bajaban sus calsoncitos.

Su voz pedía que la soltaran pero su cuerpo, ya recargado sobre el sillón, sólo tironeaba débilmente al agresor; este, excitado por la placentera negativa de Beatriz, manoseaba con desesperación su trasero y su entrepierna. Memo paró sus excitados tocamientos y se paró frente a ella. Bajó lentamente sus pantalones liberando su verga poderosa, como un cuerno del toro apuntando hacía arriba. Por los ojos que peló Beatriz me supuse que era dos veces más grande que la de su Marido. Ella asustada se volvió a sentar en el sillón, y cuando intento tomar su sujetador, Memo de un fuerte empujón la volvió a sentar.

Memo ya despojado completamente de sus pantalones, se puso de rodillas sobre el sillón con una pierna a cada lado de la asustada Beatriz, posando su poderoso miembro entre sus tetas.

-‘‘¿Qué, que es lo que haces? ’’. Dijo Beatriz asustada.

-‘‘Es mi forma de inspeccionar si tus tetas son verdaderas. ¡Agarra tus melones! ’’. Le ordenó Memo.

-‘‘Pe, pero ¿para qué?, no ’’.

-‘‘Agarratelas y sepáralas, para que mi verga se acomode entre ellas ’’. Seguía dando instrucciones mientras Beatriz obedecía, notablemente de mala gana.

Beatriz estaba siendo poseída por sensaciones nunca antes experimentadas, sentía miedo y vergüenza por ese sujeto que apenas acababa de conocer, pero no podía dejar de admirar con disimulo aquel enorme aparato de carne, que nacía de ese cuerpo atletico y bien formado. Simplemente estaba caliente porque la iban a violar.

-‘‘Bien, ya lo tienes ..¡ahora vuelve a apretarlos! ’’.

Le ordenó Memo, mientras ella con sus tetas, rodeaba por completo el ancho miembro que por su largo, salía unos centimetros por entre las tetas de la Señora. Beatriz había sido sincera con aquel maldito cuando le digo que nunca había hecho ese tipo de cosas, pese a la terrible violación que había sufrido con Mamá, ella sólo tenía una relación monotona con su Marido, si acaso la cogian dos veces al mes y si bien le iba, por las arduas giras dónde se encuentra su Marido todo el tiempo, por lo que su inexperiencia era un manjar para este enfermo pervertido.

Memo ayudó a Beatriz agitar sus tetas para que, según él, aprendiera a hacerle una cubana. El infeliz meneaba sus caderas, penetrando bruscamente entre las tetas de Beatriz, que sentía el roce del capullo en su barbilla, roce que dejaba vestigios de humedad cerca de su boca.

-‘‘Nunca te habían cogido las tetas, ¿no es cierto puta? ’’. Gemia Memo, con su pene rosandole los labios.

Beatriz se excitaba por la agresión verbal de que era victima, pese a las palabras agresivas nuevamente vi el cambio en su ser, me parecio volver a ver a la puta que había visto ante el Borre. La Sra. Montes de Oca estaba nuevamente dándole rienda suelta a los estimulos provocados por el chulo y la droga, se le quedaba viendo al miembro como atravezaba sus tetas sin compación, ella miraba como la terrible cabeza colorada del glande rosaba sus labios, con una muestra de excitación se frotó los labios con la lengua y la sacó para sentir el rose del capullo por su paladar.

-‘‘¡Eres una perrita virgen para mí! ..eres una putita que no ha terminado de explorar sus agujeros más ricos.
¡Y ahora están a mi disposición, para que yo los use como quiera! ...¡te voy a usar por todos lados!. Porque te aseguro que eso sentirás cuando te clave mi verga ’’. Le decía el chulo, convencido de la superioridad de su miembro sobre el de su Marido, al momento que Beatriz era victima de un estruendoso orgasmo.

