Translate

domingo, junio 22, 2014

Capitulo (46)



©MI MADRE Mónica.......... Capitulo (46)

“Vacaciones a Canadá.”


Mientras íbamos en el taxi rumbo al aeropuerto, Mamá abrazada de mi rememoraba en su cabeza lo que había ocurrido, de cómo el asqueroso Portero se había metido a la casa para someterla, volverla a doblegar ante sus asquerosas persuasiones. Mi Madre me abrazaba y lloraba agradeciéndome por haberla salvado y por el valor que había tenido para enfrentarlo; yo también me encontraba a gusto conmigo mismo, una porque al fin le había puesto un escarmiento al viejo y otra por haberla rescatado de otro de sus cochinos sometidores que tantos desvelos y dolores de cabeza me causaban. Pero creo que con esto que había sucedido mi Madre había pensado mejor las cosas y estaba seguro que ya no se dejaría manipular por ese viejo.

Tomamos el avión de las 7 am. Y con esa amarga experiencia que habíamos vivido íbamos con muchas expectativas de olvidarnos de todo, de relajarnos y de poder pasar unos placenteros días en los grandes árboles del bosque de Canadá, aunque para serles sincera la sola idea de toparme nuevamente con aquel infeliz fanfarrón me revolvía más el estómago que el despegue y el aterrizaje del avión.

Durante el trayecto se me ocurrió decirle a Mamá que este viaje sería otra absurda idea…

-“Hum… Mamá, he pensado una cosilla, la verdad no tengo muchas ganas de este viaje. Quizás debimos esperar al final de mis clases para irnos los dos solos.. podríamos ir a España que tanto te gusta o a Londres .. Te aseguro que nos la pasaríamos mejor los dos solos, pondría adelantar mis estudios, hacer más esfuerzo ”. Le dije con un inocente tono para hacerle claro que no estaba para nada de acuerdo con esta situación tan pesada, mientras me acomodaba en mi asiento con mis audífonos para poder pasar el viaje.

-“Cariño ya es tarde para regresar e ir a casa, además solamente serán unos días, ..Beatriz quiere hacerle una fiesta a su hijo y esto únicamente es para eso ”. Dijo mi Madre mientras no perdía detalle de la ventanilla y sus paisajes. -“Y además, así te distraes un poco, .. te la pasas encerrado en tu recamara frente a tu computadora todo el día, te distraerás ”. Terminó diciéndome, cosa que me ponía de mal humor, ya que si tenía un motivo por el cual yo me la pasaba todo el día frente a mi monitor era simplemente por ella y sus malditas reacciones extrañas.

-“Me la pasaré muy aburrido ”. Le contesté enfadado.

-“Vamos mi amor, ..no es tan malo, no sé porque estás enojado .. además eres mi héroe, tienes que cuidar de Mamá, ..podría volver a pasarme algo ”. Comentaba mi Madre en un tono casi de broma y que no me gustó para nada, cuando en realidad ella por dentro sabía que si podía ocurrirle algo, aun no sabía cómo iba reaccionar al volver a ver a su Ahijado.

-“Apuesto que ni te acordaras de mí en cuanto veas a Beatriz y sus hijos, ..otro viaje aburrido querrás decir ”. Añadí sarcásticamente.

-“No será para tanto mi vida, ya verás, .. además nunca has estado en Canadá y no estarás solo, apuesto que Randy y sus Amigos tendrán muchas cosas con las cuales podrás divertirte, ya lo verás ”. Hum.. buen alivio, personajillos que no me caen para nada bien, y que entienden la vida de una manera muy particular a costa de sus Padres. Dijo eso como dándome a entender que ellos me entretendrían, y que tal vez no me parecería la cosa tan aburrida.

-“Oh, ¡que ilusión!, ¡son súper divertidos! ”. Ironicé sobre ellos. Básicamente son el estereotipos de hijos de Papi que todo el mundo tiene en su cabeza y que ni yo mismo siendo de otra familia pudiente soporto. Y eso ya es decir bastante.

-“¡Bea me dijo que las cabañas están en medio del bosque!, .. ¡que además tiene alberca y Randy había llevado sus motos y cosas de caza! .. ¡Ya ves, te divertirás!, los muchachos son personas muy divertidas, .. tú ya conoces como es de divertido Randy ”. De nuevo el claro tono irónico por parte de mi Madre.

-“Por dios Mamá, si Randy solo te sigue a ti, ..además no soporto su estilo de ser, .. es muy odioso ”. Le dije dándome la vuelta.

-“No digas eso mi amor, .. Bueno, pues podías haber invitado a alguno de tus amigos a pasar el fin de semana y así no estarías tan solo durante estos días ”. Dijo tratando de consolarme.

-“Sabes bien que no tengo amigos, .. y Pablito ve tú a saber dónde anda, .. además nadie está disponible para estos días, Madre ”. Cuando le digo Madre en lugar de Mamá es que estoy cansada de decirle obviedades y me canso de sus preguntas, más que nada porque ella ya conoce las respuestas, pero se hace la interesante.

-“¿Y qué pasó con Raulito, con Danielito, y ... R-Robertito? ”. Este último el Mofo, el cual provocó el nerviosismo de mi Madre. Ahora si parecía tener interés la conversación; girando la cabeza hacia donde estaba y mirándola a través de sus ojos azules notaba cierto bochorno al mencionar su nombre.

-“No Mamá, no sé si te lo he dicho ya cuatro o diez veces, .. ellos no son mis amigos, simplemente van en mi clase y... y el Mofo, de él no quiero hablar, es un vago que ya ni a las clases va ”. Tono de desesperación en mi persona.

-“Ya, ya, no te enojes mi amor, .. en cuanto regresemos buscaré comprarte tu motocicleta? ¿Te apetece bien? Tú eliges la que quieras princesito ”. Me dijo como para tenerme contento. ¡Me estaba comprando! Cuando en realidad yo ya era consciente de que en estas vacaciones lo único que haría era seguir a mi Madre por todos lados tratando de alejarla de su caliente Ahijado.

Aunque por otro lado, Mamá ya había considerado comprarme una motocicleta, no iba a entrar al trapo ni a ponerme caprichoso a esas alturas. Pero era claro que estos días para nada iba poder estar tan tranquilo, y aunque yo renegara y pataleara ya estábamos en vuelo y a punto de volver a rencontrarnos con esa familia Montes de Oca, una familia que para nada me traían buenos recuerdos. No me quedaba otra que esta con ella.

-“Lo que digas Madre, que remedio me queda ”. Dije haciéndome el penoso y quitándole importancia al asunto.. total, ya no podía cambiar nada, además estaríamos alejados de aquel viejo.

Después de meditar tanto las cosas y echarme un profundo sueño, a las 2 de la tarde ya estábamos aterrizando en uno de los principales aeropuertos de la ciudad Canadiense, dirigiéndonos directamente hacía nuestro destino, que se encontraba prácticamente  en medio del bosque y a unas horas extras de carretera. Mi Madre se levantó primero sacando su pequeña maleta que para nada suelta. Se dirigió a la puerta lateral del avión donde había un par de chicas ordenando y dirigiendo la salida de todos de forma bastante ordenada. Una de ellas le indicó por donde deberíamos de irnos y así lo hizo.

-“Qué de gente ”. Dijo mi Madre mirando todo el aeropuerto y la cantidad de coches que había estacionados afuera, al mismo tiempo que se colocaba sus gafas de sol mientras yo trataba de encontrar nuestras maletas en medio de tantas.

-“Si bastantes, sí ”. Dije mientras las jalaba de las bandas con cuidado de no golpearlas, recordaran que llevaba todo mi arsenal de electrónicos.

Mamá que simplemente observaba a sus alrededores, se ajustó sus jeans y el pelo en su sitio con un gesto de cuello y esperamos unos segundos hasta encontrar la salida. Como imaginaran el aeropuerto era bastante grande y nosotros un poco norteados.

-“Por aquí mi amor, vámonos ”. Dijo ella al empezar a caminar entre la gente, mientras que yo arrastraba las maletas tratando de seguirle el paso.

Empezamos a andar y yo detrás de ella hacía las escaleras que llevaban a una puerta de cristal para una última revisión, y tras entregarle los Pasaportes que sacó de dentro de su bolso a un tipo de la puerta; pasamos la frontera Canadiense, no sin antes darnos la bienvenida educadamente y con una sonrisa en la boca decirnos que tomáramos muchas fotos, no sé si sería mi imaginación o es que ya simplemente estaba traumado, pero creo que el tipo estaba queriendo coquetear con mi Madre, que sin quitar su estúpida sonrisita del rostro dibuja perfectamente lo que estaba imaginando; me pasó enseguida por la cabeza hacerlo, regalarle una foto de mi Madre para que no le echara más esas miradas de arriba abajo.

Después de cerrar con todos los trámites y pasar por todo el largo del aeropuerto, el vehículo de Beatriz nos espera en una de las salidas del mismo. Mamá se encaminó hacia él con ese flamante estilo de caminar cómo si desfilara en pasarela, yo desdé atrás la veía cómo paralizaba el aeropuerto con el sonido de sus tacones y sus andares. La despampanante rubia de más de 1.75 de altura atraía la mirada de todos. La flamante Señora Tapia recorría los pasillos envuelta con esos ceñidos texanos que no dejaban para nada a la imaginación, estaban perfectamente ajustados que parecía como si fueran su misma piel, además que sus portentosos glúteos que eran el imán central de todas las miradas. Llevaba unos zapatos de tacón alto que le daban ese porte y ese glamur que sólo mi Madre podría lograr, y una diminuta cartera de color similar que la hacía verse como una estrella de cine. Más de una novia o Esposa tuvo que propinar un codazo a su compañero, que había quedado extasiado, contemplando la núbil y tentadora belleza de esa flamante Hembra.

-“¡Estás encantadora! ”. Dijo Beatriz corriendo hacia nosotros.

Beatriz se encaminó para ayudarnos, estaba tan preciosa como siempre. Llevaba un vestido blanco estampado con flores azules. Llevaba un cinturón también azul, que ceñía su delicada cintura. Con su educación habitual nos saludó a todos besándonos en las mejillas, con una exquisita sonrisa en los labios. Cuando me tocó el turno, nuestros ojos se encontraron y mi mente viajó al momento aquel donde era obligada por el Borre, lo que hizo que me alborotara un poco. Apuesto a que ella tenía el mismo episodio en mente cada vez que se encontraba con mi Madre, pues sus mejillas estaban levemente enrojecidas cuando se inclinó para darme mis dos besos.

Cómo ya les había descrito en los relatos anteriores ella tiene cómo unos 40 y tantos años, ( jamás dice su edad ), pero muy bien llevados por cierto. Tiene una figura realmente espléndida y en su rostro que apenas se percibían los síntomas de la edad. Mide como 1.60 m, de piel blanca, cabello negro largo hasta la mitad de la espalda, ligeramente enrulado, labios carnosos, ojos color miel, un buen trasero, chiquito pero bien paradito ayudado por las tantas mañanas en que se mataba en el gimnasio, y sus pechos que eran una locura por lo grandes y turgentes, con unos pezones que siempre se le marcaban en su vestimentas. La verdad que verla de nuevo me llegaban aquellas imágenes del Borre y del Flaco a mi perturbada cabeza pelirroja.

“¡Hola Sra. Beatriz!, ..¿ya se olvidó de Memo? ”. Pensé mientras la Señora Montes de Oca me saludaba y comentaba a mi Madre que ya estaba hecho todo un hombrecito. Se abrazaron las dos hermosas Madres en medio de la calle, Beatriz estaba feliz por tener a su querida Amiga con ella para platicar de mil y una cosa, que rápidamente se enfrascaron en una larga charla que me tenían ahí, parado a media calle cuidando de las maletas que traíamos esperando que las dos flamantes Señoras se dignaran a subirse al automóvil e irnos.

Mamá y Beatriz siempre fueron íntimas amigas. Se conocían desde que estaban recién casadas, ( por la relación de mi Padre con su Esposo ), aunque al final terminaron llevándose bien por la fascinación que tienen por la ropa y las joyas. Cómo les había contado Beatriz tenía más de 40 años y Mamá 38, y ciertamente eran dos de las mujeres más guapas de la ciudad. Beatriz llevaba más de 20 años casada con su Esposo el Sr. Montes de Oca, y tenían dos hijos, Randy y Marta dos pequeñas joyitas muy especiales cómo verán. El Sr. Montes de Oca era el Gobernador de nuestra ciudad y cómo podrán imaginar ganaba un dineral, así es que vivían cómodamente en un residencial de gente rica en un barrio periférico de la ciudad, además de haber adquirido una de las cabañas en este hermoso país cómo ya se lo imaginaran.

Cómo tal ella no hacía nada, con el sueldazo de su Marido no le hacía falta trabajar y podía permitirse sus horas de gimnasio, sus clases de pilates e inglés y todos los caprichos que le daba la gana, cómo salir diariamente a desayunar con sus amigas ( mi Madre ), mandar a sus hijos a estudiar al extranjero, claro también cómo derrochar dinero en tiendas de moda. Tenía una vida cómoda y era feliz, sin grandes altibajos en su matrimonio, ( bueno eso creía ).

A Beatriz le gustaba mucho destacar sobre las demás, era una Mujer alegre y coqueta, le encantaba llamar la atención, vestirse con ropa juvenil, sentirse guapa ( aunque nunca lograba hacerlo ya que siempre estaba mi Madre que la opacaba ). Y mi Mamy por su parte pues que puedo decir, ya la conocen todos perfectamente, todos aquellos que han seguido hasta aquí este relato, cosa que les agradezco muchísimo. Mamá era lo más bello físicamente, más exuberante, con un cuerpo más imponente. Tiene la melena abundante y pelirroja, pero teñida de rubio, con mirada impetuosa por sus ojos azules y su piel dorada. Era más alta y más frondosa, con piernas largas, un trasero mucho más grande y más carnoso, con forma de corazón que le dejaba las piernas arqueadas en la entrepierna, y pechos turgentes, muy grandes. Es más discreta, aunque coqueta a la que le gustaba ir a la última moda y como su Amiga también vive cómodamente. Mi Padre nos había dejado cómodamente por el resto de nuestras vidas, había ganado lo suficiente como para vivir en una urbanización de gente adinerada al norte de la ciudad. Llevaba 15 años casada con mi Padre hasta que aquella extraña enfermedad acabó con su vida.

Sólo habían tenido un hijo ( o sea yo ), pero tampoco se habían preocupado mucho por tener otro, ni uno ni otro tenía interés por ello, como si no quisieran perder el tren de vida que llevaban, como si huyeran de las ataduras de otro recién nacido. Ambos se habían llevado bien durante su matrimonio, con una vida sexual normal, más bien su relación se basaba en el amor y en la manera en la que uno se preocupaba por el otro, además por el amor que me tenían a mí claro está. Y esta era la vida de estos dos matrimonios pudientes, dos Maridos millonarios y dos Amas de casa caprichosas, dos Amigas que llevaron la amistad al lado más perverso de la lujuria en aquella ocasión... Bueno, ya después de esta exquisita y sensual Introducción pasemos a lo más desagradable, la cruda realidad en la vida de mi Madre.

En eso estaba cuando vi que se bajaba del lado del piloto la figura que tanto odie con encontrar, ese desgraciado adolecente fanfarrón que se creía superior sobre todos los hombres. Ese chamaco macarra y chulo que había seducido a su Madrina aquella vez en su casa, que por la acomodada posición económica de su familia su situación de vida se le era tan fácil, le gustaba mucho vivir la vida. Le gustaba salir de fiesta con amigotes, emborracharse, revolcarse a todas las tontitas que se dejaban engañar con sus fantasmadas y fanfarronerías. Reconozco que el tipo era un guapete pero las pintas que llevaba y su manera grosera y agresiva de comportarse hacían que perdiera todos los puntos en la escala del atractivo y la elegancia. Nunca entendí cómo fue que mi Madre calló en sus redes de seducción para dar rienda suelta a sus pasiones por toda la casa. En fin, ya estábamos aquí y con tal de no estar con aquel viejo asqueroso y desgraciado estaba resignado a soportar las fanfarronerías de este chamaco baboso y sus intentos de seducir nuevamente a mi Madre.

-“¡Madrina, ..que alegría que esté aquí! ”. Le recibió abriendo los brazos para saludarla.

El desgraciado se abrió camino entre ellas para abrazar a su Madrina, Mamá sintió los musculosos brazos de su Ahijado rodearla y apretujarla contras sus definidos pectorales. El infeliz sin importarle nada abrazó a mi Mamita por unos largos 15 segundos, segundos en los cuales pudo deleitarse de esos turgentes pechos apretujados contra los suyos y de su estrecha cintura siendo abrazada por sus brazos. Mamá se puso coloradísima, era claro que le abochornaba volver a ver a su Ahijado, al cual se había declarado abiertamente como su esclava sexual si lo recordaran en el relato No 8. Pero también era claro que la atraía, ya que cada vez que lo miraba, veía a un macho de película, abdominales marcados, cuerpo atlético, bonita cara, dientes perfectos, el típico jugador Coreback de Americano en las películas para adolescentes de Hollywood.

-“¡Ra-Randy, Ahijado! ..a mí también me alegra haber venido a tu fiesta. Felicidades ”.

Mi Madre lo felicitaba por haberse graduado de la High School, de ello la famosa invitación para venir acá era porque Beatriz le tenía preparada una fiesta, además de disfrutar durante estos días las maravillas de la naturaleza en el bosque.

-“¡Usted siempre tan hermosa Madrina!, ..vea nada más. ¡Tengo a la Madrina más hermosa de la tierra! ”. Hacía uso de su fanfarronería en medio de la calle.

El desgraciado levantó su mano para que mi Madre diera una vuelta sobre su propio eje para mostrarle a su Ahijado todos los ángulos de su cuerpo, y lo supo aprovechar el fanfarrón, ya que de inmediato clavó su mirada sobre sus pechos y su trasero cuando ella giraba, se le hacía agua la boca con sólo imaginar que iba a tener a su Madrina para él solito durante esos días.

En eso, vi cómo la puerta del vehículo se abría y bajaba otra persona. Era una verdadera belleza, delgada como de 1.70 con unos ojos verdes muy profundos y su cabello dorado que le caía sobre los hombros, su cuerpo estilizado con pechos pequeños pero proporcionados, los llevaba cubiertos apenas por un vestido muy holgado que por lo corto dejaba ver casi todas sus largas y torneadas piernas, la tela delgada dejaba ver sus curvas muy bien marcadas, sobre todo cuando se le veía a trasluz, y sus nalguitas respingadas y firmes. Esta hermosura era la novia del fanfarrón, una preciosura Canadiense.

-“¡Mire Madrina, ..ella es Ashley, my girlfriends! ”. Se lucia el desgraciado.

Créanme que me dejó muy sorprendido, ver lo prepotente que era, no entendía como una chica tan linda y fresca como me estaba pareciendo Ashley podía haber estado saliendo con un imbécil semejante a este, salvo que era por lo atractivo y el buen cuerpo que tenía, como diría cualquier chica que le viera.

-“Muchou gusto ”. Dijo ella con un poco de acento Canadiense.

-“Mucho gusto, soy Mónica ..Madrina de Randy ”.

-“Randy mi contar mouchas cousas de usted, ..el decirme que ser muy bounita. No equivocar ”.

-“Muchas gracias Ashley, ..tú también eres muy bella ”.

-“Bueno ya, ..vámonos que tenemos muchas cosas que hacer. .. ¡Mónica te van a encantar las cabañas!, están preciosas. Podremos asolearnos todos los días Amiga. Los días allá están preciosos ”.

-“Pues la verdad no me vine preparada para asolearme, ..cómo pensé que no haría calor aquí no traje ninguno ”.

-“No te preocupes Amiga, ..yo traje varios. Si no, Ashley puede prestarte algunos, ..ahora vayámonos, que tenemos muchas cosas que hacer, no perdamos el tiempo ”.

¡Al fin!, la verdad que ya estaba enfadado de estar cuidando maletas. No subimos al coche, Beatriz iba enfrente de copiloto, Ashley en el centro, Mamá y yo a cada extremo en la parte de atrás. Yo iba sentado a la derecha de Ashley, que me tenía deslumbrado con sus piernas, era una mujer muy hermosa. Estaba bastante ilusionado ahora, aunque al principio no tenía muchas ganas de venir, por lo que ya se imaginaran, ahora me daba cuenta de que hacía bastante tiempo que no salíamos de la ciudad, así que me decidí a disfrutar del viaje.

El coche avanzaba por los caminos mientras atravesábamos bosques y prados. Yo me recliné hacia atrás, para añadir el placer de ver las tetas de la novia del fanfarrón que me proporcionaba el paseo. Hubiera estado muy bien de no ser por el imbécil de Randy que viajaba prácticamente vuelto hacía nosotros para decirle tonterías a mi Madre, que se reía como una tonta con todas las fanfarronerías que soltaba. La verdad que el tipo no cambiaba su forma de ser, venía contando sus aventurillas por el mundo y enseguida se convirtió en el centro de atención. Vi cómo intimaba con Mamá por el espejo retrovisor, cómo iban tomando confianza, charlaban animadamente, se reían, la piropeaba. El muy cabrón ya tenía la verga tiesa con sólo al imaginarse las cosas que le haría a su Madrina.

Pero lo peor fue cuando noté que Mamá lo miraba con ojos de cordero degollado. Se reía de sus tonterías y siempre intentaba atraer su atención interviniendo en la conversación ( cosa rara en ella ), pero se la veía nerviosa, por lo que sus palabras parecían torpes y poco inteligentes. ¡Maldición!, ¿cómo es posible que a las dos les atraiga este imbécil?, pensé refiriéndome a su novia y a mi Madre. Además, lo que me pareció un tanto extraño era que el Randy ignoraba de forma casi ofensiva a su novia, teniendo sólo ojos para mi Mamy, lo que cohibía cada vez más a su novia, hasta el punto que dejó de intentar conversar y se ensimismó, dedicándose a mirar el transcurrir del campo por los lado del coche.

En eso me pude percatar de que Randy, de vez en cuando pasaba una mano hacia atrás y la apoyaba descuidadamente en la pantorrilla de mi Madre, que se apresuraba a apartarla, el maldito le valía un pepino que su Novia pudiera verlo, se aprovechaba de que mi Madre se encontraba detrás y podía pasar una mano entre su asiento y la puerta para lograr tocarla, afortunadamente mi Madre se negaba y trataba de mover su pierna discretamente para huir de la atrevida mano de su Ahijado, pero al poco rato, Mamá pareció hartarse del comportamiento de Randy y usó una de las maletas de escudo.

-“Pedrito, ..pásame la maleta mi amor. Para que no te estorbe ”.

Sin darme tiempo a responder, estiró la mano para atraparla e intentó levantarla, desde luego que pesaba demasiado para que pudiera levantarla, así que colaboré sin rechistar y se la pasé por encima de Ashley aprovechando pude rosar uno de sus pechos. Y de esa forma mi Madre obstaculizaba perfectamente al mano larga de su Ahijado, lo que pareció no gustarle demasiado a tenor de la mirada que le dirigió por el retrovisor.

Como no podía continuar con sus tocamientos, pareció perder interés en la conversación, por lo que se volvió hacia delante y se limitó a hacerle algunas preguntas a su Madre sobre la susodicha fiesta. Poco a poco, las mujeres se animaron y empezaron a charlar entre ellas, de lo que iban a hacer, de lo que se iban a comprar y de otras cosas. Yo me limité a reclinarme despistadamente sobre Ashley, que esta reclinada hacía delante escuchando la plática, lo que me permitía a mi ver su trasero bien dibujadito en su vestido, por lo que se me era más placentero, y a disfrutar del resto del viaje.


Dos horas más de viaje estuvimos entre árboles y rocas, la verdad que iba disfrutando de las maravillas de la naturaleza, ese lugar era increíble, gran variedad de ecosistemas y de fauna, tomé mi videocámara e iba grabándolo todo ( no sólo la uso para mis cochinadas jeje.. ) Por fin llegamos, la zona era bastante hermosa, unas cabañas en medio del bosque y entre ellas una piscina, y con calefacción. Entramos en la casa, dirigiéndonos directamente al salón, la verdad que eran cómo unas cinco cabañas muy hermosas y similares unas con otras, de madera compuesta por dos plantas, que como les contaba en la parte central de ellas se encontraba una bonita alberca con camastros, la alberca tenía sistema de temperatura, me imagino que cómo en estas zonas predomina el frio, puede usarse en cualquier época del año.

Las cabañas eran hermosas, de dos plantas; en la planta de abajo había un saloncito con grandes ventanales, al estilo bohardilla, con vistas al precioso bosque, con la cocina incorporada en un extremo, y un pequeño cuarto de baño con plato de ducha en la planta de abajo. En la segunda planta había un segundo cuarto de baño y cuatro habitaciones igual de hermosas. En el salón, una enorme chimenea de piedra muy capaz ella sola de calentar toda la cabaña, para crear un ambiente cálido. Adosado a la cabaña un garaje para varios vehículos. Delante de la chimenea había una enorme alfombra de pelo blanco, cómoda, mullida y con pinta de ser muy calentita, la verdad que una delicia para lo que se quería.

Allí las Señoras se dedicaron a charlar entre ellas de sus cosas y de lo bien que se la pasarían estos días, y yo, como era el pequeño y además no me hablaba con Randy ni su Novia, estaba más solo que la una. Pero me daba igual, así que me dediqué a echar miradas disimuladas a la tal Ashley, la verdad que era una hermosa belleza Canadiense, su juventud a todo su esplendor, mi coraje se incrementaba más con Randy. Fue así, mirando cuando me di cuenta de que los intereses del Jr. no buscaban a su Novia, sino más bien a mi Madre claro está, el desgraciado ya se estaba dibujando en su cabeza pervertida mil y una formas de poseerla. El infeliz había logrado llamar toda la atención de su Madrina, echándole una que otra miradita, y palabras claves que unas entendía y otras no.

Ashley, por su parte, se veía un poco sorprendida por el giro que había tomado la situación, pues ella desde que había llegado mi Madre, había quedado de lado ante su Noviecito, cómo si no existiera, ya que en estos momentos el Jr. sólo tenía ojos para su Madrinita cómo él le decía. La chica estaba un poco abatida y se había sentado sola en un sofá, sin participar, al igual que yo, en las conversaciones. Esto hizo que mis pensamientos comenzaran a formarse en mi mente, era realmente hermosa, me recree con sus piernas largas y su estrecha cintura, ya me la imaginaba follando con el fanfarrón cosa que no tenía que perderme durante nuestra instancia.

De vez en cuando volteaba y me sonreía, yo la miraba y ella a mí sólo fugazmente. Enseguida bajaba la mirada. Y sobre todo, le miraba sus piernas. Me imaginé que ella no sería tonta y sabría que la miraba, tenía que disimular más. Pero una chica como ella estaría acostumbrada a que la miraran. En fin la verdad que como envidiaba a ese fanfarrón, tenía una hermosa Novia que no se me podía escapar ante mis cámaras. Así ahogado en mis pensamientos no me di cuenta de que todos habían subido a la siguiente planta, tan solo nos encontrábamos sentados ella y yo por lo que empecé a ponerme nervioso. Traté de calmarme, de buscar algún tipo de plática, afortunadamente ella se me adelantó:

-“Hi, ¿Comou te llamas, little boy? ”. Me preguntó.

-“S-soy Pedrito, .. P-Pedro Tapia ”. Le dije, apenas mirándola.

-“No estás serio Pedruito, .. te la pasares muy bien. Ah, puedes pedir a Ray your motorcycle, .. You will have fun ”. Me dijo con su español limitado.

-“No creo que mi Mamá me deje, .. dice que es peligroso ”.

-“¡Oh, sorry!, ..don't worry, we will convince her ”. Me dijo que me ayudaría a convencer a mi Madre.

