Translate

jueves, agosto 28, 2014

Capitulo (47)



©MI MADRE Mónica.......... Capitulo (47)

“Disputándose el cariño de su Ahijado.”


La mañana entraba por la ventana de nuestra habitación plena y prometía ser un grandioso día para descansar, a mi lado, mi Mamy dormía plácidamente.. Aahh, tan linda ella, ya había olvidado lo que era dormir a su lado. Se encontraba dormida de lado y dándome la espalda. Mi memoria estaba un poco borrosa. Vagamente recordaba haber visto a Randy en la habitación la noche anterior. Pero cuando le puse atención al cuerpo de mi Madre me pude percatar de que tenía un poco corrida la bata, y que sobre sus bragas estaban las marcas que había dejado el cabrón de su Ahijado ahora en la madrugada cuando sin permitirle limpiarse o cambiárselas había aceptado dormir con ellas cómo si con eso pudiera llevarse a sus sueños un poco de su libido y el supuesto dominio que tenía sobre ella.

No me quise levantar aún, quería estar a su lado por más tiempo, así que descansé mi cabeza sobre la almohada, además apenas eran las 7 de la mañana. Cuando mi Mamy despertó, vio hacía mí y se percató de que aún seguía dormido. Entonces sentí a ella inclinarse y darme un beso sobre la mejilla.

-“Sigue durmiendo mi amor ”. Me susurró.

Fruncí el ceño y fingí dormir plácidamente. Entonces la vi levantarse y dirigirse a la cómoda para cambiarse. Se inclinó sobre su vestidor para sacar su ropa interior del cajón. Con mis parpados entre cerrados la veía, la fuerte iluminación del sol que entraba por nuestra ventana lo permitía. En eso sentí como si me dieran una fuerte carga eléctrica que me recorría todo el cuerpo y terminaba sobre mi pequeño pene. Mamá se había inclinado para buscar otras bragas y la bata se le había corrido hasta medio de sus cachetes, dándome la bellísima panorámica de su prominente trasero en popa, ahí pude percatarme a la perfección de las manchas de lefa que el desgraciado fanfarrón había dejado en ellas.

Mamá tomó unas pequeñitas y transparentes pantaletas de color negro, luego se dirigió al baño. Iba a ducharse. La vi encaminarse en dirección al lavabo con sus prendas íntimas en las manos. En cuanto se metió levanté la cabeza para seguirla, quería verla, explorar con mis ojos lo que haría dentro del baño con su cuerpo maduro y suculento. Sabía que nunca cerraba la puerta, quizás era su costumbre ya que tiene baño propio en su habitación, era por eso que no se preocupara en cerrarla o andar en ropa interior por su cuarto. Pero ahora que estaba durmiendo con ella, jamás se imaginó que ya su pequeño hijo de 12 años la anduviera espiando.

Moviendo mi cabeza hacía un lado miré por la ranura que había dejado. La vi despojarse de la bata, ofreciendo sin saberlo sus encantos a los ojos de su inocente hijo. La vi de espalda, su tremendo trasero me daba los buenos días, de caderas muy curvadas, nalgas abombadas y carnosas, así como una raja profunda y rosada. Al inclinarse para abrir el grifo, se le abrieron y apareció su ano, enrojecido un poco, quizás por la salvaje penetración de la que había sido víctima en la cocina por su Ahijado, no había alcanzado su propósito pero si había logrado lastimárselo un poco. Más abajo estaba su chochito, esa rajita jugosa y libre de vellosidad, con un clítoris carnoso sobresaliendo claramente. Se mantuvo bastante tiempo inclinada, lo suficiente para que yo, su hijo comenzara a sentir que la sangre empezaba acumulárseme entre medio de las piernas. Se incorporó y se colocó de perfil para sentarse a orinar. Le vi los impresionantes pechos, dos mamas grandiosas que se balanceaban ligeramente con el más mínimo movimiento; de aureolas pequeñas y rosadas, con unos pezones duros y erguidos. Se metió en la bañera y corrió las cortinas, así que ya no pude verla, pero me regocijaba con su silueta.

Mamá era realmente hermosa, era toda una hermosura pero hacía tiempo que había perdido la esperanza de formar una familia, quería encontrar la forma de traer la felicidad que junto a mi Padre había mermado pero no podía, sus errores parecían quererle dar más escarmiento, estaba a la mitad de su vida, literalmente. Además de madurar, el tiempo seguía tratándola muy bien, que cada día estaba más exuberante. Sin ser una mujer buscona su rostro y su cuerpo despertaba un morbo incontrolable en los hombres. De ojos azules como el cielo, piel blanca como la nieve, nariz afilada y unos labios ardientes que hacían volar la imaginación de cuantos se cruzaban con ella. Su pelo era muy bonito, dorado, largo con ligeras ondulaciones en las puntas le caía por mitad de la espalda. Pero era su cuerpo lo que la hacía una diosa. Un cuerpo perfecto que desarrollo desde muy chica que le hacía casi imposible llevar amistad con los hombres. A los 14 años florecieron en ella unas curvas impresionantes que había conservado a base de deporte en su niñez y todo tipo de ejercicio hasta ahora. Sus piernas largas, tersas y siempre bronceadas la elevaban hasta su 1,75 de altura. Sus voluminosos senos que a pesar de la maternidad nunca conocieron los poderes de la gravedad; en su cintura, a pesar de los años, jamás hubo el menor rastro de grasa, con un vientre plano y duro. Pero eran sus inmensas nalgas las que terminaban de volver loco a cuanto hombre se cruzaba con ella. Unos carnosos cachetes rosados que se empeñaban a salir a flote con cual ropa se pusiera y que despertaban tantas pasiones como envidias.

Circulaban malintencionados rumores por su círculo de Amigas de nuestra ciudad sobre una operación quirúrgica. Pero no, todo era tan natural como asombroso en su perfecto cuerpo. Ese cuerpo que sin proponérselo ansiaba, demandaba y hacía aflorar en cada hombre urgencia de sexo. De todos los defectos de Mamá, que eran muy pocos, el que menos toleraba yo de ella era el de no pedir ayuda, el de querer arreglar las cosas por si sola. Quizás por su carácter fuerte y lo que le habían inculcado los Abuelos, Papá había sido su único aporte que a pesar de que las cosas siempre les fueron bien, ella se acostumbró tanto a él que ahora se sentía con obligación de arreglárselas por si sola; pero era claro que se encontraba muy sola, necesitaba de un hombre atento que la ayudara y le brindara apoyo, y porque no que la complaciera.

Pero ese hombre aun no existía. Ahora simplemente era carne de asecho para seres desgraciados que no dejaban pasar la oportunidad para abordarle, ya sea con estúpidos cortejos ensimistas o despreciables y viles chantajes, amenazas a su persona o contra la persona que más amaba en esta vida su pequeño hijo. Mamá estaba en la plenitud de su vida, en su madurez sexual pero que cada vez que intentaba aflorar sus pasiones era engañada, no niego que Mamá no fuera una mujer ardiente, que no había día en que no terminara fantaseando con ser montada por cualquier desconocido, pero era claro que necesitaba del apoyo de un hombre que en verdad la amara por sentimientos y no por la perfección de su cuerpo. Pretendientes le sobraban, las pocas veces que salía por la noche con sus Amigas en cumpleaños o fiestas tenía que poner mil y más pretextos cuando los buitres la acechaban, cualquier tipo desearía llevar una relación con ella, pero no podía ser, no podía hacerle eso a mi Padre, al menos no aun hasta que yo tomara más edad, (eso siempre decía).

Cuando salió venía envuelta en una toalla, volteó hacía mí y se percató de que tenía los ojos cerrados. Siguió vistiéndose, tomó una camisa de otro cajón y metió la cabeza por el cuello de la camisa. Pero antes pude ver sus exquisitos senos mientras se bajaba la camisa sobre su cuerpo. Sé que estaba mal lo que estaba haciendo, me sentía cómo un pervertido calentándose con su Madre, pero era divertido y excitante. Claramente se podían ver sus pezones erectos debajo de la camisa. Hurgó en el closet y buscó unas mallas cómodas y se las puso. En eso me moví un poco y Mamá pudo percatarse de que ya estaba despierto:

-“Buenas días mi amor, ..dormiste cómo un angelito ”. Me saludó con esa tierna sonrisa que me daban ganas de abrazarla.

-“Buenos días Má, ..¿q-que pasó? ”.

-“¿A-a qué te refieres? ”.

-“No sé Má, ..creo que tuve un sueño. Escuche cómo ruidos toda la noche ”. Le dije para ver la cara que ponía.

-“¿R-ruidos?, ..¿eh?, ah, d-debieron ser ardillas o alces mi amor. Recuerda que estamos en el bosque, hay muchos animales allá a fuera, ..es por eso que te pido que no te alejes de la casa. Podría ser muy peligroso ”. Y me aventó su sermón de Madre preocupada.

-“Si, Má ”.

-“No te levantes mi amor, ..aún es temprano ”.

-“Te levantaste temprano ”. Le dije brindándole una de mis mejores sonrisas.

-“No pude dormir bien, ..creo que no me hallo en esta habitación ”.

-“Dormimos juntos ”. Dije, mientras mi Mamy ponía una gran sonrisa en su rostro.

-“Si, ya teníamos mucho tiempo que no lo hacíamos. Ven aquí y dame un beso ”. Me dijo Mamá, poniendo su toalla en la cómoda y extendiendo sus brazos.

Me acerqué a sus brazos y sentí su calor.

-“Te quiero mucho Mamy ”. Le dije. Mamá sonrió y me dio un beso en la mejilla.

La calentura pasó y dio paso al gran amor que le tenía a mi Madre, la quería demasiado, aún no comprendía cómo algo tan dulce tuviera esa hembra tan ardiente por dentro. En eso estábamos cuando apareció Randy caminando por el corredor, el desgraciado andaba en una musculosa y unos short’s tipo surfer. El desgraciado lueguito se encaminó hacia Mamá y la abrazó.

-“Buenos días, Madrina ..¿durmió bien? ¡Ja, ja!..”

Mamá asintió.

-“Puedo apostar a que disfrutó mucho durmiendo con el pequeño Pedrín, ¿o no? ”.

Yo me sonrojé un poco.

-“Creo que sí. Yo también estuviera feliz si durmiera con usted también ¡Ja, ja!..” Randy sonrió.

Los ojos de Mamá se pusieron como platos, y su cara fantasmalmente blanca.

-“Sólo bromeo Madrina, ..por cierto, ¿cómo durmió Madrina? Espero que bien calientita ¡Ja, ja!..” Dijo Randy, al tiempo que Mamá se sonrojaba más.

-“¿T-tienes hambre amor? ”. Me preguntó Mamá.

Yo asentí.

-“Yo también ..¿panqués y tocino te parecen bien? ”. Me dijo Mamá.

Le asentí de nuevo.

-“Venga Madrina yo le ayudo, ..Mamá y Ashley aún no se han levantado. Y no me gusta desayunar solito ¡Ja, ja!..”

La sangre se me heló de inmediato. ¿Que este desgraciado no la iba a dejarla en paz por un segundo?.

-“No te levantes mi amor, ..te avisaré cuando esté listo ”. Me dijo y salió de la habitación tras su Ahijado.

Me quedé ahí paralizado, viendo cómo las hermosas nalgas de mi Madre perfectamente dibujadas en esas ajustadas mallas se perdían por el pasillo, ¿pero que se creían este par de sinvergüenzas?, acaso se la pasarían follando frente a nuestras narices sin que nos diéramos cuenta. Enseguida brinqué de la cama y me fui tras ellos. Con el corazón bombeándome a mil por hora fui bajando las escaleras sin hacer más ruido que un gato, se escuchaban los ruidos de sartenes y cubiertos, pensé que sólo era mi cabeza y que ya estaba imaginándome cosas, tal vez por esta ocasión simplemente prepararían solo el desayuno, pero por si las dudas tenía que averiguarlo. Me escabullí entre las masetas y me quedé ahí tras la pared que dividía la cocina con el salón y el comedor, desde ahí podía escucharlos sin que me vieran, si el fanfarrón intentaba algo contra mi Mamy ahora si saldría a impedirlo.

-“Pásame ese recipiente Randy ”. Escuche que le decía.

-“Aquí tiene Madrina, ..por cierto ¿dígame una cosa?. Aun trae sus pantaletas ”.

-“¡Randy por dios!, ..alguien pude escucharte ”. Dijo ella bajando la voz.

-“Solo quería averiguarlo, ..casi no pude dormir por estar pensando en que tan calientita pasaría mi Madrina toda la noche ¡Ja, ja, ja!..”

-“Y no lo vuelvas a hacer, ..Pedrito me preguntó sobre unos ruidos en la noche ”.

-“¡Ja, ja, ja!.. Pobre Pedrín, ..si supiera que casi duerme enmielado por dormir tan cerca de su Mamy ”.

-“¡Cállate Randy!, ..no te burles que no es gracioso. Te imaginas que se hubiera levantado y te hubiera visto ahí parado jugando con tu cosa ”.

-“¡Ja, ja!.. Necesitaba un desahogo, ..hacía tiempo que no, bueno, ya sabe. No tenía unas cosotas como las suyas tan cerca ”.

-“Que cosas dices, ..¿y no te preocupa que Ashley o tu Madre se levante y vea que no estás en tu cama y que estas en la habitación de tu Madrina? ”.

-“Yo sé lo que hago Madrina, ..además, Ashley toma pastillas para dormir y mi Madre pues.. ella está más ocupada con los problemas de mi Padre que en andar vigilando que su hijito duerma en su cama ”.

-“Randy, es muy peligroso, ..no vuelvas a hacerlo ”.

-“Sí, pero compréndame, ..uno no es de madera para estarla viendo todo el día y no poderme desahogar, ¿entiende?. Además Ashley estaba molesta conmigo y no quiso que me le acercara, ¿me entiende? ”.

-“Sí, sí, lo comprendo, ..eres muy joven. Pero es muy peligroso, Randy ”.

-“Es que me encanta Madrina, ..no lo puedo evitar. ¿A caso usted puede soportar tanta calentura? ”.

-“Tienes que aguantarte, Randy ..no podemos seguir haciendo eso ”.

-“Dígame una cosa, Madrina ..desde aquella ocasión en su casa. ¿Ha estado con otro hombre? ”.

-“¿Yo? he, ..q-que cosas me preguntas Randy. C-claro que no, ..p-por quien me tomas ”. Le respondió mi Madre, cosa que no le podía decir la verdad. ¡Uff!, si yo pudiera contar con cuantos tipos se había revolcado Mamá desde aquella vez.

Seguí escuchando.

-“¿No ha hecho el amor desde aquella vez? ”.

-“B-bueno Randy, ..las mujeres no somos como ustedes los hombres. No andamos pensando en eso todos días ”.

-“Pero me imagino que alguna que otra vez usted volvió a usar sus juguetitos ..¿o no Madrina? ”.

-“¿Juguetes?, ..este yo. ¡Randy ya!, ..no me preguntes esas cosas ”.

-“¿Desde cuándo hace que no los usa, Madrina? ”. Seguía insistiendo.

-“No, tranquilo, ..creo que desde aquella vez. Ya ni lo recuerdo ”.