-‘‘¡Aaaahh!! ¡Nnooo! ¡Agggrrrhh!! ¡Glooogggg!, ¡gloggghh!, ¡gloggghhh!! ’’ Gemía ella mientras que, victima del orgasmo que sufría, lamía el capullo de Memo cada vez que estaba a su alcance.

Memo agarró la cabeza de Beatriz y le metió violentamente su garrote en la boca. A lo que ella respondió chupando sin rechizar y deborando descontroladamente ese enorme dulce que le obligaban a comer. Él, pese a la desesperada resistencia de Beatriz, apartó el miembro de su boca, se paró y de un movimiento brusco la colocó a cuatro patas sobre el sillón.

-‘‘¡Tienes un culo perfecto! ..algo pequeño pero muy delicioso. Quiero que lo pares para mí ’’. Le ordenó el chulo con indescriptible excitación.

Ella, mientras cacheteaban su trasero, obedeció. Memo, agarrandose el garrote se lo enfilo a la humeda cueva de la Señora y sin previo aviso, penetró violentamante la concha de la Señora del Gobernador.

-‘‘¡AAAAAAhhhhhhh!! ’’ Gritó del dolor que le producía ese enorme pedazo de carne enterrado hasta los testiculos en su interior.

-‘‘¡Así es como se debe joder a mujeres putitas como tu, Beatriz! ’’.

-‘‘¡Suéltame, ¡Ouchh!, Maldito ..¡me lastimas! ¡Por favor déjame, me duele mucho! ¡Sácamelo por favor!
’’. Rogaba Beatriz, resistiéndose inútilmente al brutal ataque de su agresor.

Memo tenía razón al decir que usaria sus agujeritos al máximo, pues por lo menos eso era lo que ella sentía en éstos momentos. Al cabo de un rato los embistes del chulo fueron más violentos, convirtiendo el intenso dolor de Beatriz en una excitación inaguantable.

-‘‘¿Sabes que es lo mejor de esto putita? ¡Ufff!!, ¡uff!! ’’. Le preguntó el chulo.

-‘‘¡Aaahhh! ..¡Aaahhh!! ..¿queeé? ¡Uff!!, ¡Uff!! ’’. Respondió Beatriz entre cada envate.

-‘‘¡Que te estoy grabando en video! ..y se que no puedes aguantarte, ni siquiera ahora que lo sabes ’’. Le terminó de decir, arremetiendo con más fuerza contra el cuerpo de la Pobre Beatriz, que respondía a sus envistes parado más el culo bajó el abdomen del chulo.

Beatriz, al darse cuenta de la trampa en la que había caído, no podía evitar sentirse como una tonta putita a la cual se la estaba jodiendo un chulo que siempre quiso ultrajarla. Se sentía engañada y utilizada, pero no podía evitar sentir una excitación desconocida para ella, mientras su cuerpo era poseído por ese pervertido, lo que por fin la llevo al orgasmo más fuerte de su vida.

-‘‘¡Arrrgggghhhh!! ¡Nooo! ...¡Diossss! ¡me corrroooooo!! ¡Aaaahahhhhhh!! ’’.

-‘‘Je je je.. Te has venido como una loca ..ahora me toca a mi. ¡Ven!, date vuelta y bebe de mi verga ’’.
Gimió el chulo mientras volvía a poner su miembro entre las tetas, y dentro de la boca de Beatriz.