La chica parecía buena onda. No sé si se daría cuenta que en todo este tiempo le había estado mirando las piernas, me sentí un poco mal, ella no tenía ni idea que detrás de esta carita aniñada e inocente se encontraba un chico muy perturbado. .. ¿Pero qué, que estoy diciendo?, era la Novia de aquel cabrón, ese hijo de Puta que se había follado a mi Madre, tendría que darme lo mismo. Es más ya debería de estar buscando un plan para mirarla, ese cuerpecito no se me podía escapar.

La voz y las risas del Jr. con mi Madre me quitaron los pensamientos de encima. Miré como ella abandonaba la sala y subía con ellos. Yo seguía sentado, con mi cosita formando un evidente bulto en mis pantalones que no traté de disimular. Si ella se dio cuenta, no dio señal alguna. La seguí, además tenía que estar más alerta del Jr. con mi Madre que las estúpidas fantasías que empezaba a dibujar en mi colorada cabecita.

Después de hablar por un rato, Beatriz nos mostró la habitación donde debíamos instalarnos, una habitación amplia ubicada en mitad del pasillo de la segunda planta. Constaba de una cama matrimonial situada bajo un ventanal, con una mesita de noche a cada lado. Todo el suelo estaba alfombrado, había una cómoda y dos armarios independientes, y en la lateral del pasillo se encontraba el baño, todo un lujo para ellos. Allí, asentando el equipaje, en presencia de Ashley y del chulo de su Novio, vino el primer comentario de Beatriz que despertó una tenue sensación en la mente de su hijo, una sensación que hasta el momento jamás había percibido, una sensación que despertó en sus entrañas cierto recelo.

-“Esta habitación es perfecta para ustedes, ..sólo que hay una cama, pero bueno, qué más da, ¿no? Van a tener que dormir juntos, son Madre e hijo ”.

-“No te preocupes Bea, ..sabremos acomodarnos ”. Le agradeció mi Madre.

Era claro que el Jr. pensaba en que mi Madre podría dormir sola, así tendría entrada libre para metérsele en la noche, afortunadamente ya no había más recamaras por lo que yo tenía que dormir con ella.

-“Además Pedrito, no te vas a aburrir, ..puedes conectarte internet por donde quieras ya sé que te gusta a ti todo eso ”.

-“Muchas gracias Sra. Beatriz ”.

-“Bueno instálense, mientras yo preparo algo de comer, ..¿porque me imagino que ya deben de tener hambre?, después de tan largo viaje ”.

-“Gracias Bea, ..enseguida bajo ayudarte ”.

Mientras Mamá abría sus maletas para guardar sus cosas y abrí la mía para mostrarle mi regalo.

-“Mira Mamá, ..te compré un regalo ”.

-“¿Así?, ..haber, que me compró mi Amorcito ”.

Se trataba de aquel dige de corazón el cual llevaba dentro un emisor de audio, con el cual yo podría oír todo lo que Mamá tuviera enfrente o a los alrededores, magnifico aparato para mis sucias intenciones ¡je je!..

-“¡Ay!, qué lindo, ..¡y tiene la foto de tu Papá y la tuya! ”.

-“Si, Má, ..desde que lo vi dije que te iba a encantar ”.

-“Está precioso mi amor, ..jamás me lo voy a quitar ”.

Eso espero Mamá, eso espero, pensé para mis adentros. Mamá se puso a colocar nuestra ropa en los armarios mientras que yo me dispuse a dar una vuelta por los alrededores, salí con rumbo a la montaña, consideré que el viaje había valido la pena por los hermosos paisajes que estaba viendo, aunque la mayor parte sería para vigilar a mi Madre claro está. Mientras disfrutaba las vistas y aguzaba mí oído para escuchar el canto de los pájaros, me pude percatar desde lejos que Ashley y el fanfarrón se habían adelantado para salir a mojarse en la alberca, y yo desde lejos, situado tras unas enormes rocas buscaba ubícame bien para observarlos. Y aprovechando que venía de excursión a las montañas, me preparé con unos binoculares que rápidamente saqué para no perderme de cada detalle.

El fanfarrón sirvió unas copas de vino y propuso darse un baño. Él fue el primero en cambiarse. Apareció con su pinta chulesca, desnudo, sólo protegido por un bañador tipo calzón de color negro brillante. Su Novia por su parte reparó disimuladamente en el tremendo bulto que tensaba la tela, donde se llegaba a apreciar los contornos de su verga y los güevos. El bulto botaba cada vez que se movía. El desgraciado Randy poseía un cuerpo de envidia, sus pectorales y su abdomen bien marcados. El tipo era un...... claramente se veía que se depilada todo el cuerpo además de las miles de horas en el bronceado. Llevaba unas chancletas plateadas, iba con su copa y una bata blanca toda abierta mostrando su definido abdomen, todo de manera muy estilosa, propio de un chiquillo fanfarrón hijo de Papi y Mamy.

Pero lo mejor estaba por venir, .. Su novia, que portaba un exquisito bikini de color blanco, con copas pequeñas que ocultaban la zona de los pezones y con braguitas tipo tanga que dejaban su culito estrecho y delicioso a la vista de aquel odioso devorador. La verdad que me quedé un tanto sorprendido por las curvas de la bellísima Ashley, era tan preciosa como me había imaginado por arriba de sus ropas; era una preciosa Canadiense de unos 18 años, con sus tetitas paraditas y duras, en su zona vaginal, seguramente rasurada ya que esa tanga no era para portar ningún pelo, por lo estrecha que era, y por detrás un culito perfecto de nalgas estrechas pero redonditas y blancas.

Tomaron unas tumbonas que estaban alrededor de la alberca. Los primeros minutos estuvieron ocupados acomodado las toallas y sus cosas para asolearse. Entonces el Jr. dijo que se iba a dar un chapuzón, que si lo acompañaba. Ella no le apetecía de momento. “Bien” dijo entonces “Haz lo que quieras. Voy solo” Le dijo en inglés. Entonces dándole la espalda se quitó la bata, la tiró en la tumbona y caminó hacia la alberca.

-“I will go later sweet heart, ..I need to take sun ”. Dijo ella, que tomaría un poco sol.

-“Do what you want ”. Dijo sin darle importancia.

Ella se recostó en la tumbona, su bikini era bastante sugerente, la delgada tira de tela que mostraba su braga apenas tapaba decentemente sus partes inferiores, aunque para que negarlo, se miraba realmente preciosa. Quizás había decidido usar ese atuendo para coquetear con su Novio, sabía perfectamente que se miraba exquisita. Tengo que reconocer que me molestaba un poco que ella siendo tan linda buscara la manera de agradar llamar su atención para con ese desgraciado, que de manera prepotente o se conformó con la negativa de su Novia, fue hacía ella para que le acompañara a la piscina. Cosa que agradecí por dentro.

Cuando la empujó prácticamente para meterse, rápidamente la sujetó por las caderas y la sumergió en el agua. Se dieron un beso dentro de la piscina. Nadaron juntos, se divirtieron, resultaba una experiencia embriagadora y a la vez morbosa para mí. La Novia de Randy me parecía una diosa griega y despertaba en mí el pequeño hombre en el que me estaba formando, se me puso dura al ver a esa belleza, el bikini por su color se traslucía en el agua, por lo que casi llegaba a verla medio desnuda. ¡Maldito fanfarrón cómo lo envidiaba!

Ashley salió corriendo hacia el centro de la piscina con la clara intención de jugar con Jr. que rápidamente fue atrapar a su Novia haciendo que ella diera un grito. Ashley se dio la vuelta y se alejó nadando, pero fuera porque el Jr. era mejor nadador, o porque ella no puso demasiado empeño en escapar, lo cierto es que la alcanzó de inmediato. Agarrándola por un tobillo, tiró de ella atrayéndola hacia él. La abrazó con fuerza y buscó sus labios con desespero, fundiéndose en un tórrido beso. Se abrazaron el uno al otro, y mi erección pronto se dibujó en mis pantalones. Ninguno de los dos nadaban, por lo que se hundieron sin remedio, pero eso no hizo que dejaran de besarse si no que terminaron morreándose bajo el agua, lo que los alejó de mi vista por unos segundos incremento mi ansiedad.

Se hundieron casi hasta el fondo antes de que la falta de aire los obligara a regresar a la superficie. Después se quedaron allí, manteniéndose a flote con piernas y manos el uno frente al otro, mirándose sonrientes. Ashley abrió la boca y tragó un poco de agua, para a continuación disparármela a la cara. El Jr. respondió abalanzándose sobre ella y apoyando sus manos en su cabeza, la empujó hacia abajo, haciéndole una buena ahogadilla. Ella resurgió riendo, con el pelo mojado tapándole la cara, lo que hizo que se riera el Jr.

-“¿What do you laugh? ”. Le preguntó porque reía.

-“¡Of you! ..¡de cómo tienes el pelo en la cara! .. Parece cuando nos damos las buenas revolcadas en la cama ¡Ja, ja, ja!..”

-“¿Really? ..¿you find me funny? ”.

-“¡Sí!, .. pero una cosa que ya te dije, .. quiero que hables español, .. Me encanta cuando lo haces ”.

-“Randy, .. mi no saber, tú reír de mí. I see myself like a fool ”. Dijo que se sentía tonta.

-“Solo un poquito ¡Ja, ja, ja!..”

-“Ok, pues mi ser divertido más esta ”.

Mientras decía esto, deslizó una mano bajo el agua y le agarró la picha, dándole un suave apretón por encima del bañador, lo que hizo que un agradable espasmo recorriera el cuerpo del Jr.

-“¡Aohh! ”. Se quejó.

-“¿It hurts to you? ”. Le dijo que si le dolía de manera juguetona, sin dejar de apretarle el palo.

-“¿Tú qué crees, sweet heart? ”.

Se acercó, y ella se pegó contra él, rodeándole la cintura con sus piernas. Pasó sus manos alrededor de su cuello y volvió a besarlo, mientras el Jr. era el encargado de mantenerlos a flote a ambos, agitando brazos y piernas vigorosamente. Ashley me tenía muy sorprendido, parecía que era una hembra muy fogosa, ya que de inmediato se empezó a frotar con él bajo el agua. Mi verga ya estaba muy dura por lo que empecé a frotármela mientras los veía, la Novia del Jr. me tenía muy excitado.

-“Estoy pensando en metértela aquí mismo ”. Le dijo con picardía.

-“¡Umhh! delicious, ..but, is not good idea ”. Dijo ella simulando pensárselo.

-“¿Por qué? .. en español ”.

-“Ok, .. primerrou, porque nos .. we would drown, ..segundou, porque your Mama and your Godmother venir, .. y encontrarnos enganchadous ¡Jijiji!..”

-“¡Ja, ja, ja!.. No me importa morir así, ..además si viene mi Madrina pues la invitamos ”. Concluyó con una sonrisa.

-“¡But to me it!, ..además eso de your Godmother no gustar. Yo ver como tu verla, ..she is pleasing to you ”.

Ashley se separó bruscamente y se alejó nadando de espaldas. Yo podía ver cómo sus bonitos pechos surcando majestuosos las aguas, con los pezones mirando al cielo bien dibujados en su transparente bikini. Enseguida el Jr. dio unas cuantas brazadas hasta quedar a su lado.

-“Tu dijiste que te encantaría un trio, ..¿porque no con mi Madrina? ”. Le dijo el muy sínico.

-“¿You crazy?, ..¿cómo decir eso? ”. Le respondió sin dejar de nadar.

-“Que tiene, ..¿a poco no te gustaría probar la cosita de mi Madrina?. ¡Está bien buena! ¡Ja, ja, ja!..”

-“¡Pervert! ”. Dijo salpicándole agua a los ojos.

Volvió a salir disparada nadando y el Jr. detrás de ella. Cuando estaba a punto de atraparla, ella se frenó y tomando impulso, le devolvió la ahogadilla de antes. El mañoso fanfarrón salió escupiendo agua, pues lo había tomado por sorpresa y la persiguió, pero su Novia había logrado suficiente ventaja, así que logró alcanzar la orilla y salir del agua. La verdad que era delicioso verla caminar de puntillas por la orilla, con los pies descalzos intentando no pisar nada raro. Su piel blanca chorreando agua era de lo más apetitosa, así que de la manera más pervertida decidí sacarme el pene y pajearme detrás de las rocas mientras la miraba ya fuera del agua.

El Jr. salió después con el bulto botándole con los pasos. Se acercó a su Novia por detrás, mientras ella trasteaba entre sus cosas. Iba a sorprenderla, pero ella se volvió y le dijo:

-“¡Do not touch me!, .. i am angry Randy!, .. Toma, secar ”. Y le alargó entonces una gran toalla.

El Jr. empezó a secarse con ella. Ashley se inclinó para buscar la otra, quedando su culito en pompa, y al parecer al Jr. le pareció tentador que no pudo resistirse más. Con su bulto ya alborotado fue y le dio un fuerte repegón que si no la toma de la cintura la pobre hubiera salido de bruces hacía el frente.

-“¡Omhh!, Nou, no, .. venir your Mother ”.

-“¡I wanh to fuck you! ”.

-“Whait, no ..esperrua. Tu esperrar, at night, nou ”.

-“Vamos sweetheart, ..hazme una pajita ”.

-“¡Nou! no, ..secar, mi tener frio ”. Se quejaba, tratando de librarse de sus manos.

Ella se incorporó, quedando de espaldas a él. El Jr. tuvo que aguantarse la calentura y colocó la toalla sobre su cabeza, secándole el pelo vigorosamente, después la deslizó hacia abajo, secando su cuello, su espalda, sus brazos. Rodeándola con la toalla, secó sus pechos, rozando con la tela sus pezones, especialmente sensibles debido al frío, lo que le arrancó un tenue gemido. Terminó con sus piernas, su pubis, su trasero, todo con dulzura y delicadeza.

-“¿Tienes frío? ”. Le dijo.

-“Un pouquitou ”. Le respondió.

-“Come on ”.

Cogiéndola de la mano la condujo hacia uno de los camastros. La ayudó a que se tumbara y buscó la otra toalla, que estaba entre las cosas. La extendió sobre su Novia para que entrara un poco en calor y fue entonces cuando me di cuenta de que los ojos de Ashley estaban fijos en la verga de su Novio. Aunque al parecer la tranca del Jr. había perdido un poco la erección, estaba sólo abultada hacía un lado, pero aquello hacía que se moviera más debido a sus maniobras. Sonriendo, le dijo a su Novia:

-“¿You like it? ”.

Ella enrojeció violentamente y agarrando el borde de la toalla, se tapó la cara.

-“¡Yes!, ..i like your hush cock ”. Le dijo.

Pero el tipo se tendió en una de las camas y le dijo:

-“¿Por qué no me das con un poco de crema, mi amor? ”. Le pidió a su Novia mirándola viciosamente.

-“Randy, estás perfect, .. i do not lie to you ”.

-“Oh, vamos honey, ..no me quiero quemar ”.

Se acercó hasta él y se colocó de frente. Se me puso tiesa al verla parada frente a él, la braguita se le traslucía y mostraba todos sus íntimos encantos. Los dos medio desnudos, al ver el contraste de los dos cuerpos, el fanfarrón dorado de tanto bronceado y el cuerpo fino y delicado de su Novia. Ashley se echó crema en las palmas de las manos y las acercó a sus pectorales para esparcirla. Se miraban mientras le embadurnaba de crema los pectorales perfectos.

-“A esto llamo un masaje perfecto de una diosa como tú ”. El tipo no dejaba de halagarla.

-“Thanks my love ”.

Las manitas de Ashley se deslizaron por su perfecto abdomen de lavadero y esparcieron la crema haciendo círculos. Sus deditos llegaron a rozar el vello que sobresalía por el elástico superior del bañador negro. La verdad que me puse muy caliente, me imaginaba a mí siendo el que recibía el masaje. Había momentos en que sus pezones, llegaban a rozar ligeramente el abdomen del Jr.

-“Date la vuelta, ..necesitar que te dé por la espalda ”.

-“Estoy a tus órdenes, bonita ”.

Estaba a punto de correrme, Ashley estaba doblada hacía delante permitiéndome ver todo su culito perfectamente dividido por esa tirita de tela blanca. Necesitaba tocarme, pero no quería ser descarado ya que cualquier ruido podría delatarme. Randy se dio la vuelta y su Novia se puso a masajearle los hombros con sus manitas blancas. De nuevo, los pezones arañaron su espalda levemente. El Jr. le hizo un gesto y ella se sonrojó, quien sabe que cosas le diría que no logré escuchar. Las manitas de su Novia resbalaban por su espalda; de pronto, Randy alzó las manos y se metió el bañador por el culo, cómo tanga, exponiendo sus nalgas blancas y tonificadas.

-“Dame en el trasero, ..me joden las marcas del bañador ”. Le miró con una sonrisa.

-“You do not waste time ”. Le dijo ella dándole una palmadita en la espalda.

-“Anda, sweet heart ”.

Su Novia se acuclilló ante el culo de su novio, con su rostro muy cerca de la rajada cubierta por la tela negra del bañador. Alzó sus manitas y plantó una en cada nalga para manosearlas con suavidad. Vi cómo el Jr. entrecerraba los ojos y se metía la mano por dentro del bañador para manosearse la verga. Vi a Ashley embelesada, acariciándole el trasero, con la nariz a un centímetro de su raja. Desprendía lujuria en sus ojos. En eso salió Mamá y Beatriz para avisarles de la comida, Ashley reaccionó y se levantó sacudiéndose las manos y su Novio se dejó el bañador metido por el culo sin importarle nada. Enseguida sacó la mano. El muy cabrón se había estado agarrando la verga por dentro.

Mamá en cuanto lo vio se sorprendió, le sorprendió mucho ver a su Ahijado con los bañadores metidos en forma de tanga, mostrándole descaradamente su culo atlético. Mientras Beatriz les informaba lo de la comida, Mamá seguía con la mirada fija en el culo de su Ahijado. Embelesada por tan buen ejemplar que era su Ahijado. El tipo se dio la vuelta mostrando su prominente paquete, sin importarle que su Madre estuviera ahí presente, pero lo que quería el desgraciado era mostrarse ante su Madrina, darle a desear su cuerpo, que cuando la volteé a ver me di cuenta de que había caído, la verga del Jr. apretujada captaba toda su atención.

-“Ashley, hijo ..ya está la comida mi amor. ¿Y a Pedrito no lo han visto? ”.

-“No, debe de andar por ahí jugando ”. Respondió el Jr.

-“Vengan pues, ..ya Pedrito que venga cuando tenga hambre. Debe de andar por los alrededores grabando con su video ”. Y se metieron a la casa dejándolos nuevamente solos.

Una vez solos, la novia de Randy se fijó en su trasero que seguía con la tela metida entre su raja.

-“Ya Randy, ..¿qué no dar pena que tu Mamá verte así? ”.

-“No que va, ..si a mi Madre le gusta que ande todo bronceado ”.

-“Ok, look, ..let's get dressed and go eat ”. Le dijo que se vestirían para ir a comer.

-“Gracias, guapetona, ..pero antes quiero mi pajita ”.

Y sin cortarse, le atizó una palmadita en su culito, una palmadita que hizo que le vibraran sus nalguitas.

-“¡Au!, no ..it hurts ”. Le decía que le dolía.

-“Anda preciosa, ..ve acá, quítame el interés que tengo sobre mi Madrina ¡Ja, ja, ja!..”

-“¿A, ok?, ..pues your Madruina you can not do this ”. (Tu Madrina no puede hacer esto.)

Vi que su Novia se inclinaba hacía el presumido y le metía la mano dentro, rebuscando entre sus genitales, hasta que le sacó la verga erecta, dejándole los güevos dentro. Tenía una verga de piel muy blanca, muy larga y gruesa, con un poderoso glande muy redondo y colorado. Ashley se la comenzó a pelar despacio, a darle suaves tirones mientras permanecía volteando hacía la casa para que no los fueran a sorprender. Mientras se la meneaba, con la mano derecha se metió su manita izquierda dentro de sus braguitas blancas del bikini para acariciarse el chocho, no lo podía creer, Ashley era igual de sacada. Desde mi posición podía ver perfectamente el movimiento de los nudillos tras la tela. Los cabrones calenturientos se estaban masturbando a unos metros de la casa, sin importarles que mi Madre o Beatriz pudieran salir y sorprenderlos.

El Jr. le abrió el sujetador y pude observar el tronco de Ashley en plenitud. Sus senos eran pequeños y juveniles, de pezones perfectos para el tamaño. Era un tronco perfecto: de espalda pequeña, cintura estrecha y abdomen plano, todo absolutamente armonioso en relación a la cabeza y el resto de su cuerpo.

-“Dios, es hermosa ”. Dije yo observándola tras los miralejos.

Se besaron con desesperación nuevamente, incluso parecía que podían lastimarse. El chochito de Ashley recibía la continua caricia de sus dedos, mientras ella parecía no cansarse de masturbar a su Novio sosteniéndole solo el pene, dándole unas frenéticas sacudidas que casi le arranca le varga. Randy llevó sus manos a los senos y los acarició con una suavidad que dio paso a dulces apretones y luego a fuertes agarrones.

-“Oh, care, ..you hurt ”. Le reclamó ella, mientras un hilo de saliva colgaba de una boca a la otra y su Novio continuaba jugueteando con sus pezones.

-“But, .. you like ¿no? ”. Le replicó el desgraciado.

Ella no contestó, limitándose a besarlo y comenzar con un suave masaje en los testículos de su Novio. Yo también detrás de las rocas metí la mano dentro de mi pantaloncillo para tocarme, estaba muy excitado con el hecho de que Ashley y su Novio se masturbaran sin importarles que pudieran verlos. Poco a poco, ella fue acelerando las sacudidas a la verga, empuñándola por el capullo, sin dejar de frotarse en el chocho con la mano dentro de sus bragas. Vi que el Jr. fruncía y desfruncía el ceño, embelesado por las sacudidas que le daba su preciosa Novia, resoplando al mismo tiempo que ella aceleraba aún más los tirones. El fanfarrón se corrió en la mano de su Novia y en el piso, dejando grumos de su lechada por todo el suelo, ( jamás pisaría por ahí ) Ashley le exprimía el capullo para escurrirla mientras se besaban, calientes cómo los perros. Ya se había sacado la mano de las braguitas y se susurraron algo al oído. Después se levantaron y se dirigieron para dentro de la casa.

Yo me alejé un poco del ahí, quería sumar un poco de tiempo para no llegar muy sospechoso y fueran a pensar que los pudiera haber observado, quería seguir tras ellos observándolos sin que se preocuparan de mí, quería seguir viendo los morreos que se pegaban ese par de calenturientos, ( al menos ahora me sentía más tranquilo, ya que Ashley se encargaría de quitarle la calentura a su Noviete y no mi Madre ). Me senté tras una inmensa roca, y esperé unos minutos, ya que hubo pasado cerca de 15 minutos me dirigí de nuevo hacía las cabañas ....



-“¡Pedrito, ..¿dónde andabas mi amor?! ”. Me recibió mi Madre.

-“Oh, sólo anda tomando unas fotos Má ”.

-“No te alejes mucho mi amor, ..puede haber animales peligrosos ”.

-“No preocupes Má ..seré muy cuidadoso ”.

-“Siéntate a la mesa mi amor, ..enseguida te sirvo ”.

En la mesa ya estaban los Montes de Oca, en la cabecera Beatriz y a su mano derecha el fanfarrón y su Novia, nosotros quedaríamos de frente a ellos. Me senté frente a Ashley, preciosa muchachita, me excitaba mucho imaginármela cascándosela a su Noviecito. Enseguida llegó Mamá con mi plato y me dispuse a comer, ellos ya lo estaban haciendo. Enseguida se vinieron las pláticas del Jr. con fanfarronerías a todo lo que da, contando sus estupideces y sus logros, Mamá no perdía detalle de sus señas y expresiones, embobada en lo que les contaba su Ahijado.

Durante la comida me enteré de algunas cosas sobre Ashley, como que era muy fiestera, que siempre estaba en el grupito de los Amigos de Randy, que muchos de ellos vendrían, que se divertirían a lo grande y algunas otras cosas más que me callo puesto que considero que no vienen al caso, chismorreos vamos. Estuve principalmente escuchando como Beatriz hacía ahínco en las festividades, eso sí, mientras hablaba cordialmente con mi Madre aguantaba las tonterías de Jr. que no había podido sentarse cerca de ella y estaba que le echaba de miradas, el asno no cesaba en decir una fanfarronería tras otra.

Ya un poco enfadado de sus pláticas, me giré hacia el frente y me tomé un segundo para contemplar la maravillosa imagen: Ashley estaba allí sentada, con su copa de vino por la mitad en una mano mientras con la otra se acariciaba de manera suave su pierna, la cuales las tenía cruzadas, y desde mi posición daban la impresión de ser suaves y sedosas. Seguí su recorrido desde sus pies hasta el borde de su faldita que tapaba poco más de lo justo de su maravilloso cuerpo. Empezaba a entender porque el fanfarrón del Jr. la había elegido como su Novia. Tenía en su mirada un toque de inocencia y dulzura que contrastaba con su cuerpo tan exquisito que me hacía hervir hasta lo más profundo de mi ser.

Sus ojos y su preciosa sonrisa me habían despertado y animado a lo que vendría en estas vacaciones. No podía evitar pensar, mientras comía, en lo preciosa que debía estar desnuda, en el gesto que tendría si le comían el coñito, en su boca abrazando una verga en lugar de comer con el tenedor el cordero, en sus delicadas manos sujetando con fuerza una verga, .. incluso cómo debería de gemir cuando lo hacía con el Jr. Sin querer estaba más cachondo y se me estaba ocurriendo una estrategia para lograr disfrutarla.

Por otro lado no podía evitar estar vigilando a mi Madre, hubo momentos en que el Jr. le echaba miraditas muy insinuantes, miradas que tenían a mi Madre ya muy nerviosa. La comida transcurría con cierta calma tensa entre ellos, Mamá parecía decidida a ignorar a su Ahijado, por lo que conversaba sólo con Beatriz, cosa que al muy imbécil no parecía importarle pues se dedicaba a tirarle indirectas que sólo mi Madre y yo captábamos, lo que mortificaba aún más a Mamá.

-“¿Se acuerda Madrina la última vez que nos vimos? ”.

Mi Madre peló los ojos y se atragantó con el vino que en ese momento estaba bebiendo.

-“Me puse tan briago que mi Madrina me tuvo que llevar a la cama ¡Ja, ja, ja!..”

-“¡Ji, ji!.. Ya ni me lo recuerdes Ahijado, ..no podía dejarte conducir de tan mal que te encontrabas ”.

-“Si, mi Madrina me trató tan bien que me sentía un Rey en la casa ¡Ja, ja, ja!..” Decía el muy cabrón en indirectas.

A mi Madre se le vinieron aquellas imágenes en su habitación rogándole a su Ahijado que la jodiera, declarándose ante él ser su Perrita esclava. Mamá no podía evitar recordar aquellas imágenes y eso ahora la tenían más nerviosa, además de que su Ahijado cada vez era más descarado en la forma de tirarle indirectas. Así estuvimos un rato más; yo simulaba estar concentrado en el plato, pero en realidad no le quitaba los ojos de encima al tipejo. De pronto, el Jr. hizo un movimiento un tanto extraño, cómo que se acomodó en la silla y, simultáneamente, Mamá pegó un respingo y se quedó tensa. Desvió la mirada y se puso a contemplar el paisaje. El Jr. seguía platicando con disimulo, para cerciorarse de que nadie notara sus maniobras. Entonces me di cuenta de que el muy cabrón se había quitado las bermudas, y que con su pie izquierdo seguro que le estaba frotando algo a mi Madre por debajo de la mesa, lástima que no podía verlo y no podía simular que algo se me hubiera caído porque de inmediato se hubiera desapartado, por lo que opté en sólo ver cómo reaccionaban.