Esa plática nuevamente estaba tomando un rumbo que no me gustaba. Me fui deslizando por la pared hasta que logré ver en el reflejo de un hermoso cuadro de la pared la imagen de ellos en la cocina. Mamá estaba colocándole mantequilla a unos panes y el fanfarrón sacándole jugo a unas naranjas. Randy le lanzaba una que otra mirada cargada de lascivia.

-“¿Y no le entran ganas de? ..me refiero, tanto tiempo sola. Es una Mujer joven ”.

-“Pues sí, ..soy mujer, algunas veces sí, ..pero tengo que aguantarme. Nosotras no tenemos esos clubs para mujeres como ustedes, ¡Ji, ji, ji!.. Y si hiciéramos eso, seríamos una de esas mujeres fáciles. Es diferente, tenemos que buscar otros métodos ¡Ji, ji!..”

-“Pues yo lo vería normal, ..también tienen derecho a disfrutar, ¿no? ”. La animó su Ahijado.

-“Eso lo dices porque no tienes ese problema, ..¿acaso te gustaría que Ashley anduviera en ese tipo de lugares? ”.

-“Que haga lo que quiera, ..no me importa, ya se lo he dicho. .. ¿Y no se masturba Madrina? ”. Volvió a insistir preguntándole ante su sorpresa.

Mamá precisó de una profunda exhalación para serenar sus nervios. La pregunta resultaba muy comprometida y el enrojecimiento de sus mejillas se intensificó.

-“Bueno, hace muchísimo tiempo, ..ya no soy tan joven ”.

-“¿Y no le entran ganas? ”. Contraatacó su Ahijado, al que ya le palpitaba la verga bajo esos short's de surfer.

-“¿Ganas? no sé, bueno, a veces, ..me pones a pensar, ..pero no sé ”. Tartamudeó.

-“No pasa nada por masturbarse Madrina ..es algo muy normal ”.

-“Ya lo sé, ..ustedes siempre están todo el día dándole ¡Ji, ji!.. Pero nosotras no ”.

Randy dejó las naranjas y se irguió de la silla, rascándose bajo los güevos ante los ojos de mi Madre.

-“¿Le gustaría hacerlo ahora? ”.

-“¿Qué?, ¿ahora? ..¿aquí, delante tuya? ”. Preguntó perpleja mi Madre por la proposición de su Ahijado.

-“Sí, ahora, ..nos hacemos una paja, nos desahogamos un poco ”.

-“P-pero, ¿es una broma verdad? ..¿qué dices? estamos haciendo el desayuno ”.

-“¿Y qué pasa? Nadie tiene que enterarse y sólo nos vamos a desahogar un poco. Diviértase, Madrina ..se lo merece. Tanto tiempo sola, ..es un desperdicio. Además me apetece hacerme una paja con mi Madrina ”.

Mamá solo sonrió aún más ruborizada, acomodó los panes sobre un plato y volteó a verle. Vio que su Ahijado se pasaba la palma de la mano por encima del tremendo bulto que ya se dibujaba bajo sus short's.

-“Estás loco, Randy ”.

-“Vamos, Madrina anímese, ..nos masturbamos mirándonos el uno al otro. Sabe que me tiene vuelto loco con esas piernotas, ..sólo quiero que pasemos un buen rato. No lo merecemos, ..no pasa nada por masturbarse ”.

-“Ya lo sé, ..pero me da vergüenza, Randy, de verdad, ..aparte de que no está bien que haga eso contigo ”.

-“Vamos, no sea tonta Madrina, ..bájese un poquito las mallas. Usted le da y yo me doy. Verá qué buena sensación ”. Le explicaba con un brillo de excitación en los ojos.

-“¡Ji, ji!.. Pero estás loco Ahijado, ¿es en serio?. No deberíamos estar hablando así, ..no sabes la vergüenza que estoy pasando ahora mismo con tus cosas ”.

-“A mí ya me tiene bien cachondo Madrina, ..y con esas mallas me apetece una paja. Quiero compartirla con usted Madrina, ..no pasa nada, ¿puedo? ”. Le preguntó enganchándose el pulgar en la tira superior de su short's.

-“¡Randy ..!! ”

-“Vamos Madrina, ..que ya no aguanto más. Toda la noche me la pase pensando en sus nalgotas, ..no sea tonta, usted también lo desea ”.

-“¡Randy, que no ..!! ”

-“Mire cómo estoy ..” El desgraciado se bajó la delantera del short's y asomó su verga erecta, esa verga larga y dura, con un glande reluciente y unos güevos güeros, duros y redondos del tamaño de una pelota de pimpón.

-“¡Randy por dios!!, ..¿que no te puedes aguantar? ”.

-“No, no puedo hacerlo, ..vamos Madrina, aunque sea, ¿me deja que me haga una paja mirándola? Solo con eso me conformo, está muy buena Madrina, ..y me tiene muy caliente ”.

-“¡Ji, ji!.. cómo eres, Randy. Anda, guárdate eso ”.

-“¿Nunca ha visto a nadie hacerse una paja? ”. Le preguntó acariciándosela con la palma de la mano.

Mamá ya tenía los ojos clavados en la impresionante longitud de aquella verga y en cómo se la acariciaba, deslizando la palma lentamente a lo largo de aquel tronco duro, como dándosela a desear.

-“Randy, ..te vi ayer ”.

-“Si pero estaba de espaldas, ..y además estaba oscuro. Pero yo hablo de otra persona ”. Mientras le decía eso me sorprendió que ya se la estaba machacando muy despacio.

-“B-bueno, sí ..quizás sí. .. En mi adolescencia ”. Asentía Mamá pero sin dejar de verle el glande.

-“Y que sintió, ..¿se masturbaba cuando le veía? ”. Insistía su Ahijado.

-“P-pues al principio me pareció asqueroso, ..pero ya a solas, me excito ”.

¡T O M A L A!! No podía creer que Mamá respondiera de esa manera, le estaba declarando abiertamente que se había excitado mientras observaba a otro hombre cuando se la pelaba.

-“¿Le gusta verle la verga a un desconocido? ”.

-“No era su pene, ..era la situación ”.

-“¿Y mi verga?, ..¿le gusta? ”. Preguntó dándose un jalón hacía atrás para hacer aparecer su tremendo glande colorado.

Mamá la miró, seria, mordiéndose el labio inferior, como queriendo contrarrestar las dosis de excitación que le aportaba su Ahijado con aquella conversación tan caliente y aquella manera de acariciársela.

-“Es muy larga, ..admito que la tienes muy hermosa ”.

-“¿Está excitada? ”. Contraatacó el desgraciado.

-“Un poco sí, ..con esta plática cómo no lo voy a estar ”.

-“Mastúrbese, Madrina ..” Le insistía el mal nacido.

-“Me da mucha vergüenza, Randy, ..en serio ”.

-“Vamos Madrina, no pasa nada, ..todos están dormidos, relájese. Vamos a masturbarnos, ..ahora quiero ver cómo se masturba. .. Compartirlo con usted, estoy muy excitado ..venga, bájese un poquito las mallas ”.

-“Randy por dios, ..¿no me vas a dejar en paz, no? ”.

-“No ¡Ja, ja!.. ”

-“Bueno, sólo por esta vez, ..pero ya me dejaras en paz y no volverás a meterte a mi habitación ”.

Me quedé de piedra, Mamá había aceptado masturbarse frente a su Ahijado. ¡No lo podía creer!, este viaje se estaba haciendo una pesadilla.

-“Será una promesa ”. Concluyó el desgraciado dándose fuertes tirones.

Mamá elevó el trasero y se bajó las mallas hasta las rodillas. Se quedó en bragas, esas braguitas muy pequeñas y ajustadas de color negro, muy ceñidas a sus carnes. Randy la observaba de perfil. Se fijaba en la tersura y blancura de sus muslos, esos muslos anchos y carnosos. Se fijó en la fina tira lateral que se hundía en sus caderas. Por la parte delantera se le transparentaba la sombra rojiza del chocho, con el vello bien recortadito formando un triangulito perfecto. La verdad que Mamá estaba muy buena y morbosa por su madurez. Se mantuvo erguida en la silla, sonrojada, mirando hacia él con una sonrisa avergonzada. Su Ahijado se la machacaba con la vista clavada en ella. Mamá se llevó la mano derecha y la plantó encima de la parte delantera de sus bragas, rozándose tímidamente, concentrada en los meneos que su Ahijado se daba en la verga.

-“¡Uff, off!.. ¿Está excitada, Madrina? ”.

-“Al verte a ti, así, masturbándote, ..cómo no quieres que me excite. Al final, me has calentado ”.

-“¿Y por qué no se mete la mano dentro de las bragas? ”.

-“Porque me da mucho pena, Randy ..por dios estamos en la cocina ”.

-“Ayer también estábamos aquí, ..y nos calentamos mucho mientras nos tocábamos ”.

-“Por dios Randy, ..estamos locos, esto no debe ser ”.

-“Vamos, Madrina, ..métase la mano dentro. Déjeme que le vea esa chochita tan bonita que tiene ”.

Mamá ya con las mejillas cómo tomates, se metió la mano por dentro de las bragas acariciándose la chocha y el clítoris con las yemas de los dedos. Soltó un pequeño gemido sonriendo ante la avalancha de placer, embelesada con la puñeta que se hacía su Ahijado frente a ella. Randy observaba con mera excitación cómo su Madrina se daba con la mano tras la gasa, refregándose con suavidad todo el chocho. Mi Madre en ocasiones cerraba los ojos y lanzaba un débil suspiro. Cada uno fue acelerando las vibraciones de los brazos. Mamá miraba cómo se machacaba la verga y Randy cómo se frotaba el chocho con la palma, pudiendo ver por el hueco entre la tira y el vientre parte del vello vaginal de su Madrina. Los dos jadearon. Randy aceleró las sacudidas hasta que frenó de repente, cuando unos chorros de leche se derramaron hacia los lados y otros se escurrieron hacía su mano.

Mamá se sacudió el chocho un poco más deprisa, hasta que cerró las piernas con la mano dentro de las bragas emitiendo un jadeo largo y profundo. Se quedó unos segundos con los ojos cerrados hasta que pasó el orgasmo. Enseguida sacó la mano de las bragas.

-“¡Uff!, qué cosas me haces hacer, ..¡ahh!, ¡ah!, qué vergüenza ”. Dijo ella.

-“¡Fenomenal!!, ..he sentido mucho con sólo mirarla ”.

-“¿Y con Ashley qué? ”.

-“Ya no me excita, ..yo necesito hembras maduras como usted. No niñas miadas que se dejan hacer lo que sea ”. Decía el muy capullo.

Mamá se inclinó para subirse las mallas y su Ahijado con los pantalones bajos fue y se lavó las manos en el fregadero, dejando su esperma por todo el lavatrastos y cubiertos. En eso, Mamá se acercó a él y le sujetó la delantera del short's y se la subió tapándole.

-“Anda tápate, ..estamos locos, masturbándonos en la cocina ”.

Sus piernas se rozaban y Randy sentía la blandura de un pecho aplastado contra el tórax.

-“¿Te ha gustado? ”. Le preguntó él.

-“Sí, Randy, ..pero esto no está bien, esto es muy inmoral ”.

-“¡TShhh!, no pasa nada Madrina ..no estamos haciendo nada malo ”.

Mamá se relajó sobre el hombro de su Ahijado. Él la abrazaba. El bulto del short's seguía muy hinchado, ya con una mancha de esperma en la tela, y el roce con las piernas de mi Madre le resultaba muy erótico. El desgraciado empezó a estamparle besitos en el cabello y mi Madre seguía ahí sin moverse, hasta parecía una enamorada, cómo si su Ahijado en realidad estuviera enamorado de ella.

Transcurrían los segundos y el silencio entre ambos se prolongaba, sin dejar de rozarse levemente las piernas.

-“Madrina, ..me estoy excitando otra vez ”. Reconoció su Ahijado.

-“Randy ”. Ella se separó y él le retiró el brazo de los hombros.

-“¿Usted no? ”.

-“Randy por dios, ..te has masturbado conmigo ayer y ahora ..y, ¿todavía tienes ganas? ”.

-“Es que me pone muy cachondo ”.

-“¿Cómo voy a ponerte? ¡Puedo ser tu Madre Randy! ”.

-“Mi Madre no esta tan buena como usted Madrina, ..¿quiere que nos masturbemos el uno al otro? Ándele, así matamos la calentura. Sé que todavía está cachonda, ..seguro que le han entrado ganas de tocarme la verga. ¿O no Madrina? ”. Le propuso el muy cabrón, todavía caliente.

-“Randy, ¿de verdad? ”.

Pero el tipo interrumpió su débil queja extendiendo el brazo derecho y metiéndole la mano dentro de las mallas y bragas, presionándole la chochita con las yemas y moviéndosela en círculos. Mamá no pudo contener un suspiro con los ojos cerrados. Miró hacia abajo y vio a través de la ajustada tela de sus mallas cómo su Ahijado le acariciaba el chocho sin pudor. Entonces ella, como si fuera una reacción vengativa o una manera de devolverle lo mismo, extendió el brazo izquierdo y le metió la mano dentro del bañador agarrándole la verga. Seguramente aún pegajosa por los restos de semen de la pasada jalada. Y sacándosela fuera para comenzar a sacudírsela.

-“¡Oohh!, oh, oh, ¡Ja, ja!.. Así Madrina ¡Ooohh!..”

Madrina e Ahijado ladearon sus cabezas para mirarse y lanzarse los alientos mientras se daban el uno al otro. Mi Madre meneó la cadera cuando el muy hijo de puta le sacó la mano para lamerse el dedo e introducírselo de un solo golpe. Un dedo que agitó en el interior de mi Madre provocando su delirio. Ella le apretaba la verga aligerando las sacudidas. Los jadeos secos de ambos retumbaban en la cocina. Yo la verdad que ya tenía miedo que alguien pudiera bajar, seguramente si lo hacían ahora si los agarraría en esa grotesca situación.

Mamá movía la cadera en círculos para soportar el arranque de placer. Su Ahijado la penetraba con el dedo tensando la tela de las mallas. Los pechos de Mamá se meneaban bajo la camiseta. No dejaban de mirarse a los ojos. Mi Madre le jalaba la verga muy deprisa y con mucha fuerza, pensé que se lo arrancaría, pero el hijo de la chingada del Jr. le meneaba el chocho con un dedo dentro. Los muy cerdos se jadeaban a la cara con mucha pasión. Mamá cerró las piernas con el ceño fruncido, notando cómo vertía cantidad de flujos sobre la mano de su Ahijado, escurriendo y manchando sus mallas grises. Una mancha de humedad se dibujó en la entrepierna de mi Madre. También Randy frunció el entrecejo y al segundo la verga volvió a lanzar unos pequeños salpicones de leche que se repartieron por el piso y la manita de mi Madre.

Unos segundos después, se relajaron sonriendo, acariciándose mutuamente con más suavidad.

-“¡Ah!, ah. Que cosas estamos haciendo Randy, ¡ah!, ah ”. Dijo Mamá jadeado, sin dejar de manosearle, de bañarle todo el tronco de semen.

-“¡Uff!.. Se ha corrido bien, Madrina, ..me ha dejado la mano toda empapada ”.

-“Tú también ”. Le dijo mostrándole la mano llena de su corrida.

-“¿Recuerda cuando la hice tomar mi leche en su licuado? ”.

-“Si, qué salidos ¿no? ¡Ji, ji!..”