Ella le rogó que no le hiciera eso, que nunca lo había hecho. Y era cierto, el Borre y el Tito la había obligado muchas veces, pero le daba asco. Pero Memo insistió. Lo acercó a sus labios y le ordenó abrirlos, ella giró su cara hacia el otro lado. El chulo le dio un tortazo y le dio vuelta hacia él. Apretó las mandíbulas de Beatriz e hizo que abriera la boca. Puso su enorme tranca entre sus labios, ella trataba de esquivarlo pero le volvió a pegar, y la introdujo en su boca. Apenas si cabía entre sus labios. Se colocó con las piernas abiertas sobre la cabeza de la pobre Beatriz que ahora si quedó sujeta y tomándola del pelo se la acercaba hacia su pene. El desgraciado chulo empujaba y empujaba, mientras que ella sentía su boca llena de miembro. Con sus movimientos se ponía cada vez más duro. Llegaba ya a la garganta de la indefensa mujer, que sentía que quería vomitar, sentía asco. Pero a él nada le importaba. Avanzó de pronto, y Beatriz sintió que su pene latía con furia, y agitado descargó su semen abundante, ahora en su boca.

-‘‘¡Gloogghhh! ¡glagghhh!! ..¡shuckksss!, ¡schuckksss! ..Mmmggggg ’’.

Beatriz emitió todo tipo de sonidos mientras se bebía hasta la última gota del semen de aquel tipo que la había ultrajado por medio del chantaje. Ella quería vomitarlo, sentía repulsión, pero él no sacó su miembro y lo dejo allí. Beatriz trataba de no tragar. Pero de pronto Memo apretó su nariz y la dejó sin respiración. No le quedó más remedio a la Primera Dama que tragar su semen. Ella, exhausta, por fin liberó el miembro húmedo y flácido del chulo que, de inmediato le apuntó hacía dónde estaban las camaras que la habían grabado todo el tiempo, y diciéndole:

-‘‘¡Esas camaras me hace dueño de tu cuerpo! ...ahora retirate ¡Ufff!!, ¡ufff!! Ya sabras de mi el día de mañana ’’.

La pobre Beatriz supo de inmediato en la trampa tan vil en la que había caido tan fácilemente, se había dado cuenta de su error, ella sabía que estaba en problemas, no podía decirselo a nadie, nadie podía ayudarla, como era posible que la primera Dama de la Ciudad fuera grabada mientras permitia un adulterio. La carrera de su Marido se acabaría, su Matrimonio, su estatus, su imagen, su bienestar, todo se le había derrumbado en tan sólo unas horas. Con el llanto en los ojos le imploró que no hiciera nada.

-‘‘¿Que, que quieres de mi? ..¡porque me haces esto mal nacido! ’’.

-‘‘Hey, heyy.. en primera no me insultes que no estás en prioridad de hacerlo. Y en segunda lo único que quiero es que seas mia, a la hora que yo quiera y cuando quiera ’’.

-‘‘¡Pero tú sabes con quién estás hablando! ..¡tú sabes a quién quieres chantajear, desgraciado! ’’.

-‘‘Por supuesto que lo sé ..estoy con la Primera Dama más puta de este País. Ya me imagino los titulares de los periodicos " La Esposa del Gobernador Montes de Oca aparece en un video escandalo " ¿Imagina lo que te va a hacer tu Marido? ’’.

Ella no respondia, sabía que tenía razón, sería el hasme reir de toda la nación, la popularidad de su Marido se iria a pique, y su estatus como Señora de alta Sociedad se arrastraría por suelos, asi llorando se arrodilló ente él para decirle que no hiciera nada.

-‘‘¡Po, por favor no lo hagas! ..te doy lo que quieras. Dinero, Alajas, Todo ’’.

-‘‘Ya habrá tiempo para que me pagues. Ahora sal de aqui ..mañana recibiras mis instrucciones ’’.

La pobre no le quedó más que tomar su ropa y salir corriendo de ese lugar, se sentía destrozada, se iba con un gran temor, sabía que estaba en las manos de un desgraciado pervertido que la quería usar como uno de sus juguetes sexuales. El tipo se sirvio un trago y me mando llamar:

-‘‘¿Que te parecio Pedrito? ..a poco no te encanto mi idea ’’.

-‘‘No me lo esperaba la verdad ..pero ten cuidado, su Marido es muy peligroso ’’.