Yo notaba que había movimiento bajo la mesa, me estaba enfureciendo por momentos. ¡Maldita sea! ese desgraciado estaba manoseando a mi Madre con el pie frente a nuestras narices. Desafortunadamente, para mí y para mi Madre, Beatriz y Ashley estaban embobadas en una revista de arreglos y decoraciones para fiesta, lo que le daba a ese maldito fanfarrón camino libre para seguir con sus cochinos jueguitos.

Habían momentos en que Mamá con la mirada le decía que se detuviera, que podrían verlo, pero el muy cabrón sabía muy bien hasta donde era capaz de llegar con sus estúpidos juegos, y si todo le resultaba a como él quería no habría mucho problema en hacerla caer en su calentona trampa de poder arrastrar y llevársela hasta cualquiera de las camas de aquellas habitaciones de esta cabaña, y disfrutar al fin!! de aquel cuerpo de diosa que llevaba esperando ya durante varios meses.

Yo por más que deseaba ver que era lo hacía no podía, ya que al tenerlo de frente me impedía cualquier posibilidad de voltear, por lo que busqué algún tipo de reflejo de algún cristal que me dejara observar que sucedía y lo encontré, a mi izquierda había un mueble tipo vitrina donde guardaban todo tipo de cosas raras, e incluso algunos cuernos y osamentas de animales de los que fueron trofeos de caza, pero al ser de cristal pues me reflejaba algo del perfil de mi Madre y de lo que sucedía debajo de la mesa y entre sus piernas. De reojo miraba hacia ese lugar para no ser sorprendido, el reflejo me regalaba las marcadas líneas que perfilaban las perfectas curvas del cuerpo de mi Madre, y de cómo estas al terminar de dibujar su espalda daban paso a delinear sus caderas para formar aquel perfecto y majestuoso trasero, terminando en aquellas portentosas y bien formadas piernas que al estar sentada se veía como estas se perdían por debajo de la mesa y sufrían de algún tipo de estremecimiento al notar como aquel cuerpo extraño quería adiestrarse entre ellas.

Entre platicas y bocadillos Mamá sentía los leves roces de las huesudas patas del Jr. en una de sus piernas, pero creyó que simplemente sería solo eso y que terminaría por enfadarse, por lo que no le dio mucha importancia a la situación, la conversación estaba de muy buen ánimo en la mesa, ella solo escuchaba atenta y se daba solo a sonreír, de vez en cuando aportaba y comentaba algunas de las decoraciones y aperitivos que se suponía tenía que haber para la fiesta. Por su parte el Jr. estaba totalmente ajeno a al debate que hablaban las mujeres en la mesa, solo estaba concentrado en continuar el leve magreo que le estaba dando a los poderosos muslos de su Madrina, pero no se contentó con solo rosar sus piernas por debajo de la mesa, en una oportunidad que vio a su Madre y a su Novia conversando animadamente con una revista de decorativos, y ya con claros efectos de lujuria, acercó unos de sus dedos del pie a la parte donde terminaba la tela del vestido de mi Mamy y muy lentamente comenzó a subirlo para dejar al aire parte de esas bellísimas piernas de ensueño que ya casi lo tenían sin aire en los pulmones. Lo subió casi hasta la mitad de los muslos, ahora solo le quedaba lanzarse a palpar las prometedoras suavidades de estas. Lo increíble era que mi Mamy no se movía, eso sí, estando a su lado alcanzaba a escuchar que su respiración ya era agitada y dificultosa, el rostro lo tenía colorado y me preguntaba cómo era que ella no se lo impedía, por qué no se levantaba para cortar con ello; eso no se hubiera notado ya que todo ocurría por debajo, además de estar todos pendientes de las decoraciones y pedidos lo podía hacer sin dificultad.

Simplemente ahora reía alegremente, ya iba como en su tercer copa de vino cuando sintió que muy lentamente su vestido iba subiendo más y despejando una buena parte de sus piernas, al darse cuenta de esto giró como resorte su cabeza para verle y decirle con los ojos que se detuviese, pero el muy cabrón sonreía y hasta bromeaba con su Madre sin apartar su pie de las piernas de mi Mamy. Ella pensó en levantarse, pero vio que el Jr. que en estos mismos momentos se encargaba de despejar sus muslos nuevamente le hacía otra pregunta ventajosa:

-“Y dígame Madrina, ¿ahora no trajo ese lindo collar de bolitas que tanto placer me daba vérselo? ”.

Mi Madre casi se atraganta con el vino. Era obvio que el Jr. no se refería a su collar de perlas, si no aquel artilugio de placer que Mamá en su calentura había llevado aquella vez a su casa, cuando este mañosamente lo había encontrado en su bolso y que pervertidamente se lo había hecho poner dentro de la alberca frente a Beatriz (Cap VIII). Era un cabrón, le gustaba incomodar a mi Mamy, que cuando escuchó eso volvió a sentarse y tratar de entretener a Beatriz y Ashley para que no notaran aquello que sucedía debajo de la mesa.

-“¿Cual collar Mónica? ”.

-“¿C-collar?, ..ah, e-el de perlas que me regaló Rodolfo en nuestro aniversario, .. a Randy le gustó mucho ”.

-“Si, tanto que le compraré uno igual a Ashley, .. veré si me regala el mismo “placer” de vérselo ¡Ja ja ja!..” Y reía burlonamente, mientras mi Madre apuraba su vino.

Nuevamente se le veían aquellas imágenes de la tarde de aquel día, cuando su Ahijado de manera mañosa y ventajosa le había pedido que nos acompañara de regreso a la casa, después de haberla tratado como a una vulgar calentura dentro de aquella piscina, para terminar en casa en una de las orgias que aun y como si fuera ayer recordaba. Y tras pensarlo en milésimas de segundos decidió no muy segura y más por sentirse tranquila de que su Ahijadito no siguiera comprometiéndola, pensó en dejarlo que la acariciara, así que seguramente solo se enfadaría y la dejaría, además que más podía hacerle debajo de la mesa y estando todos nosotros presentes.

No alcanzó a pasar ni medio minuto cuando sintió los gruesos dedos del pie del Jr. tomar posesión dentro de sus dos preciosos muslos, el hijo de Puta hasta se había deslizado más hacía el frente para llegar más lejos, estaba que se desmayaba de tanta emoción, por fin la estaba acariciando de nuevo y ella se estaba dejando a que él la tocara. Mamá por su parte se sentía nerviosa, la sensación era de estar haciendo una pequeña travesura, pero de momentos aterrizaba en que eso estaba mal! Ella no podía estar dejándose tocar por su Ahijadito y que en este momento no sentía ningún tipo de respeto por lo que significaban ambos, pero lo que la atormentaba era que Mamá creía que lo que se estaba dejando hacer, era culpa solo de ella y no de él. Las sensaciones para Mamá eran difusas, en parte pensaba que ella se merecía este extraño castigo, pero otra parte de su mente le decía que estaba mal, pero lo más raro de todo era que al estar debatiéndose entre lo correcto y lo inmoral, y dejándose tocar por un chiquillo que podía ser hasta su hijo por debajo de una mesa donde su mejor Amiga y la Novia de este le causaba un extraño estado emocional que le ordenaba que siguiera experimentando; su cuerpo comenzó a sentir esas extrañas cosquillas que siempre le provocaban que cambiara y estas iban bajando desde su estómago, pasando por su bajo vientre e instalándose en la entrada de su chohito, su cuerpo empezó a sudar, estas sensaciones ya las había vivido tantas veces y siempre terminaban mal, con Fernando, con Antonio, hasta con el mismísimo viejo frente a mí; entre nerviosa y temblorosa intentaba mostrarse lo más normal posible, mientras el hijo de Puta de su Ahijado ya la recorría con su dedo gordo entre medio de sus carnosos muslos.

Mamá seguía bebiendo a tragos, pensando que con eso podría aminorar las exquisitas emociones que estaba sintiendo entre sus piernas, siendo que la realidad era que el hecho de seguir bebiendo licor más la estimulada iba prendiendo su libido, que poco a poco se iba apoderando de su cuerpo, solo que ella no lo sabía, no tenía ni la más mínima idea que lo que su cuerpo estaba empezando a sentir, era nada más que calentura. Con todas las caricias que estaban recibiendo sus chochito su vestido ya estaba casi subido totalmente, sabía que había parte de su cuerpo que estaba siendo asaltado, pero a estas alturas y por ese extraño ser que la apoderaba a ella no le importaba. El muy Cabrón solo reía, hacía mucho rato que ya había perdido el hilo de la conversación, solo atinaba a reírse y asentir todo lo que se hablaba, él estaba concentrado en las piernas de su Madrina, pensaba que ya el revolcón con su Madrina era casi inminente, y para comprobarlo quiso ir más allá de todo limite, fue metiendo su dedo por entre medio de sus pantaletas buscando y acariciando su rajita.

Mientras Mamá conversaba y reía con la Beatriz, grande fue mi sorpresa cuando me di cuenta que ella sin el menor tipo de pudor y de resistencia por su parte fue abriendo los muslos para él, y cuando estaba a punto de retacar su cochino dedo en su entrepierna, una explosión ensordecedora hiso que la ella cerrara en forma rápida sus piernas lo mismo hizo con su vestido que en una reacción casi automática lo bajo con una de sus manos devolviéndolo a su estado inicial y protegiendo sus extremidades que habían sido avasalladas por ese chiquillo perverso que le debía respeto. Todos nos quedamos pensativos por unos momentos en la mesa, incluidos el Jr. y mi Madre, para después darnos cuenta que solo eran cazadores que seguramente había espantado algún oso que rondaba por los alrededores. Para mi fortuna Mamá no pudo soportarlo más y poniendo de pretexto la pierna al horno que había preparado se levantó hacía la cocina para vigilar que estuviera ya listo. El maldito se quedó riendo para sus adentros, era claro que había puesto a su Madrina en una situación incómoda, pero lejos de reprochárselo, se levantó de la mesa simulando una llamada telefónica. ( digo simulando porque después me di cuenta de que era sólo un pretexto para ir tras mi Madre ).

Mientras Beatriz y Ashley se debatían entre los mejores arreglos para la fiesta de su hijito, el muy vivo se dirigió hacia dentro simulando la llamada, pero en cuanto estuvo fuera de nuestro rango, se perdió de nosotros y se metió a la cocina. Yo bastante nervioso, y con ansias de ver lo que sucedía, me levanté de la mesa y les dije que iría al baño, pero tal parece que ni me escucharon, se enfrascaron en una charla de decoraciones de diferentes fiestas que habían ido. La cocina quedaba apenas a cuatro metros separada del comedor, dividida por una pared de madera con el adorno de la cabeza de un alce, como si fuera la cabaña de cazadores, pero me olvidé inmediatamente de los adornos y antes de dirigirme hacía el baño, salí por la puerta trasera y me dirigí hacía la cocina pero por fuera de la casa, sabía que tenía grandes ventanales y que si me salía de la casa seguramente ni lo notarían. Así que era el momento de saber si funcionaba el dige que le había dado a mi Madre, ya que estando fuera de la casa se me hacía imposible poder escucharlos.

Cuando me asomé por la ventana, Randy ayudaba a mi Madre a colocar los platos, pero lo hacía acercándose cada vez más, situación que debió incomodarla porque se apartó ligeramente y le dijo que fuera eligiendo él una botella especial para el estofado, mientras que ella terminaba de servir en los platos. A pesar de la obvia incomodidad de mi Madre, el Jr. no dejaba de sonreír y su sonrisa se hizo más socarrona aun cuando ella se agachó para cortar un pedazo de carne de la pierna que estaba en el horno abierto en un estante inferior. Nerviosa como debía estar ni siquiera se arrodilló a cortar el pedazo sino que se inclinó para alcanzarlo, ofreciéndole al cabrón del Jr. una vista magnífica de su perfecto trasero, que al ser de delgada tela su vestido se le dibujaba perfectamente, así como una franja de tela metido entre sus cachetes.

Mientras mi Madre iba cortándole finos trozos y colocándolos en un plato, el Jr. se puso a abrir la botella y llenar una copa y beber como si nada. Una vez que mi Madre hubo sacado suficientes trozos para todos y terminaba de cerrar el horno en esa posición tan comprometedora, su Ahijado se acercó por detrás apoyando su excitado paquete en el trasero de mi Madre. Ella, asustada se irguió de un brinco quedando situada a escasos centímetros de su mañoso Ahijado. Aprovechando la confusión de movimientos el desgraciado la abrazó y empezó a meterle mano por todos lados.

-“¿¡P-pero, Randy que haces!? ”. Exclamó mi Madre confundida y enfadada al mismo tiempo.

-“Perdone Madrina, ..pero no me pude aguantar. ¡Está usted muy rica! ”.

-“¿Pero qué estás diciendo?, ..no Randy, tu Mamá, tu Novia ”.

Pero el desgraciado hizo caso omiso de las súplicas de mi Madre y siguió con su tarea de sobarla por todos lados, levantando su blusa por debajo y metiéndole la mano para sobarle los pechos. Mi Madre intentaba apartar con las manos la cabeza de su Ahijado, pero éste la tenía bien agarrada de la cintura tan fuerte que sus esfuerzos eran en vano.

-“P-para Randy, ..te juro que voy a gritar .. Se lo diré a tu Mamá ”.

-“¿Y qué le dirás?, ..que te aprovechaste aquella vez de la embriagues de su hijo para llevártelo a la cama? ”. Replicó el Jr. con tono burlón.

-“¿Cómo?, ..¡p-pero si tú fuiste el que, .. eres un cabrón! .. Déjame Randy ”. Comenzó a decir mi Madre pero el Jr. no se detenía.

-“Vamos Mamacita, ..¿o acaso ya no te acuerdas de tu Rey ¡Ja, ja, ja!..”

Dicho esto dejó de babosear el cuello de mi Madre para bajar una de sus manos y metérsela por dentro de su falda para palparle la entrepierna.

-“Madrina, la próxima vez que estemos en la mesa, te quiero sin pantaletas ¡Ja, ja, ja!..” Le dijo acercando la boca a su oído.

-“¡Para ya, por favor Randy!, ..te juro que se lo diré a tu Mamá y te... ¡ahhh! ”.

Tras decir eso, su Ahijado le mordió suavemente el lóbulo de la oreja, lo que le hizo dar un delicioso gritito de sorpresa. Su calenturiento Ahijado la besó y chupó aquella parte de Mamá con deleite, la oreja, el cuello, el hombro, mientras no paraba de deslizar su mano dentro del vestido de mi Madre. Sus caricias la estaban haciendo disfrutar enormemente, el desgraciado dejó de enredar en su bien cortado vello púbico y llevó sus dedos hasta su depilada rajita. Con el índice y el anular, separó los labios mayores, metiendo entre ellos el dedo corazón, acariciando con dulzura. Mamá ya estaba bastante mojada, ¡qué digo bastante!, estaba empapadísima.

-“.. ¡Ummhhh! ”. Un delicioso gemido escapó de los labios de mi Madre.

El Jr. alzó la cabeza para mirarla. Mamá había cerrado los ojos, disfrutando de las caricias, jadeando y gimiendo quedamente. Poco a poco fue subiendo el ritmo de sus inquietos dedos, provocando suspiros y jadeos mayores en mi Madre, dándole placer. Pero ella también le estaba dando a él, con su mano se movía cada vez más deprisa sobre su bulto, si seguían así, no iban a tardar mucho en correrse, pero al parecer no era lo que quería ese desgraciado.

-“.. ¡Unghhh! ¡No, no basta Randy, ..tu Mamá y tu Novia están ahí! .. No podemos hacer esto .. ¡Aah! ”. Mi Madre seguía intentando liberarse pero sus palabras cada vez tenían un tono menos seguro.

-“No se preocupe Madrinita, ..lo haré rápido ”. Dijo el Jr. levantándole la falda para tener más acceso.

El desgraciado sin preocuparse de que pudieran sorprenderlos empezó acariciar los muslos de mi Madre como aposento, le subió el vestido hasta la cintura y aparecieron sus sensuales braguitas negras de una prestigiosa marca de lencería que yo le había visto varias veces en el cesto de la ropa sucia ( sin intensiones pervertidas aclaro ).

-“¡Espera Randy espera, no ! ”. Replicó Mamá al tiempo en que el Jr. se agachó entre sus piernas.

Su mañoso Ahijado empezó a lamerle la parte interior de los muslos con sumo cuidado haciendo que mi Madre se mordiera los labios en lo que me pareció un gesto de reacción de ella ante la invasión de su intimidad que estaba sufriendo a causa de ese niñato. Tras un buen rato lamiendo las piernas de mi Madre, colocó sus manos sobre el trasero de ella para acercarse a la nariz la fina tela negra que separaba su cara y la chochita de mi Madre. Cuando la lengua del Jr. tuvo contacto con la ropa interior de mi Madre ésta lanzó un gemido ahogado que al cabo de unos segundos fue seguido por un suspiro cuyo significado lo supe descifrar cómo que se estaba doblegando.

-“.. ¡Oh dios, no! ..¡Unnnghh! .. ¡Randy, por dios para ! .. ¡Unngh! ¡No hagas eso, no ! ”. Pero las protestas de mi Madre ya poco a poco carecían de cualquier convicción en su tono.

No podía creer que mi Madre se estuviera rindiendo nuevamente a la estrategia de manoseo de ese maldito chiquillo fanfarrón, al que no hace unos meses se había rendido bajo sus caricias y hasta se le había declarado cómo una autentica Perra sumisa. Afortunadamente todo aquello acabaría pronto, ya que se me hacía un tanto estúpido tratar de hacer algo más con Beatriz y su Novia a escasos 4 metros de ellos. El Jr. se tomó su tiempo en suspirar y tallar sus mejillas sobre las braguitas de mi Madre. Mientras tanto ella no paraba de pedir débilmente que parara, ya que sus súplicas habían pasado a ser más una seguidilla de gemidos en lugar de una petición para terminar con aquella situación.

-“¡Oh Randy!, ..quieto ya por favor, ¿qué es lo que intentas? ”.

El Jr. levantó la cabeza y le respondió:

-“Quiero comerla toda, Madrinita ”.

El maldito aprovechado tomó sus delicadas braguitas de los costados y las hizo descender hacia abajo por su cuerpo, dejando ante él su bien cuidado triangulito de bello de su chochita. Se situó a sus pies, mirando con lujuria su hermoso chochito. Mamá se dio cuenta y avergonzada, encogió las piernas privándole un poco de la celestial visión. Pero el Jr. se acercó, y apoyando una mano en cada rodilla, trató de abrir sus piernas, para acceder a su rajita, pero ella hacía fuerza y no se dejaba.

-“¿Qué le pasa, Madrinita?, ..si no sé da prisa nos van a extrañar, y a mandar a Pedrito ayudarnos. No creo que sea buena idea de que el niño vea a su Mamy toda despatarrada conmigo dentro ”.

Ella no respondió, había ocultado el rostro entre las manos, y comprendí. Le daba vergüenza.

-“Vamos Madrina, ..no sea tonta, sé que le gusta, ya me lo ha demostrado .. Sólo disfrute ”. Le susurró desde abajo.

Lentamente el Jr., fue logrando separar sus muslos, con lo que su entrepierna apreció ante él. Estiró entonces un dedo, y lo introdujo entre sus labios vaginales, explorando.

-“.. ¡Aahh!, ¡No Randy, por favor ! ”. Suspiró.

Contento su Ahijado por el resultado, continuó la exploración.

-“Madrinita para que se hace, ..es una mujer ardiente y yo se lo voy a quitar ”.

-“.. ¡Umhhh! ”. Respondió ella, enardecida por mis caricias.

-“Dígame una cosa, ..¿se la arregló para mí? ”. Le dijo refiriéndose a lo bien cuidada entrepierna.

-“.. ¡Aahh! .. ¡Aahhhhh! ”.

-“Si, ..apuesto que sí .. Tengo que agradecérselo de alguna forma ¡Ja, ja!..”

Sin decir más, llevó su boca hasta su chochito y lo besó. Mantenía abiertos los labios mayores con sus dedos, así que sin más hundió su repugnante lengua directamente en su raja, chupando y lamiendo los labios menores de la intimidad de mi Madre.

-“.. ¡Oh Rand.. ¡Aaaaahh! ¡AAAHHHH! ”. Gemía Mamá.

El Jr. metió un par de dedos en su interior, metiéndolos y sacándolos lentamente, después llevó sus labios hasta su clítoris, que estaba gordo e hinchado, y lo absorbió con la boca. Mientras lo chupaba con mis labios, como un bebé chupando de un pezón, lo estimulaba con la lengua. Aquello parecía volver loca a Mamá, que se retorcía moviendo las caderas. Mamá bajó sus manos para enredarlas en el rubio cabello de su Ahijado, empujando la cabeza contra sí, apretándolo contra su entrepierna.

Aquello estaba cada vez más candente y se estaba saliendo de las manos, los jugos de mi Madre ya resbalaban por la barbilla de su Ahijado, mi Madre ya estaba a punto y no me equivoqué.

-“.. ¡Aaahh! .. ¡siiii! .. ¡asiiii! ”. Gemía entre dientes.

Mientras se corría, sus dedos se engarfiaron en el pelo de su Ahijado, tirándole fuertemente de él. Pero al parecer, en lugar de enardecer al Jr. tal parecía que ni le importaba, sólo quería que ella disfrutara hasta el último instante, que recordara ese momento el resto de su vida. Poco a poco Mamá fue calmándose, durante su orgasmo su Ahijado no había parado de masturbarla y chuparla, pero lo hacía muy despacio, sólo para alargar la corrida. Por fin, la tensión de su cuerpo se relajó, y sus gemidos fueron reduciéndose a sordos jadeos y suspiros. Sus dedos dejaron de tratar de arrancarle la cabellera y se dedicaron acariciarle la cabeza.

Satisfecho, se deslizó hacia arriba por su cuerpo, hasta que sus caras quedaron enfrentadas. Mamá, sin dudar ni un instante, lo rodeó con los brazos del cuello y lo atrajo hacia sí, besándolo con lujuria. La desconocí, mi Madre besaba con pasión a su Ahijado, su lengua recorrió hasta el último centímetro de la boca, saboreando su propio sabor, degustando su propia humedad. Se separaron y quedaron mirándose a los ojos. Mamá estaba muy fatigada respirando agitadamente, mientras su Ahijado seguía a centímetros de su rostro jadeando, admirándola. En eso Mamá deslizó entonces una mano hasta su bulto, y la metió dentro de su short's para aferrárselo con fuerza. Un estremecimiento recorrió el cuerpo del Jr., haciendo que cerrara los ojos. Mamá se movió hacia abajo, sin soltarle la verga. Yo sabía lo que iba a hacer, pero no estaba seguro si se atrevía. El Jr. bajó la mirada y la encontró, la cara de su Madrina estaba justo en su verga, mirándola pensativa, cómo con duda en la mirada.

-“¡Madrina ! ”.

-“No, no, ..ahora me toca a mí ”.

-“No, Madrina, no lo haga ”.

-“¿Por qué?, ..creía que eso era lo que querías ”.

-“Si lo quiero, ..pero usted no quiere hacerlo. Y no voy a consentir que haga algo que no desea sólo por darme placer a mí ”.

-“P-pero tú me has hecho ahí.. Bueno, ya sabes, y es justo que ahora yo...”

Llevó su mano hasta la suya, la que agarraba su falo, y se la apartó.

-“Randy yo... es que no sé, ..tú, ..esto, ..yo, ..la otra vez. Es que es peligroso Randy, ..si alguien se enterar no sé cómo reaccionarían. Esto es imposible Randy ”.

-“Madrina yo no le pido nada, ..sólo que los dos disfrutemos al máximo, pero si no lo quiere hacer, no lo haga. Creía que quería ser mi sumisa, pero veo que aún no está lista para eso ”.

-“P-pero...”

-“Pero nada, ..además, no me gustan las sumisas reprimidas. Si quiere disfrutar de lo lindo, ..sólo avíseme Madrina ”. Dijo arreglándose el short's.

El rostro de mi Madre estaba desencajado y tenía las mejillas completamente ruborizadas. Agachaba la mirada y sus labios temblaban ligeramente. El Jr. tomó la botella de la mesa y dijo:

-“Vamos Madrina, ..yo llevo la botella mientras se arregla un poquito y cuando esté se viene con los platos. ¿Ok, preciosa? ”.

Yo estaba consternado por la escena y no sabía cómo reaccionar. El Jr. se dio la vuelta y se disponía a salir de la cocina, y probablemente hubiera llegado primero que yo a la mesa y empezar a preguntar, de no haber sido porque mi Madre musitó algo. El fanfarrón de su Ahijado se dio la vuelta para preguntarle que había dicho cuando tanto él como yo nos quedamos sorprendidos. Mi Madre, todavía con el vestido en la cintura, dijo:

-“.. Está bien mi Amo ¡Ji!..”

¡Yo me quedé estupefacto, no lo podía creer, se había doblegado nuevamente !, ¿qué pasaría ahora?, regresé a la mesa desconcertado, mi pesadilla volvía a empezar, acabamos de librarnos del viejo aquel y ahora estaba mi Madre aceptándose como sumisa pero ahora para su Ahijado, la verdad que mi Madre no tenía Madre, ¿de dónde había sacado esos genes de Puta que le afloraban?, tremendamente molesto me fui a sentar en la mesa, aún estaban Beatriz y Ashley dialogando sobre unos adornos de mesa, que estúpidas, ¿que no se daban cuenta de lo que sucedía en sus plenas narices. Casi detrás de mí llegó el Jr. Venía feliz, con una sonrisota que no se lo quitaba nadie, aun mostraba en su labios el brillo de los fluidos de mi Madre, que rápidamente se los limpió con la lengua y el resto con la servilleta de tela.

-“Perdóneme, ..era un Amigo que preguntaba la fecha. Le he dicho que venga, ..aquí estará con falta ”.

-“Que bien mi amor, ..mira, ¿qué te parecen estos ”. Le dice Beatriz mostrándole unas lámparas de adorno en las fotos de la revista.

-“Lo que tú quieras Mamá, ..ya sabes que lo que te guste a ti, me gusta a mí, Madre querida. Por cierto, ..¿y mi Madrina? ”. Preguntó para disimular su tardía.

-“Ay, no sé mi amor, ..dijo que iba a la cocina. A de estar revisando la pierna ”.

-“¡Qué bueno!, porque ya tengo hambre, ..tengo la boca hecha agua ¡Ja, ja, ja!..” Dijo el maldito mofándose de la ingenuidad de ellas.

Al cabo de unos segundos apareció mi Madre con actitud avergonzada. Venía cargando una par de platos y con las mejillas muy sonrojadas, yo no sé cómo no lo notaron ellas, era claro que algo le había ocurrido, afortunadamente para ella, Beatriz y Ashley estaban más ocupadas en las revistas que lo que sucedía con ese par de descarados. Rápidamente se sentó y volvió a quedar delante de su Ahijado. Éste levantó su copa y ofreció un brindis por el momento.

-“Por las tres preciosuras que me acompañan ¡Ja, ja, ja!..”

-“Dichoso eres entre las mujeres, mi amor ”. Le dijo su Madre.

-“Me siento cómo un Amo ¡Ja, ja, ja!..” Le dijo mirando a mi Madre.

Que sonrojada sólo levantó la copa y sonrió de forma descarada. Yo más emputado que nada comí lo que me quedaba, tenía que prepárame para lo que se me venía, era claro que esta no sería la única vez que se encontrarían, tenía que estar muy alerta ahora más que nunca, .. ¡Maldito fanfarrón cómo lo odio!, me dije. Me fui a la recamara bien enojado, saqué mi mini cámara especial, la cual había comprado hace mucho para espiar a mi Tía. Era una preciosa mini cámara espía, me había costado una fortuna por cierto, la situé en un lugar estratégico dentro de nuestra recamara, sabía que algo ocurriría aquí por lo que la coloqué detrás de un adorno de pared, la cual apuntaba el lente directamente hacía cama y que demás giraba un poco hacía los lados lo que me daba la imagen desde la puerta hasta las ventanas, por lo que podía ver más del 85% de toda la habitación.