-“Pruébelos, ..para que recuerde como le gustan ”.

Mamá se fijó en la planta de su mano, esta tenía unos tremendo goterones de leche espesa. La alzó lamiéndose los dedos impregnados de semen. La degustó chasqueando con la lengua y tragándose las porciones, volviendo a lamerse otro de los dedos salpicados.

-“Un poco amargos, ..es más el morbo, ¿no? ¡Ji, ji, ji!..”

Su Ahijado le sacó la mano de las bragas y la elevó hacia su rostro.

-“¿Quieres probar a qué sabe tu chocho? ”. El Jr. se lamió un dedo y luego le ofreció la mano a ella.

-“ .... ” Mamá no decía nada, simplemente observaba su mano.

-“¡Ummhh!, qué rico sabes, ..pruébalo ”.

Mamá acercó su rostro y le chupó los dedos, saboreando entre los dedos de su Ahijado sus propias sustancias vaginales que había chorreado su chocho. Nuevamente estaba observando a mi Madre siendo manejada por su Ahijado, ese desgraciado no la dejaría en paz ni un segundo, estas vacaciones estaban siendo un tormento para mí, a donde quiera que fuéramos mi Madre era sometida por un sujeto, ...¿que ya nunca íbamos a ser felices?.

-“Tenemos que calmarnos un poco, Randy, ..no podemos estar haciendo esto a cada rato. Dentro de muy poco tu Mamá y tu Novia se levantaran. .. Anda, tápate y retira esa mano ”.

-“Ha estado bien, ¿no? ”.

-“Sí, sí, muy bien, ..pero siento que me estas emputeciendo ”.

-“¿Y no le gusta Madrina?, ¡Ja, ja!..” Dijo tapándose el pene.

-“Ya, ve a darte un baño mientras yo limpio todo esto, ¡Ji, ji!..”

Y en cuanto dijo eso escuche que venía bajando Beatriz de su recamara. Venía en una bata rosa de seda, estaba algo somnolienta, como si no hubiera podido dormir toda noche. Al verme se sorprendió ya que era muy temprano. Yo bastante nervioso, me alejé de la pared para encontrarla.

-“Pedrito, ¿te levantaste temprano?, ..¿qué andas buscando? ”.

-“Apenas venía a desayunar Sra. Beatriz, ..pero se me olvido algo en la habitación. Ahora regreso ”.

-“¿Tu Mamá ya se levantó? ”.

Estaba a punto de decirle cuando apareció el Jr. muy feliz ya satisfecho.

-“¡Mamá, buenos días !!, ..pensé que te levantarías más tarde ”. La saludó, y enseguida se me quedó viendo pensando.

-“Tu Padre me habló muy temprano, ..vine por un café. ¿Mónica está ahí? ”.

-“Estábamos preparando el desayuno, ..ahora vengo, voy a ver si ya se levantó Ashley ”. Y se dirigió a su recamara cantando.

Yo estaba muy nervioso por Mamá, no sabía en qué estado la iba a encontrar Beatriz, por eso fui tras ella hacia la cocina. Mi Madre estaba en una silla, mirando hacia la ventanilla y de espaldas a nosotros.

-“Buenos días Mónica, ..¿te levantaste muy temprano? ”. La saludó su Amiga.

-“H-hola, Beatriz, ..espero no haberte despertado ”.

-“No cómo crees, ..Raymundo que me habló temprano ”.

-“¿Cómo está? ”.

-“Bien, ..¿por dios Mónica que te ha pasado? ”. Le dijo refiriéndose a la mancha de humedad que provenía de sus mallas.

-“¿M-mancha?, ..¡Ups!, debí de haberme mojado cuando limpiaba el fregadero ”.

-“Ay Mónica no debes de hacer eso, ..eres mi invitada Amiga, después yo lo hago. ¡Qué barbaridad, mírate nada más, hasta parece que te has orinado! ”.

-“Descuida ahora me las cambio, ..¿te pongo café? ”.

-“Si por favor, ..anoche no pude dormir ”.

-“Mi amor, ..¿no te has quitado la pijama ”. Volteó a verme a mí para decirme.

-“Ya voy Má, enseguida vuelvo ”.

Mientras Beatriz le contaba sus problemas maritales, Mamá estaba cómo amodorrada tras las grandes dosis de placer. Seguramente le estaba acechando el remordimiento de haber hecho lo que hizo con su Ahijado. Había sido excitante, pero todo se mezclaba con una sensación de culpa. Debía enmendar el error, de poner a ese fanfarrón en su lugar de una vez por todas, pero mi Madre estaba como embelesada, aquel morbo de masturbarse con su Ahijado transformaba ese arrepentimiento en una sensación hechizante. Ni su Madre cómo su Novia tenían por qué enterarse, sólo se había divertido un poco con su Ahijado, parecía pensar. ..


Todos nos fuimos arreglando poco a poco y desayunamos juntos en la mesa rectangular. Como siempre, Randy observaba a mi Madre, riendo, divirtiéndose, como si nada estuviera pasando entre los dos. Esta vez el infeliz se había sentado a su lado, frente a Ashley y frente a mí. A veces, el sinvergüenza le susurraba cosas al oído pasándole el brazo por la cintura o cuando estábamos desprevenidos le soltaba una palmadita en el trasero. El Jr. ya había llegado a un grado de perversión en el que ya no le apetecía estar con su Novia, ya no le apetecía tocarla, besarla, sólo le excitaba hacerlo con su Madrina, de poseerla, ser su Amo, dominarla. También Ashley procuraba ya no llamar su atención, se había puesto un bikini menos sugerente que el blanco que había portado el día de ayer. Este era negro, con copas que le tapaban todas las tetas y para la parte de abajo llevaba unas bragas normales, con lacitos a los lados, tapando gran parte de sus nalgas. Estaba menos erótica, pero igual de guapa. ( al menos para mí ).

Después del desayuno, subí a mi habitación para revisar mis correos, ( escribir un poco en mi diario ) Estaba muy a gusto en la habitación cuando la vi entrar. Allí estaba mi Madre, con un mini bikini ( del cual yo desconocía su existencia ). Era un bikini bastante sensual que sabía que llamaría la atención de su Ahijado, pero debía formar parte de su simulado carácter abierto. Era de color en Negro con estampados de una marca reconocida, con un sujetador de copas triangulares pequeñas, anudado al cuello y unas braguitas a juego con cintas para anudar a los lados.

Me quedé impactado, Mamá no solía andar en bikini por la casa, siempre se colocaba una toalla o un pareo para andar, pero ahora parecía otra, parecía una chiquilla queriendo competir con otra por el Novio. Se le veía muy sonriente, sus andares eran más eróticos y llamativos, sus muslos estaban perfectos, largos y bien definidos, la braga del bikini la llevaba ceñida a ambos costados de la cadera, dejando su exquisita cintura a la vista. Los huesitos de la cadera de su vientre plano le daban a Mamá el trofeo de triunfadora por encima de Beatriz y la adolecente Ashley, sin duda Mamá sabía cómo llenar ese tipo de bikinis y lo hacía a la perfección.

-“¡MAMÁ !! ”. Le dije con asombro.

-“¿Que mi amor? ”.

-“No puedes andar así por la casa ”.

-“¿Que tiene mi amor?, ..estamos de vacaciones ”.

-“Lo primero que deberías hacer es intentar no provocar como provocas. Es demasiado descarado que andes por toda la cabaña con ese bikini que no te tapa nada ”. Le dije molesto.

-“Lo primero es que mi hijo no debería de fijarse en si enseño mucho o no ”. Me respondió dejándome algo cortado aunque no tuviera razón.

-“Haz lo que quieras Mamá, ..pero Randy no te quita los ojos de encima y no me gusta cómo te mira ”.

Me miró con una sonrisa demasiado pícara en su boca.

-“¿Hay, mi amor está celoso? ”. Y se avanzó  hacía mi dándome besos.

-“¡Ya, Mamá!, ..déjame ”.

-“No te preocupes mi amor, ..Mamá sabe cuidarse muy bien de los hombres ”. Me dijo, y antes de salir de la recamara se retocó en el espejo.

Mamá era consciente de que las braguitas eran bastante pequeñas y sólo tapaban una parte de su trasero, dejando gran parte de sus nalgas a la vista. Para acentuar su sensualidad se colocó un par de sandalias con tacón. Luego se revolvió el cabello para dar la sensación de que no se había esmerado para arreglarse. Enseguida tomó una toalla sobre su brazo y bajo para encontrarse con todos nuevamente en la piscina.

Enseguida me levanté como rayo, sabía perfectamente que el maldito de Randy no dejaría pasar una oportunidad para tortearla. Coloqué mi cámara en la ventana con el lente apuntando hacía la piscina y bajé la cortina. La conecté a mi laptop, así yo pasaría desapercibido en la recamara sin imaginar ellos que desde ahí lo vería todo. También encendí el trasmisor que había en el dige de Mamá para escuchar todo a su alrededor. Me coloqué el auricular en mi oído y rápidamente enfoqué la cámara hacía las camillas de sol para ver lo que pasaba.

Cuando vi por la cámara, Beatriz ya estaba en una camilla tomando el sol, aprovechó que el día estaba un poco soleado para relajarse ( recordaran que en Canadá no es muy común que el sol esté en todo lo alto ). Al llegar Mamá a su camilla, Beatriz la saludo, y arrastró otra cama junto a ella, para poder tumbarse juntas. Como les decía, hacia un día muy bonito, y el sol brillaba en el horizonte, desde la piscina podía verse el bosque y la vista era impresionante. Al verla llegar, Beatriz le comentó:

-“¡Mónica!, ..ese bikini esta precioso. No te lo había visto Amiga ”.

-“¿Tú crees?, ..no se te hace muy juvenil ”.

-“Con ese cuerpazo que te cargas Amiga, ..yo me lo pondría todos los días ¡Jijiji!..”

-“Como eres, ..bien, a ver si aprovechamos un poco el sol, no? ”.

-“Este sol me encanta porque no es muy fuerte y te deja un bronceado tipo mediterráneo bellísimo ”.

-“Claro, vaya suerte que tienes de poder venir aquí varias veces al año, ..aire, tranquilidad, unas vistas preciosas, lo tienes todo ”.

-“Gracias, la verdad es que no se está mal ”.

-“¿Y Randy? ”. Preguntó Mamá.

-“Está descansando un rato con Ashley, ..tu sabes los jóvenes, no durmieron muy bien ¡Jijiji!..”

-“¿Y tú se los permites?, ..digo, no es que me asuste, pero ¿conoces muy bien a Ashley? ”.

-“Ya llevan saliendo por un buen tiempo, ..ella es una niña algo alocada, ¿pero cuál de los jóvenes no?. Así son ya los noviazgos entre los jóvenes, llevan relaciones muy temprano, después se enfadan y se buscan otras ”.

-“Mm, ¿y a ti como te va con Raymundo? ”.

-“No muy bien, ..tenemos algo de problemas, pero nada que no podamos solucionar ”.

-“¿Va a venir para la fiesta de Randy? ”.

-“Dice que está muy ocupado con el Senado, ..que si no puede llegar para la fiesta al menos vendrá un par de días después para estar con él ”.

-“¿Lo quiere mucho, verdad? ”.

-“¡Ufff!!.. Para él, Randy son sus ojos, ..a veces pienso que son igualitos ”.

-“Lo mismo era Rodolfo con Pedrito, ..lo quería demasiado ”.

-“Pero no hablemos de eso Amiga, ..los hombres siempre prefieren más a sus varoncitos ”.

Mamá no respondió, y durante unos instantes, se quedaron en silencio. Beatriz empezó a preguntarse a sí misma como podía sacar otro tema, la verdad es que no era nada fácil, Mamá siempre que mencionaba o recordaba a mi Padre la lastimaba. Entonces Beatriz le preguntó:

-“Te importa si me quito el sujetador ”.

Mamá, se quedó un poco perpleja, sin saber que contestar, cuando la otra vio su cara de perplejidad, le explico:

-“No te asustes Móni, ..si alguien viene me hechas la toalla. Además quiero recibir muy bella a Ray, ..ya sabes, a los hombres les gusta que seamos morenas, quieren nuestro cuerpo soleado ”.

Mamá se quedó un poco cortada por esa respuesta, y rápidamente, por miedo a parecer un poco timorata le respondió:

-“Claro, por supuesto, ..yo te aviso, ponte cómoda ”.

Beatriz se quitó el sujetador, y le preguntó:

-“Tú también deberías, no?, ..o tienes algún pretendiente que no le gusta que estés morena ”.

-“Que cosas dices Bea, ..sabes muy bien que no tengo relación con nadie ”.

-“Así me dijiste, ..y después me saliste con Memo ”.

-“Buen, con Memo fue muy rápido, ..lo vi un par de veces nada más ”.

-“¿No has hablado con él? ”.

-“... No desde que se fue ”.

-“Ay Amiga, ya conoces a los hombres, ..solo hay que darles lo que ellos quieren para tenerlos ”.

Mamá sonrió, y de alguna manera se sintió ella obligada también bajarse el bañador. Como les había dicho, llevaba un bikini anudado al cuello, se lo bajo soltando las tiras. Mientras hacía esto, miro de reojo a Beatriz, aunque estaba tumbada, se notaba que sus pechos estaban firmes, Beatriz tenía los pechos operados, no como Mamá que eran de buen tamaño y naturales. Se sintió un poco incomoda, pero no al observar como los otros pechos eran mucho más grandes que los suyos, si no por el hecho, de que ella no estaba acostumbrada hacerlo, claro que alguna vez lo había hecho, pero estaba intranquila porque yo podía bajar y verlas en cualquier momento. De todas maneras, aprovechó el comentario de los hombres, para preguntarle por ellos, pero cuando se disponía a hablar, se apareció el Jr. y su Novia.

Ashley venía bellísima, se había colocado un bikini muy provocativo. El sostén poseía unas diminutas copas triangulares que tan sólo cubrían la mitad de sus senos, dejando a la vista gran parte de sus pequeñas pero apetecibles mamas, como por debajo y arriba, los tirantes estaban formados por diminutos aros plateados. La parte de abajo era un tanga muy pequeña, con la parte delantera muy ajustada a la zona púbica. Llevaba unas finas cintas laterales enganchadas a un aro dorado a la espalda, por la zona de la cintura, donde iba enganchada la delgada tira que llevaba metida por el culo sin ningún pudor. La tira parecía un hilo, resultaba tan fina que daba la impresión de que estaba con el culo al aire.

Rápidamente Mamá y Beatriz tomaron sus toallas para taparse los pechos.

-“¿Cómo están mis dos bellísimas mujeres? ”. Les saludó el Jr.

-“Pensamos que estarían dormidos al menos dos horas más, ..decidimos estar tranquilas y mejorar un poco nuestros bronceados ¡Jijiji!..” Dijo Beatriz.

-“¿Haciendo toples? ”.

-“Hay mi amor, ..no me digas que te asustas con verle los pechos a tu Madre ”.

-“Para nada Mamá, ..recuerda que yo te apoyé para que te los operaras. A ver si convenzo a Ashley para que haga lo mismo ¡Ja ja ja!..”

-“¡Oh nou!, ..mi no ser ”. Dijo ella con su corto español.

-“No mi amor, no lo hagas, ..está muy joven. Además tienes una Novia muy bella así como está ”. Aseguraba Beatriz.