-‘‘No te preocupes, Pedrito ..ella no hará nada. Esta tan asustada de no perderlo todo que no dira nada, y menos a su Marido. Además, no pienso usarla mucho ..quizas un par de veces más y la dejaré. Tú sabes que tengo más putas que frecuentar Je je je..’’

El tenía razón, Beatriz estaba más asustada por su reputación que por las cosas que le iba hacer el desgraciado, seguro que se la joderia por todos lados. Así que regresamos a la casa dónde nos esperaba Mamá con una buena cena.

-‘‘Ya llegaron mis amores ..¿como les fue en su trabajo? ’’. Preguntaba Mamá con alegría sin imaginar lo que le habíamos hecho a su gran amiga.

-‘‘¡Pedrito es muy trabajador! ..y muy dedicado. Estoy seguro que llegará muy lejos cuando sea grande ’’. Dijo el desgraciado volteando a verme con su singular sonrisa.

-‘‘¿De veras? ..es igualito a su Padre ’’. Decía Mamá sintiendose orgullosa de mi.

Si supiera mi Madre lo que fuimos hacer no diría eso, la verdad que este tipo nomás había llegado para incrementar mi perverción, el desgraciado era peor que yo. Nos sentamos en la mesa y cenamos agusto, por fin el chulo dejó tranquila a Mamá para comer, si pues ya venía con los güevos secos por Beatriz el desgraciado. La tarde se nos había ido en un centiamén, sin quererlo había permanecido en ese cuarto casi toda la tarde, aunque tenía una duda, necesitaba saber si Memo me llevaría nuevamente el día de mañana para grabar lo que seguramente le haría a Beatriz. Así que cuando pude acercarme a Memo le pregunté:

-‘‘No Pedrito ..esto lo haré yo sólo. Además tu Madre puede sospechar algo ..así que mejor te quedas con ella, además ya hiciste lo que deberías y te divertiste mucho ¿no es así? ’’.

Yo de todas formas estaba tranquilo, con el trasmisor que había puesto en su sistema bastaba con sólo conectarme a la red para controlar sus camaras, para eso lo había comprado, sabía que en cuanto el desgraciado ya no me ocupara se desaría del pobre Pedrito. Así que podía controlar todo lo que el chulo hiciera en su chalet y ni cuenta se daría. Me fui temprano a mi cuarto, preparé el sistema para tenerlo listo y me metí a bañar, mañana no me perdería de nada de lo que podía suceder. ...


Bueno, como siempre quiero agradecer sus comentarios que me hacen llegar cuando terminan de leerlo, la verdad que son muy halagadores... para el otro Capitulo el desgraciado Memo se apodera de otra puta más, Beatriz la cual cae en sus sucías garras y la prostituye de fea manera, la pobre volvera a sufrir el mismo trato del Borre y el Tito, pero ahora con unos conocidos amigos de su Esposo. Nos vemos en 15 dias, Felices fiestas....

Continuara brevemente.............ATTE Pedrito Tapia.

MI MADRE Mónica.......... Capitulo (20)
‘‘Chantaje a la Primera Dama.’’

PD.... No se olviden de valorar el relato y escribir su recado para motivarme a contarles más... les mando un cordial saludo....

5 comentarios:

  1. y otra perla mas para la coleccion, un masaje para los ojos ;) muy bien pedrito, ¡felices fiestas y felicidades por el aniversario del mejor blog erotico de todos los tiempos! ¡gracias! y hasta prontito

    ResponderEliminar
  2. que buena puta, me encanta

    ResponderEliminar
  3. Muyy buena zaga estimado! Otra forma de aumentar el morbo con la viciosa de Mónica, sería hacer que Memo la incite a enfiestarse con otras mujeres, aparte de su hermana.

    ResponderEliminar
  4. Memo y Pedrito son mejor que el dúao dinamico

    ResponderEliminar
  5. Bravoooooooooooooooo

    ResponderEliminar