Con el dispositivo wi-fi mandé las imágenes a la red, y así, con mi tableta digital podía andar por toda la casa o alrededores sin perderme de lo que pudiera ocurrir en la recamara, lástima que la cabaña no tenía sistema de vigilancia si no todo esto sería mucho más fácil ...


Las dos bellas Señoras no paraban de hablar de la fiesta, charlando animadamente, se tomaron un café en la terraza, hablando un poco de sus vidas. Sobre las cuatro de la tarde, Beatriz le dijo a mi Madre que de por qué no tomaba el sol por un rato, que estaba muy blanca y que le vendría bien un poco de sol. Mi Madre le volvió a repetir que no tenía traje de baño, pero Beatriz se ofreció a prestarle uno. Yo me encontraba en la recamara navegando por Internet con mi tableta cuando las escucho bajar. Casi me muero de un infarto, tal parecía que querían aprovechar el sol y acordaron colocarse los bikinis más pequeños. Fue algo impactante para mí, Beatriz lucía un bikini azul marino, con una braguitas cacheteras muy monas que le dejaban ver un poco las nalgas de su culito redondito, muy separadas entre sí y un sostén que tapaba toda la base de sus tetas con forma de U.

Y mi Madre, pues que les puedo decir, le habían prestado un bikini color negro de dos piezas que le quedaba pequeño ( debía de ser de Ashley ya que los de Beatriz no hay manera de que entre en ellos ). Llevaba unas braguitas muy ceñidas a las caderas, con las tiras laterales muy apretadas, la parte trasera sólo tapaba la raja y dejaba sus grandiosas nalgas a la vista, temblorosas con los movimientos de su cuerpo. La delantera era tan estrecha que parte de su color más blanco de su cuerpo se miraba de su entrepierna, los pequeños pelillos rojizos de la vagina casi le sobresalía por los lados. Cada una se tumbó en un camastro a tomar el sol, boca arriba, charlando entre ellas, mi Madre con su cuerpo macizo y voluptuoso, de piel blanca y con diminutas pecas en los hombros, con su melena dorada suelta sobre sus hombros, y su amiga con su cuerpo delgado de tetas turgentes, piel doradita y vientre liso, con un culito redondito que quitaba el sentido y con el pelo ondulado suelto.

Se tumbaron en los camastros para tomar el sol. Las tetas de mi Madre, permanecían erguidas hacía arriba, mientras que las de Beatriz, más grandes y blandas, con los pezones empitonados, se caían hacia los costados. Alrededor de una hora y media llegó el fanfarrón, debió de estar en una siesta ya que se miraba algo atolondrado, pero eso no le quitaba lo metrosexual, se presentó con un bañador tipo calzón de color negro con bandas anaranjadas y sus gafas de sol. Era claro, veía a deleitarse del cuerpo de su Madrina, ahora que la tenía casi dominada. La verdad que tuve ganas de pedirle a mi Madre que se pusiera otra cosa, conociendo al fanfarrón sabía que no le quitaría el ojo en todo lo que quedaba de la tarde, pero no tuve agallas para hacerlo, me dio excesiva vergüenza, Mamá se entendía que estaban en un entorno de confianza, con su Amiga y en unas vacaciones privadas muy familiares.

Detrás del Jr. venía su Novia Ashley, que también venía algo somnolienta. Ella ahora lucía un bikini rojo chillón, de pequeñas blondas que sólo ocultaban la zona de sus pezones, dejando visible el resto de la masa blanda de sus pechos, y una tanguita con una forma delantera muy estrecha que incluso podía alcanzar a ver algo de sus vellos rubios por los laterales, finas tiras laterales unidas a una pieza transparente en la cintura de donde salía la cinta que llevaba metida por la rajada del trasero. Si la miraban de espaldas, daba la impresión de que iba desnuda. El bikini de Ashley era demasiado sugerente, se me empinó el pene nomás al verla. Nada más aparecer en el recinto de la piscina, caminando los dos ella con sus zuecos de tacón y él con sus sandalias, a modo de pasarela, Randy le dio un codazo a su compañera.

-“¡Vaya hermosuras que tenemos aquí!, ..como para enamorarse de alguna de las dos ”. Las dos Señoras rieron con la broma y Mamá, abochornada, sonrió como una niña acortejada.

-“Hay mi amor que cosas dices, ..prepáranos algo, tú haces buenas bebidas ”. Le increpó Beatriz.

El Jr. fue hacia el patio para llevarles unos tragos. Pude ver cómo se fijaba en el cuerpo macizo de mi Madre detrás de sus lentes. Unos minutos más tarde regresó al salón y le dijo a su Novia si quería una cerveza. Bebieron los primeros tragos, yo estaba incómodo por la sensual manera con la que actuaba mi Madre ante un baboso como el Jr. que no paraba de lanzarle descaradas miradas.

-“¡Como están las dos!, ..no pasa el tiempo con ustedes .. ¡Ve nada más, ..Madrina, está usted espectacular ! ”.

-“Oh Randy, que cosas dices, ..lo dices porque eres mi Ahijado ¡Ji ji!..” Le respondió sonrojada.

El desgraciado Jr. alucinaba con su Madrina, con sus tetas voluptuosas en reposo, retando efusivamente la ley de gravedad. La verdad que Mamá estaba muy buena, con su piel muy blanca y el morbo que inspiraba. Yo estaba pasando un mal rato, sobre todo cuando vi al desgraciado acercarse hasta ellas y bromear haciéndolas reír. El tipo, sea de cada quien, era una persona divertida, un tipo gracioso y juerguista que lograba animar a las mujeres.

Durante el coqueteo casi “inocente” del niñato fanfarrón, que las hizo tanto reír y se divirtieron platicando, se olvidaban del resto de los invitados ( Ashley y yo ), que para la bella Canadiense verlo al lado de aquella hermosa mujer cómo lo era mi Madre, le provocó un ramalazo de celos, la pobre estaba abandonada mientras el imbécil de su Noviete piropeaba a su Madrina y a su Madre. La tarde fue todo un martirio para la bella Ashley que apenas participó en las conversaciones y las risas. Las dos bellas Señoras bebieron y platicaron tranquilamente, con total naturalidad, sin percatarse de que al Jr. se le iban los ojos al ver a su Madrina, de aquella manera tan sensual, seguramente había participado en la elección del bikini que le había prestado a mi Madre, las tetas de mi Madre parecían querer romper el sostén que las cubría, tensaba al máximo los cordones que se anudaban a su cuello, era una delicia para el Jr. que ocultaba sus ojos lujuriosos tras los lentes de sol.

-“Madre, Madrina ..pónganse crema bronceadora, el sol aunque no lo parezca es muy fuerte y alcanzaran un bonito bronceado ”.

Les invitó de su crema bronceadora, pero lejos de eso el maldito tenía otras intenciones. Vio cómo se untaban crema de sol una a la otra, tocándose las piernas y la espalda una a la otra.

-“Quedaron preciosas, ..ya verán cómo agarran color. Ahora porque no le dan un poco a este muchachote ¡Ja, ja!..”

Ashley observaba enojada y llena de celos cómo le untaron juntas la espalda del Jr., las cuatro manitas acariciando aquella piel dorada y atlética del fanfarrón. Fruto de los nervios y los celos, se tomó varias cervezas, era claro que estaba enojadísima, pero no lo podía remediar, era una persona muy retraída, sobre todo con ese prepotente, la usaba y la movía cómo quería. En cambio el Jr. se daba la gran vida haciendo todo lo que quería, tal parecía que Ashley estaba embobada por el Jr., y él ni siquiera la valoraba.

-“Ahorita regreso, ..voy hablar con tu Papá, mi amor ”. Dijo Beatriz separándose de ellos para dirigirse dentro de la cabaña.

Yo bajé a la cocina para servirme un jugo, después de lo que estaba viendo la garganta se me había secado un poco. Mientras estaba ahí, desde la ventana veía todo lo que sucedía en la piscina con mi Madre, se había quedado muy cerca del Jr. coqueteándose y hablándose de cerca, la pobre Ashley los miraba desde otro camastro, muriéndose de celos. Cuando ya no pudo aguantar más se puso de pie para meterse a la casa y llegar hacía donde yo estaba, venía bastante molesta, además de algo ebria por haber tomado un par de cervezas.

-“Hi Pedruito, ..¿te la estás pasando bien? ”. Me preguntó con una sonrisa síntoma de su embriaguez.

-“Me aburró, .. además no me gusta que mi Mamy ande vestida de esa forma ”. Le dije molesto, sabía que ella me entendería.

-“Ouh, the little boy está jealous ”. Me dijo en tono maternal, diciéndome que estaba celoso.

-“No me gusta que se vista así frente a los hombre ”.

-“Your Mother ser una mujer very nice, guapa .. tu sentirte orgulloso ”.

-“¿Pero porque tiene que vestirse así? ”.

-“Oh, the little boy ir convirtiendo en un true man ”.

-“Tengo sed, ..gustas un vaso de jugo ”. Le invité.

-“No, thanks ”. Me respondió mostrándome su cerveza en la mano.

Ella estaba de pie cerca del fregadero viendo por la ventana, era claro que seguía celosa, por mi parte a mí me ponía un tanto nervioso pasar cerca de ella, me parecía una jovencita muy hermosa, no paraba de mirarle a las piernas y ese culito tan respingón, desafortunadamente lo tapaba con un pareo, pero lo imaginaba en esa pequeña tanguita que se había colocado. Le miraba esa carita tan bella que tenía. Esa cara de ángel pero a la vez de gatita viciosa, con unos labios que eran una tentación y esos ojos verdosos que hipnotizaban con su mirada. Además de unos pechos redondos y aunque eran pequeños se veían bastante apetecibles solo cubiertos por ese pequeño bikini, una cinturita finita y piernas bien torneadas, largas y blancas. Ya me tenía a mil con mi verga bien parada mientras la observaba. Mi bulto parecía carpa de circo y mi verga sentía que estallaba de la excitación. Me sentía arder de calentura con ese cuerpo tan sensual, sus dos sandías, su culito tan maravilloso y redondo estaban haciendo que me la imaginara en mil formas posibles.

Al acercarme detrás de ella no podía evitar mis nervios, además habían limpiado la mesa y sacado las sillas, por lo que para llegar hasta la nevera yo tenía que pasar entre ella y una de las sillas. El hueco que quedaba era muy estrecho pero me la jugué. Me acerqué y me puse de espalda a ella.

-“Disculpa. Voy a pasar a la nevera ”. Pero no me respondió seguía observando por la ventana.

Yo pude haber movido la silla para hacer más espacio, pero no lo hice, quería rozarme contra su trasero. Mi trasero contra el suyo, no importa con tal de sentirlo y..  ¡Uf!, me sorprendió lo durito que lo tenía. La verga me dio un respingo dentro de mis shorts. Ella trató de hacerse hacia adelante, pero estaba muy pegada al fregadero que apenas pudo moverse. Llegué a la nevera, la abrí y bebí un jugo fresco, mirándola. Ella seguía embobada en lo que hacía su Novio, sin mirarme. Ahora tenía que volver a pasar. Otra vez mi trasero se rozaría con su maravillo culito, pero en ese momento me di cuenta de que porque no aprovechaba este momento, quizás ella ni se enteraría, así que en lugar de pasar como antes, de espaldas, decidí pasar cara a ella. Decidí que sería mi verga lo que en esta ocasión le restregaría su culito.

-“Disculpa de nuevo ”.

Ella hizo otra vez el ademán de pegarse todo lo posible al fregado, pero yo, con las ganas que le traía, me pegué a su trasero. Pasé más despacito que antes, refregándome bien contra sus pompis. Con solo ese pareo tan fino tuvo que notar sin duda mi verga en su culito. Como ella era un poco más alta que yo, hasta me coloqué de puntitas para poder restregársela en pleno culo. Ella podía haber girado, llamarme de todo, darme una bofetada, llamar a mi Madre y contárselo todo. Pero no lo hizo. Se quedó quieta y cuando pasé, simplemente siguió observando. No me dijo nada sólo se fue a la salita para acostarse, tal parece que las cervezas la habían cansado por qué no tardó ni un par de minutos para empezar a bostecear.

Por mi parte yo no volví inmediatamente a donde estaba mi Madre. No podía ir a como estaba, con la verga dura y bien abultada. Me quedé un rato en la cocina meditando lo que había pasado, cómo era que me había atrevido, pero en fin, reaccioné en lo que pasaba allá afuera, el Jr. y Mamá sin proponérselo habían quedado solos, enseguida recordé sobre el dige que le había regalado a Mamá, era el momento de ponerlo a prueba. Cómo les dije tenía incrustado un pequeño receptor de audio, el cual podía captarlo con mi auricular, tenía un rango de 50 metros de distancia, lo suficiente para poder escucharlos desde donde yo me encontraba. Subí corriendo por el receptor que lo había dejado en la habitación, sólo esperaba que mi Madre no se fuera a meter al agua con él ya que me había costado un afortuna.

Mamá estaba sentada en el camastro, tenía una toalla para cubrirse las caderas, pero la tenía tan corrida hacia la cintura que había sobrepasado sus muslos y tenía a la vista la blancura de su entrepierna. Los pechos se balanceaban cada vez que tomaba su bebida a pesar del sostén. Su Ahijado se hallaba de pie ante ella, en silenció y mirándola. Ella se dio cuenta, aunque le daba vergüenza bajarse la toalla. Giró la cabeza hacia él y lo miró.

-“Al fin nos dejan solos, Madrina ”.

El Jr. la acarició bajo la barbilla a modo de niña buena.

-“No sabes lo guapa que eres, ..estás tan guapa, Madrina ”. Le pasó la mano por la melena.

-“Randy, yo ..por favor no lo hagas ”. Le dijo apartándole el brazo.

-“Se te ven los bellos de tu cosita ”.

Ruborizada, Mamá se miró las piernas. Entonces se elevó un poco de la camastro y trató de tirarse de la toalla, logrando taparse hacia la mitad de las piernas.

-“Es que este bikini me queda bastante, .. es tan chiquito ”.

-“Me gusta verte la entrepierna ”.

Las mejillas le ardían del bochorno.

-“Pues vaya cosa, ..déjame, anda, no seas así Randy. Tu Mamá no tardará en venir ”. Trató de cortarle.

-“.. ¡Mm!, Mi Mamá duras horas hablando con Papá, ..y Ashley se fue a tomar una siesta. Estamos solos Madrina ”.

-“Oh Randy por favor, ..mira, dejemos las cosas así, lo que tenga que pasar que suceda. Disfrutemos del día y vamos a ver que más pasa, no forcemos las cosas, vamos a divertirnos ”.

-“Esta bien Madrina, ..no forcemos las cosas. ¿Quiere que nos bañemos? ”.

-“No me apetece ahora, Randy ..quizás luego ”.

Mamá trataba de no mirarle, fijaba la mirada en lo azul del agua y en la majestuosidad de las montañas.

-“Siempre que me meto a la piscina me acuerdo mucho de usted, Madrina, ..me traen tantos recuerdos ¡Ja ja ja!..”

-“¿Así?, ..¿de cuándo? ”.

-“De cuando mi tiburoncito andaba buscando su cuevita ”. Le dijo el sinvergüenza acercándose a su oído.

-“¡Tonto!, yo creía que otra cosa ”.

-“¡Fue sensacional Madrinita!, ..y más cuando descubría sus juguetitos ¡Ja ja ja!..”

-“Para ya Randy que me sonrojas, ..en esos días andaba un poco inquieta ¡Ji ji!..”

-“¿Un poco inquieta?, ..¿porque no nos perdemos entre el bosque y se pone inquieta conmigo, Madrina? ”. Y trató de abrazarle.

-“Basta no Randy, .. no debemos hacer eso ”.

-“Va a decirme que no le gustó ”.

Mamá se ruborizó. Bajó los ojos.

-“Madrina no se sienta apenada por lo que hicimos, ..lo pasamos muy bien y es lo que importa. Sólo déjese llevar, ..déjeme disfrutar de su cuerpecito, es una pena que se esté despreciando sola ”.

¡Mmm!, si el Jr. supiera que tan solita se la pasado mi Mami después que enviudó, pero bueno. Mamá se acercó a él. Su Ahijado estaba sentado con las piernas separadas y sus pies apoyados en el suelo. Su cabeza recostada en el cabecero de la tumbona. Ella se sentó delante de él apoyando su espalda contra su pecho.

-“Ponme más crema ”. Le dijo Mamá echándose su melena hacía el frente para dejar su espalda libre.

-“¿Que no se supone que yo soy el Amo? ”.

Mamá giró su cabeza en un escorzo para mirarle a los ojos.

-“Solo bromeaba, Madrina ¡Ja ja ja!..”

Se untó crema en las manos para pasárselas por los hombros. Le pasó los brazos alrededor del cuerpo y la acercó más a él. Mamá acomodó su cabeza contra su hombro. Los dedos del Jr. empezaron a jugar con su ombligo envalentonados al ver que ella no le rechazaba ya más nada.

-“Tiene un cuerpo de escándalo, Madrina, ..siempre lo ha tenido ”.

-“No que va, ..lo dices porque soy tu Madrina .. Además, Ashley no se queda atrás ”. Se rió mientras lo decía.

-“Me gusta más el suyo, es como más, más...”

Mamá giró nuevamente su cabeza para mirarlo a los ojos.

-“A ver lo que vas a decir ”.

-“El cuerpo de Ashley es muy bonito, cuidadito, ..tiene todo muy bien acomodadito pero el suyo nada que ver. El suyo es macizo, voluptuoso, toda una hembra, lo que cualquier hombre quisiera tener. Usted es perfecta Madrina, sus pies, sus rodillas, sus muslos sus ... ”

-“Para, para, no sigas subiendo ¡Ji ji ji!..”

Mi Madre se apretó contra él, ronroneaba como una gatita.

-“¿Qué más? ”. Le dijo mi Madre esperando más elogios.

-“¿Más? ”.

-“Sí quiero más ”.

-“Bueno, Madrina, ..hay partes de su cuerpo de las que no puedo hablar si no recordarlas ¡Ja ja ja!.. Pero de lo que puedo ver me encantan sus caderas ”. Mientras lo decía desplazó la mano por su cintura y bajó desde allí dibujando líneas imaginarias con todos sus dedos sobre la cadera.

Mamá no se movió, su cuerpo estaba tibio y tranquilo. El Jr. lo aprovechó y su mano la deslizó por debajo del cordón que unía los dos trozos de tela de la braguita de su bikini, acarició con cuidado esa parte sin deslizarla ni un centímetro ni hacia su trasero ni hacia su pubis. Al mismo tiempo ella empezaba a sentir una enorme presión en su entrepierna. ¡El desgraciado le estaba enterrando las bragas en la entrepierna!. Mi Madre no decía nada, juntó sus brazos sobre su vientre, sus manos, tensas, cubrían la mano izquierda de su aprovechado Ahijadito.

El cabello de mi Madre le tapaba la cara al Jr. Apuesto que el infeliz sentía unas ganas irreprimibles de masajear sus pechos por encima del bikini, unas ganas terribles, pero no se atrevía, aunque no podía contenerse. Su mano derecha crispada rodeó el cordón de la braguita para evitar la tentación de buscar las tetas de su Madrina. Sus dedos dieron varias vueltas sobre sí mismos enrollándose al cordón tensándolo, la tela que cubría el pubis de mi Madre se estiró presionando su chochita. Ella gimió levemente. Su Ahijado ejercía más presión, volvió a gemir. Los pezones de mi Madre empezaban a sobresalir por encima de la parte de arriba del bikini. Ella desplazó una de sus manos y la puso sobre la de Randy. No quería quitarla sólo evitar que siguiera adelante.

-“T-te has quedado callado, Randy, ..no me dices nada más. ¿No hay nada más que te guste? ”.

-“Me gusta toda, Madrinita ..¿le parece poco? ”.

-“¡Mm! .. Todo no es mucho, ..las mujeres siempre queremos más y a veces eso tampoco es suficiente ”. Mamá dejó escapar una risita. Sus manos sujetaban con fuerza las de su Ahijado.

-“Ande Madrina, ..acompáñeme al bosque. Ahí le diré lo que más me gusta de usted ”.

Mamá no dijo nada, aflojó la presión de sus manos. El Jr. inclinó su cabeza y llevó sus labios a la oreja de su Madrina. Comenzó a susurrarle al oído que era muy linda, que era la Mujer más hermosa que había visto en su vida, que la deseaba más ahora que a su Novia, eso a mi Madre la hacía sentir esplendorosa, dichosa. Que le dijeran que era más hermosa que una chiquilla de 18 años la llenaba de orgullo, siendo mi Madre tan altiva y orgullosa que se lo dijera su Ahijado tan atractivo, eso la llenaba de gozo.

Mamá no se movía, tenía su cuerpo inmóvil, como hipnotizado, sus pezones eran una erupción interminable que amenazaba con desgarrar la tela del bikini. El bulto de su Ahijado ya totalmente tieso había alcanzado su trasero, aun así, Randy con sus manos ya libres la tomó por la cintura y la atrajo hacia si hasta que sus respectivas caderas quedaron pegadas la una con la otra. La verga de su Ahijado a través de la ajustada tela del bañador rozaba todo su trasero y la parte de abajo de la espalda buscando un espacio libre en donde poder acomodarse. Comenzó a morderle la oreja. Hubo un instante perfecto en donde el tiempo pareció pararse para ambos, en donde todo parecía un sueño posible. De repente Mamá se incorporó, se ajustó discretamente el bikini y se puso las gafas de sol. Su voz parecía temblar.

-“¡R-Randy, por dios!, ..nos va a ver todo el mundo ”.

Con un movimiento rápido Mamá tomó su toalla y se la puso sobre la entrepierna mientras se levantaba. Volvió un instante la vista pero con las gafas de sol no podría decir si lo miró a los ojos o a su terrible erección, y enseguida se alejó. Unos segundos más tarde llegó Beatriz para seguir disfrutando del sol.

-“Mónica, ..pensé que ya estarías en la alberca, anímate amiga. El agua de aquí es buenísima para la piel, ..dicen que es sacada de un manantial de aquí cerca ”.

-“Yo la invité, Madre ..pero mi Madrina no se quiere animar ”.

-“Yo los acompañaría pero se me cortó la llamada y estoy esperando a que me vuelva a llamar Raymundo. Pero anda amiga, ..¿venimos a divertirnos o venimos para hacer lo mismo que en casa? ¿eh? ”.

-“Ok, ok, ya se pusieron los dos contra mí, ¿qué hago? ”.

-“¡Bien Madrina así se habla!, ..es más, le voy a enseñar a jugar wáter polo. Soy el capitán del equipo de mi escuela ”. Y bla, bla, bla, empezó con sus fanfarronerías.

-“Esta bien, pero no vayas a lastimarme, ¿eh? ”. Le dijo con una sonrisa tonta.

Mi Madre se puso de pie sacándose la toalla de la cintura. ¡Mierda!, que descarada, pensé, ..y porque lo pensé?, cómo les había dicho mi Madre portaba un bikini de color negro ajustadísimo, tanto que la hendidura de su chochita se notaba sobre la bombacha, esa prenda era como un guante y lo que más llamaba la atención era cómo se le metía en sus partes traseras, las nalgas de mi Madre prácticamente borraban por completo la tirita que atravesaba su trasero, que cualquiera que la viera de espaldas diría que no llevaba completamente nada.

Apenas se quitó la toalla y el medallón que le había regalado, ( lo bueno, ya que me había costado muchísimo y me tenía con mucho pendiente ). Los piropos por parte de su Ahijado no se hicieron esperar, que con un chiflido mientras ella reaccionaba con una risa tonta y le agradecía; Beatriz por otro lado le envidiaba, ya que siempre deseó tener el cuerpo voluptuoso que tenía mi Madre.

-“Bueno dale, empecemos ”. Dijo Mamá tratando de sacarse la tela de la cola, pero eso era prácticamente imposible.

Ahora si me acerqué a ellos, ya no había motivos para seguir escondiéndome, Beatriz se encontraba con ellos y no creería que intentarían algo frente a ella. El jueguito que estaban por jugar era claro que llevaría las de ganar el Jr., era por de más ventajoso, el hijo de puta ya iba excitado, incluso ni había tenido del descaro de acomodarse el bulto, el muy cabrón casi se le salía del bañador diminuto que llevaba, lo llevaba de lado, con su asqueroso glande dibujado casi sobre la tela. Mi Madre se había percatado de ello y mientras le seguía con una sonrisa de picardía se lo hizo saber, sonriendo le dijo que tuviera cuidado de un resfriado, refiriéndose a aquel el pene casi se le salía, no le contestó, simplemente sonrío.

Las verdad que estas cabañas eran un verdadero paraíso sobre las sierras, estaban inmersas en este enorme bosque, con los lujos que solo una familia pudiente pudiera costear, la piscina era muy grande, que por cierto al verme el Jr. me invitaba a darme un chapuzón, fue en ese momento que al fin mi Madre se acordó de mi persona, volteando al verme con su cara ya sonrojada por los toqueteos que había llevado con su Ahijado, Randy quiso ofrecerme unos short suyos, pero era claro que era mucho más alto y corpulento que yo, de manera que no podría usar ninguna prenda de él, al final terminé quedando de espectador al lado de Beatriz, total no tenía ni ganas de aguantarlo dentro del agua con sus dotes de Atleta de alto de rendimiento. Antes de meterse el muy fanfarrón se puso a calentar los hombros como si estuviera en competencia, que su único motivo era para mostrársele a mi Mamy, que aunque sonriendo por sus ocurrencias Mamá no pudo evitar echarle un ojo. Tengo que reconocer que a pesar de lo odioso que es el tipo tenía un físico muy bien conservado, a pesar de no hacer nada más que irse de fiesta se notaban las horas de gimnasio y deportes, fue inevitable ver su miembro, el muy cabrón seguía firme sin importar que su Madre como yo pudiéramos verle, miré a Mamá para observar su actitud, pero ella, adelantándose a los hechos ya había clavado sus ojos en su entrepierna, no pudo evitar chuparse los labios, la verga de su Ahijado era llamativamente gruesa y cabezona, inmediatamente se me cruzaron por la cabeza aquellas imágenes de mi Madre en cuatro patas sobre su cama debajo de aquella pequeña mesa de cama sosteniendo en su boca la verga de ese cabrón, tuve que sentarme por que comenzaba a tener una erección.

Miraba a mi Mamá y la veía hermosa, estaba muy excitante con esa tanguita provista por Beatriz, era negra y el triángulo apenas llegaba a cubrir sus bellos púbicos, que si no fuera porque Mamá la lleva siempre arreglada seguro que sería un problema. Randy en ocasiones observaba el triángulo de mi Madre y pude ver que como ella él también se frotaba los labios, sin entender por qué empezaba a gustarme como se estaba sucediendo los hechos, pues mi Madre se paró al borde de la piscina y giró sonriendo mirando fijamente a su Ahijado para que la observara, como les dije solo una fina tirita desaparecía entre sus nalgas redondas y grandes.

-“¡Te felicito Pedrito, tienes una Mamá hermosa! ”. Exclamó sin ningún tipo de pudores. ¡La tuya también está muy rica! Pensé mirando a Beatriz que empezaba a relajarse sobre el camastro con sus lentes oscuros, ajena en lo que sucedía entre su mejor Amiga y su hijo. Empezaba a imaginarme cómo iba a terminar todo, no sabía cuándo pero sabía que algo estaba a punto de concretarse.