Randy encontró una radio de baterías y sintonizó una estación local. Luego se apropió de una tumbona para dejar su toalla y alejarse con su Novia hacía la piscina, pero antes, no desaprovechó el momento para lucirle el cuerpo a su inquieta Madrina. Que tras sus lentes de sol no pudo evitar ver cuando su Ahijado se quitó la musculosa y sus short's surferos… La imagen que se le vino a la cabeza, fue la de un dios de oro, una divinidad pagana, una imagen profana a la que adorar, el fanfarrón era puro músculo, sus brazos y antebrazos eran musculados, pero en la adecuada dimensión, sus pectorales se marcaban, sobresaliendo del pecho, su estómago estaba tan bien definido que parecía un six pack de cerveza, y sus piernas estaban como torneadas según los parámetros clásicos de belleza, y por debajo del bañador tipo bóxer que llevaba, de marca también por supuesto, se notaba su tremendo bulto, que aún durmiente, humillaba a un par de tipos no tan dotados.

Mamá misma se sorprendía de sus pensamientos, pero no podía hacer nada por evitarlo, incluso sentía como sus pezones se henchían, parecían cohetes, que alimentados con el combustible de la vista de su Ahijado, querían despegar hacia él, y arrastrar a mi Madre tras ellos. En eso vio cómo Ashley se acercaba a su Novio y viéndola a ella le daba un fuerte beso, como si estuviera refregándole en la cara que era suyo y nada más. La verdad que estaba viendo una disputa entre la adolecente y bella Ashley, contra la madura y Madrina de su Novio mi Madre. Ella lo notó enseguida, sentía que la Novia de su Ahijado lo sabía. Tuvo que volverse hacía otro lado, para alejar esas ideas de ella.

Escuchó, como a su espalda, se metían los dos a la piscina, entonces se volvió, y los vio, en el agua, su Ahijado nadando hacia ella.

-“Que buena está el agua, esta tibia, ..no quieren entrar ”. Las animó a seguirlo.

-“No mi amor, yo estoy bien, ..¿no sé Mónica? ”.

-“No, no, ..quizás más tarde ”.

Mamá seguramente pensó que hubiera necesitado una piscina de cubitos de hielo para relajarse, para tranquilizarse un poco, para bajar la temperatura de sus ideas, pero no dijo nada y aprovechando que ellos estaba en el otro lado de la piscina, se quitó rápidamente la toalla para reacomodar su bikini y amárraselo al cuello. Puso una toalla sobre el camastro, y se tumbó boca abajo, para broncear su espalda, para relajarse, para camuflar su sofoco.

Intentó tranquilizarse y reflexionar un poco, que fregados le estaba pasando, que le estaba sucediendo, porque estaba perdiendo los papeles de aquella manera. Mientras pensaba esto, escuchaba sonrisas y risitas en la piscina, pero en la situación en la que se encontraba no quería, no podía volverse, estaba sintiendo celos, y lo peor, celos de su Ahijado con su Novia, que papel tenía ella en esa relación adolecente. No, no y mil veces no, no podía estar pasándole esto a ella, allí, aun lado de su Amiga, de la Mamá del chiquillo ese que la volvía loca.

Entonces oyó, como salían del agua…

-“So cold, ..mucho bueno ”. Salió titiritando.

-“Se dice muy bueno, Ashley, ..ya te lo he dicho muchas veces ”.

-“Oh, sorry honey ..mi no aprender ”.

-“Tienes que aprender ”.

-“¿Sabe que Ashley quiere ser modelo?, Madrina ..como usted ”.

-“Vaya, donde estas estudiando ”.

-“Bueno apenas yo entrar, ..pero querer intercambiar para Milán ”.

Mamá se sorprendió, sabía que solo la elite podía estudiar en Milán, y era lo único que le había faltado a mi Madre para realizarse. Quería haberle preguntado más cosas, pero no se atrevió, no se atrevía a nada, Mamá sentía que Ashley sabía la relación que había entre ambos, se sentía como una colegiala, tímida e insegura ante su rival, avergonzada de preguntar, de dirigirle la palabra, sentía que no era ella misma, sentía un ligero coraje hacía ella, como si le estuvieran robando a su hombre, ¿pero que le pasaba?, estaba en medio de una relación entre su Ahijado y su novia, y no podía hacer nada por evitarlo. Para colmo, lo que escuchó, la enardeció aún más.

-“Porque no poner un poco de crema, sweetheart ..si no voy a quemar ”. Le dijo ella.

-“Claro, túmbate, anda ”.

Aunque tenía la cabeza vuelta para el otro lado, Mamá se dijo a si misma que no valía la pena estar pensando en todo eso, así que volvió su cara y se aprestó a contemplar el show. Ashley estaba boca abajo y Randy tomó la crema, esparció un poco en su mano y comenzó a aplicarla sobre su espalda. Mamá sintió algo extraño, notó como si sintiera algo en su espalda, como si fuera a ella a la que le estuvieran echando crema. Cerró los ojos, sintió que no quería seguir con esas sensaciones, con esos juegos de colegiala, estaba perdiendo el control, y no quería perderlo. Entonces escuchó:

-“Que tal ”.

-“¡Mmhh!, Good, is good, ..keep on please ”.

Mi Madre tuvo que volver abrir los ojos, no podía perdérselo, vio cómo su Ahijado estaba ahora con las piernas, y volvió a sentir algo parecido, un rocé por sus piernas, y lo que aún era peor, sentía como sus pezones se endurecían. Yo la observaba desde mi cámara, cómo se enardecían, y como dos taladradoras trataban de romper la tela, transmitiéndole a ella un cúmulo de sensaciones inexplicables. Por eso cuando escuchó:

-“Me toca a mí, honey, ..dale un poco de brillo a este hermoso Novio que tienes ”. Decía el fanfarrón.

Mamá no dudo, dejó atrás toda su vergüenza, olvido su enojo, se tragó su orgullo y se volvió hacía ellos también, pero es que no tenía otra opción si seguía sintiendo esa mezcla de percepciones por todo su cuerpo, por sus piernas, por sus pechos, sus pezones, por su cerebro, no respondía de ella misma, así que se dio la vuelta, aunque eso sí, haciéndose la dormida tras sus lentes de sol.

Ashley se frotó las palmas y se curvó hacia él, comenzando a masajearle los hombros con delicadeza, deslizando muy despacio las palmitas de sus manos sobre el musculoso cuerpo de su Novio. La verdad que para mí era un tremendo espectáculo. Podía ver sus deliciosas tetas colgando bajo el escote. Aquella escena de Ashley masajeando el cuerpo de su macho estaba convirtiéndose para mí en una escena morbosa. La candente Canadiense no perdió la oportunidad de restregarle a mi Madre que era suyo y de nadie más, deslizando sus manitas de uñas pintadas de rosa por aquel abdomen de atleta.

-“Honey, you have a perfect estomach, ..mi tener mucha suerte de tenerte. Y ser nada más mío ”. Dejo con cizaña.

Sus manitas pasaron por el bajo vientre, cerca de la tira del bañador, y regresaron hasta concentrarse en un masaje por sus bien trabajados pectorales. La verga bajo la tela palpitaba y se hinchaba con el tacto femenino de su Novia.

-“.. ¡Oh sweetheart!, ..deberías ser masajista en lugar de modelo ¡Ja ja ja!..” Le soltó Randy cuando las manitas de su Novia bajaban de nuevo por la curvatura de su bien definido abdomen, masajeándole en círculos sobre ella.

-“¡Cuidado my love!, ..a este paso vas a conseguir que se empalme ”.

Ashley arqueó las cejas levantando los brazos, dejando de tocarle, aunque se mantuvo curvada hacia él. Pero Beatriz al escuchar las subidas palabras de su hijito le dijo:

-“¡Randy, no hables así delante de tu Madrina y tu Madre!, ..que va a pensar de ti ”.

-“Solo estoy jugando Mamá, ..no hablo en serio ”.

En eso, el teléfono de Beatriz sonó, dejándolos a ellos tumbados en los camastros. Mamá seguía haciéndose la dormida, y para despistarlos se había colocado su reproductor portátil, así fingiría que estaba dormida y sin escuchar nada, cosa que a mí no me engañaba, ya que Mamá estaba perfectamente al tanto de lo que hacía su Ahijado con su querida Novia.

-“¡Randy, ..¿y-you are? ! ”. Preguntó susurrando mirando hacia su paquete.

-“¡Ja ja!.. No lo pude evitar sweetheart ”.

-“Mi sólo querer protegerte, ¿eh? Porque ser así ”. Esto lo dijo con el poco español que contaba, como si quisiera prestar la atención de mi Madre.

-“Es que me calenté con tu masaje, ..y más aún por tener a mi Madrina al lado ”.

-“¡TShhh! She this listening ”. Mamá seguía haciéndose la dormida sin moverse para nada, a pesar de lo que estaba escuchando.

-“No, está dormida, ..tú sigue como lo estás haciendo amor. Me está gustando ¡Ja ja ja!..”

-“But Randy, ..are dangerous ”.

-“No te preocupes, ..nadie nos ve. Es más, ¿por qué no sigues? ..anda, tontona, sigue. ¿Quieres darme de crema en la verga? ”.

-“¡Nou Randy!, ..no pedir eso. She is here ”.

-“Venga, putilla, ..mi Madrina está dormida. Sólo quiero que me des de crema por la verga, que me relajes un poco, reconozco que me ha puesto muy caliente estar cerca de ella cuando me sobas ”. Le susurraba.

Ashley sonrió como una tonta encogiendo los hombros, consciente del enorme paso que estaban a punto de dar como pareja. Randy miró de nuevo hacia mi Madre.

-“Anda darling, relájame un poco, ..me excita mucho que me pajes frente a mi Madrina ”.

-“Ok, pero sólo dar crema, ¿ok? you boy well-behaved ”.

-“Vamos, lo estoy deseando, ..pórtate bien conmigo ”.

La linda Canadiense se curvó ahora hacia el bañador de su abusivo Novio y con ambas manos le bajó la parte delantera enganchando el elástico bajo los güevos, dejando al descubierto su verga blanca y tiesa, con sus güevos rosados y salpicados de vello.

-“¡Oh my good!, cómo estar ..vas a reventar. ¿Tan caliente estar?, como ser lo hombres ”.

-“Vamos, tócame ”. Le apremió en tono jadeante.

Ashley miró hacía mi Madre cuando le manoseó la verga con ambas manos, nerviosa de que Mamá despertara. Rociándola de crema delicadamente con las palmas de sus manos, dándole una pasada a los güevos para impregnarlos con sus manos pringosas. Sin proponérselo se estaba excitando, estaba manchando las bragas sólo con aquel manoseo, la ardiente Canadiense jamás había estado en una situación como tal. Mamá sintió que la sangre le hervía al ver a la Novia de su Ahijado pelándole la verga a escasos par de metros donde ella simulaba dormir muy tranquila. El Jr. estaba feliz, volteaba hacía mi Madre sonriendo. Su novia deslizaba sus palmas por todo el tronco de su verga, abrazando el glande, dejándole la piel venosa pringada de crema. El desgraciado la tenía muy tiesa, parecía una porra de goma dura, con venas muy hinchadas recorriéndole el tronco.

-“Randy, ..ser suficiente ”. Le decía ella temerosa de que pudieran verlos.

-“Sigue, Putilla, ..¡uff!!, uff!!.. no me dejes así ”.

-“¡Randy, you Mother can come ! ”. Decía nerviosa.

-“Sigue, maldición ”.

-“Ok, ok..”

Ashley se arrodilló con el tórax erguido y le agarró la verga con la mano izquierda colocándola en vertical para comenzar a sacudirla aun buen ritmo. Los güevos del Jr. se movían al son de los tirones que le daba su Novia. Mamá electrizada por lo que estaba viendo abría ligeramente la boca para exhalar todo el calor que estaba sintiendo en ese momento; movió ligeramente la cabeza pero solo para tener mejor visibilidad, pero seguía fingiendo que dormía. Así, con los ojos tras sus lentes oscuros no perdía detalle de lo que ocurría frente a ella, Mamá se estaba calentando ante la oleada de placer que le proporcionaba la Novia de su Ahijado. Ashley en ocasiones cambiaba de mano y aceleraba las sacudidas, con media sonrisa en la boca, alternando la mirada entre la verga y el Jr. que embelesado, volvió a percibir el gusto en la punta de su nabo.

-“¡Ohhh!.. ¡Ummhh! ... Qué bien lo haces, putilla ”.

-“¿You like it? ”.

-“Lo haces muy bien ..sigue, sigue. A tu novio le gusta cómo lo haces ”.

La ardiente Canadiense cambiaba mucho de mano, como si se le cansara el brazo, manteniéndola en vertical y apuñeteándosela con agilidad, rodeando su glande con la palmita de su mano. El fanfarrón jadeaba y cabeceaba para contener el gozo, con los ojos entrecerrados y la boca muy abierta. Ashley se la estaba sacudiendo con la izquierda cuando alzó la mano derecha para sobarle los güevos como complemento a la masturbación.

-“¡Ohh! ... Qué bien lo haces, sweetheart ”. Gimió.

Su Novia se los acariciaba, se los achuchaba, se los zarandeaba agarrándoselos con fuerza, sin cesar los ágiles tirones de verga que le daba. El Jr. los tenía duros y ásperos, miraba a su Novia los ojos y ambos expulsaban por la mirada esa lujuria con la que tantas veces habían fantaseado. Randy resollaba sin descanso. Su bella Novia se la machacaba más fuerte, ahora la agarró con la derecha y plantó la palmita izquierda encima del vello. Mi Madre contemplaba la extrema vibración del brazo, apenas podía ver la mano de su “rival” de lo fuerte que se la sacudía.

-“¡Oohhh! ”. Un grueso chorretón de lefa muy espesa salió disparado hacia arriba salpicando la muñeca de su Novia y cayendo al piso.

-“¡Ummhh! ...” Otro fuerte chorro se dispersó por todo su abdomen, salpicando con algunas gotas su pecho.

-“¡Ahhhhh! ...” Ashley se la continuó machacando, más despacio, salpicando los güevos y manchando el vello del pubis.

-“¡Aah!, ah, Para, para ya ...”

Ashley detuvo la vibración del brazo y le apretó el glande para exprimírsela. Le sonrió a su Novio al soltarle la verga sobre el vientre y mantuvo su manita manchada en alto, aunque aún arrodillada ante él, frente a la dormida de mi Madre, que mantenía la misma postura. El semen le resbalaba por el abdomen al Jr. hacia el vello y hacia los lados, algunas finas hileras le corrían por los güevos.

-“¿Pleased? ”. Le preguntó ella sin abandonar su simpatía.

-“¡Uff!!, qué bien me mueves la verga. Anda, putilla ..bésame los güevos ”.

-“¡Buck!! ”.

-“Pero te gusta ¡Ja ja ja!..”

Ashley se agachó hacia sus pelotas, olfateando el olor a leche y a la verga de su Novio. La muy cerda le estampó unos besitos en cada uno de sus güevos empapados de semen, separó los labios un par de centímetros y volvió a besarlos, esta vez impregnándose el labio inferior de un poco de leche. Luego volvió a erguirse, esta vez levantándose y chupándose los labios.

-“I want to wash, ..¿do we go to the pool? ”.

-“Ve tú, ..quiero descansar un poco. Pero antes tendrás que limpiarme la verga, ¿no? ”.