Pusieron un par de macetas como arco y se metieron a la piscina para empezar. Mamá hacía de defensa, mientras su queridísimo Ahijado trataba de meterle unos goles. La verdad que eso sólo era un simple pretexto para manosearse bajo el agua frente a Beatriz y frente a mí, aunque claro cómo saben yo siempre iba un paso adelante, jeje.. Yo los veía moverse mientras la pija del Jr. empezaba asomarse dentro de su bañador. ¡Mhh!, y mi Mamy, que linda estaba, con esa braguita minúscula y su lindo trasero cuando nadaba o se sumergía dentro del agua para avanzar a buscar la pelota. Los roces, las tocadas involuntarias, algunos manoteos a propósito, empujaditas mutuas, esos acercamientos con apoyadas, tironeos forzados con miraditas y sonrisas hicieron que la verga de su Ahijado forzaba con querer romper el bañador hasta mas no poder. Y más cuando según él, la trataba de marcar poniéndose detrás de ella viendo como su trasero se bamboleaba de un lado a otro a escasos milímetros de sus caderas. Pero lo más interesante ocurrió a continuación:

-“Enseguida regreso, ..Raymundo está marcando de nuevo ”. Beatriz volvía a regresar a la casa para contestar el teléfono.

En ese momento vi cómo el muy vivo del Jr. tomó la pelota con la que estaban jugando y no sé si con la uña o un pedazo de clavo le sacó todo el aire haciendo que la pelota se hundiera y llegara hasta el fondo. Como la piscina era algo era casi imposible verla desde adentro, aunque claro que desde donde yo me encontraba la miraba perfecto.

-“Madrina, no la encuentro, ..se fue hasta el fondo. Venga, ayudarme ”.

-“¿Qué?, ..¿pero cómo pasó eso? ”.

Cuando llegó Mamá a donde estaba empezaron a buscar, el fanfarrón disimulando por supuesto y mi Madre buscando por todos lados. El desgraciado fanfarrón ya no daba más, tenía la verga que explotaba dentro de su bañador, viendo cómo se movía su Madrina de un lado a otro y cuando se sumergía para ver el fondo su impresionante trasero salía del agua dibujando dos bellas montañas, mostrándole a su aprovechado Ahijado como la tirita del bikini le separaban la concha a la mitad y le dividían las prominentes nalgotas, ¡uff!, para que negarlo, yo también me estaba poniendo a tope, tanto que tuve que ponerme una toalla para disimular.

-“No la veo Randy, ..¿estás seguro que se sumergió ahí? ”.

-“¡Claro Madrina!, ¿dónde más?, ..fíjese por ahí, si la ve ”.

-“No creo que este en el fondo Randy, ..la pelota fue para el otro lado ”. Le contestó.

El muy desgraciado se estaba aprovechando de mi Madre que tan tonta caía en sus sucias intenciones, la piscina debía de tener unos 3 metros de profundidad por lo que ella no lograba ver la pelota al fondo.

-“Inclínese y fíjese Madrina, ..por ahí debe estar ¡Ja ja ja!..”

Y saben que paso?, mi Madre se sumergió en el agua y se inclinó, no lo podía creer, que tonta, era obvio que su calenturiento Ahijado sólo quería aprovecharse de ello para manosearla. Cuando mi Madre se sumergió para que según ella bucear la pelota, el aprovechado de su Ahijado tenía la esplendorosa visión de todo ese culito parado dividido por una tira de tela que separaba sus cachetes y cubría el bombachito de su entrepierna. El muy Cabrón fue rápidamente y la sostuvo.

-“Yo la detengo Madrina, fíjese bien ”. Ante la situación se mostró un poco sorprendida pero igual dejo que pasara.

La verdad la situación no parecía real, ni yo lo creo, pero era obvio que mi Madre estaba jugando con él también, eso era lógico si no todo eso no hubiera pasado.

-“Pero me sostienes Randy ”. Dijo ella.

Se dan cuenta?, estaba jugando con su Ahijado, exponiéndose, excitándolo cómo una chiquilla calenturienta. Así que el muy Cabrón con una mano la sostuvo de la cintura y con la otra no aguantó más y se arriesgó a todo, sin importarle que yo estado cerca pudiera verlos. Se hizo aún lado el bañador y se sacó la verga afuera, reparada, sin que según él yo no pudiera verla. El Maldito fijó su vista en mí, y con todo el cinismo del mundo me dijo casi riéndose en mi cara:

-“¡Pedrito!, ..tu Mamá no alcanza a ver la pelota en el fondo. Serías tan amable de ir a traer los visores que tengo allá en mi cuarto ”.

Yo haciéndome el ingenuo de todo jugaba con mi celular, haciéndome pasar por retraído simulaba jugar, pero cómo ya saben siempre llevaba un paso más adelante que ellos.

-“¿Y porque no lo haces tú?, ..tu siempre andas diciendo que eres buen nadador ”.

-“Pedrito, ..¿qué es esa forma de contestar?. Ve hacer lo que te pide Randy ”.

-“No, no déjelo Madrina, ..lo que pasa es que está jugando. Yo también me hubiera molestado ”.

-“No, no Randy, ..él tiene que aprender. Pedrito ve por lo que te dijo Randy y no protestes ”.

Bastante molesto me levanté de donde estaba y me dirigí para dentro de la casa. Iba furioso, que no se daba cuenta Mamá que lo único que quería ese desgraciado era estársela agasajando bajo el agua, seguramente ella también lo quería ya que ya tenía las mejillas rojas cómo dos tomates. Subí al habitación del Randy a buscar los susodichos gogles, el desgraciado tenía muchos trofeos, no era un fanfarrón realmente si era muy bueno en la natación, tenía medallas y varios trofeos de torneos internacionales, realmente no mentía.

Mientras buscaba entre sus cajones no perdía detalle de ellos dos desde la ventana, por suerte tenía persianas, por lo que sólo tuve que hacer a un lado una de ellas para ver hacía la piscina. Y lo primero que voy viendo desde arriba fue ese hermoso trasero dividido con aquel diminuto bikini a punto de romperse y de mostrarle a su “queridísimo Ahijado” todos sus encantos. Mi Madre inclinada hacia delante boca abajo con el desgraciado fanfarrón tomándole de la cintura mientras con la otra frotándose el bulto mirando fijamente su trasero divido en dos por esa tirita de tela enterrada entre ellas.

El Jr. tenía unas ganas terribles de frotárselo por la cola pero se contenía. Pues estaba en eso cuando Mamá quiso reincorporarse, pero ante su repentino movimiento reaccionó poniendo la mano en su espalda impidiendo su ascenso. Haciendo que mí Mamy casi se ahogara.

-“¡Cof, coff!.. Randy, ¿qué haces? ..casi me ahogas ”. Le reclamó.

-“Lo siento Madrina, ..sólo quería que se fijara bien, ¿se fijó bien? ”. Le dijo con voz de excitación mientras estaba frotándose el bulto.

Mi Madre o era muy ingenua o muy estúpida, no se daba cuenta de que todo era un simple pretexto para estarle viendo el culo empinado. Y es más, vi como de su cara se sonreía diciéndole que no la podía alcanzar, que tratara de empujarla más hacía abajo para lograr alcanzarla. Pero lo que más me llamó la atención fue que en la orilla de la alberca se encontraba uno de los palos con red para limpiar la alberca, y que si tenían un poco de imaginación lo podrían usar para sacarla, pero obviamente el Jr. no lo haría, y mi Madre, ella no podía sorprenderme más, se volvió a sumergir, pero ahora en esta ocasión repegó todo su cuerpo al de su Ahijado para impulsarse y lograr llegar más a fondo, por lo que estaba seguro que ahora ella sí pudo palpar esa tremenda barra de carne que trataba de pugnar por salir del bañador.

-“.. ¡Aah!, .. ¡aquí, aquí la encontré!, ..ves, te dije que lo haría ”.

Cuando Mamá salió del agua, el sostén del bikini se le había corrido hacía un lado, por lo que una de sus tetas y el pezón quedaron a la vista y a escasos centímetros del rostro de su Ahijado, que bastante apenada, ( eso quiero creer ), rápidamente se la ocultó. Pero el Jr. más rápido que ella le tomó la mano impidiéndole que lo hiciera, acercando su boca a su pezón, y con los dientes mordiéndolo ligeramente hasta lograrle sacar un ligero gemido. “¡Aah!” Simulando claro está con una disputa por el balón.

-“Sabía que lo haría Madrina ”.

Ella ignoró la impertinencia de su Ahijado, estaba realmente jugando con él.

-“Mira, se reventó, ..creo que ya no podremos seguir jugando Ahijado ”.

-“No, pero podemos jugar a otra cosa, Madrina ”.

-“Así, ..¿cómo a qué? ”.

-“Al tiburón ¡Ja ja ja!..” Dijo tomándola de la cintura y acercándola a su cuerpo para apretarle el bulto sobre su pubis.

-“¡No Randy!, ..Pedrito no tardará. Además, ¿que no quedaste contento con todo lo que hiciste? ”.

-“Yo no he hecho nada, Madrina ”.

-“¿Ah no?, ..se te hace poco. Si no fuera por el bikini ya me hubieras embarazado ”.

Mamá se soltó de sus brazos y de manera juguetona se alejó de él nadando a grandes brazadas, sacando su trasero por sobre el agua para que su Ahijado pudiera regocijarse más de él, cómo diciéndole “esto es tuyo si lo logras alcanzar”. Por lo que el Jr. entendió el mensaje y cómo buen atleta en la natación logró alcanzarla, pero cuando lo hizo, Mamá ya había alcanzado los escalones para salir, por lo que no le quedó de otra al fanfarrón que sólo ver esas nalgotas escurrir de agua cuando ella salió de la piscina. Pero Randy no se iba a quedar relamiéndose los bigotes nada más, si no que bastante frustrado se acercó a ella y sin pensar le pegó una fuerte nalgada, tanto que hasta donde yo estaba fuerte lo pude escuchar, ¡SPLASHHHHHHH!!!, y un grito con un:

-“¡AAAAHH!!! ”. Quedando con la boca abierta sorprendida.

Dejando la pelota y tomándose las nalgas con las manos.

-“¡Ay Randy!, ..que has hecho ”. Le dijo.

El desgraciado no pudo evitar reírse fuerte, se estaba cagando de la risa.

-“Si, ¡Ja-ja!.. muy gracioso, ..pero me dolió mucho ¿entendiste? ”.

-“Vamos Madrina, ..que no fue tan fuerte ”.

-“Pero, ..cómo me dices eso, mira cómo me dejaste ”. Mientras se giraba un poco y trataba de observarse el trasero.

El Jr. se hizo el consolador y le dijo:

-“Lo siento Madrina, ..a ver, que no le hice nada ”. Acercándose a ella y tomándola de la cintura para girarla.

-“¡No suéltame Randy!, ..me has lastimado ”. Agregó.

-“Pero déjeme ver ”. Le insistió mientras se colocaba detrás.

Ella intentó darse la vuelta.

-“Quietita Madrina, que quiero ver ”. Casi le ordenó y la sujetó de un brazo.

Se tranquilizó lo cual aprovechó el maldito para pasarle la mano por la cola. Le dio una pasada completa, desde la espalda, pasando por sus dos grandes montañas de carne y entre medio de ellas, casi siguiendo la tirita de tela que se perdía entre ellas.

-“¡Epa! ”. Respingó Mamá al sentir la mano de su Ahijado en lo más prohibido de su cuerpo.

-“Pero si no le pasó nada, ..esta re bien, mentirosa ”.

Le dio otra palmada fuerte en el glúteo que casi se va para adelante y le dijo:

-“Más se las he lastimado antes ”. Vi su cara de sorpresa y la boca semi abierta de mi Mamy.

-“Pero ... ” Se acercó y le pegó pero ahora ella una nalgada.

Me quedé de piedra sorprendido también por la acción de mi Madre, mientras se reía y se alejaba de su Ahijado sobándose el glúteo maltratado y sacándose el bikini de la cola.

-“¿Ah, si?, venga acá ”.

Era claro que el Jr. no se iba a quedar así cómo así. Fue y la tomó de las muñecas para traerla hacia él y palmearla.

-“¡No, no! ”. Decía ella riéndose cómo una chiquilla e intentando zafarse de él.

Un nuevo jueguito de nenes había empezado con toqueteos y deslices, forcejeando los dos, su Ahijado intentando acercarla y ella queriendo escapar.

-“Venga acá Madrina, ya va a ver ”.

Hasta que en un momento el muy cabrón del fanfarrón le dio la vuelta, la tomó de la cintura, la rodeó con sus brazos y se apoyó con todo el descaro en su trasero.

-“Venga le digo, ..no se va a escapar ”.

Pero Mamá se las ingeniaba para salirse hacia delante pegándole en los brazos para soltarse, y de nuevo su Ahijado la traía y le repegada su cipote cada vez más fuerte, aunque me daba cuenta que cada vez que la apoyaba Mamá presionaba su trasero más fuerte contra el bulto del Jr., que por cierto estaba como un mástil lleno de tanta sangre acumulada. Su estúpido jueguito siguió unos minutos más, cuando me di cuenta de que Ashley los observaba también desde la puerta. La pobre observaba cómo su Noviecito correteaba a su flamante Madrina todo excitado, el desgraciado sin darse cuenta de que su Novia lo observaba estuvo magreando a mi Madre durante todo su estúpido juego. Una de las veces que la atrapó, mi Madre se inclinó hacia delante “sin querer” haciendo que el Jr. casi la penetrara con su bulto sobre su cola. El fanfarrón se lo estaba pasando en grande, sin embargo su bella Novia estaba pasando apuros al ser testigo de aquella diversión. -“Tal vez sólo era una absurda suposición entre Madrina y Ahijado, siempre existió bastante confianza” seguro pensaba Ashley, lo único que temía es que su Noviecito no la dejara abandonada por andar de calenturiento con su Madrina.

Ella no les decía nada, sólo observaba, era una espectadora más de la secreta y prohibida relación entre Madrina y Ahijado. Lo que si era claro es que si seguía así seguramente se daría cuenta de todo, por lo que rápidamente tomé los gogles y bajé corriendo, ( por supuesto que no lo hacía para salvar la relación que tenía el Jr. con su Novia, lo hacía por mi Madre, si se llegara a descubrir que ella tuvo algo que ver con su Ahijado entonces sí que sufriría, además para que me hacía, no me la pasaba tan mal observándolos ). Bajé corriendo por las escaleras hasta que llegué donde estaba Ashley.

-“Ashley ”. Le hable a su espalda para que volteara.

-“¡Pedruito, ..¿what happen? ”.

-“E-este, ..Randy me pidió un par de toallas, pero no sé dónde están. Podrías buscarlas por mí ”.

-“¿Towels?, ..ok, mi traer touallas ”. Dijo ella y se dirigió al baño de la planta baja.

Sólo esperaba que el jueguito ese terminara. La desfachatez de mi Madre no tenía limites, si seguía así iba a hacer que su Ahijado se la cogiera ahí mismo. Pero gracias a su jueguito de hacerse la difícil se le escapó, pudo lograr zafarse de sus brazos y correr hacia el camastro para tomar su toalla, riéndose como una chiquilina. pero por desgracia su Ahijado andaba tan caliente que no la dejaba. Inmediatamente reaccionó y la siguió en sus propios pasos pensando: “si te agarro no te salvas”. La alcanzó justo cuando ella se inclinaba para tomarla, sobre el camastro, donde cayeron él sobre su trasero. Mamá pegó un fuerte grito:

-“¡Nooo ! ”. Al sentir que estaba atrapada.

Randy se salió de encima de ella y se puso a un costado pero la tomó de la espalda con una mano y con la otra empezó a nalguearla fuerte. “¡Splash!!, ¡Splash!!”, Si seguían así Ashley regresaría y entonces si todo esto se descubría.

-“¡Basta, basta, noo ! ”. Suplicaba ella.

Pero su Ahijado estaba empecinado, no le hacía caso, “¡Splash!!, ¡Splash!!”, a su culo temblante.

-“¡Ya basta, no ! ..me duelee !, me duele ! ”.

Al ver que no aflojaba las nalgadas Mamá se empezó a resistir, lo cual él aminoró la fuerza y pudo salir, pero igual la tenía sujeta del brazo, resistiéndose, y jugando sucedió lo más interesante, uno de sus pies como que se trabaron y cayeron sobre el piso, Randy cayó sentado pero Mamá cayo de costado, con su cabeza rozando su entrepierna. Creo que ese fue el detonante de lo que iba a suceder a continuación, si, no les importaba ya más nada, la calentura y la situación los dominó por completo. En eso escuché que Ashley se acercaba con las toallas, por lo que tenía que detener eso cuanto antes. Lo decidí en una fracción de segundo, era el momento, ahora.

-“¡A-aquí están!, ..no los encontraba ”. Les dije interrumpiéndolos y enseñándoles los gogles.

Ellos rápidamente se reacomodaron cómo si no estuvieran haciendo nada, Mamá me volteó a ver sonriendo y con las mejillas coloradas.

-“Ay mi amor, ..ya la sacamos ”.

-“Así es, ..creo que te tardaste, mi Amigo ”. Me dijo Randy.

Inmediatamente después salió Ashley con un par de toallas, venía molesta, a pesar de no haber visto esto último. Una vez estábamos todos de nuevo en la piscina se calmaron las cosas, Mamá había tomado una toalla y se había cubierto el cuerpo con ella. Pero Randy no, el desgraciado fanfarrón seguía en su bañador tipo slip. Cómo les decía llevaba uno negro con franjas naranjas y se le notaba todo el tremendo paquete que le había aumentado Mamá con su estúpido juego, el relieve de su verga y de los güevos, cómo le botaba al caminar, ¡el desgraciado lo mostraba sin ningún tipo de pudor y eso me ponía muy molesto!. Vi cómo Mamá le miraba el bulto en repetidas ocasiones, ¡la muy descarada se había quedado caliente!, vi cómo sus ojos desprendían excitación, cómo se acercaba disimuladamente a él, cómo le rozaba, cómo tonteaba incluso con su Novia delante. Se le iban los ojos hacia su paquete, aunque a pesar del tonteo, se mostraba cauta. Temí que Ashley se percatara de las descaradas insinuaciones de mi Mamy. Me entraban ganas de decirle algo a mi Madre, se comportaba cómo una chiquilla compitiendo con otra por ver quien se quedaba con el Novio.

-“¡Ay!, ..el tiempo se me va hablando con Raymundo. ¿Qué han hecho?, ¿de qué me perdí? ”. Dijo Beatriz que venía saliendo de la casa.

-“Nada, Mamá ..te has perdido de un emocionante juego en la piscina. Mi Madrina juega tan bien que no me dejaba ni atraparla ”.

-“Ven Mónica, ..necesito contarte algo ”. Le dijo Beatriz a Mamá llevándosela adentro de la casa, mientras tanto quedé yo cómo tonto con Randy y su Noviecita.

Para no hacerles mosca, me alejé de ellos y me entretuve un rato con un pequeño alce que andaba por entre las ramas, traté de acercarme lo suficiente para hacerle una buena fotografía pero cómo ya se imaginaran salió corriendo. En eso estaba cuando me percaté que ya me había alejado lo suficiente de las cabañas y podía ser peligroso, el sol estaba por meterse y una brisa extraña empezó a invadir todo. Randy estaba tumbado en la toalla, mientras su Novia permanecía a su lado sin decir nada, estaba algo molesta pero a su querido Noviecito parecía no importarle, es más parecía como si le estorbara.

-“¿Y tú que tienes?, ..ya sabes que me caga que te comportes así ”. Le dijo él reclamándole.

-“Mi ver en cómo tú fijar en your Godmother ”. Le dijo con su acento canadiense.

Él sonrió dándole un manotazo.

-“¡Tú estás obsesionada!, ..crees que quiero con todas las mujeres ”.

-“It s very petty, ..you have a good body ”.

-“Desde luego, está muy guapa ”. Dijo fijándose en ella, que en ese momento rodeaba a su Novia con los brazos, aplastándole el paquete en la cintura.

-“¿Would you like to fuck whith her? ”. Le preguntó ella con total descaro, que si le apetecía encamarse con mi Madre.

-“Si, ..quisiera hacer un trio con ella y contigo ”. Le dijo a la cara el muy cabrón.

-“¡You are a stupid! ”.

Randy la agarró de la mano y tiró de ella hasta obligarla a sentarse en sus piernas. Al ver cómo asentaba su culito sobre los muslos del fanfarrón, se me puso el pene a tope. La rodeó por la cintura con el brazo izquierdo y se irguió hacia ella. Ashley en su papel de Novia molesta trató de levantarse pero él la sujetó fuerte para que no se moviera. Alzó la mano derecha y se la pasó por encima de las piernas, arrastrando la palma desde las rodillas y empujando el pareo que traía Ashley en la cintura. Sus tetas se traslucían a través del fino sostén de su bikini blanco, chiquitas pero erguidas. Asomaron sus bragas, una tanguita blanca donde se transparentaban los pelillos del chocho. La mano del Jr. resbaló por la cara externa del muslo, llegándosela a meter por entre sus piernas, acariciándola casi hasta las nalgas. Qué manoseo tan cachondo pensaba mientras los observaba.

-“Entonces, ..¿you cheer up? ”. Le preguntó si se animaba, acariciándole el muslo muy cerca de la nalga. La tenía manoseándole el chocho, casi le podía ver el chocho con la tela de lado.

-“¡You are crazy!, ..mi no hacer nada de eso ”. Le dijo molesta, acomodándoselo.

-“¿Sabes?, ..con todo eso ya se puso de piedra .. Anda, vamos a mi cuarto ”.

-“Nou, Randy ..you Mother and Godmother estar atentas .. Además, mi no querer, ..I very angry ”.

El Jr. le susurraba cosas al oído y Ashley se reía. Vi la mirada de complicidad entre ellos. Ashley ya sonreía, tal parece que el fanfarrón con su labia ya la había contentado. Se levantó de repente y entonces Randy, antes de que se bajara la bata, le atizó una palmadita en el culo, ¡Splashh!! por encima de la tanga.

-“¡Au! ”. Dijo llevándose la mano al trasero, tirándose de la bata hacia abajo.

-“I need to fuck you ”.

-“But.. Randy, ..your Mother ”.

-“Vamos a mi recamara ”.

-“Ok, come on, ..we are going to look for a place, .. soulitos ¡Ji ji ji!..” Le dijo ella meneándole el culito al alejarse.

La estuvo mirando hasta que la vio desaparecer en la casa, luego se miró el bulto del bañador.

-“¡Puta calienta güevos, cómo me ha puesto! .. pero ahorita vas a ver lo que es bueno ”. Miró a su alrededor levantando un poco la cabeza. Mi Madre y Beatriz estaban en su recamara, y yo pues en las sombras sin perder detalle.

Ya que el Jr. se dirigió tras ella, yo salí de donde estaba y fui también hasta la cabaña. No les veía por ningún lado y subí hacia las habitaciones. Enseguida vi luz encendida por la ranura de abajo del cuarto de Randy. La puerta estaba cerrada. Me acerqué sigilosamente y pegué la oreja. Les oí acezar, a los dos, estaban revolcándose. Los descarados estaban follando mientras Mamá y Beatriz platicaban aún costado. Se me puso el pene a cien, tenía que verlo. Agarré el pomo de la puerta y con muchísimo cuidado la empujé. Los miré de perfil. Ashley estaba contra la pared. Tenía el pareo en los pies y las bragas blancas del bikini bajadas a la altura de las rodillas, mientras el muy cabrón se restregaba tras ella, se removía sobre su trasero, cogiéndosela, aplastándole las nalgas con la pelvis. Le tenía las manos metidas bajo el sostén para acariciarle las tetas mientras la besuqueaba por el cuello.

Le vi el abdomen aplastado contra su espalda. Ashley tenía los brazos echados hacia atrás para empujar el culo de su Novio. Acezaban como perros. Ella ahora le acariciaba la espalda cómo podía, y él había bajado las manos a las nalgas y se las abría rabiosamente, le abría la raja para ver cómo la penetraba. Metió la mano por delante y le frotaba el clítoris mientras la arremetía. Tras un rato de pasión, Randy se separó de ella para mostrar su pene inundado por sus fluidos, tenía la verga brillosa de los fluidos de su Novia.

-“¡Ah!, aah, vas a chupármela, ..quítate las bragas ”.

Mientras él se sentaba en su cama y separaba sus piernas para dejarle espacio, Ashley terminó de bajarse la tanga quedándose completamente desnuda. Ellos no podían verme pues la oscuridad del pasillo impedía que pudieran hacerlo, les veía en silencio, casi sin poder respirar.

-“Arrodíllate ..” Le ordenó.

-“Ruandy, ser peligr.. ”

No la dejó ni terminar la frase, nada más al arrodillarse entre sus piernas se inclinó y la tomó de la cabeza con ambas manos besándola de nuevo a mordiscos. Sus dos tetas chocaron contra la verga erguida del Jr., a veces y sin soltarle la cabeza, la separaba unos centímetros, la miraba y volvía a besarla sintiendo el golpecito de las tetas sobre su pene. La brusquedad con que trataba a su Novia aceleró mi erección que tuve la necesidad de meterme la mano bajo mi short's para tocarme. Randy volvió a separarle la cabeza.

-“¿Quieres que deje de fijarme en mi Madrina?, ..compláceme, maldita zorra ”.

Siempre la trataba igual, rebajándola, menos preciándola. Ashley no le decía nada, sólo notaba su aliento.

-“Si me quieres para ti solita compláceme, ..ahora me la vas a chupar ”.

La agarró de los rubios pelos y le bajó la cabeza con brusquedad metiéndole su ancha verga hasta la garganta. Dada la amplitud, Ashley sintió que se le cortaba la respiración y su cara comenzó a sonrojarse. El glande le obstruía el paso del aire. Tenía los labios pegados al vello púbico, con la boca llena de aquella masa dura que le impedía respirar. El desgraciado la mantuvo así varios segundos, asfixiándola. Después de varios segundos que para ella le parecieron eternos, tiró de su cabeza dejando su verga libre. Varias hileras de babas unían los labios de Ashley con la punta de la verga de su Novio. Sufrió una arcada y derramó gran cantidad de saliva sobre sus pequeñas tetas.

-“¡Chúpamela, maldita zorra! ”.

El Jr. pareció relajarse y se reclinó contra la cama dejando que ella sola procediera. La sonrojada Canadiense agarró la verga con las dos manos y acercó la boca chupándola pausadamente, bajando con sus labios por el tronco y ascendiendo hasta el glande. Levantaba y bajaba la cabeza con el mismo ritmo, con la mano de su Novio en su cabello para ayudarla con la mamada. El cabrón sudaba como un perro, distinguía las hileras de sudor por su abdomen y sus sienes. Su Novia se la mamaba sin pausa. Yo la veía de espaldas, viendo cómo movía el tórax de arriba abajo, viendo su culito desnudo. Se la estuvo chupando durante bastante rato, hasta que nuevamente su Novio la agarró de los pelos y le tiró de la cabeza hacia atrás, con las babas pendiendo de su barbilla y la verga impregnada de saliva.

-“Súbete, necesito joderte ”.

Ashley giró la cabeza al ver la puerta ligeramente abierta, y por poco y mira, pero la oscuridad me servía de camuflaje. Arqueó las cejas al verla ligeramente abierta, aseguraba haberla cerrado.

-“Randy, close de door, ”.

Pero el Jr. estaba empecinado y cegado por la lujuria. Ashley al ver que no le hacía caso se incorporó y abrió las piernas para subirse encima a él, clavándose la verga en chocho hasta el mismo fondo. Ella gimió y Randy rugió. Enseguida Ashley se echó sobre él abrazándolo, con sus tetitas rozando los pectorales de su Novio, con los labios rozando su frente y con las manitas en sus hombros. El Jr. le plantó las manos en el culo y empezó a subirlo y bajarlo machacando su verga con velocidad. Al tiempo, le chupaba las tetas que se balanceaban sobre su cara.

-“¡Uff!, uff!!.. ¿Así te gusta?, ..¿te gusta que te reviente el chocho, bitch? ”.

-“Oh yeah, baby, ..more baby, more, ¡Ah!, ah ”.