-“Go to the pool ”. Le insistió.

-“Vamos, honey, ..no seas tonta ”.

Ashley, tras cruzar una miradita vacilante con su Novio, se acercó a la mesa y tomó un par de servilletas. Regresó hasta donde estaba él y se curvó pasándoselas por el abdomen, los pelos, los güevos y la verga. Luego las lanzó hacía donde estaba mi Madre como molesta.

-“I am going to wash ”. Y se dirigió hacia la piscina, contoneando aquel delicioso culito que ni yo ni Randy paramos de observar, hasta verla echarse un chapuzón. Mamá aguardaba sin moverse y sin alterar su postura dormilona. Su Ahijado se subió la parte delantera del bañador.

-“Le gustó Madrina?, ..sé que nos estuvo viendo ”.

Mamá sonrió.

-“Espero que con eso tengas suficiente y no andes acosando a tu Madrina ”.

-“Me gusto más la de la mañana ¡Ja ja ja!..”

-“Cabrón, ..¿no te importa tratarla como lo haces? ”.

-“Es que, Ashley, ..bueno, tiene la mente muy abierta, es muy liberal, ¿entiende? ”.

Mamá se irguió en el camastro.

-“¿Te gusta tratarnos como Putas? ”.

-“No es que lo haga, ..pero me excita mucho. Además a ella también, ..¿o acaso a usted no le gusta? ”.

-“No estamos hablando de mí, ..te quiere mucho Randy, no la trates así ”.

Randy sonrió como un pendejo.

-“Lo que necesita Madrina es una buena verga como la mía ”.

Randy se levantó rascándose bajo los güevos, con una mancha en la delantera del bañador y con todo el abdomen pegajoso por los chorros de semen que ya comenzaban a estar secando.

-“Voy a darme un baño, ¿viene? ”.

-“No, voy a descansar un poco, ..aquí no dejan dormir ”. Y se levantó molesta.

Y aunque enseguida se arrepintió de decir eso, rápidamente entró en la cabaña y cerró la puerta detrás de sí, apoyándose en ella para descansar y reflexionar un poco. Mamá no se podía explicar lo que sentía, eran una mezcla de sentimientos, de sensaciones que hacía tiempo que no sentía, aunque sí que empezaba a tener claro, como se llamaba todo esto, no se admitía a si misma nombrarlo, pero no pudo dejar de pensar que empezaba a sentir celos, celos de la Novia de su Ahijado. Por mi parte y a sabiendas de que ya no iba a ocurrir nada, agarré mi cámara y apagué mi portátil. Después guardé todo y me dirigí hacía abajo para comer algo.

Cuando salí de la recamara me di cuenta de que Beatriz tenía una discusión sin fin con su Marido en la recamara. Bajé las escaleras y cuando estuve a punto de doblar hacía la cocina para encontrarme con mi Madre algo me detuvo, por el reflejo de la ventana veía cómo Mamá se estaba pasando un papel para limpiarse el chocho. ¡La muy cerda se había calentado tanto por estar observando a su Ahijado y su Novia masturbándose que se le habían mojado las bragas del bikini! En eso escuchó como los dos se tiraban a la piscina, no pudo resistir su curiosidad y se asomó a la ventana desde la que se podía ver la piscina, y desde allí los vio, a los dos, jugueteando, nadando, echándose agua, haciéndose ahogadillas, jugando como los adolescentes que eran.

Mamá se estaba comportando como una chiquilla dolida, frustrada por no obtener el cariño de su hombre. Entonces vio cómo se besaban. Se sentía como una niña, espiándolos, se sentía traviesa y extraña, estaba allí, en estas cabañas donde habíamos sido invitados, con el bikini enrollado a la mitad de sus muslos, con el chocho chorreando de sus fluidos de hembra en brama, fruto de la masturbación que le habían hecho a su Ahijado frente a sus narices. Viendo como dos adolescentes se besaban en la piscina, y sentía que ella estaba ardiendo, pero no sabía porque…

Sin darse cuenta la mano que secaba su chocho empezó a estimular otras zonas ¡Por dios, mi Madre se estaba masturbando en plena cocina!! Mamá estaba ardiendo, tenía el cuerpo sonrosado y sudoroso, volvía a su ventana de espía y los seguía observando. Su pecho izquierdo rozaba la pared, y ese rose le resultaba muy estimulante, aunque el pezón estaba tallando la pared, ahora mismo le daba igual, le daba todo igual, solo quería disfrutar del momento. Mientras tanto, la parejita de afuera no había perdido el tiempo y se habían acoplado junto a una pared de la piscina. Ashley estaba en dirección hacia nosotros, y Randy se le acomodó a su espalda. La Canadiense había apoyado su cabeza en el borde de la piscina y su Noviecito estaba besándole el cuello por detrás, aunque también se notaba un movimiento extraño bajo el agua. Mamá parecía que se adaptó a ese movimiento de balanceo, para moverse ella sobre sí misma, rozándose el pecho contra una especie de columna de contención de madera que sobresalía de la pared, en un acto irreflexivo se jaló el sostén, liberando su pezón.

Mi Madre estaba cada segundo más sacada, mientras los movimientos de la pareja de afuera se aceleraban, ella a la vez hacia lo mismo, además, movía ligeramente los hombros para rosar con la esquina que hacia ese muro de contención su pezón y usaba su mano por debajo para buscar su botoncito sagrado, a su sexo, aunque todavía no había iniciado ningún otro movimiento. La pareja allá afuera seguía con su juego, fuera en la piscina, Ashley había sacado los brazos del agua y los había apoyado, en forma de cruz sobre el borde, Randy, él también había sacado sus vigorosos brazos para tomarla a ella de sus manos. Estoy seguro que Mamá no pudo dejar de imaginar esos atléticos brazos sobre el suyo, sobre su cuerpo ligeramente desnudo que se restregaba contra la columna de la cabaña, buscando algo de calor…

Mamá miraba a Ashley, a la que podía sentir ya jadear, con su cabeza aún tumbada sobre el borde de la piscina, la boca abierta, los ojos desorbitados, y moviéndose al ritmo que Randy le marcaba, como una muñequita de trapo. Mi Madre no podía apartar la vista del espectáculo que le estaban ofreciendo, podía sentir cada uno de los movimientos de la pareja, entre otras cosas, porque ella misma los seguía, los acompasaba con su cuerpo, como si fuera una ola que venía a estallar contra la columna con la que su cuerpo desnudo se estaba tallando.

Entonces ocurrió algo que no tenía pensado, Randy levantó la vista hacía la cabaña y se fijó en ella, ¡La pilló en fraganti!, con las manos en la masa, o en el chocho como era el caso. Mamá se asustó y se dio la vuelta. Se reacomodó el bikini y fingió que buscaba algo en la cocina. Mamá se sintió ridícula, absurda masturbándose con el calenturiento de su Ahijado. Como pudo se arregló un poco y se secó el rostro con una toalla, se prometió a si misma olvidar todo lo que había hecho, quitar esa locura de su mente. Se avergonzó de sí misma, pensó que era una desvergonzada, una furcia, una loca, se arrepintió de todo lo que había hecho, de permitir que su Ahijado se le metiera en la cabeza, de dejarle hacer lo que quisiera con ella, de, de, de haberle dejado masturbarla en la mañana.. Maldición, hasta de haberle permitido chupársela mientras yo dormía…

Creo que yo estaba más enojado con ella, que ella de sí misma.. pero en fin, Mamá ya no podía sorprenderme más, además ya había perdido todo resquicio de vergüenza. Como ya nada podía ocurrir aparecí en la cocina, ella se sobresaltó y fingió un pequeño dolor estomacal.

-“¿Que tienes Mamá?, ..estas muy colorada ”.

-“N-nada mi amor, ..es solo un pequeño dolor en el estómago. Rápido dame un vaso con agua ”.

Cuando le di la espalda para tomar el vaso, observé cómo por el reflejo del refrigerador se reacomodaba la braga del bikini y ponía mejor compostura, el dolor en el estómago era una simple excusa para reacomodarse y tratar de esconder las evidencias de su pudorosa masturbación. En eso estábamos cuando bajó Beatriz diciendo que ya era la hora de la comida, que quería preparar un asado. Por lo que nos volvimos a presentar en la zona de la piscina. ( Claro que Mamá quiso darse un baño antes porque se sentía muy acalorada ).


Randy se ocupaba de preparar el asado, Beatriz deambulaba con un traje de baño en color negro hablando por el móvil y Mamá cortaba unas lechugas para preparar la ensalada. Se había arreglado de una manera muy sexy ( digo yo ) para provocar a su Ahijado. A mí me enojaba esa situación, me daba la impresión de que mi Madre estaba jugando un jueguito muy riesgoso y no sabía a donde esto la pudiera llevar. Llevaba un vestidito blanco muy trasparente, demasiado corto para mi gusto, pero que según ella estaba muy fresco y adecuado para andar por la piscina. Era de escote redondo que se sujetaba a sus hombros por dos pequeñas tiritas y dejaba buena parte del canalito de sus pechos a la vista, que cuando se agachaba o se movía demasiado, su Ahijado perdía los ojos sobre ese lunar tan sensual que adorna su seno izquierdo. Las piernas de mi Madre se miraban tan exquisitas, tan firmes y largas, la envidia de cualquier tenista que quisiera competir con ella. El volado de su falda hacía que cuando ella se movía o se inclinaba demasiado por poco nos dejaba a la vista el inicio de sus nalgas, que a como le veía en la transparencia llevaba un minúsculo bikini prestado por Beatriz por debajo, con una fina tira metida entre la cola.

Yo me encontraba sentado en la piscina con los pies dentro, desde ahí observaba de reojo las miradas que se lanzaban entre ellos, en ocasiones llegaban a rosarse, Ashley se encontraba arriba dándose una ducha, lo que les permitía a ellos seguir jugueteando. Desde lejos no perdía detalle, además traía conmigo el receptor de audio, por lo que pasaba desapercibido por ambos desde mi posición. En eso vi que Randy se acercaba a ella, aprovechando que su Madre se había alejado un poco de ellos para seguir hablando por su móvil, seguía teniendo problemas con su Marido, lo digo porque renegaba y manoteaba para todos lados. Randy se pegó a Mamá, casi rozándola y le susurró al oído:

-“¿Cómo está, Madrina? ”.

-“Seguro que tú estás mejor que yo después de lo que te han estado haciendo ”. Mamá se escuchaba como si estuviera molesta por ello, celosa por haber sido Ashley no ella la lo pajeara.

-“La vi Madrina, ..¿le ha puesto cachonda como me jodía a mi Novia? ”.

-“Anda, cállate ..mejor pásame ese tenedor ”.

-“Cómo me gustaría cogerle ese culito ”. Lo dijo observando la parte inferior de su vestido donde se le trasparentaba la tira metida entre la raja.

Mamá ladeó la cabeza hacia él, seria, aunque su mirada desprendía una lascivia incontrolable.

-“Estate tranquilo, ahí está tu Mamá ”.

-“Quiero hacérselo por ahí, ..dígame que lo desea ”.

Mi Madre tragó saliva y miró por encima del hombro. Beatriz seguía alegando por teléfono y su hijo ( o sea yo ) jugueteaba con los pies en el agua.

-“Maldición Randy, ..tu Novia, ..no sé, me da pena ”. ¡QUE !! Cuando creí que Mamá lo mandaría al carajo, simplemente salió con eso.

-“Ella hace lo que yo diga y usted lo sabe, ..dígame que quiere que le joda ese culo tan bueno. .. Dímelo, Putita ”. Su actitud cambio de inmediato.

Mi Madre se quedó seria unos segundos, debatiéndose seguramente en lo que le estaba proponiendo su Ahijado sin ningún pudor, Mamá sabía que si lo aceptaba estaría cayendo en un agujero sin fin, sabía que debía decirle que no, detenerlo de una vez por todas, pero nuevamente titubeó y sin saber en lo que se metía le respondió:

-“No sé, yo ”. Contestó mordiéndose el labio inferior para soportar el frenesí.

-“Voy a culearte ”.

Beatriz, ingenuamente se acercó hasta ellos.

-“Vamos, vamos, ..ya está la mesa puesta, traigan la ensalada. Randy, háblale a Ashley que baje a comer ”.

Y como dos niños buenos, Mamá se puso a colocar la mesa junto a Beatriz y Randy subió a su habitación para hablarle a su Novia, que después bajó y dijo que estaba cansada y deseaba descansar. Nos dirigimos pues juntos a la mesa, un comedor pequeño que había afuera de la cabaña para disfrutar la piscina y el bellísimo paisaje del bosque como ya les había dicho. Mamá y Randy comían como si nada pasara, dejando de lado lo que tenían planeado y estaban a punto de hacer. Los dos comían a un lado de la mesa, de frente a mí, rozándose las piernas, excitándose mutuamente. Beatriz justo al frente, sin saber ni enterarse de nada. Hablaba a su hijo sobre asuntos de la fiesta mientras bajo la mesa, seguro el desgraciado manoseaba las piernas de mi Madre. Yo lo alcancé a ver, pero por mi actitud pasiva y sin llamar la atención pasaba desapercibido por ellos.

Mientras Mamá trataba de sujetar el tenedor con su mano izquierda y cortaba con el cuchillo con la derecha, su aprovechado Ahijado comía solo con su mano derecha mientras la otra hurgaba bajo la mesa. El infeliz deslizaba su mano por la cara interior del muslo de mi Mamy hasta chocar contra la vagina. Yo podía ver el suave movimiento del brazo del Jr. mientras me agachaba para tomar un bocado, y la expresión impúdica de mi Madre ante los tocamientos. Ella trataba de simular que picaba de la ensalada, pero a veces cerraba los ojos y resoplaba. Randy se echó hacia ella y le habló en voz baja:

-“Ya no aguanto más, ..quiero cogerte ”. Mamá tragó saliva, nerviosa por la embarazosa situación.

-“Mi amor, ya está todo listo para mañana, ..la comida, los arreglos, todo llegara mañana ”. Les interrumpió Beatriz.

-“Si Mamá, me habló Ralph ..llegará mañana justo a la fiesta ”.

-“Tengo mucho sin verlo, ..¿todavía sigue en el equipo del Americano? ”.

-“Si así es Mamá, ..se lo están peleando las Universidades ”.

-“Me cae muy bien, ..es muy gracioso ”.

Cuando terminamos de comer y de escuchar tanto de la susodicha fiestecita que le iba a celebrar al Jr., Mamá soltó los cubiertos, arrastró la silla hacia atrás y se puso de pie. Me quedé atónito. Mi Madre llevaba el vestido muy subido y la delantera de la braga del bikini ladeada con medio chocho a la vista, con parte del minúsculo vello y un labio vaginal por fuera, señal de que ese desgraciado le había estado metiendo mano todo el tiempo. Por suerte, mi Madre no se percató de que había logrado verla y tomó unos platos vacíos y se dirigió hacia la cabaña para dejarlos en la cocina. Inmediatamente después lo hizo el fanfarrón simulando que iba a ayudarla. Yo les vi alejarse mientras Beatriz se limpiaba la boca y encendía su celular para hablar con su Marido.