Desde mi posición podía diferenciar la veloz de entrada y salida de la verga pinchando el chocho de la bella Canadiense. Miré flujos amarillentos resbalando por el tronco de la verga. El desgraciado le movía el culo con rudeza para perforarla con ansia. Ashley gemía fuera de sí, abrigada por un placer absoluto, sintiendo cómo la gruesa verga de su Novio la invadía por completo. La estuvo jodiendo durante bastante tiempo en esa posición, hasta que la tomó de la cintura y le dio la vuelta, ahora era su Novio el que estaba arriba, con las piernas de su Novia sobre sus hombros.

Enseguida reinició las embestidas revolviéndose sobre su pelvis, con las manos escondidas bajo las caderas para arremeterle con rudeza. Retrocedí un poco mirando a Ashley, que volvía a acezar como una Perra ante las clavadas que recibía en el chocho. Vi cómo apretaba con sus manitas el culo fibroso de su Novio para que la jodiera con más dureza. Cerré un poco la puerta, pero podía verlos. Le besuqueaba las piernas y Ashley, con la cabeza hachada hacía atrás gemía cómo una Puta, se le escapaban algunos gemidos agudos que trataba de ahogar con la mano para no ser escuchada por su Suegra. Por mi parte, me metí la mano en la bragueta para tocarme la verga, la tenía a tope, por fin estaba viendo una buena revolcada sin mi Madre de por medio. Randy apretó el culo con rabia, como si quisiera ahondar, y lo mantuvo contraído mientras bufaba sobre la pequeña figura de su Novia.

-“.. ¡Ohhh!, ¡Qué gusto joderte, Puta, ..¿te ha gustado? ”. Le preguntó sin separar la pelvis de su culo.

Ashley sintió cómo la llenaba. Sofocada, se dejó caer sobre la cama, Randy aún le mantenía las piernas alzadas y la pelvis bien pegada a su trasero, con la verga bien insertada dentro del chocho. Tras varios segundos, donde trataron de recuperar el aliento, ella se irguió aún con la verga clavada. Le acarició el culo también relajando la respiración.

-“¿You like it? ”.

-“.. Uf ! .. Yeah, ..tu no cansar, you are my superman ”.

-“Tú también coges como una Puta. .. Anda, ..levántate y límpiame ”.

Su Novia se zafó y se incorporó, le vi pegotes de semen colgando del chocho, y la verga del Jr., completamente impregnada de grumos blanquinos. El muy cabrón se había venido dentro. Ashley buscó un trozo de papel higiénico y con suma delicadeza sujetó la verga y la secó por todos lados. Luego recogió su bikini y se lo puso delante de él. El Jr., aún continuaba reventado por el polvo que acaba de echar.

-“Go to the restroom, ¿ok? ”. Le dijo a su Novio, quien asintió desfallecido.

Randy asintió y entonces anduve hasta nuestra habitación para esconderme. Aguardé hasta que salió Ashley. Llevaba las pantaletas de lado. Le costaba trabajo dar pasos. El pezón de la teta derecha asomaba por el sostén del bikini. Le vi una porción de leche atrapada en el vello rubio del chocho. Irrumpió en el baño y se colocó ante la taza, tomó un pedazo de papel y se lo pasó por el chocho, limpiándose el sudor y los pegotes de semen. En eso entró Randy detrás de ella, llevaba la verga por fuera del bañador, pude vérsela ya más flácida. Irrumpió en el baño y se colocó ante la taza, con su Novia a la derecha. El muy cabrón se bajó un poco más el bañador. Desde mi posición veía los dos culos, uno junto al otro, uno fibroso y blanco, otro rosado y respingón, de nalgas tersas. Le pasó el brazo por la cintura.

-“Agárramela, ponme a mear ”.

-“¿What? ”.

-“Anda, anda, cómo la otra vez ”.

Su Novia se la sostuvo y entre las piernas del Jr. enseguida vi caer el chorro disperso de miados. Mientras meaba, se besaban a mordiscos. Randy bajó la mano para sobarle el culo y ella hizo lo mismo, deslizó su manita por las nalgas atléticas de su Novio. El asqueroso meaba por fuera de la taza dado el zarandeo de la verga. Dejó todo salpicado cuando terminó de mear y se besaron.

-“¡Uff!.. Limpia todo esto y te espero abajo, ..mi Madre no tardará en echarnos de menos ”.

Se subió el bañador y se fue después de estamparle un beso en la boca. Su Novia se acuclilló con trozos de papel higiénico para limpiar los restos de la meada. Entonces fue cuando salí de ahí y corrí hacía fuera de la casa, tenía que aparentar haber estado afuera. Cuando iba entrando a la casa me topé al Jr., que venía con una bata cómo si se hubiera duchado. La traía abierta y estaba aún sudado, además de seguir con el bañador negro mostrando sin tapujo su paquete.

-“¿Que hay Pedrito?, ..¿te estás divirtiendo? ”.

-“Al principio no, ..pero después me di cuenta de que hay mucho que ver por todos lados ”.

-“Muy bien Pedrito, ..nomás no te alejes mucho. Podría ser peligroso ”.

En eso vimos bajar a Mamá y a Beatriz, que al parecer tenía problemas con su Esposo, ya saben problemas maritales. Mi Madre venía muy guapa con un traje ejecutivo color crema. Rápidamente su Ahijado la piropeó varias veces y la rosaba cada vez que podía ( Mi Madre actuaba con naturalidad ). Cenamos bajo la postal de la linda montaña en un ambiente familiar muy animado. La noche era espléndida y una preciosa luna llena decoraba el cielo estrellado. Era mesa grande rectangular donde Beatriz era la anfitriona. Randy y su Novia se sentaron nuevamente de frente a donde estábamos nosotros, que no paró de tontear con mi Madre durante toda la cena, hasta el punto de provocar los celos de Ashley, que trataba de apaciguarlos a base de tragos de vino, como si necesitara serenarse. No podía evitarlos, al ver a su Noviete divertirse con su guapa Madrina, que aunque podría ser su Madre, le provocaba hartos celos, le enojaba que Mamá fuera el centro de atención de su Novio y que no pararan de reírse. Daba la impresión de que se habían encaprichado de ella y la hacía aún lado. Aunque tampoco quería ser malpensada, se trataba de su Madrina y Ashley sabía mantener la compostura. No quería pasar un mal trago, así es que trató de entretenerse con las charlas de su Suegra. No tenía motivos para esa ola de celos, sólo era su cabeza, seguro se debatía ...

                                              

Yo estaba al pendiente de todo y apenas hablaba con nadie. Me había vuelto más serio, más callado, menos divertido, me pasaba la mayor parte del tiempo encerrado en mí mismo. Vi que el fanfarrón también se aprovechaba de su Novia. El muy cabrón tonteaba con mi Madre mientras manoseaba a Ashley por debajo de la mesa. A mí me caía en los güevos, sobre todo por su manera de ser, era el típico chulito de Preparatoria que creía que todas las mujeres caían sobre sus pies. El desgraciado no dejaba de ver a mi Madre ni un momento y no paraba de bromear con ella, de toquetearla, de buscar algún pretexto para poder rozarla. Cómo les había comentado Mamá se había vestido muy formal además que sexy, con una falda ejecutiva bastante ajustada corta de color crema, con la curva de su trasero muy acentuada, y para la parte de arriba una blusa blanca bastante fina, con escote en pico que dejaba a la vista el inicio de su portentosos pechos, con la cual si se agachaba ligeramente dejaba a la vista buena parte sus pechos y su sensualísimo lunar sobre su pecho izquierdo: sus pechos los cuales a duras penas cubría un sujetador blanco de encaje muy sensual, dejando al Jr., casi al borde del infarto y a su Novia con una molestia mucho mayor.

-“Randy ponte algo por dios ”. Le dijo Beatriz, ya que Randy se había sentado a la mesa con una bata de baño y solo con sus bañadores.

-“Esta bien para estar aquí Mamá, ..además así me siento cómodo ”.

-“Ya sabes que no me gusta que andes desnudo, ..y menos en la mesa ”.

-“No estoy desnudo Mamá, ..tengo la bata ”.

-“Me da igual, ..ten un poco de respeto, está tu Madrina, .. tu Madre ”.

-“Mamá por favor, ..yo no tengo la culpa de que estés enojado con Papá ”.

Beatriz se quedó callada y cambio la conversación.

-“Y cuando llega Ralph, mi amor? ”. Le preguntó Beatriz a su hijito.

-“Me dijo que llegaría hasta la fiesta, ..le surgió un retraso ”.

-“Que lástima, ..me cae muy bien. Es tan ocurrente, ..seguramente ahorita nos estaríamos riendo a carcajadas ”.

-“Pero vendrá a quedarse un par de días, ..ya que atienda sus asuntos ”.

La verdad que no me interesaba para nada saber quién era ese tal Ralph de quien hablaban, pero a sabiendas de que era Amigo de Randy seguramente era otro fanfarrón igual que él; me dediqué a comer y a escuchar las pláticas fanfarronescas de Randy mientras Mamá lo escuchaba muy atenta casi con la boca abierta. Cerca de las 10 de la noche el sueño ya empezaba a pesarme, el viaje, el horario, el haberme levantado tan temprano, todo eso se me acumuló en cansancio por lo que ya empezaba a cabecear en el salón, todos estábamos frente a la preciosa chimenea escuchando aún las ideas tontas del fanfarrón.

-“¿Ya tienes sueño mi amor?, ..ya ve a dormir. Yo aún estaré aquí un ratito más ”. Me dijo Mamá al verme cabeceando.

-“Si, vamos Pedrito, ..yo también iré a mi habitación. Estoy esperando la llamada de Raymundo, ..hasta mañana chicos ”. Dijo Beatriz acompañándome. Y yo pues bueno, si no había más remedio.

-“Buenas noches Madre, ..nosotros nos quedaremos aquí un ratito más .. Además aún queda algo de vino en la botella, ¡Ja ja ja!..”

Yo no quería para nada dejar a Mamá sola con ese cabrón, pero el sueño y viendo a Ashley que no dejaría para nada a su lindo Noviecito sólo con su Madrina me dejó más tranquilo, por lo que no tuve más que irme a dormir al piso de arriba donde estaba la recamara que nos habían asignado, por si las dudas tendría a Mamá monitoreándola por el receptor de audio de su medalla, al menos podría alcanzar a oír por si intentaban algo.

Me acosté en la cama pero con el audífono en mi oreja derecha, no cabe duda que había hecho una gran compra con el dige que le había regalado a Mamá, la pobre no sabía que el regalo que le había dado su “inocente” hijito era sólo un simple pretexto para tenerla vigilada. Cerré los ojos concentrándome en lo que escuchaba, pero enseguida se me vinieron las escenas de Ashley con el fanfarrón, la verdad que esa mujer me tenía muy excitado, era tan hermosa y además una jovencita muy ardiente, con lo que me gustan a mí ( y a la mayoría de los hombres) las mujeres ardientes y ahora tenía tres en casa. Pero en ese momento mis ojos estaban solos en Ashley. No era que me estuviera enamorando de la Novia del Jr., simplemente admirar su belleza. Y sobre todo, su espectacular culito. !Maldición! . Qué maravilla de culo tiene esa mujercita. Y demás sin prejuicios de mostrar su cuerpo. Se dedicaba a pasearse por toda la casa sin ningún pudor, utilizando pocas ropas a pesar de no ser una zona tropical o estar en la playa. Sin querer, recostado en la cama, cama en la que también dormiría mi Madre, recordaba el culito de Ashley. La verga se me puso dura como una piedra. Y recordando cómo se la había revolcado con el Jr., esta tarde, me hice una buena paja a la salud de la Novia de Randy y su culazo. Esta cama sería testigo de mi primera paja en este país.

Caliente al máximo cerré mis ojos para disfrutar una nueva acabada y mientras me acariciaba mi pequeño pene la imaginaba, Ashley con la cara desencajada y con gemidos felinos seguía recibiendo las estocadas que le proporcionaba el bien dotado de su Noviete, imaginaba sus ojos que se cruzaban con los míos, sus labios entreabiertos gimiendo a cada arremetida, la imaginaba descubriéndome cogiendo con su Novio y ella se excitaba viéndome porque me descubrió haciéndome la paja, simplemente sonreía provocativamente y sus gemidos se acrecentaban, era como si se estuviera liberando sabiendo que contaba con mi permiso. Me corrí abundantemente sobre mi mano y parte del abdomen, me limpié con papel que tuve que ir corriendo al baño para no manchar la cama donde dormiríamos yo y mi Madre. Cerré los ojos deseando que llegara la mañana para poder admirar otra vez aquellas soberbias posaderas. Con mis ojos ya cerrados por el cansancio logré escuchar:

-“¿Ya no hay bocadillos? ”. Preguntó Randy.

-“Creo que están las sobras de esta tarde, ..hay bocadillos enteros de queso. Y en la nevera hay más vino ”. Le respondió Mamá.

-“¿Se va a quedar un ratito más con nosotros, Madrina?, ..aún es temprano ”.

-“Pues un ratito si, ..además, no estoy cansada. Me tomó una copa nada más, ..tengo que recoger la cocina ”.

-“Oh, no se preocupe por eso Madrina, ..usted es mi invitada, además ya es muy tarde, mañana podrá hacerlo, es más, ..porque no lo haces tú sweetheart? Anda solo recoge un poco y después alistas la recamara para acostarnos ”.

-“Randy, yo..”

-“Anda honey, ..todo el día te las pasado sin hacer nada. Recoge un poco la cocina y vete a dormir, ¿no me estabas dando lata de que tenías sueño? ”.

Era claro que Ashley lo menos que quería era dejarlos solos, ella presentía algo entre su Novio y su Madrina y por nada del mundo se quería alejar de ahí, pero Randy tenía bastante dominio sobre ella, por lo que basto una simple mirada para doblegarla y hacerla que se levantara. Mamá se quedó seria al ver como su queridísimo Sobrino trataba a su Novia, pero no le dijo nada parecía que ella también estaba doblegada por ese maldito metrosexual.

-“Randy no deberías tratar así a tu Novia, . .se ve que ella te quiere mucho y además es muy linda, como ella no encontraras otra ”. Le dijo Mama seguramente ya que Ashley se había ido.

-“Déjela Madrina, . .además sirve que platicamos usted y yo solos ¡Ja ja ja!..”

-“Pla-platicar, ..si, si platicar ”. Mi Madre se escuchaba ya nerviosa.

-“Si, platicar .. usted y yo Madrinita ”.

-“Y-y de que quieres platicar Ahijado? ”.

-“De lo linda que le quedaba el traje de baño Madrina ”. El desgraciado bajó la voz seguramente para que no escucharla Ashley, sin imaginar que el astuto Pedrito no perdía detalle de su charla.

-“Ay Randy como eres, ..mejor cuéntame como conociste a Ashley? ”. Mama trataba de desviar la plática y evitar sus indirectas.

-“La conocí en un antro, ..solamente había hablado con ella un par de veces, pero me pareció una buena persona ”. Comentó.

Randy pensó durante unos segundos y luego preguntó.

-“¿Sabía que tiene un pedazo de metal allá abajito ”. Por la manera en que lo dijo imagine que hablaba de su vagina, seguramente Ashley tenía un pircing en algún lado de su entrepierna (esto se estaba poniendo interesante ).

Escuche que Mamá se rio y con bastante pena le pregunto:

-“Lo que quieres decir es que se hizo perforar ahí? ”. Randy asintió.

-“La respuesta es sí, ..yo se lo pedí. Que le parece? ”.

-“B-bueno sé de otras chicas que se lo ha hecho, ..ellas dicen que vuelven locos a los hombres en la cama Ji ji ji!.. Según ellas ”. Mi Madre se escuchaba bromear con su Ahijado y dijo eso con atrevimiento inusual.

-“¿Y usted cree en eso?, ..se haría algo igual? ”. Pero que desgraciado, como se le ocurría preguntarle a su Madrina eso.

-“Ay Randy que cosas dice, ..ya me viera yo con una cosa de esas colgándome allá bajo ¡Ji ji ji!.. Además a mi edad ”.

-“No diga eso Madrina, ..ya quisieran muchas chiquillas tener su cuerpo ..y su vigor en la cama ¡Ja ja ja!..”

-“R-Randy, s-será mejor que me vaya acostar, ..y-ya es muy tarde. Pedrito puede despertar y buscarme ”. Entonces se dio cuenta de que ese era su Ahijado con el que nuevamente estaba haciendo ese jueguito peligroso y, un poco avergonzada, trato de levantarse pero seguramente Randy la detuvo.

-“Vamos Madrina, para que se hace ..un polvito no viene mal, ..y más después de cómo me ha puesto durante todo el día, ¿eh? ”.

-“Randy ya es tarde, ..además está tu Mamá y tu Novia ”.

Pero el fanfarrón no se quedaría tan tranquilo viendo como su Madrina se le escaba. Decidió presionar un poco más.

-“Ahh... eso explica muchas cosas Madrinita, ..no hay por qué temer, mi Madre está hablando con mi Padre y no hay nada que la separe del teléfono. Y Ashley, .. ella hace lo que yo le digo, además ya está muy cansada, se ira a dormir y no se entera de nada ”. Le presiono, de algún modo el desgraciado trataba de convencer a mi Madre, aunque ella se comportaba un tanto renuente.

Yo ya ni podía dormir, el sueño se me había ido ya, tan solo ponía atención a mi auricular y a Beatriz que estaba en su recamara alegando por teléfono con su Esposo. En eso escuché unos pasos por el pasillo, seguramente era Ashley que ya la habían enviado a dormir, ese maldito fanfarrón la movía y la manejaba a su antojo. Enseguida se me vino un escalofrío y empecé a sudar frio, mi Madre se había quedado sola con su Ahijado en la sala. Me levanté como rayo y abrí la puerta de la habitación haciendo el minino de los ruidos, la cabaña está muy oscura y solo se veía la luz de la recama de Beatriz encendida. Poco a poco me fui acercando a las escaleras en silencio, pero sin dejar de escuchar en mi auricular de lo que platicaba mi Madre con Randy.

-“Sera mejor que me vaya a dormir Randy, ..ya es muy tarde y me siento un poco mareada ”. Dijo ella intentando levantarse.

Pero antes de que mi Madre se pusiera de pie para dejar su vaso en la cocina y marcharse a nuestra habitación, su Ahijado apartando los cojines y se acercó a ella como un tigre se acerca a su presa. Mi Madre se aferró al sofá sin creerse aun lo que estaba pasando, mientras un intenso hormigueo recorría su cuerpo erizando su piel. Casi de rodillas sobre el sofá, pasó su mano por sus muslos desnudos hasta hundirla en la oscuridad de su entrepierna. mi Madre contuvo la respiración mientras los dedos se acercaban a su vagina palpitante. El desgraciado le acariciaba las ingles y ella se estremecía. Al tiempo que hurgaba dentro de su falda con la yema de sus dedos, puso su boca sobre la de mi Madre acariciándola.

-“Estás loco Randy, ..a-alguien puede bajar ”. Susurro.

-“Loco por usted, Madrina ”.

-“No Randy, no ..déjame, o gritaré ”. Le dijo sin apartar esa mano de su entrepierna.

-“No vas a gritar, Putita! ”. Esas palabras desconcertaron a mi Madre, entraron en sus oídos como sus dedos entraron en su raja, recios y sin miramientos.

Mi Madre se dio cuenta de que ya no estaba frente a su queridísimo Ahijado, si no frente a su semental que le reclamaba su cuerpo. Desconcertada pero por la clara atracción que tenía con su Ahijado sintió una oleada de calor por todo su cuerpo y abrió más las piernas para que hiciera con ella lo que quisiera.

Y Randy no perdió la oportunidad, le comió la boca con descaro mientras la lengua de mi Madre salía en busca de la de él. Sus manos acariciaban sus pechos haciendo que sus pezones lucharan por salir de la blusa. Mientras la besaba fue desabrochándola hasta lograr meterle una mano y sacarle una teta fuera, para enseguida empezar a lamer sus puntiagudos pezones cada vez más duros. Mi Madre a cada instante, miraba de reojo hacia las escaleras, que gracias a la oscuridad del bosque el pequeño Pedrito pasaba desapercibido. Incluso en un arrebato de lucidez, trató de apartarlo exigiéndole que parara aquello. Pero su Ahijado estaba decidido a no dejarla escapar. La tomó del pelo y la hizo ponerse en cuatro sobre el sofá. Sujetándole la cara contra el respaldo del sofá. Levantó su falda y pude ver que las bragas de mi Madre ya estaba corridas hacia un lado y mostraban sin descaro toda su raja, el tipejo aprovechando la posición y lo expuesta en que estaba mi Madre, le escupió en el chocho, para después empezar a esparcir las babas por toda la raja. Mi Madre podía sentir su saliva escurriendo por los pliegues de su vulva. Estaba temblando, mitad atemorizada y mitad cachonda como una Perra.

-“Ya Randy, ya, Ah! ..esto no puede ser, Ah! .. S-soy tu Madrina y tú eres mi Ahijado, .. el hijo de mi mejor Amiga, Ah !! ”.

-“¿Y eso qué?, ..eso no lo pensaste aquella vez en tu casa ”.

-“No Randy, no ..esto no puede ser. Respétame, .. respeta a tu Novia y a tu Madre ”.

Mi Madre se levantó y se reacomodó la ropa para marcharse, se dirigió a la cocina para dejar los vasos contoneando su voluptuoso trasero delante de su Ahijado, que se había quedado más que caliente después del tremendo morreo y de tenerla tanto tiempo cerca durante todo el día, tal parecía que tendría que desquitarse con su Novia después de todo. ¡Ja ja ja!.. que feliz me hacia mi Madre que no se dejara llevar por el prepotente de su Ahijado, creo que después de todo si descansaría en estas vacaciones. Estuve a punto de irme a la cama de nuevo orgulloso de la nueva actitud de mi Madre, la vi pasar hacia la cocina, llevaba las mejillas como tomates, estaba seguro que si Randy seguía insistiendo terminaría por doblegarla.

Estaba a punto de regresarme cuando en eso vi pasar al fanfarrón muy decidido hacia la cocina, yo lo sabía, ese desgraciado no se iba a quedar con las ganas, se dirigió más que decidido hacia su Madrina, llevaba la verga a tope, abultada hacia un lado de su bañador. Rápidamente y cuidando de no hacer ruido fui bajando las escaleras hasta acercarme poco a poco a la cocina.

-“Me serviré un vaso más y me iré a dormir también ”. Dijo, caminando hacia la cocina.

El desgraciado la iba siguiendo como un cachorrito jalado por una correa. Abrió el refrigerador y sacó una botella de whisky.

-“¿Le importaría tomarse un último trago conmigo, Madrina ”. Preguntó, agarrando unos hielos para mezclar con el licor.

-“No Randy, ..ya me siento un poco mareada y lo único que quiero es descansar ”. Respondió mi Madre caminando hacia el fregadero para dejar los platos y los vasos que se habían usado durante la comida.

-“Pero me va acompañar mientras la termino no? ”. Le dijo refiriéndose al vaso.

Para entonces, él ya había depositado la cantidad correcta de mezcla para su bebida. Agregó los hielos y los batió para mezclarlos.

-“Claro tomate tu tiempo ”. Le dijo y colocó un banco para sentarse frente de él.

Mamá lucía mucho más calmada de lo que estaba unos minutos antes. Se quedaron en silencio mientras Randy tomaba su bebida en pequeños sorbos. Me puse a pensar con objetividad, o por lo menos a traté… Mi Madre en el fondo estaba muy caliente, ella lo sabía, no podía evitarlo, su simple cercanía era suficiente para evocar en ella el recuerdo de aquella vez en nuestra casa. Sentía que su intimidad estaba empapada y palpitando, rogándole a gritos algo de guerra, que ese niñato imberbe y presumido la volviera a poseer. Por más que luchaba no podía dejar de recordar su enorme pene, de cómo la había manejado y de cómo le barrenaba las entrañas, de cómo la tomó y la doblegó… ¡casi lo podía sentir adentro todavía! ( jeje.. ya estoy delirando, la verdad no sé si lo pensó Mama, pero de que se encontraba caliente se encontraba ).

Yo me acerqué un poco más a la cocina, la negra oscuridad me servía de camuflaje, me acerqué lo más que pude y me quedé detrás de una gran maseta que servía de adorno para mantener aquel lugar místico. Así, entre las hojas del gran masetero y la oscuridad tenía un gran escondite para lo que pudiera suceder entre ellos. De reojo vi que él la vigilaba a la espera. Pero al ver que mi Madre no se relajaba, se cambió de lugar y se sentó a su lado, provocándole una intensa oleada de calor. Estaban en una mesa pequeña de sillas angostas y rusticas, por lo que él podía sentarse a su lado fácilmente y quedar muy pegado a ella.

Randy retomó una conversación informal e intrascendente en apariencia, pero era solo pantalla. Nuevamente comenzó a dedicarle piropos subidos de tono y poco recatados acerca de su cuerpo y haciendo alusiones a la cogida que habían protagonizado en nuestra casa y a la puerta de mi habitación. Y obviamente Mamá le respondía con toda la hostilidad que le era posible.

-“Pero no se enoje Madrinita, ..la verdad es que no la pasamos muy bien, que no? .. Yo solo quería hacerla disfrutar como aquella vez, Ja, ja, ja.. Ser su Amo de nuevo ”. Mi Madre lo fulminó con una mirada que prometía violencia.

-“Es todo Randy, ..me voy a dormir ”.

Reaccionó un tanto molesta, pero él, despacio y como quien no quiere la cosa, deslizó su mano a lo largo de la pierna de mi Madre para empezar a manosearla de nuevo. Ese sencillo pero íntimo roce le provocó un fuerte escalofrío que le recorrió la espalda y el vientre, naciendo directamente de su caliente y mojada entrepierna.

Obviamente eso no pasó desapercibido en Randy quien, sonriendo triunfante, no solo no le quitó su mano a pesar que ella se la quería sacar para levantarse e irse a dormir, sino que siguió hacia adentro y llegó al empapado calzoncito de su Madrina. ¡Mierda! No puedo creer que nuevamente yo esté viendo esto y no haga nada por detenerlos, en parte porque no quería incomodar a mi Madre y porque no quería verle la cínica sonrisota que pondría el fanfarrón al darse cuenta que yo había visto todo aquello que le estaba haciendo a mi Mamy, además porque no quise, tengo que admitir que me tenía muy caliente, este maldito morbo me había convertido en un pervertido, un enfermo que se calentaba con los polvos que le echaban a su Madre.

Randy siguió hablando como si nada, mientras sus dedos la masturbaban discretamente, en voz baja le decía cosas que buscaban encenderla más y hacerle perder el control, mientras Mamá se iba poniendo más roja y sudorosa a cada momento.

-“Para que lo niega Madrina, ..usted sabe tan bien como yo que lo qué estamos haciendo aquí es lo que queremos ”. Le dijo mientras presionaba sobre su clítoris a través de la delgada tela de su ropa íntima.

-“No, ..yo no, no ..no quiero ”. Le respondió, con muy poca firmeza y fuerza en sus palabras.

Mi Madre no podía sacárselo de encima o quizás ya no quería, ya estaba siendo seducida por su mañoso Ahijado; ella ya ardía de deseos de tener ese enorme bulto entre las piernas, seguía ansiosa por vivir aquello que sucedió en nuestra casa y además que ya no tenía mucho poder de decisión, pues apenas lograba contener los gestos en su rostro y no podía coordinar sus palabras, de manera que se aferró de la mano de su Ahijado y se dejó llevar. El Jr. la abrazó por la cintura y se apretó con fuerza contra su cuerpo, ella pasó su brazo por sobre sus hombros y solo así lograba mantenerse erguida; con placer Mamá sintió su otra mano bajar por sus caderas y luego posarse en una de sus nalgas, mayor placer le produjo cuando sintió que esa mano levantaba su falda para dejar que su otra mano se metiera más al fondo.

-“.. ¡Ooh!, No se engañe Madrina, ..usted es una hembra muy ardiente y yo sé cómo satisfacerla ”. Con un hábil movimiento apartó la parte baja de sus bragas y sorteó su vello púbico para acariciarle directamente sobre los labios… mi Madre se estremeció.