Beatriz se pasó a un camastro y en cinco minutos ya estaba alegando con su Marido. Había transcurrido casi 10 minutos desde que mi Madre se marchó con su Ahijado. Así que con el corazón bombeándome a mil por hora, me levanté de la silla y me fallaron las piernas, los nervios me estaban traicionando, la situación no me agradaba en lo más mínimo, mi Madre ya estaba perdida en sus manos y la actitud de su Ahijado ya estaba cambiando.

Temeroso, rodeo la casa por fuera. Me asomo por la ventana, como me imaginaba no había nadie en el salón, sigo girando sobre la cabaña y al asomarme por la ventana de la cocina vi que mi Madre estaba de espaldas a mí y de frente a la ventana que daba hacía la piscina. Su Ahijado estaba parado tras ella viendo la tremenda curvatura que hacía su trasero con ese vestido tan corto. Vi que el desgraciado se pegaba a ella por detrás y le repegaba su tremenda erección. Mamá apenas balbuceó un nada convincente “Randy mejor que no” y se le quedó mirando fijamente a los ojos por sobre el hombro. Tanto Randy como yo captamos en esa mirada que Mamá ya quedaba a la espera de lo que le hicieran. En realidad prácticamente la tenía en las manos y sólo necesitaba dar un paso más para vencer su ya mermada resistencia.

El Jr. acercó su boca a la de mi Madre y le dio un suave beso en los labios, retirándose a continuación y esperando la reacción de su Madrina. Mamá se mantuvo quieta, mirándolo a los ojos y entreabriendo los labios. La invitación era clara y Randy no la desaprovechó. La sujetó por de las caderas firme y se acercó de nuevo a ella besándola de nuevo, ahora con más fuerza, manteniendo unidos tanto sus labios a los de ella como su tremendo bulto a las nalgas de mi Madre, iniciándose después el juego de lenguas entre ambos y los tallones por debajo frenéticos. Mamá apoyó su mano sobre la nuca de Randy, acariciando suavemente su pelo rubio, confirmando su consentimiento a ese beso más apasionado.

Yo estaba como estupefacto con el comportamiento de mi Madre. La suma de todos mis temores y de las más oscuras perversiones empezaba a tomar forma real y el cosquilleo en mi estómago y mi erección se acentuaba, imaginando que posiblemente en algunos minutos esa especie de cerdo gigoló se estuviera jodiendo a mi bella Progenitora sin ningún miramiento. Y no tenía ni idea ni ganas de impedirlo.

Randy seguía asediando a mi Madre. Sin dejar de besarla, su mano derecha recorrió rápidamente de la curvatura de la cadera de mi Madre hasta el nacimiento de su pecho izquierdo. Aguardó unos instantes antes de alcanzarlo y empezar a manosearlo por encima del vestido, lenta pero de forma continuada. Después la deslizó de nuevo a la parte superior de los hombros y le soltó una tira. El pecho izquierdo de mi Madre quedó parcialmente al descubierto, mientras que el derecho yo no podía verlo pues el cuerpo fornido del Jr. me tapaba. Randy se lo destapó del todo, aunque él aun no podía observar el erecto pezón que sobresalía de la areola, pues seguía entretenido en excitar a mi Madre besándola.

Se entretuvo unos segundos sobando y pellizcando el pezón que empezó a crecer más de tamaño, mostrando la evidencia de la excitación de mi Madre. Su siguiente maniobra fue empezar a subir el vestido de su Madrina, estaba claro que su siguiente objetivo ya sería la zona de la entrepierna. Los dedos del Jr. jugaron maniobrando el volado del vestido, rápidamente mi Madre quedó con las nalgas al aire, sus prominentes glúteos absorbían sin ningún problema el diminuto lacito de sus minúsculas pantaletas. El desgraciado jugaba con lazo que tenía encajado en la cola, lo tiraba hacía arriba haciendo que se le incrustara más, acariciando de vez en cuando suavemente la piel desnuda de su trasero.

Cuando inició la tarea de bajarle las pantaletas, Mamá le tomó la mano, cómo queriendo darle a entender que por ahí no quería seguir. Randy no se inmutó y no solo le alejó la mano, sino que una vez libre desplazó las pantaletas hacía un lado dejando al descubierto buena parte del chocho de mi Madre. Ya la tenía prácticamente desnuda y dispuesta, la cogida se avecinaba, para su placer y sin poder evitarlo el mío también. Dejó de besarla y se alejó, apartándose ligeramente de ella para poder contemplar su desnudez. Las nalgas, lo más perfecto de ella, por la posición ligeramente inclinada hacia adelante sostenida del fregadero, estaban por completo al descubierto, con sus pezones totalmente erectos, pero lo mejor era la visión parcial de su chocho.

-“Veo que ya le van creciendo los pelos del chocho, ..me gustan rasuradas. ¿Te los va a depilar para mí? ”.

Se llevó una mano a la boca llenándola de la saliva para después pasársela por el chocho a modo de lamida.

-“¡Te estoy hablando!, ..¿los vas hacer? ”. Y le incrustó dos dedos dentro.

-“¡Aah, Si !, ..si lo haré ”.

-“Eso espero, ..quiero este chochito como la mejilla de un bebé ”.

Mamá tiene un sexo que de forma natural está escasamente poblado en la zona del pubis, además de que sus bellos son rubios prácticamente no se le notan mucho, aunado a que ella siempre trata de mantenerlo recortado, quizás con un triangulito pequeño sobre la pelvis, pero que por lo escasos no ocultan sus labios vaginales. Randy la contemplaba, seguramente embelesado en el culo de su Madrina, cuyo rostro de la portadora había tomado un ligero color carmesí de vergüenza. No pudo resistirse a la tentación y se lanzó por él. El desgraciado la empinó hacía el fregadero y le abrió las piernas, estaba demasiado caliente para detenerse o pensar en que alguien pudiera verlos. Mamá sólo exhalaba con los ojos cerrado, también estaba ardiendo de la excitación. Su Ahijado se agachó tras ella y empezó a hurgarle el trasero.

Durante unos minutos se dedicó a tocarle y luego a comerle el chocho desde atrás, aunque yo solo podía ver las reacciones de ella pues el propio fanfarrón tapaba con su cabeza mi ángulo de visión. Pero que Randy debía hacerlo muy bien, ya que Mamá comenzó a gemir de una manera pronunciada mientras los movimientos de su Ahijado indicaban que le estaba lamiendo repetidamente de arriba a abajo la raja del chocho, hasta que en un determinado momento él debió concentrase en su culito, porque los gemidos se acentuaron y mi Madre le agarró de los pelos con fuerza. Randy debía estar disfrutando enormemente al haber conseguido que mi Madre se retorciera de placer. Dominaba la situación y preparaba con arte el terreno para encularla a continuación. Su recompensa fue total cuando mi Madre echó la cabeza hacia delante metiéndola casi al fregadero, y con un grito que ahogó mordiéndose la mano se corrió entre los labios de su Ahijado.

El Jr. aún se entretuvo un rato en lamer y degustar el resultado del orgasmo que había conseguido arrancar a su Madrina, mientras ella se apaciguaba. Después se levantó y se apartó de ella. Mamá se mantenía doblada hacía el frente, con las piernas abiertas, el chocho y el culo completamente expuesto, mucho más abultado y sobretodo húmedo, invitando a una brutal penetración.

Randy dejó que Mamá se recuperara antes de hablarle:

-“Veo que le ha gustado, ..le dije que la haría disfrutar ”.

-“¡Ah!, ah. Esto es una locura Randy, tenemos que parar ”. Mamá parecía comenzar a arrepentirse, pero era obvio que su Ahijado no iba a conformarse con eso, tenía que seguir hasta conseguir encularla.

-“¿Y yo, qué?, ..¿no merezco algo igual? ”.

El muy cabrón le estaba pidiendo a mi Madre, a su Madrina una mamada. Mi Madre corrió la cortina para ver hacía la piscina, solo encontró a Beatriz hablando sobre un camastro pero sin rastro de mí, de su pequeño hijo. Volví a pensar que ese era el momento para actuar, en el que podía pararlo todo o dejar que los acontecimientos siguieran su curso hasta quien sabe dónde.. pero no moví un pelo.

-“Randy no, ..es muy peligroso ”. Contestó Mamá.

Me pareció que el muy cabrón sonreía falsamente ante tal respuesta de ella. Tal vez había visto cortadas algunas de sus maléficas pretensiones, pero desde luego mantenía el objetivo básico que era tirarse a mi Madre.

-“Anda vamos, ven acá ..yo vigilo por la ventana ”. Contestó.

¡Qué cabrón! la llevó hasta otra ventana que se abría hacía afuera para poder sacar la cabeza y el torso, desde ahí podía ver toda la piscina y tendría un perfecto control de lo que hacía su Madre allá afuera. Mamá trató de recomponer la postura y tratar de disimular, tenían a Beatriz a escasos 15 metros de donde estaban y no sabía que era lo que el Jr. pretendía.

-“Creo que desde aquí podré vigilar todo lo que haga mi Madre, ..ande Madrina, arrodíllese y empiézamelo a mamar que solo tenemos un par de minutos ”. Dijo sujetándola de la nuca para hincarla.

-“¡P-pero Randy ! ..¿Pedrito, mi hijo dónde está? .. ¡Dime por favor que esta allá afuera ! ”.

Randy sacó más la cabeza y la giró hacia los lados, era obvio que jamás me encontraría, el astuto de Pedrito llevaba ya varios minutos en primera fila observando todo lo que hacía con su Madre. Randy volteó para todos lados tratando de localizarme, por lo que al no encontrarme le empezó a gritar a su Madre para que dejara el teléfono un momento y le escuchara:

-“¡Madre!, ..¿y Pedrito? ”.

A lo que Beatriz al igual que él, giró la cabeza hacía todos lados para tratar de localizarme, yo me aterré de inmediato, de momento pensé que tratarían de localizarme y se darían cuenta de que llevaba tiempo ya tras la cabaña, afortunadamente para mí, Beatriz apuntó hacía las otras cañadas cómo si estuviera segura de mi posición, a lo que el Jr. seguro que Pedrito andaría por ahí caminando entre el bosque. Se dirigió hacia abajo para con mi Madre para decirle:

-“No te preocupes por él, ..seguramente anda por ahí tomando fotos. Anda que esperas, ..yo tengo todo vigilado ”.

-“¿E-estas seguro Randy?, ..¿no lo ves por ahí? ”. Dijo insegura mi Madre. A pesar de que era obvio que seguía caliente, el momento de descontrol había pasado y sabía que en cualquier momento podría levantarse Beatriz y dirigirse hacia dentro, y parecía no estar dispuesta a arriesgarse a que su Amiga a quien de verdad apreciaba la sorprendiera con el pene de su hijito en la boca.

Randy se agachó un poco y le acarició la barbilla al mismo tiempo que le plantaba otro beso baboso en la boca.

-“¡Que no!, ..anda cállate ya que tienes trabajo allá abajo ”. Dijo bajándose la bragueta.

-“S-sí ..pero, ..¿y si nos descub…? ”. Empezó a decir pero sus palabras murieron en su boca cuando su Ahijado terminó de bajarse la bragueta y se bajó al mismo tiempo los pantalones y los calzoncillos.

Y nuevamente aquello, que para mi Madre parecía una de las cosas más impresionantes y maravillosas que hubiera visto jamás, que comparando frente a frente esa tranca era más larga que su rostro, que la miraba con ojos como platos, aquella cosa que aún seguía creciendo ante sus narices; el muy capullo estaba bien dotado, tanto en longitud como en grosor que no era para nada despreciable. Todo el tronco estaba recorrido por unas venas enormes de color verdoso, el Jr. portaba una herramienta blanca, descapullada, de un color rosado en el glande adornado por unos grandes güevos dorados que se bamboleaban al moverse. Mi Madre se quedó sin habla admirando ese pedazo de tolete que tenía su Ahijado, que nuevamente ante si lo miraba con deseo, cómo si la muy cerda esta mañana no hubiera tenido en las manos.

Divertido por el estado de shock en que se encontraba su Madrina, el muy cabrón acercó su reata aún más cerca, a una distancia en que juraría que mi Madre podía percibir el olor de aquella barra de carne. Mamá estaba absorta, viéndola totalmente rígida, apuntando hacía el techo sin perder ni un ápice de dureza, larga, goteante, lubricada y sobretodo muy apetecible a sus ojos; enseguida se le despertaron las ganas de volverla a sentir en su boca. No me puedo creer que fuera dominada de esa manera. Era como si el muy capullo la tuviera embrujada con ella. Los cristalinos ojos turquesa de mi Madre dibujaban todos sus pensamientos, de cómo la quería agarrar, sujetarla fuertemente con su mano, volver a introducirla en su boca, pasar la lengua por todos sus rincones y pliegues en busca de restos de la sustancia que acaba de degustar esta mañana, recogerlo en su boca y tragar sin dejar nada. En pocas palabras, saborearla.

-“¡Ja!, ¿qué decías? ”. Preguntó sonriente, mientras que con el glande le rosaba la nariz impregnándola con su pre seminal.

-“¡Oh dios mío!, ..yo, n-nada, ..vigila allá afuera por favor ”. Se apresuró a contestar.

Y con la mano temblorosa agarró el miembro de su Ahijado, que ya había llegado al punto máximo de su esplendor, y tras mirarlo desde abajo a los ojos se introdujo aquella tranca en la boca. Al principio le costó un poco ya que el grosor la obligaba abrir la boca bastante. Pero la saliva se convirtió en un magnifico lubricante facilitando la felación. Ella al principio se movía tímida, quizás pensando en lo que sucedía afuera, pero pronto se convirtieron en rápidos movimientos de cabeza acompañados de gemidos procedentes de la ocupada boca de mi Madre. Randy entre que vigilaba a su Madre allá afuera y observaba a su Madrina hacía abajo, veía cómo ella no conseguía meterse en la boca más de un tercio de su verga, por lo que el resto del nabo lo tuvo que cubrir a base de lametones y chupadas.

-“¡Mmhh! ... ¡glusphh! ... ¡mmhhhhhhh!! ”. Eran los únicos sonidos que salían de la boca de mi Madre que parecía no dispuesta a soltar ese miembro juvenil.

-“¡Oaahh! ¿cómo te gusta eh?, ..pareciera que nunca lo hubieras probado ”.

-“¡Glogh! ... mushh gogh ”. Fueron las palabras que consiguió articular con la boca aún llena de la verga de su Ahijado.

-“Yo lo sé mi Madrina, ..sigue así ¡Ooh! ”.

Mi Madre le miró a la cara desde su posición y correspondió a su gozo con un esbozo de sonrisa, todo lo que pudo ofrecerle ya que esa enorme tranca tenía su boca reservada para sí sola. Con los ojos aún fijos en los de su Ahijado continuó su mamada. La verdad que con todo lo que le había pasado en estos últimos años, Mamá ya podría competir con cualquier Pornstars mamando vergas, y la felación estaba resultando bastante eficaz para su Ahijado, que si no tenía cuidado terminaría por echárselos en la cara en lugar de lo que le había estado prometiendo en la comida. Mi Madre ya era una experta chupa pollas, se esforzaba al máximo por complacerlo y eso parecía tener al Jr. al filo del orgasmo.

-“¡Mhg!, .. ¡Ah!, Está muy dura, me gusta ¡Mhg! ”. Decía mientras la tenía dentro, a sabiendas de que eso también le iba a dar sensación de poder sobre ella.

Mamá ya estaba completamente sacada, tragaba cuanto podía e inició un movimiento rápido de arriba abajo, usando su lengua para darle lametazos en el glande cuando estaba en la parte más alta, llegando a tragársela entera en alguna que otra ocasión.

-“Espérate un segundo ”. Le dijo mientras echaba otro vistazo hacía afuera para tratar de encontrarme.

-“¿Que pasa Randy por dios? ”. Preguntó asustada.

-“Pensé haber visto a Pedrito por ahí, ..pero no te preocupes por tu hijito, preocúpate por mi Amiguito ¡Je je je!..” Decía el muy canalla.

De pié, como se encontraba, y ella de rodillas no tardó en ofrecérsela de nuevo para que la volviera a introducírsela en la boca y siguiera con lo que estaba haciendo. Mamá abrió la boca y agarrándola con su mano derecha, volvió a engullírsela. Esta vez fue él el que marcaba el ritmo. Agarró fuertemente su cabeza y comenzó un movimiento de cintura adelante atrás bastante violento, follándole la boca y provocándole arcadas, mientras ella tan solo se limitaba a mirarle a los ojos y a soportar, haciéndolo con la máxima dulzura posible. Entre sus “¡Ahg!, ¡Ghok! ¡Urgh!” y demás grotescos ruidos provenientes de su garganta, la cocina se había convertido en un escenario porno improvisado. Fue en ese instante cuando caí de nuevo en cuenta que venir a este lugar había sido otro de los tantos errores que pudo haber cometido Mamá. No pude evitar pensar en la maldición que había caído en nuestras vidas. En un momento dado Mamá la sacó de su boca, no sin dejar de mirarlo y en un estado de más excitación que antes. Se la agarró y comenzó a pasársela por los labios de un lado a otro, mientras el Jr. se limitaba a gozar de la situación a sabiendas que su Madre estaba a solo escasos metros de donde la Amiga, su Madrina le rechupeteaba el glande.

Tras unos minutos mamando y donde el desgraciado fanfarrón se estaba divirtiendo como un enano, le sacó la verga de la boca y levantándola de la barbilla la puso de pie al tiempo que terminaba de bajarse los pantalones a los tobillos y pajearse la verga para ponérsela más dura. Después de varios minutos tragando verga a mi Madre le faltaba el aliento, y sus pechos se movían de forma exagerada al ritmo de su agitada respiración.

-“Randy, ya para por dios, ..podría ser peligroso. Tu Madre está allá afuera ”.

Pero su Ahijado ya no podía detenerse.

-“¿Quieres vigilarla tú?, anda, ven... voltéate y vigílala que no se acerque ”.  Exclamó el Jr. instándola a que se pusiera en la ventana.

Agarrándola de los glúteos la giró de tal manera que Mamá quedó de frente a la ventana observando a su Amiga hablar por teléfono; después bajó la cortina de tal modo que mi Madre quedara de fuera a la ventana mientras su trasero quedaba expuesto para él, con eso Beatriz si volteara simplemente vería a mi Madre inclinada por la ventana sin imaginar lo que su queridísimo hijito hacía tras ella. A lo cual muy obediente se prestó a esa arriesgada situación sin importarle ya nada de lo que pudiera ocurrir si los cachaban. Se vio reflejada en el reflejo de la misma ventana y le gustó lo que vio... apoyándose con una mano en el marco de la ventana, mientras con la otra trataba de buscar la reluciente cabeza del enhiesto miembro para llevarla a la entrada de sus húmedos labios vaginales.

El desgraciado le alzó el vestido desde atrás dejando de nuevo al descubierto su perfecto par nalgas blancas divididas por una tanga. La hizo reclinar más sobre el marco de la ventana mientras que él hacía sus movimientos acomodando su verga que de nuevo haciendo a un lado su tanga la puso en la entrada de su rajadita y se la dejó ir de un golpe.

-“... ¡UMMMMMMMMM! ¡OH POR DIO!!!...” Un fuerte gemido y un grito de exclamación se escapó de los labios de mi Madre sin que nadie se percatara o escuchara. Beatriz estaba más entretenida en la charla con su Marido que de lo que ocurría a sus espaldas en la cabaña.

Mi Madre giró la cabeza hacía su Amiga sin evitar que la verga de su Ahijado se mantuviera pegada a su útero, y sin creer lo que veía, las nalgas de Mamá se fundieron con la pelvis de su Ahijado, empujando ella misma su cadera hacía atrás contra la dura verga de su Ahijado. Que también estaba muy excitado y se lo hacía saber con su dureza y tamaño.

-“¡Aahh! Mhm!...” Gimió al sentir como el hijo de su mejor Amiga la tomándola de las caderas hacía delante dándole la señal de que podía empezar.

Lentamente el pito del Jr. fue retrocediendo desde su interior centímetro a centímetro para que de nueva cuenta poco a poco la fuera llenando hasta quedar completamente pegada a la pelvis. Por lo que soportando los ligeros jaloneos que este le daba se acomodó de tal manera que le fuera más fácil moverse circularmente y en diferentes direcciones. Apoyada ahora con las dos manos en el marco de la ventana se dejaba guiar por las manos de su Ahijado, el cual se apoyaba con sus manos en sus grandes y duras caderas, en movimientos de avance y retroceso, despacio y fuerte según él quisiera. Excitado veía solo las rotundas nalgas de su Madrina acercarse y alejarse, en un momento dado abría ligeramente la cortina para ver a su Madre mientras se estaba cogiendo a su amada Madrina. Le gustaba la situación, como los gestos que hacía mi Madre para disimular la descomunal monta que le estaba poniendo desde atrás. Despegándose de ella abrió con las dos manos sus contundentes cachetes para deleitarse un poco con el jugoso y rosado arito que se estremecía al son de las clavas. El cabrón dejó escurrir un largo escupitajo justo en ano de mi Madre, el cual se dio la tarea de estimular a su antojo mientras la súper elegante Sr Tapia le paraba lo más que podía su culo, estremeciéndose al recibir sus caricias, dándole en otras palabras las nalgas.

-“¡Aaahh!.. Para Randy ya .. aaahhhh!..” Seguía gimiendo sin dejar de revolvérselo mientras volteaba a ver a su Amiga de una manera trabajosa y disimulada.

-“¡Ooohhh!.. ohhhh!.. ¿No te gusta? .. aaahhhh! saber que estás cogiendo con el hijo de tu Amiga ¡Ooh! ”. Gimió el muy capullo mientras que tomándola de las caderas la instaba a que por sí misma se penetrará su dura virilidad.

A lo cual Mamá no se opuso comenzando a hacerlo primero con ritmo lento. Era un poema ver aquél suculento par de nalgas meter y sacar ese pedazo de pene... ( con perdón para mi Madre ) apareciendo y desapareciendo su empapada verga dentro de su nalgatorio.

-“¡Sii, querido Ahijadito ..¡Mhm! sigue sigueee ”. Inquirió sensualmente sin dejar de penetrarse, dejándose ir hacia atrás cada vez con más fuerza.

-“Te mueves riquísimo... M-Madrina ”. Susurró Randy.

-“Aaahh, tú lo provocas Cabrón, ..mira me como me tienes ”. Susurraba ella también.

Así siguieron por unos minutos, tiempo que el mi Madre se dejaba ir toda hacía atrás para empalarse hasta sus entrañas aun después de que Beatriz terminaba de hablar por el teléfono y se acostaba en un camastro para pensar. Mientras tanto ella observaba a su Amiga divagar entre sus pensamientos, ella preocupada por la situación de su Esposo mientras a su Amiga su Ahijado la poseía por el trasero.

Mi Madre se mordía los labios para no gemir mientras su Ahijado la penetraba y le acariciaba el culito dentro de la cocina; la tomó de los cordones de la tanga para hacer sus embestidas más rápidas y fuertes. Mi Madre no lo pudo evitar, se vino inmediatamente, el morbo de ver a su Amiga afuera mientras ese chiquillo que era su Ahijado la cogía sin misericordia por dentro. Todo eso era muy excitante y la calentaba mucho más. El fuerte orgasmo le llegaba como un estruendo que le desmadejada el cuerpo haciéndola flaquear, haciendo con la inercia que su joven amante también se le recostará por completo empujándola hacía delante y seguirla follando con todas las fuerzas de su atlético cuerpo.

-“¡Muévete, zorra!, ..mueve el puto culo ”. Le ordenó dándole una palmada en una nalga.

Ahora el desgraciado se mantenía inmóvil y Mamá nuevamente meneaba el trasero sobre su pelvis, contrayendo las nalgas y empinándolo después hacia atrás, deslizando su chochita a lo largo de toda la verga. Tras intensos meneos, la verga resbaló saliendo del chocho, lo que aprovechó Mamá para volverse a meter dentro de la cortina.

-“¡Uff!.. ¡Qué buena estás, Puta! ”.

Con la misma brusquedad que le caracterizaba, volvió a curvarla metiéndole la cabeza nuevamente por la ventana y después tiró de la cortina volviéndose a tapar, por lo que Mamá volvió a quedar de nuevo frente a su Amiga sin poderse quejar.. “¡SPLASSHH!!” Sintió la ruda mano de su Ahijado chocar en su trasero. Mi Madre se aguantaba el manotazo para no ser descubierta por su Amiga, que de espaldas a ellos estaba recostada sobre un camastro leyendo una revista disfrutando del sol del atardecer. Y así, sin soltarle la espalda con una sola mano, se escupió sobre la mano para lubricarse el miembro ..¡El desgraciado la quería encular!!. Se curvó tras ella para lanzarle otro escupitajo en el puro ano, manteniéndole con la mano izquierda presionada la espalda para que no se pudiera enderezar, mientras que con la derecha se agarró la verga para conducirla al agujero rosado de mi Madre.

El desgraciado Jr. quería probarle todo, tanto que le había llegado el momento de disfrutar de aquel orificio anal que exquisitamente palpitaba como si tuviera vida propia y se imaginara lo que estaba a punto de pasar.

-“¡No.. Randy.. para .. !! ”. Suplicó.

-“Quiero veas mi Madre ahora que te encule ”.

Ella sintió el roce en su agujerito y se estremeció, estaba doblada hacía delante, con el culo en pompa, las rodillas pegadas a la pared, con sus tetas colgando y sus manos tratando de aferrarse a algo que era inminente. Randy se inclinó, le abrió el culo y le pasó la lengua por encima del ano tierno, tres veces, dejándole el canal muy mojado. Luego se irguió, se agarrón la verga y empezó a presionar trabajosamente, avanzando mediante empujones y una severa dilatación anal. Yo no podía ver el rostro de mi Madre porque me tapaba la cortina pero podía imaginármelo, apretando los dientes, arrugando el entrecejo y sacudiendo la cabeza ante el dolor desgarrador. Trató de incorporarse, pero se la clavó en el culo de un golpe seco. “¡UUMMMMMHHH!!” Su rostro no lo vi pero pude imagínamelo. ¡Mi Madre recibió todo ese grueso glande de un solo empujón por la cola!!, la pobre solo se aferró al marco de la ventana y se preparó para vendaval. Entonces este le soltó la espalda y pudo erguirse aferrándose al marco de la ventana. Pude comprobar la verga encajada en su ano, impresionantemente dilatado por el grosor.

La agarró por las caderas y empezó a sacudirle duras penetraciones anales, con los güevos botando contra el chocho. Enseguida empezó a encularla velozmente, bombeándole el culo con severidad. Mamá metió la cabeza y le miró por encima del hombro, ahogando sus gemidos y apretando los dientes. Sus tetas se mecían rozando el marco de la ventana. La tenía bien sujeta de la cintura. Sus grandes tetas se meneaban con cada empujón. La jodió analmente durante al menos dos minutos, minutos en los que mi Madre no paró de gimotear, minutos en los que Beatriz leía allá afuera sin imaginar lo que sucedía a sus espaldas.


La verdad que cualquiera podría descubrirlos si entraban a la casa, apenas podían reprimir los chillos de placer. Habían dejado la puerta de la cocina entreabierta y si Ashley bajaba seguro que podría darse cuenta de lo que allí dentro sucedía. Yo ahí tras ellos, veía a mi Madre curvada hacia delante, ahogando sus gemidos. Permanecía aferrada a la ventana, con las bragas atoradas en uno de sus glúteos, mientras su Ahijado Randy, igualmente con los pantalones en las rodillas, le abría el culo a vergazos. Mantenía la pelvis pegada al culo pomposo y prominente de su Madrina, meneándose sobre él para ahondar, sujetándola por las caderas para aferrarse. Una teta le colgaba ya por fuera del vestido y el pezón asomaba por la copa del bikini. La besuqueaba en la espalda y le olisqueaba el cabello mientras se removía, sudando como un cerdo, impregnándola de sudor con sus manos.

-“¡Uff!, uf!! .. Tiene el culo bien apretado Madrina, ..hasta parece que se lo acabo de romper ”.

-“¡Ah!, ah!.. R-Randy por dios ¡Ah!. date prisa, ¡Mhm! ..t-tú Mamá no tardara en voltear ”.

El desgraciado le dilataba el culo con fuerza, sin tregua, propinándole fuertes embestidas en las nalgas con la pelvis. “¡Ploff!, ¡Plaff!, ¡Ploff!, ¡Plaff!!” Mi Madre de a ratos metía la cabeza para mirarle por encima del hombro. El fanfarrón sudaba como un cerdo, sudaba a borbotones, con todo el vello del cuerpo humedecido por el sudor, bufando como un toro al metérsela. Ambos respiraban de manera acelerada. Mamá notaba cómo se la incrustaba hasta los güevos, sacándosela hasta la punta y hundiéndola secamente sin descanso.

-“¡Uff!, uf!! .. ¿No le excita?, ..está cogiendo con el hijo de su mejor Amiga frente a sus narices. ¿Eh?, ¿te gusta que te abra la cola frente a tu Amiguita, Puta? ”.

Mamá jamás había estado en una situación como tal. Miraba hacia él con el ceño fruncido y exhalando sonoramente. Randy le metió las manos por debajo del vestido obligándola a incorporarse y la abrazó aplastándole las tetas, despidiendo su aliento sobre la nuca, encogiéndose nerviosamente para ahondar con la verga hasta el fondo del intestino.

-“¡Ah!, ah.. ¡Sí!, si me encanta ¡Mmhh! no te detengas ¡Argh! ”.

Ahí estaba los dos sinvergüenzas, curvados ante la ventana cogiendo como perros, ambos con los cuerpos envueltos en un sudor brillante. Mi Madre tenía las bragas tensadas sobre su trasero y las tetas saliéndosele por el vestido. Su Ahijado contraía el culo presurosamente sobre las nalgas de mi Madre y ella empujando las caderas sobre la verga, mientras le sobaba las tetas y la besuqueaba por el cuello. Mamá jadeaba con la boca y los ojos muy abiertos.

-“¡Uff!, uf!! .. Disfrútelo Madrina, ..porque de aquí en adelante le voy abrir la cola cada vez que quiera ”.

-“¡Aah! ¡Sí!, ¡Mhm! que rico, ..no pares, no pares ¡Mmmh! Me encanta como se siente ”.