-“No, ¡Ah! .. basta, no deberíamos hacer esto ”. Le susurró.

Pero en lugar de hacer caso a la poca entusiasta sugerencia, Randy acercó su cara a la de mi Madre. Ella podía sentir el calor de su respiración en sus labios. La culpa la consumía. Su conciencia la demandaba detenerlo, pero su ardiente deseo deseaba que el hiciera cualquier cosa con ella.

-“No se resista Madrina, ..quiere repetir eso tanto como yo. Me quiere volver a sentir adentro, entrando y saliendo, tocando esas tetas duras que tiene, besándolas, lamiéndolas y mordiéndolas…” ¡Ese maldito! Sus palabras le calaban en lo más profundo, era como si estuviera leyéndole la mente… aunque cualquiera se habría podido dar cuenta de cómo estaba mi Madre.

Mamá ya no decía nada solo cerraba con fuerza los ojos disfrutando como los dedos de su Ahijado se deslizaban entre sus labios vaginales y otros entre sus glúteos frotando ahora su orificio anal. De repente observé como ese dedo mayor que se deslizaba por sus glúteos empujaba y se metía hasta la mitad dentro de su ano; para mí era por demás morboso observar cómo se enculaban a mi Madre con un dedo a tal punto que mi pene se volvió a parar, sentí como mi calzón se humedeció cuando otro dedo más buscó ese mismo orificio. Mamá miró por sobre los hombros de Randy para asegurarse de que nadie pudiera ver cómo iba a coger Ahijado y Madrina, sin imaginar que el único que les estaba viendo era la persona que más merecía de su ejemplo y respeto.

-“Lo sé ”. Respondió Mamá con voz entrecortada, lamiendo sus labios hinchados.

-“Quiere que me detenga, ..Madrina? ”.

Mamá suspiró, rápidamente perdiendo la fuerza de voluntad para terminar con eso. Ya tenía 2 dedos de su Ahijado nadando libremente adentro de ella, que ya no tenía ni fuerzas para sacarlos. Sentía sus propios jugos salirse de su cálido conducto íntimo como una fuente, inmediatamente supe que mi Madre estaba nuevamente perdida en las manos de ese hijo de Puta que tenía como Ahijado. Ya ni se enteraba de que más le estaba diciendo, sencillamente cerró los ojos y se dejó hacer.

Randy se acercó más a ella y la tomó de la cara con sus manos. Frotó los labios de mi Madre con sus dedos pulgares. A lo que ella respondió enlazando sus brazos a la cintura de su Ahijado y presionó su cuerpo fuertemente contra el suyo. Randy miró hacia abajo y sus ojos verdes se encontraron apasionadamente a los azules de su flamante Madrina. Acercó su cabeza a la de ella y entonces hubo chispas al tiempo que sus labios se tocaron. La beso ávidamente. Empezaron a besarse, la mano ansiosa de mi Madre fue directamente a su bulto duro y prominente, desesperada por la calentura trató de desabrocharle el pantalón con furiosa calentura, pero Randy lo evitó y aprovechando que ella seguía con las piernas abiertas, agarró fuertemente sus bragas por la parte delantera a modo de castigo, rudamente, dio un tirón hacia arriba. Las bragas de mi Madre se metieron en la raja de su vagina a modo de tanga. Ella se contrajo al notar la tela apretujando su clítoris y despidió un gemido sacudiendo la cabeza, como una invasión de placer instantáneo. Randy empezó a tirar hacia arriba de las bragas con bruscos tirones, insertando la tela profundamente entre los labios vaginales.

La vagina de mi Madre quedó dividida en dos. Mientras ese hijo de Puta la masturbaba con sus propias bragas. Mamá cabeceaba sobre el pequeño banco gimiendo y meneando la cadera, tratando de soportar el desbordante placer. Con la mano izquierda le tapó la boca sin dejar de tirar cada vez con más fuerza. Ella procuraba ahogar sus gemidos, aunque a veces le resultaba imposible. Menaba la cadera al son de los tirones. Randy se fijaba en cómo la tela presionaba el clítoris y cómo sus tetas se movían con las contracciones.

El desgraciado estaba masturbando a mi Madre con sus propias bragas. Ella ya se había puesto de pie y había colocado ambas manos sobre la mesa para sujetarse, tenía las piernas cruzadas para soportar tan excitante castigo; Mamá empezó a sentirse al borde del orgasmo y su Ahijado no paraba de jalar y jalar sus pantaletas. Hasta que acabo. Mi Madre no aguantó tanto placer y explotó, tratando de hacer el menor ruido posible. Apoyó los codos sobre la mesa y la frente sobre las manos como si estuviera meditando, con la esperanza de que nadie bajara en esos momentos y la vieran con el rostro descompuesto de placer.

Aun así, no pudo evitar que los fuertes espasmos de su clímax sacudieran su cuerpo delicado y se le acelerara la respiración de forma muy visible, con su tórax hinchándose y estrechándose con veloz cadencia. Simultáneamente suaves gemidos salían de su pecho congestionado. Mamá, de reojo vi a su Ahijado que continuaba hablándole con los ojos clavados en ella y una gran sonrisa en los labios, una sonrisa cínica que anunciaba su triunfo total sobre la débil voluntad de su Madrina.

La mano izquierda siguió hacia abajo. Pasó por encima de sus pechos. Ella ahora gemía con los ojos cerrados. A su paso por los pechos sujetó la blusa y con fuerte jalón le arrancó algunos botones, la dejó con ambas tetas a las vista. Ahora la mano izquierda sujetó las bragas para seguir tirando, quería arrancarle las pantaletas a fuertes tirones. En cuanto las diminutas pantaletas dieron su máximo de tensión, tiró fuerte de la braga con la izquierda y se las arrancó de un tirón, dejándola desnuda con el chocho a la vista en plena cocina. Hubo unos segundos de descanso para su vagina. Randy los dedicó para admirar aquel chochito bastante colorado por los tirones, aquellas tetas deliciosas y aquella postura tan lujuriosa. Su Madrina aguardaba. Necesitaba un poco más. Ahora no podía parar.

Espero a que se le pasara un poco, luego, sin decirle nada, levantó su cara con la otra mano y le llevó sus dedos empapados de flujos a la boca. Y Mamá, mansa y sumisamente, se los chupo, lamio en medio de la cocina. No podía creerlo, mi Madre de nuevo estaba totalmente entregada a ese niñato de mierda. Estaba enrojecida como un tomate y bajo la mirada, incapaz de volver a levantarla.

-“¡Ah!, Ya Randy por dios, ..a-alguien puede bajar y vernos ”. Dijo Mamá arreglándose la blusa hecha pedazos.

-“Por favor Madrina, no se quejé que se lo ha pasado súper bien, ..además, aun no me he acabado mi trago Ja, ja!..”

El desgraciado tomó su vaso y le dio un pequeño trago, mi Madre estaba tratando de reacomodarse la blusa hecha añicos cuando su Ahijado le derramó el vaso sobre sus pechos.

-“Upss!, lo siento Madrina, ..enseguida le seco ”.

Posando sus manos sobre los hombros de mi Madre se agachó ligeramente y empezó a pasar su lengua por donde había corrido todo el líquido, provocando un fuerte suspiro que se tradujo en un fuerte movimiento torácico que meció sus redondas tetas.

-“.. Aahh!, R-Randy ” Suspiró mi Madre observando como esa lengua ya había empezado a limpiar todo el licor y parte del sudor que cubrían sus tetas.

El desgraciado metrosexual interpretó el suspiro apagado de mi Madre y levantando la cabeza buscó de nuevo su boca. El contacto entre las dos bocas hizo volver a suspirar a mi Madre con más fuerza mientras apretaba su cara contra la de su Adolecente amante, abriendo en totalidad la mandíbula para dar acceso a los mayores placeres que le regalaba su Ahijado. Randy bajó sus manos hasta sus tetas sobándolas con fuerza y pronto comenzó a meter su mano por dentro de la camisa, abriéndola ahora si totalmente hasta dejar las tetas de mi Madre al aire. Ella sin darse cuenta ya tenía a su Ahijado nuevamente encima, la rapidez con la que trabajaba ese desgraciado debió de asustarla, que apartando la cara del beso se dio la vuelta y cerró su blusa hecha añicos ocultando sus pechos. Mi madre intentó apartarse pero su Ahijado la agarró de la cintura por detrás y la aprisionó así con sus fuertes brazos mordisqueándole la oreja.

-“¿Qué le ocurre Madrina? ”. Continuó babeándole la oreja.

-“Yo, ..n-no sé si es buena idea R-Randy ¡Ah ! ”. Tartamudeó ella.

-“Pero ¿cómo qué no?, ..¿acaso no lo está pasando bien? ”. Empezó a subir sus manos hasta las tetas de mi Madre de nuevo y comenzó a sobarlas suavemente.

-“S-sí, digo no sé, .. esto es peligroso, Randy, ..¿y si nos descubren? ”. Dijo poniendo sus manos sobre las de su Ahijado que amasaban sus pechos.

-“¿De verdad es eso lo que le preocupa? ”.

-“Unngh… aahh… ¿C-cómo? ”. Mamá intentaba resistirse pero se notaba que el fanfarrón sabía cómo tocar los botones claves de una mujer.

Randy bajó una de las manos que sobaban a gusto las tetas de mi Madre y comenzó a desabrochar en la parte de atrás el cierre de la falda de mi Madre.

-“Creo que lo que le preocupa Madrina y le asusta es que ya está muy mojada ”. Con la falda abierta empezó a dar tirones hacia abajo para lograr bajársela, afortunadamente las prominentes caderas de mi Madre se lo impedían, pero no por eso se iba a quedar con el intento. Rápidamente introdujo su mano por dentro arrancándole un gritito a mi Madre que doblándose un poco puso sus manos encima de las de su Ahijado pero por encima de la tela de su falda, por lo que Randy se daba vuelo por debajo.

-“¡Unngh… aahh… No ! ”.

-“Yo creo que sí, .. ¡Fíjese maldición, está chorreando ! ”.

-“¡Aaahhg!… oooh Randy… yo… yo…” Gimió mi Madre removiéndose con la mano de su Ahijado en su entrepierna.

-“¿Si? ” Dejó de mover la mano que estaba metida dentro de su falda, dándole un respiro.

-“Y-yo soy tu Madrina .. l-la mejor Amiga de tu Mamá. ¡No Randy, e-esto no está bien, ..quiero seguir siendo solo tu Madrina ”.

-“Y me parece bien, ..es la Madrina más bonita del mundo ”. Los movimientos de la mano que estaba en la entrepierna de Mamá reanudó sus movimientos lentamente.

-“¡Ya Randy aahh!, ..a-alguien puede bajar ”.

-“No quiero que deje de ser mi Madrina, ..quiero que sea mi Perrita, .. la perrita de su Amo ”.

-“¡Unghh, diosssss ! … ahhh! ahhhhhh!!… ah!… ah!.. ” La hembra fogosa que mi Madre llevaba dentro volvía a aflorar, y para dejar constancia de ello se frotaba ella misma las tetas con ansiedad.

-“Nunca le he pedido que deje de serlo .. Para todos será mi linda Madrina, ..pero para mí será la Perrita de su Amo. ¿Cree que podrá compaginar ambas actividades? ”. Dicho esto aceleró el movimiento de su mano obligando a mi Madre abandonar su auto masaje de tetas para volver a poner sus manos sobre la de su Ahijado.

-“¡Aaaahhnnghh ! .. ¡Maldición, que bien lo haces ! ”.

-“.. Dígame, ¿puede hacer eso por mí? ”.

-“.. Sssiiiiiiii ! … P-por supuesto que puedo ser las dos cosas… ahhhhh !… Siiiiii … ¡Tócame maldición lo necesito ! ”.

-“Esas no son las palabras que quiero escuchar ”.

-“¡Aah!, ah ! ¡Si Maldición !, seré tu Perrita, Amo… ahhh! siiii…” Aceptó mi Madre ya doblegada.

-“Pues actúa como tal, Perrita ”. Liberando sus manos del ya sumiso cuerpo de mi Madre comenzó a deslizarse el bañador hacia abajo que cayó al suelo sobre sus pies, dejando a la vista su enorme falo que ya había alcanzado todo su esplendor.

De repente encontró frente a sus ojos esa verga tan hermosa, gorda y cabezona, totalmente parada para ella con sus venas hinchadas que la recorrían desde sus testículos hasta el glande. Mi Madre se agachó con los ojos fijos en aquel enorme aparato. Lo agarró suavemente por debajo con dos manos como si fuera su objeto más preciado y sacando la lengua lamió desde el glande del pene hasta la base, volviendo a hacer el camino inverso hasta volver a tener ese hongo frotándole la nariz. Entonces cerró los ojos y abriendo la boca todo lo que pudo se metió el pedazo de carne que tenía entre manos con una cara de gozo que hacía tiempo no veía en mi Madre.

-“¡Siii mi Amo ! .. ¡Glup! Ugmmpffh!… slurp !… slurp !... ¡slurp ! ¡mmhh ! ”.

Simplemente abrió la boca y se tragó más de la mitad, fue tan brusco que casi vomitó al sentir su cabezota presionar en su campanilla. Mamá estaba desesperada por hacerlo, deseaba como nunca chupar esa verga que apenas cabía en su boca, era como si su sabor fuese exquisito y no pudiera detener su mano que se instaló entre sus piernas para que sus delgados dedos empezaran a jugar sobre su clítoris.

-“.. Oooh !, sii Perrita, ..es todo suyo ¡Oh, por dios ! ”. Gemía el fanfarrón con sus ojos al techo.

Al igual que esta tarde, nuevamente mi Madre estaba doblegada ante la verga de su Ahijado, aunque no conseguía introducirse todo ese enorme tolete dentro de su boquita, pero por sus gemidos y la expresión de su cara, se notaba que estaba disfrutando cada centímetro de verga que bailaba con su lengua dentro de su boca. El fanfarrón acariciaba la cabeza de mi Madre, recogiéndole el pelo para que no la molestara en su tarea.

-“.. Umffh ! …churps ! …chuuups !… slurrrrph !, .. ¡Me encanta tu cosota Amo, me pone tan cachonda ! ¡Mhm ! ”. Decía en los escasos momentos en que sacaba la verga de su boca para tomar aire.

A escasos metros volvía a ser testigo de cómo mi Madre se perdía, ya no trataba de ocultarme, simplemente miraba embobado como mi Madre sucumbía ante esa verga, sin darme cuenta me frotaba la entrepierna extasiado, simplemente no lo podía entender, no comprendía como podía gustarme verla mamando otra verga, era algo que me sacaba de mi notablemente a tal punto que empecé a sentir como humedecía mis calzoncillos.

-“.. Oh ! ..ohhhh ..uoooohhh… eres una auténtica chupona… ¡Oh maldición, que boca!, ..así Madrinita, chúpale a tu Amo ”. La animaba su Ahijado mirándola a los ojos mientras que le quitaba el cabello de la cara que se le había pegado por el sudor.

Los suspiros que daba el fanfarrón de gusto parecían ser una especie de halagos que alimentaba los músculos del cuello de mi Madre, pues cada vez sus vaivenes a través del pene de su Ahijado eran más rápidos y podía escuchar su respiración por la nariz ya que por la boca era incapaz de hacer otra cosa que chuparle el nabo al hijo de su mejor Amiga. No sé si sería mi imaginación pero de pronto creí que la verga de Randy empezaba a latir y sus venas se hinchaban aún más; este se aferró de los cabellos con fuerza y la apretó contra su vientre con rabia, su glande debió de llegar hasta lo más profundo de la garganta de mi Madre, pues hizo fuerza y logró soltarse quedándose únicamente con el glande dentro de la boca. La chupeteaba rápidamente y con fuerza, sus babas comenzó a salir a borbotones de los costados de sus labios, inundaban su boca y ella no hacía por limpiarse, simplemente se dedicaba a saborear y a disfrutar de ese manjar exquisito.

Cuando Mamá dejó de chupar aquella verga durante un momento para tomar un poco de aire, Randy la hizo levantarse y la puso apoyando las manos contra la mesa, con el culo en pompa, dándole la espalda. Con cierta brusquedad le bajó la falda y se le escapó una sonrisa al ver que las pantaletas de mi Madre seguían bien enterradas entre sus cachetes y la raja por la masturbación que le había estado dando con ellas. La falda de mi Madre terminó de igual manera que el bañador del tipo, en el suelo, que junto con las pantaletas que se las fue sacando deslizándolas a tirones por las piernas y tras sacárselas, la pequeña tela de encaje y húmedas quedó sobre la mesa. La hizo abrirse de patas, brindándole una magnifica visión tanto del ano como de la raja. Su cabeza se incrustó en el ángulo superior que formaban las piernas de mi Madre y comenzó a recorrer cada esquina con su lengua mientras con los dedos aumentaba la ya de por sí agitada excitación de su Madrina introduciéndolo tanto en su vagina como en el ano.

-“.. Oh! ..ohhhh, Randy ..yah ..yahh ..hazlo yah ”.

Mi Madre muriéndose de gusto, sus brazos ya no pudieron mantenerla apoyada contra la mesa, dejando caer todo su torso, aplastando sus tetas contra la madera de la mesa, mientras con las manos apretaba sus sucias bragas mojadas. Pensé que luego de la mamada todo terminaría ahí, que Mamá entendería y recapacitaría, que se iría a dormir conmigo, pero observaba por sus piernas como bajaban y bajaban líquidos, necesitaba urgente una buena porción de pija, por desgracia su Ahijado estaba ahí para ayudarle, a pesar de haberlo exprimido su Novia horas antes, su poronga seguía erecta, dura y más caliente.

Yo, a escasos metros de ahí, podía escuchar el sonido que hacía la lengua del fanfarrón al pasar por el mojado chocho de mi Madre, sorbiendo y tragando para poder continuar con su trabajo lingual sin ahogarse en ese mar de jugos. En esto le vino el segundo orgasmo a mi Madre que se dio la vuelta para mirar a los ojos al macho que la estaba haciendo gozar de este modo. Me quedé pasmado con la cara que mostraba ya mi Madre. Tenía los ojos entrecerrados y no paraba de relamerse los labios de forma obscena. Randy soltó una risita triunfadora, e introdujo un dedo en su vagina, haciendo que ella exclamara un gritito de placer y se volviera hacia adelante para morderse el nudillo de su mano.

Con el dedo todavía en la vagina de mi Madre, el desgraciado se empezó a pajear para ponérselo más rígido, se lo estaba preparando para montarla. Después le sacó el dedo de la vagina y embarrado de jugos se los empezó a frotar sobre el ojo del ano.  El desgraciado la quería encular en plena cocina!! Mi pene se humedeció más y mi respiración se detuvo en ese momento. Mi Madre estaba bien expuesta y eran claro las pretensiones de ese necio. Empezó a frotar su verga por su chochita inundada, pero de repente subió unos centímetros más haciendo una fuerte presión sobre el ano. Mamá quiso resistirse pero el muy cabrón estaba empecinado y la aferró de nuevo por el pelo evitando que pudiera moverse.

.. Comenzó a apuntar hacia el ojete de mi Madre pero por lo visto no conseguía hacerla entrar.

-“.. ¡Oh no, no, mi vida !, ..por ahí no, por favor… no estoy lista, te lo suplico ..” Pidió mi Madre volteando a verlo.

Le miró con un gesto de súplica para que se detuviera, pero creo que Randy estaba más ansioso en ver como se abría el ano de mi Madre que en detenerse.

-“Tranquila Madrina, ..yo sé cómo hacerlo, o que no se acuerda como se lo abrí la última vez? ”. Dijo colocando el capullo sobre el esfínter para intentar el segundo asalto.

Le hizo dar vuelta de nuevo y apoyarse con todo el torso sobre la mesa, abrió sus piernas y de un solo envión le abrió el ojete con el hinchado glande. Cuando mi Madre notó cómo esa tranca comenzaba abrirse paso por su culito apretó la cara contra la mesa y apretó los puños empezando a lanzar gemidos que casi parecían lloriqueos. El desgraciado de Randy no dejaba de presionar y de sostenerse la verga para que no se doblara y doblegara al esfínter de mi Madre, pero por lo que estaba viendo la cosa no iba a estar sencilla. Sus continuos intentos y fracasos iban acompañados de momentos de pura tensión en mi Madre seguidos de relajamiento pero llenos de temor y con algunos quejidos de dolor.

Bruto, desalmado, cruel, salvaje, todos esos adjetivos debieron ser los que le gritara a ese cabrón de mierda que estaba lastimando a mi Madre, sus gemidos de dolor invadieron la cocina. Empezó a bombear con fuerza y lentitud, su orificio anal se fue dilatando y de repente empezó a sentir placer, pero solo fue momentáneo. Randy se acercó a su nuca respirando agitadamente y con sus dos manos aferró su rostro, su boca se pegó a la de ella y su lengua se encontró con la de mi Madre. La cadera del fanfarrón se arqueó un poco más hacia delante, haciendo con eso aumentar la profundidad de penetración anal que mi Madre recibía en esos momentos aterrada.

-“¡Uuh.. Ouh.. espera.. espera ! ”. Se aquejaba mi Madre mientras el tolete de su Ahijado trataba de invadirla.

Cuando Randy desistía y la sacaba jadeaba del esfuerzo y la tensión.

-“¡Aah… Ouh.. ! ”

-“¡Maldición !, ..tienes el culo muy apretado, ..ya ve Madrina por no usarlo? ”.

Pero mi Madre estaba más concentrada en soportar el dolor, ya no podía ni hablar. Sólo podía concentrarse en intentar aguantar el siguiente asalto lo mejor que pudiera. Randy, harto de tanta resistencia se escupió unos buenos escupitajos en la mano y se los untó sobre el glande. Hecho esto apuntó bien en el ano de mi Madre y esta vez usó todo el peso de su cuerpo para penetrarla.

-“¡UUUUUHHHHH!!!! ”.

Y funcionó. A cada segundo una porción más de verga de su Ahijado iba desapareciendo entre los cachetes rosados de mi Madre. Pero no habían avanzado más que unos centímetros cuando mi Madre comenzó a soltar alaridos de dolor. Esos no eran gritos de placer. Esa tremenda estaca estaba desgarrando el esfínter de mi Madre y la estaba matando de dolor. Randy trató de calmarla por todos los medios, incluso le metió las pantaletas en la boca para ahogar sus gritos pero aun así no fue posible. Resignado sacó la verga del culito de su Madrina y la miró disgustado.

-“.. Au !, No Randy, no puedo, ..lo siento cariño. Pero tu cosa tiene la punta muy gorda, ..lo siento ”. Le dijo ella con un tremendo tono de culpabilidad, como si ella tuviera la culpa de tener el culo muy cerrado.

-“.. ¡Ufff, uff! !.. ya habrá tiempo de abrirlo, Perrita, ..pero por hoy, me conformo con tu chochito de Perra que tienes. Pero no creas que me quedaré con las ganas, ..tendrás que compensarme en otro momento ”.

Mi madre sin rechistar se volvió a dar la vuelta agradecida, en una posición similar a la anterior, y abriéndose todo lo que pudo de piernas se separó los labios vaginales invitando a su Ahijado a entrar. Pero el fanfarrón tenía otra idea, y tomándola del brazo la apartó de la mesa y sentó en una de las sillas su desnudo trasero. Mi madre estaba confusa pero Randy se lo aclaró enseguida:

-“Me he cansado, ..ahora tendrás que hacértelo tu sola, anda demuéstrame cuanto quieres atender a tu Amo, ¿entendido? ”.

-“¡Aah !, Por supuesto, mi Amo ”. Respondió totalmente doblegada y como si ese sinvergüenza necesitara compensación.

Mientras observaba atontado la escena escuché unos ruidos parecidos a pasos por la escalera y observé a mí alrededor. Miré detrás de mí y sólo había oscuridad. A mi derecha estaba la pared, a mi izquierda se extendía el pequeño salón aún con la chimenea encendida y delante de mí, o más bien de mi Madre y su Ahijado estaba la puerta que daba hacia las escaleras. Temí que alguien pudiera bajar y sorprenderlos, pero recordé que estábamos en un bosque y había muchos ruidos. Dios mío, me estaba volviendo paranoico. Esos ruidos serían lo más seguro la pobre silla donde mi Madre estaba por montar a su Ahijado. Volví a concentrarme en la escena, que me tenía prisionero, ya no sólo de rabia e impotencia sino también de morbo en ver como aquello iba a terminar.

-“¡Randy, mi amor !, ..¿estás ahí? ”. La sangre se me congeló, era Beatriz que bajaba las escaleras.

Enseguida mi Madre y su Ahijado se separaron. El fanfarrón se subió rápidamente el bañador y se cerró la bata para quedarse sentado, mi Madre a como pudo se acomodó la falda y se colocó la camisa, pero desafortunadamente esta la tenía hecha añicos, sin botones, por lo que opto por colocarse un mandil y hacerse como si estuviera fregando los trastes. Afortunadamente para ellos Beatriz venía a pasitos por la oscuridad, por lo que les dio tiempo de hacer todo eso. Cuando llegó a la puerta ellos ya estaban tranquilos.

-“¡Que barbaros!, ..aún siguen aquí? ”.

-“Ya nos íbamos a dormir Mamá, ..me estaba dando el último trago ”. Le dijo el mostrándole el vaso.

-“¡No, no Mónica !, ..pero que haces?. Deja ahí y ve a descansar, yo terminare con eso Amiga ”.

-“No, no es nada Beatriz, ..solo estaba arreglando un poco antes de ir dormir y acompañando a Randy a tomarse su trago ”.

-“Eso sí que no Amiga, ..viniste a descansar y mírate, estas toda sudada. Ve a darte un baño y a descansar que mañana tenemos muchas cosas que hacer, ..y tú ya deja de beber y vete a descansar. Tenemos mucho que arreglar para el día de mañana ”. Le ordenó a su hijo.

Rápidamente y entre la oscuridad salí de mi escondite, subí las escaleras y sin hacer ruido abrí la puerta de nuestra recamara, afortunadamente Beatriz había llegado a tiempo, antes de que su adorado hijito le abriera el chocho a mi Madre. Me metí entre las sabanas y a esperar a que Mamá se dignara a regresar a la cama, pobre fanfarrón je je.. tendrá que conformarse con una paja, porque ni Ashley le haría jalón en estos momento a como la había tratado, je je.. que alegría me dio.

Cuando Mamá entró a la recamara, vi de reojo que eran casi la 1 de la mañana. Por tercera vez en el día se había salvado de las garras de su Ahijado. La habitación estaba oscura por lo que ella no podía verme, pero yo si lograba observarla por la luz de la luna que entraba por la ventana. Todavía se podía observar que venía muy sonrojada, además de portar aun el mandil que se había colocado para ocultar su camisa maltrecha por la brusquedad de su Ahijado.

Silenciosamente entró a la habitación y caminó de puntitas hasta la cama donde yo me encontraba “dormido” para no despertarme.

-“¿Pedrito?, ..¿estás despierto? ”. Me preguntó.

Yo seguí haciéndome el dormido, pero la miré escondiéndome tras mis parpados. Se le veía con cara de sincera preocupación, y al convencerse de que yo estaba en las manos de morfeo esbozó una tierna sonrisa y se relajó de nuevo recostándose a mi lado. Yo cerré los ojos y aunque no conseguía dormir, sí logré relajarme lo suficiente como para olvidar de momento lo que había vivido unos minutos antes. De vez en cuando miraba de reojo a mi Madre y le notaba en su cara preocupación por el momento pasado, y no era para más, su mejor Amiga casi la encontraba montada sobre su adorado hijito y eso la atemorizaba, estaba llevando un jueguito muy peligroso con su Ahijado y eso le perdía el sueño. ... Tras un buen rato al verme tan “dormido”. Mamá también debió relajarse, es más, su expresión de preocupación empezó a ceder, cambió a una expresión de ansiedad, y casi diría que excitación. No era necesario ser un genio para saber claramente que estaba recordando lo que había ocurrido en la cocina con su Ahijado. Se encogió aún más sobre la cama, y hasta comenzó a morderse los labios. Así estuvo un buen rato, cuando interrumpió su flashback sexual para desnudarse.

Se quitó el mandil y arrojó su falda, deambuló hasta el baño para vaciar su vejiga. En el camino, vi que no llevaba las bragas, seguramente por las prisas no había logrado ponérselas, por lo que pude observar plenamente ese par de rosadas montañas de carne maciza libres de cualquier prenda, haciendo buches mientras se dirigía al baño, también eran claras unas marcas rojas sobres sus cachetes, las cuales habían sido provocadas por los tirones fuertes que aquel infeliz le había dado a sus bragas para masturbarla. Decidió tomar una ducha rápida antes de irse a dormir a mi lado. Mientras estaba en ella, dejó la puerta ligeramente entre-abierta, por lo que levantándome despacio logré ver tras la ranura lo que mi Mamita estaba haciendo dentro. La muy cochina se fregaba y restregaba el chocho bajo el agua tibia. Aún seguía caliente!!. Se restregó el chocho y el trasero con la esponja con suavidad, también, deseando que con el agua sacar de su cuerpo toda esa calentura. Pero sin importar cuanto restregara, eso no le quitaría la hembra que afloraba desde adentro de su ser y la hacía perder la cabeza.

Eventualmente, su calentura pasó y el flujo de agua tibia la despertó. Salió de la ducha y se secó con una tibia toalla blanca para después colocarse una bata semi-transparente lila, de una sola caída, sus finos tirantes apenas lograban sostenerla y eran el único obstáculo para no caer a sus pies. Llegando a media pierna, la tela de la cintura hacia abajo era un poco más gruesa, impedía ver claramente, pero dejando mucho a la imaginación. Antes de que saliera me volví a la cama y seguí haciéndome el dormido. Ella se encamino a la cama pero no se acostó aún si no que se sentó a mi lado. Sus pensamientos antes de dormir que la aquejaban era la situación con su Ahijado, ya que seguramente mañana tendría otro encuentro con él y no sabría cómo evitarlo. Se sirvió un vaso con agua y después otro, poniéndose cómoda en el respaldo por si lograba echar una cabezada. Pero no conseguía conciliar el sueño. Estaba excitada con aquel morbo que estaba viviendo durante este viaje. Estaba viviendo experiencias estimulantes, inmorales, pero tremendamente excitantes. Su Ahijado era un cerdo, un aprovechado de mierda que la tenía sumida en una encrucijada en su cabeza, un chiquillo presumido que podía ser su hijo, la excitaba pero ese jueguito era demasiado peligroso para ambos. Temió por su Amiga que por poco y los sorprende esta vez, sabía perfectamente que esa relación no podía ser y pensaba hablar con él el día de mañana. ...

                                             

Sin darme cuenta me fui quedando dormido, pero un movimiento de mi Madre me hizo despertar, cuando reaccioné mi Madre ya estaba dormida y descansaba su cabeza en uno de sus brazos. Entraba la luz de la luna por las rendijas de las cortinas iluminando la habitación. Abrí los ojos y consulte la hora. Eran las 3 de la mañana y se me había cortado el sueño. Ladeé la cabeza hacia mi Madre y la vi acurrucada de costado, de espaldas, dormida sobre la ventanilla. Qué postura, Mamé se había quedado dormida sin cobijarse, y por el movimiento su bata se le había corrido hacia arriba por las piernas, llevaba unas pantaletas de algodón muy cómodas, pero una parte de las bragas se le había metido en el culo y tenía toda la nalga a la vista, una nalga blanca y carnosa que brillaba más por la luz de la luna.

Por la entrepierna le sobresalía uno de sus labios del chocho, cosa que terminó por cortarme el sueño por completo. En eso estaba cuando escuché el ruido de la puerta al abrir, me quedé sin moverme y mirando entre mis parpados. ¡Era el Jr. ! ¿pero ahora que quería el desgraciado?, ¿acaso pensaba jodérsela frente a mí? El muy cabrón aún venía con bata y bañador, se colocó de pie frente a mi Madre dormida y la observaba. Electrizado por la erótica postura en la que se había quedado. ¡Se bajó la delantera del bañador y se puso a machacársela muy cerca de ella ! Dado el chasquido de los tirones, Mamá se removió y abrió los ojos, descubriendo a su Ahijado parado frente a ella, agitándose la verga a una velocidad de espanto.

-“¡Ra-Randy, ..¿qué haces? ! ”. Preguntó asustada, y viendo sobre su hombro hacia mí para asegurarse que yo siguiera durmiendo.

-“¡Uff !! Ummhh.. Lo siento Madrina, no puedo dormir, .. ¡uf !, me dejó muy caliente con lo de la cocina ¡Ahhhh!! No he podido resistirme ”. Reconoció sin cesar las sacudidas.

-“¡Randy por dios, ..estás mal !, Pedrito puede despertar, sal de aquí ”.

-“¡Ahh!, ohh!, lo haré en silencio. Bájate las bragas un poquito, por favor.. ¡Ufff!!. Quiero verte el culo ”.

-“¡P-pero, Randy ! ”.

-“¡Ahh!, Anda, anda, ..deja que te vea el culo ”.

-“¡Randy estás loco ! ”. Le susurró.

Pero al ver su mirada de desesperación, Mamá resignada y con tal de que se fuera de inmediato, se deslizó un poco las bragas y le dio la espalda poniéndose de frente a mí para descubrir ante su Ahijado todo su hermoso trasero, con una raja profunda y rosada, con una vagina sin vello y perfumada. Randy jadeó como un loco dándose a una velocidad de vértigo, yo lo miraba de frente y Mamé me miraba a mí, era una situación muy morbosa y excitante para todos. Gracias a la sombra que me daba en la cara Mamá no lograba ver mis ojos, pero yo si podía ver su rostro claramente y la velocidad con la que el Jr. se daba con la mano, donde ni siquiera llegaba a verse ni la mano ni la verga.

-“¡Ya Randy por favor, ..hazlo rápido ! ”. Le decía Mamá viéndome.

-“Sí.. ¡Ummhh!. ¡Ahhh! ..ábretelo un poco ”. Le dijo.

-“¡Randy por dios ! ”.

-“.. ¡Aah!, Por favor, ábretelo con los dedos, para terminar más rápido ! ”.

-“¡Estás loco Randy ! ”.

Mamá echó su brazo derecho hacía atrás y se abrió una nalga de un lado, mostrando así para su puñetero Ahijado su rosado aro, su orificio anal cerrado, con esfínteres pequeños de color rosa, contrayéndose levemente.

-“Como me encanta, ¡Ah!, ..me muero por abrírtelo. ¿Lo hago de una vez? ”. Le preguntó el pervertido.

-“¡Nooo!! .. ¡Estás loco, termina ya por favor ! ”.

-“..¡Aah!, ¿Porque?, ..la última vez hasta me lo pedias ”.

-“Si, pero no sabes cuánto me dolió. ¡Por favor Randy, acaba ya ! ”. Le Pedía Mamá abriéndose más el trasero.

-“¡Aah!, ah !, no puedo, necesito joderte ”. Decía dándose más duro.

-“¡No Randy, basta ya, Pedrito puede levantarse ! ”. Le dijo cerrando su raja y volteándose a verlo.

-“Bueno pues, lo que usted diga, .. buenas noches ”. El muy cabrón estaba enfadado porque mi Madre no se dejaba encular. Hay que ser tan desgraciado...

-“Pero no te enfades Randy, mañana lo intentamos, ok? ”. Le dijo la muy descarada.

-“Bueno como quieras ”. Dijo cerrando su bata y dirigiéndose a la puerta.

-“... Si quieres te hago ahora una boquita ”.

¡QUE!!! ¿Cómo podía mi Madre sugerir tal cosa? ! .. ¿Que acaso no merecía yo un mínimo de respeto? Mi Madre completamente sacada por la excitación quería mamársela a su Ahijado con su hijito dormido en la misma habitación. Hay que ser tan descarados.

-“Pues venga empieza, pero déjame sentarme en la cama para que no te extrañe Pedrito ¡Ja ja!..”

-“¡Estás loco, vamos al baño ! ”.

-“¿Y qué harás si Pedrito despierta y nos encuentra ahí encerrados a los dos, ..como voy a salir después ”.

Entonces mi Madre tardó unos segundos dudando, se removió para levantarse y dejar que ese desgraciado ocupara su espació. Llevó la vista hacia mí, yo me hacía el dormido, y acto seguido agarró las mantas y se metió debajo de las sabanas colocando cada rodilla en cada pierna de Randy con el culo en pompa.. Y vaya estampa. La silueta de la cabeza de mi Madre subir y bajar debajo de las sabanas, ¡las cuales también me cubrían !, y por si fuera poco, el muy cabrón fue jalando la manta dejando fuera de las sabanas el culo de mi Madre en pompa, mientras ella se la mamaba dentro.

-“¡SLURP!! ¡SHURP! ¡SLURP! ¡UHM!! ”. Eran los ruidos que hacia la boca de mi Madre debajo de las sabanas.

-“Eso es, que bien la chupa Madrina ¡Oah ! .. Así , así…”

Pero lo más humillante fue cuando el muy canalla miró para mí y con las manos fuera de las sabanas agarró el bulto de las sabanas que producía la cabeza de mi Madre y comenzó a hacer fuerza hacia abajo, obligando a que ella se la tragara más profundo y más rápido. Lo que produjo sonidos de asfixia y ganas de devolver por parte de ella.

-“¡Vamos Perrita traga más, trágalo todo ! ”.

-“¡Mhm! Ogh!, Slurp ¡Mhm! Agh! ”. Mi Madre debía estar introduciéndose más la verga pues el muy cabrón me lo estaba narrando:

-“.. Ooh!, eso es mi Madrina, .. ya siento mi punta en el fondo de tu garganta, oh! .. Así, ya la llevas por la mitad ”.

Al hijo de puta no solo le bastaba con el morbo que significaba que una Madre estuviera haciéndole una felación en la misma cama donde su pequeño hijo de 12 años seguía dormido, si no que el muy cabrón estaba susurrando lo que sucedía dentro de las sabanas; ya había sucedido aquella vez, cuando el muy hijo de la chingada se la había follado frente la puerta de mi cuarto, este cabrón se excitaba mucho poniendo a mi Madre en situaciones morbosas conmigo. Era obvio que no me iba a despertar, porque ya lo había hecho desde que ese infeliz había cruzado nuestra puerta casi desnudo, pero permanecía inmóvil, casi sin hacer un respiro, escuchando como mi Madre tragaba saliva y se engullía la verga del hijo de su mejor Amiga.

De pronto observé como el muy hijo de puta aprovechando que mi Madre tenía el trasero en popa fuera de las sabanas, se chupó el dedo más largo para llevarlo hasta su raja; con los ojos como platos me quedé viendo como ese dedo se me pierde de vista su punta y la mueve en círculos allanando el camino para el resto. Cuando la cosa va dilatando y mi Madre sigue moviendo su cabeza completamente entregada debajo de las sabanas, el dedo se encaja en su culo... Mamá ahoga un “Umgh” soportando la intrusión del dedo en su recto mientras sigue chupando hasta el fondo. Lo que estaba haciendo mi Madre no estaba en sus cabales pero en ese momento le da igual. Lo único que le apetecía era chupársela a su Ahijado. A todo esto, pese a su quejido de incomodidad el dedo sigue anclado en su ojete. En ese momento observó la cabeza de la silueta de mi Madre hacer presión entre las piernas del Jr., lo que me decía que estaba tratando de llevársela al fondo. El dedo de Randy se agita nervioso entre las paredes de su esfínter.

Las sabanas me tapan la acción de mi Madre por lo que no veo hasta donde ha logrado engullirla. Enfoco mi vista en el rostro del Jr. que se mantiene entornando sus ojos y presionando más su dedo en el esfínter de mi Mamy. Aprovechó uno de sus movimientos para yo también llevar una de mis manos a la entrepierna, estoy ardiendo y cierro los ojos. Me siento muy excitado que vuelvo a sudar frio; no podía evitar lo que estaba sintiendo. A pocos centímetros de mí, mi Madre le estaba chupando la verga a su Ahijado y yo con mi excitación morbosa por las nubes.

Rosándome el pene por lo mínimo me empiezo a imaginar lo que mi sacro santa Madre estaba haciendo debajo de la manta. La imagino rosando su cara a lo largo del pene como si fuera una gatita que se acaricia con su ovillo de lana fina. La imagino sacando la lengua, lo justo para tocarle el glande. Mi imaginación va justo a los movimientos de su silueta en las sabanas. La veo subir hacía arriba, y más arriba para luego volver a bajar. De nuevo mi imaginación vuelve a trabajar con su lengua sobre la piel del capullo como si este fuera el helado más jugoso del mundo. Créanme que capté ciertos olores de sus sexos y el exquisito perfume del labial de mi Madre.

Observó al Jr. como se va estirando y tensionando sus músculos a medida que la cabeza de mi Madre va desapareciendo entre medio de sus piernas. Al llegar al tope de su garganta se retira y vuelve hacia arriba, convirtiendo la boca de mi Madre en la funda de una cata de verga. Con parsimonia va subiendo hacía arriba, por los lados de sus labios va escurriendo exceso de babas como si fuera lubricándolo; le deja caer saliva en la punta y vuelve a tragar, notando ya el sabor de su lecho, o eso quiero imaginar.

Entonces el dedo del Jr. vuelve a la acción retacándose hasta el nudillo presionando a mi Madre a continuar. La cosa llega a un punto en el que la boca de mi Madre y el dedo de su Ahijado se sincronizan, entrando y saliendo al unísono cuando ella se desboca: empieza a chuparla con fuerza, por debajo, por sus güevos, aspira su capullo con ansias de comérselo a mordidas; lo pajea con la mano mientras me la traga, cada vez con más ritmo, y entonces el Jr. le da unos golpecitos en la espalda sintiéndose derrotado. No sé si mi Madre captó el mensaje pero ella sigue con lo suyo, aunque pensando qué hacer: le apetece seguir, sin importarle ya que yo estuviera a su lado dormido.

-“.. ¡Ooh dios me voy correr Putita, ..me voy correr en tu carita muévete rápido ! ”. Mi Madre hizo caso y quitó la verga de su boca haciendo un sonido como cuando se descorchara una botella.

Randy se incorpora destapando por completo ambos cuerpos, y pude verla a ella con la verga enorme en la mano y una película de baba unida a la punta. Una imagen que permanecerá en mi subconsciente durante toda mi vida. Randy se incorpora y comienza a pajearse a un ritmo frenético con mi Madre sentada de frente con las piernas abiertas controlando la respiración. Él está a punto, lo noto en su respiración entrecortada, en sus labios pungidos, su ceño fruncido y su verga endureciéndose en la mano.

-“¡Vamos Randy córrete rápido que Pedrito se puede despertar, y ten cuidado no alcances la cama ni las sabanas ! ”. Fue el único pero que puso cuando se abrió la bata de su pijama para sacarse las tetas.

Randy al ver tal visión dio un pequeño alarido y al segundo “Splagh”, la verga empezó a lanzar sobre las tetas de mi Madre numerosos escupitajos de leche espesa a grandes cantidades. Lanzaba y lanzaba chorros.. en el cuarto chorro las tetas estaban perdidas en semen, en ese momento el muy hijo de puta bajó su verga y apuntó a los delicados pelos del chocho de mi Madre los cuales recibieron 2 chorros enorme que le dejó todo el pubis manchado. Los escupitajos sobre sus pechos resbalaron lentos por entre ellos con alguna hilera hacía su pubis, los sobre su chocho se vertiendo hacia el fondo de su raja.

-“¡Randy por dios, ..cómo me has puesto ! ”. Exclamó Mamá mirándose la entrepierna salpicada.

-“No he podido aguantarme, ..Ashley estaba enojada y con lo que pasó con mi Madre en la cocina uff !, no pude evitarlo ”.

En cuanto Randy se relajó un poco y escurriéndose la verga sobre la tela del bañador se la guardó. Mi Madre se levantó y comenzó a andar a tientas por la habitación agarrándose la bata para que no se le bajara y se le manchara con todo ese esperma.. estuvo un rato por la habitación hasta que tropezó con la toalla que ella misma había dejado en el suelo al salir de bañar. Se agachó a cogerla, pude ver una mueca de dolor en el semblante de mi Madre, el escozor en el culo que le había provocado el dedo de su Ahijado mientras se lo mamaba le estaba pasado factura. Mi Madre echándome una última ojeada para ver que seguía dormido comenzó a limpiarse la corrida con la toalla, trató de secarse los escupitajos del pubis, pero cuando estaba a punto de hacerlo el Jr., la detuvo, con el movimiento de negación de su cabeza quedó más por entendió lo que quería su Amo, quería que su Perrita como él le decía durmiera con los escupitajos calientitos en su entrepierna. La lechada de su Ahijado ya escurría dentro de su entrepierna. Mamá no se negó, dejó la toalla de nuevo en el suelo y luego se subió las bragas, se incorporó desdoblándose la bata para ocultar los fluidos.

-“¡Anda ya, sal de aquí, ..Pedrito puede despertar o tu Novia puede venir a buscarte ! ”.

-“¡Tengo algo que le encantara !, ..se lo compré para una ocasión especial. Aunque por lo que vi en la cocina creo que si lo necesita ”.

-“Si, anda ya, ..mañana me lo das, pero por favor sal de aquí, Randy ”.

-“Claro, ..me muero por verle la cara cuando se lo ponga ”. Y dándole un último beso con lengua a mi Madre se dispuso a dormir.

Randy salió de la recamara satisfecho, se había chorreado encima del cuerpo de su Madrina y de momento estaba feliz, aunque esa sorpresa que había mencionado al último me había dejado bien intrigado, ¿con que cosa saldría ahora ese desgraciado? Creo que estas vacaciones no iban a estar tranquilas después de todo. Mi Madre ya estaba doblegada ante su Ahijado y en cualquier momento la podría atrapar para montarla. Mamá se colocó las sabanas y ahora si trató de agarrar el sueño, ella sabía que estaba mal en permitírselo, en jugar con su Ahijado, pero estaba seguro que esta noche estaba feliz por dormir con la leche del Ahijado en su entrepierna. ...


Continuara brevemente.............ATTE Pedrito Tapia.

©MI MADRE Mónica.......... Capitulo (47)
“Disputándose el cariño de su Ahijado.”

PD.... No se olviden de valorar el relato y escribir su recado para motivarme a contarles más... les mando un cordial saludo....
pedritapia08@hotmail.com.


55 comentarios:

  1. Esto es una puta mierda, que vuelva el portero pero ya o dimito de este blog.

    ResponderEliminar
  2. che,¿ porque no vuelves al morbo del principio de estos relatos?

    ResponderEliminar
  3. Saludos, éste capítulo no fue de mi agrado y parece ser que el que viene tampoco lo será, por el promedio de publicación parece ser que habrá que esperar unos cuatro meses (como poco) para que sepamos algo de don Mario, aún así gracias por publicar. Hasta la próxima, no seáis demasiado duros con Pedrito.

    ResponderEliminar
  4. pedro algunas ideas, un viejo millonario, su yate,sacrificarse por la empresa,intercambio de parejas,lesbico,el amiguito de su hijo,chantajes,orgias .che, vuelve a ser tu mismo.

    ResponderEliminar
  5. QUE VUELVA DON MARIO CON TODO SU MORBO

    ResponderEliminar
  6. ya descansemos de don mario ,por una temporada. hay muchos mas temas morbosos. adelante con ellos pedro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. este es el autor, que no quiere escuchar lo que el publico le pide, el escribio aqui arriba es pedrito, creanme

      Eliminar
  7. tiene razon descanse el viejo puerco y fastidioso hay mas temas y situaciones que desarrollar

    ResponderEliminar
  8. bien a estos 2 últimos anónimos. pedro,morbo,morbo,morbo,morbo y mas morbo. que vuelvan los dueños de la empresa otra vez. que monica tenga que sacrificarse por la empresa otra vez,con viejos clientes ,nuevos socios etc. animo pedrito.

    ResponderEliminar
  9. Estos otros dos comentarios tambien fueron de pedrito para guardar apariencias, resulta muy patetico

    ResponderEliminar
  10. pedrito,VUELVE A SER TU.

    ResponderEliminar
  11. Me gustaria ke con beatriz se cojan a dos viejos y ke monica tenga ganas de probar otra vez la droga

    ResponderEliminar
  12. Los relatos están buenos, aunque los anteriores eran mejores, de todas formas debe ser difícil mantener un nivel alto.. una idea: Mónica va presa y tiene que hacer de todo para sobrevivir y salir de la cárcel..

    ResponderEliminar
  13. pedrito escribe lo que quieras no pongas atencion a esos boludos imaginate en la carcel deberian llevar alla al que lo propone idiota

    ResponderEliminar
  14. propongo sexo lésbico entre monica y Beatriz......seria fabuloso,tio

    ResponderEliminar
  15. EXCELENTE PEDRITO!!!!!!!!!!!
    ERES EL PUTO AMO TIO
    ES EL RELATO DE TU SAGA EL QUE MAS ME HA FLIPADO
    SUPER MORBO
    FELICITACIONES

    ResponderEliminar
  16. ya te han dado suficientes nuevas ideas para relatar. si no puedes seguir siendo el mejor. déjalo, nos vamos con ludo mentis...quizás le conozcas.

    ResponderEliminar
  17. Pedrito sigues siendo el mejor, tus relatos son magistrales y este en especial me ha encantado, siempre con nuevas ideas para refrescar la historia y que no sea más de lo mismo.
    Espero la continuación.

    ResponderEliminar
  18. Sublime el relato, te agradezco y ojalá que lleguen varios como este

    ResponderEliminar
  19. hermano te has pasao, parece que escribes con gasolina porque esto está que explota
    desde Chile un saludo

    ResponderEliminar
  20. desde un profesor de universidad de literatura,pedro no prestes atención a los que te bendicen tus últimos relatos.has reducido tu calidad...morbo, en mucho,mucho.redactabas muy bien,tus historias y morbo superaban toda imaginación. vuelve a tus principios querido pedro. desde Ecuador , alguien que te respeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde el principe de inglaterra, CHUPAME LOS HUEVOS FARSANTE, presta atencion a eso. ¿Que pedrito redactaba muy bien? Eres un sinvergüenza hijo de puta, profesor de literatura dice, anda y vete a cagar en la reputa madre que te pario, ridiculo impostor de mierda.

      Eliminar
  21. Pedrito querido, te vuelvo a escribir para felicitarte, otra vez me impactaste con tus letras, la garchada que le pega el ahijado a su madrina al lado de su hijo es sublime, al igual que los "jueguitos" de ellos en la piscina. Esa forma en que reflejas los celos de la novia de Randy y la posibilidad de que pase algo con ella ya sea el trio o que Pedrito vuelva hacer de las suyas con ellas... y ese amigo de Randy al cual están esperando mmm...

    Gracias por refrescar esta historia y no caer siempre en lo mismo, dando la posibilidad de crear personajes nuevos y nuevas circunstancias, de esta forma nunca sabemos que nos prepara esta historia.

    Te mando saludos y nuevamente gracias, es E X C E L E N T E.

    ResponderEliminar
  22. Hace tiempo que no disfrutaba de buenos relatos, de esos que hicieran que en mi mente se forme todo lo narrado como en una pelìcula y que mi erecciòn sea descomunal. Felicidades, tu capacidad narrativa no la pierdas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacia tiempo? Van casi 50 relatos y tienes los huevazos de decir que hace tiempo que no? Tu mente esta llena de pura mierrrrda, tu no seguiste este blog solo eres el mismo hijo de puta que quiere justificar esta mierda de relato

      Eliminar
  23. Tiene buen toque de morbo, me gustó.

    ResponderEliminar
  24. Para mí gusto, Interesante, Excelente e Inmejorable Relato de la serie. Leído, Valorado, y Comentado, Hoy. Vuestra manera de describir las situaciones me parecen muy bien elaboradas. Tu forma de escribir es amena que se pasa el relato rápidamente. Gracias.

    ResponderEliminar
  25. me chorrea la leche a borbotones QUIERO MAAAAAAAAAAAAAAAAAAASSSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  26. Te felicito Pedrito por este relato lleno de morbo, sigue asi.

    ResponderEliminar
  27. Magistral relato lleno de morbo como tu sólo sabes plasmar, me encantó la escena del ahijado haciéndole el amor a Mónica delante de su niño y lo mejor fue la parte de cuando manoseó a la madre en la piscina, ojalá en futuro se repitan muchas escenas como estas.

    Besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se quien eres tu, y no te llamas gimena. Esta seccion esta llena de farsantes.

      Eliminar
  28. Estupendo, capo segui asi

    ResponderEliminar
  29. che ,lee a ROGER DAVID TODORELATOS, UNA FAMILIA DECENTE , Y GABRIELA ...UNA ADORABLE MUJER CASADA. te dara ideas y sus relatos son todo morbo ,chantajes,sexo lésbico... y gana en intensidad con cada capitulo. es tan bueno como tu fuiste. ¿volveras ?....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ESOS IDIOTAS NO LE LLEGAN NI A LOS TALONES A PEDRITOS, SOLAMENTE EL FRACASADO DEL AUTOR LOS PODRIA CONOCER.
      SI NO TE GUSTA ESTE BLOG, SIGUE CON TUS RELATOS DE POCA MONTA Y DEJA DE JODER.

      Eliminar
  30. El que alaba este relato tantas veces siempre es el mismo. Que vuelva enseguida la estrella de la historia que no es otro que don mario

    ResponderEliminar
  31. Este relato para los que quieren algo de variedad pero el gran pastel son monica y mario y espero con fervor su regreso a poder ser ya en el proximo capitulo no te demores demasiado pedro no te demores

    ResponderEliminar
  32. ya esta bien de tanto don mario por una temporada. hay muchos mas temas morbosos para relatar pedrito.

    ResponderEliminar
  33. Ricardito el Puñetero14 de julio de 2014, 17:37

    Pedrito ya esta descubierto el aceite, no les des bola a los grasas, sigue así que vas bien, eres el mejor.

    AL QUE NO LE GUSTE QUE DEJE DE LEER ESTE BLOG QUE NADIE LOS OBLIGA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustavito el metiche15 de julio de 2014, 09:27

      No claro, la bola te la tiene que dar a ti por supuesto. Pedrito es mejor que tu.

      AL QUE NO LE GUSTE QUE ME CHUPE LOS HUEVOS SU PUTA MADRE.

      Eliminar
  34. VelocityVon SePareceAmamá15 de julio de 2014, 00:54

    tus relatos son fantastiscos Pedrito y este especialmente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo son, pero este es una buena mierrrda.

      Eliminar
  35. Excelente sitio y mejor relato.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya paren de ensalsar esta mierda, vayance al carajo

      Eliminar
  36. pedro che, donde se fue el pedrito de los mejores relatos........................................

    ResponderEliminar
  37. che quiero decir, el de las primeras historias.

    ResponderEliminar
  38. PEDRITO ESTE RELATO ES LA GLORIA AL IGUAL QUE TODAS TUS HISTORIAS

    ResponderEliminar
  39. Esperando el próximo relato !!!!

    ResponderEliminar
  40. pedrito tus relatos son muy buenos pero tengo una consulta cuando puta ba a crecer pedrito ya van mas de 3 años entre los capitulos y pedrito sigue teniendo 12 cuando empiesa a coger con las amigas y vecinas de monica cuando enpiesa a tomar el control de sus mujeres o solo va a ser un pajero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tu planeta no emiten los simpson? Estas pendejisimo cabron, chinga a tu madre.

      Eliminar
  41. Muy bueno como siempre. Dejen de joder los demás y aporten en positivo. El vasco

    ResponderEliminar