Desde mi posición lograba ver cómo la verga de ese fanfarrón que me caía tan mal, se sumergía velozmente en el culo de mi Madre, entraba y salía con apremio. En momentos se miraban a los ojos, se vertían los alientos, llegaron incluso a rozarse las lenguas. Randy comenzó a encularla con golpes secos, se la clavaba, se detenía con la verga dentro y volvía echar el culo hacia atrás para pincharla de nuevo. Mamá apoyó la frente sobre sus manos, que se sujetaban a la ventana, pero sus manitas bajaron y las dirigió a la espalda de su Ahijado hasta plantarlas en su trasero bien formado, apretándole las nalgas, como exigiéndole que la enculara más hondo. Fue cuando vio a su Amiga mirándola, pero la mirada duró sólo un par de segundos, Randy aceleró, Mamá cerró los ojos y unos instantes después su Ahijado frenó con el culo contraído y la verga encajada en el culo, corriéndose, llenándola de leche, tomándola de la cintura como para evitar que se le escapara y mientras le besaba el cuello, diciéndole lo rico que era encularla, lo rico que era llenarla de leche, una leche que vi resbalar por las caras internas de los muslos de mi Madre.

La verdad que no puedo descifrar que era lo que impulsaba a mi Madre a ser como se estaba comportando, una Puta entregada a la menor provocación, varios hombres en un lapso de dos años ya habían y seguían disfrutando de su cuerpo, aunque para serles sincero el cuerpo de mi Madre ahora era más torneado, sus caderas eran más grandes al igual que sus pompas, sus pechos quizás por la edad habían crecido, pero conservarían ese tamaño voluminosos y con dos pezones exquisitos del tamaño de un borrador.

-“¡Moni!, ..¿estás ahí? ”. Preguntaba Beatriz levantándose las gafas.

Mi Madre se paralizó, su Amiga había logrado verla desde la ventana y la estaba llamando. Trató de zafarse de su Ahijado pero el muy desgraciado la sujetó de la cintura y la acercó más a la ventana, el hijo de la chingada quería que mi Madre hablara con su Amiga con la verga de su hijo incrustada en la cola. Cuando mi Madre se dio cuenta ya este la había empujado hasta sacarle la cabeza por la ventana, así, con el rostro desencajado y la verga de su Ahijado aun bien incrustada en su cola, Mamá tuvo que responder:

-“B-Bea, ..e-estoy limpiando un poco ”. Respondió con el rostro desencajado.

-“Deja ahí Amiga, ..la tarde está muy rica y tú haciendo deberes. Viniste a pasártela bien, no a trabajar, ..anda ven, estas toda roja y sudada. Vamos a echarnos una buena nadada ”.

-“A-ahorita voy, ..t-tu ve metiéndote ¡Ouhh! ”.

-“Ay Amiga, ..tú lo que necesitas es otra cosa ¡Ji ji!..” Se escuchó que decía.

Tras varios suspiros de relajación, fui testigo de cómo se fundían en un beso cargado de pasión, manoseándose por todos lados, aún con la verga atrapada dentro del culo. Las manitas de mi Madre se movían por aquellas nalgas juveniles y trabajadas con desesperación.

-“¡Randy, por favor !, ..pásame una toallita. Tengo mi cosita que parece un pantano ”. Le dijo cuando sintió que el semen ya resbalaba por sus tobillos.

-“Espere un poco, Madrina ..que aquí dentro se siente delicioso ¡Mmmh! ”.

-“¡Randy por dios sácamelo ya !, ..tu Mamá me está esperando ”.

-“¿Que?, ..¿no le gusta sentirlo dentro? ”.

-“.. Si, se siente delicioso, ..pero entiéndelo mi amor, tu Madre me está llamando ”.

-“Ande pues, ..vaya, pero llévese mi lechita ¡Ja, ja!..”

El desgraciado se la sacó muy lento, centímetro a centímetro, centímetros en los que podía ver como la tranca de ese aprovechado salía del dilatado ano de mi Madre y un vendaval de semen salió de su recto. Mamá se llevó los dedos al culo para taponeárselo, pero ese desgraciado se las retiró y le retacó las bragas del bikini bajándole el vestido. Así la empujó hacia afuera de la cabaña para que acompañara a su Madre. La pobre sentía que entre más pasitos daba más leche le salía del culo. Afortunadamente para ella Beatriz estaba más entretenida en nadar que en lo que brillaba a su Amiga entre las piernas.

Y así los dejé. Yo, bastante afectado por lo sucedido, me perdí por el bosque un rato para despabílame. Deambulé entre los grandes pinos del bosque destrozado ante el descubrimiento de que mi Madre ya estaba nuevamente liada con su propio Ahijado, y además se comportaba como una auténtica cerda, ofreciéndose como su Puta, un comportamiento que pensé que evitaría en esta ocasión. La verdad que los celos iban a amargarme la existencia. No sabía qué pasaría con nuestras vidas, cómo reaccionaría ella desde ahora, pero tenía claro que esa escena no sólo se repetiría esta vez, si no que el desgraciado ya había logrado encularla y ahora trataría de hacerlo todos los días. Pero pensando detalladamente quizás todo se debía a su dejadez, a la falta de cariño de un hombre, ciertamente debía reconocer que mi Madre estaba bastante abandonada y aprovechaba estos momentos para desahogarse...

Desconcentrado y sumido en la desesperación que me ahogaba, caminé por el bosque más de dos horas, sin querer la tarde estaba cayendo y la oscuridad empezaba a ser peligrosa para alguien solo en un bosque, así que tragándome el coraje y mi desesperación regresé a las cañadas, donde Beatriz ya dormía en su recamara. Me dejé caer sobre nuestra cama, con la cabeza hecha un lío cuando mi Madre apareció casi media hora más tarde, ya vestida, con su pantaloncito corto y su camiseta de tirantes. Se acuclilló a mi lado y me estampó un beso en la mejilla acariciándome el cabello.

-“¡Mi amor!, ..¿dónde estabas? Te anduvimos buscando ”. Me preguntó.

Si seguramente me anduviste buscando con una verga incrustada en la cola, pensé para mis adentros, la verdad que me daba un coraje que mi Madre se comportara tan dulce y disque preocupada por mi después de que ese desgraciado le había abierto la cola en la cocina. Me tragué mi coraje y sólo le dije:

-“No te preocupes Mamá ..sólo andaba haciendo un documental sobre el bosque. Para mi trabajo final ”. Le respondí resignado y complacido en cierto modo de que mi Mami volviera a ser la Madre ejemplar que tanto quería.

-“Mi amor eres tan estudioso, ..cuando lleguemos a la casa te voy a compensar comprándote esa motocicleta ”. Me consoló y volvió a darme un beso.

-“¡Ya Mamá!, ..no me gusta que me beses! ”. La verdad que cuando lo hacía llegaba a percibir la verga de sus agresores aún en sus labios.

A pesar de sentirme rodeado de ternura y cariño por mi bellísima Madre, no podía dejar de pensar en la bestia ardiente que llevaba dentro, su mente estaba atrapada por una atracción ninfómana impulsada por su Ahijado. Tanto que no paraba de vigilarlos en todo momento, lo sucedido esta tarde con él mi Madre no paró de revivirlas en su mente mientras estuvimos todos cenando, y tuvo que sofocar varias veces el ardor lujurioso que le recorría las entrañas. Era una Madre ejemplar, una Mujer bien mirada, que mantenía relaciones no sé si llamarlas incestuosas con su Ahijado, con alguien que llevó ante el altar junto con mi Padre para presentarlo ante dios, pero que le incitaba sensaciones irrefrenables. Había hecho cosas con él que jamás se hubiera imaginado, se había comportado como una auténtica guarra, como de esas Putas que él se ligaba en sus fiestas de adolecente. Como Randy le había dicho, ahora era su Puta ...

Continuara brevemente.............ATTE Pedrito Tapia.

“Festejándole a su Ahijado.”

PD.... No se olviden de valorar el relato y escribir su recado para motivarme a contarles más... les mando un cordial saludo....
pedritapia08@hotmail.com

65 comentarios:

  1. Qué agradable sorpresa, no te esperaba hasta dentro de un par de meses, 'sólo' tardaste dos.
    Buen relato, lo mejor la escena de la ventana, estuviste magistral ahí. Mejoró mucho tu ortografía y redacción lo cual celebro, le añade calidad al blog. Bien, dicho ésto supongo que nuestra próxima cita será por allá en Octubre tirando por lo bajo, espero que ya de regreso de Canadá y con un muy esperado reencuentro �� con quien es la pareja perfecta para Mónica.

    Hasta entonces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi estimado Amigo, ..me alegra que te haya gustado, muy apesar de saber que el personaje del Jr no es muy de tu agrado. Y eso del pronto regreso de Canada dejenme informarles que aun llevara 4 o 5 relatos dedicados a Randy y demás perosnajes. (lo siento por los seguidores de Don Mario) Aunque prometo un gran regreso. Un saludo y espero responder todas sus inquietudes empezando por esta.

      Eliminar
    2. Gracias por esta muy buena noticia ya estaba cansado del cubano

      Eliminar
  2. TU MISMO PEDRITO,DE VICTORIA EN VICTORIA...............HASTA LA DERROTA FINAL.SIGUE CON RANDY,DON MARIO Y PERSONAJES TAN ABURRIDOS COMO ESTOS............

    ResponderEliminar
  3. Me encanta RAndy!!!
    Te felicito Pedrito tus relatos son excelentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias que te haya gustado, me motiva a escribir el siguiente.

      Eliminar
  4. enhorabuena por este relato que me encantó

    ResponderEliminar
  5. Para mi este Randy se va a enfiestar a Mónica con su amigo, me late que en el prox. relato, a la mami de Pedrito le van hacer una DP de fabula. Y quién dice que tal vez se una al grupete la novia de Randy.

    Me encantaría en un futuro que Beatríz por despecho a su marido se folle al amigo de Randy y que el marido se tire a Mónica. Pedrito podría utilizar esas pastillas que le quedaron de Nemo para dormir a Asley y disfutarla sexualmente.

    ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Las pastillas!, se me olvidaban. Gracias por recordarme Amigo.

      Eliminar
  6. Cada publicacion supera a la anterior y mis expectativas por volver a leerte aumentan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero seguir llenado tus expectativas amigo, ahora con la fiesta de Randy. Gracias por leerme.

      Eliminar
  7. He gozado como loca con la escena de la ventana, haz creado otro relato excelente Pedrito, te felicito y ojalá pronto volvamos a leer la continuación.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas graxias Gimena!, me halaga que te agrade. Espero no demorarme demasiado en la siguiente entrega. Un saludo.

      Eliminar
  8. me quedé con ganas de seguir leyendo, se me hizo muy cortito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad que me motiva mucho que les agrade tanto. Espero que tambien la siguiente entrega se les haga corta. Ya estoy trabajando en ello. Un saludo de mi Mamá Ja ja ja..

      Eliminar
    2. ¡¡¡QUE BUENO!!!

      Eliminar
  9. Sería muy morboso que el ahijado le deje la marca de un mordisco en la nalga o en la teta y que Monica se lo pueda justificar a su hijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lo justifique con una mordida de un animal en el bosque, eso evitara que Pedrito se vaya lejos.

      Eliminar
    2. ¡¡¡mmmmmmmmmm!!!, estupenda idea

      Eliminar
  10. Buena idea esa, otra que por ahí pudiera llegar a ocurrir es que el amigo de Randy encuentre a Pedrito espiando como su amigo se tira a Mónica y cuando amenaza con entrar a la habitación y contarles la travesura del niño, Pedrito le dice que él también espió como se cogió a Beatriz, sin importarle que fuera la madre de su amigo... y de esta forma se compran los secretos mutuamente y juegan un rol de complicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Complicidad entre Ralph (amigo de Randy) y Pedrito. Esas complicidades ya las escribí con Memo el Chulo escort, No mira, Ralph es diferente, compitira con el Jr en todo, son dos tipos fanfarrones y chulescos que en la primera parte comparten todo pero que al final terminan compitiendo entre ellos. Y que mas que competir por Monica la flamante Madrina de Randy.

      Eliminar
    2. ¡¡¡Ufff!!! Pobres los agujeros de Monica

      Eliminar
  11. ya me estoy muriendo de ganas de leer la continuacion

    ResponderEliminar
  12. Que buena noticias que ya estas encaminado en la continuacion Pedrito, tus relatos son un éxito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me halaga que les gusten tantos mis relatos.

      Eliminar
  13. JODER MACHO QUE SE ESTA PONIENDO BUENO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder macho que ya llevamos 46 y tu me dices que se esta poniendo bueno.

      Eliminar
  14. Que el marido de beatriz tambien le de verga a la furcia de monica.

    ResponderEliminar
  15. Querido Pedrito, tus relatos son magníficos, algunos excelentes y ete sublime, te felicito.
    He de decirte que yo era uno de los que estaban con el cubano y con el ahijado quedé encantado y ya hasta me olvidé de él, Randy es mucho más morboso y dominador.
    Espero que en un futuro haya muchas más escenas de exhibición pública de Monica cuando le dan verga sin importarle quien la viera.
    La cogida que recibió la madre en la cama al lado de su hijo es DE PUTA MADRE, y los jugueteos en la piscina y posterior garchada maravilloso.
    Te mando un fuerte abrazo y a la espera de tu próximo maravilloso relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Victor. Claro que habrá mucho más escenas de exhibición publica como te gusta, solo que de momento no ando muy bien inspirado, pero prometo retomarlo enseguida.

      Eliminar
  16. Muy bueno.. me gustó este relato.. no pares de escribir...

    ResponderEliminar
  17. Sería lindo que Beatriz llame a Memo el Chulo para agasajar a su amiga, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya habrá momento para aparecer a ese Chulo, por lo pronto no será amigo. Un saludo,

      Eliminar
  18. Alguno de ustedes sabe de otros blogs como este???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me viene a la cabeza Ludo Mentis., y quizas no muchos, ..si encuentras alguno bueno nos avisas amigo, Yo tambien quisiera encontrar algunos.

      Eliminar
    2. Aqui hay uno interesante:

      http://mimadrenalgona.blogspot.mx/

      Eliminar
  19. como me paran la pija tus relatos, mas que mi esposa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja.. mi idea solo era entretener y excitar, pero no quiero ser causante de un divorcio ja ja ja.. Un saludo amigo.

      Eliminar
  20. Me gustaria ver que pedrito mientras la mama duerme la manosie o se la arrime queremos que pedrito tenga mas accion y porfavor dime la fecha de cuando subes el proximo relato..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fecha no te prometo, porque no lo podré cumplir amigo. Eso depende del grado de inspiración en la que me encuentre y el tiempo, por lo que no puedo asegurarte nada. Solo te puedo decir que aun estoy escribiendo y voy en un 20 %. Espero no demorarme demasiado. Es la fiesta del Jr, por lo que quedrá festejarla en grande con su Madrina. Un saludo amigo.

      Eliminar
  21. hijole que esta bien chido

    ResponderEliminar
  22. Saludos, cuando monica tendra que atender a los amigos de pedrito. Se me ocurre que monica le prepare una fiesta sorpresa y ahi tenga que entregarse a los amiguitos de pedrito. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, he pensado volver a regresar al Mofo, y si, quizas tenga rasón, en la fiesta de cumpleaños de Pedrito. Lo unico malo es que si Pedrito quiere invitar al Mofo. Tendre que hecharle una pensada, una idea más para otro Capitulo. Muchas gracias mi estimado, solo que será más adelante cuando Monica se deshaga de Randy y de Don Mario para siempre.

      Eliminar
    2. hola Pedrito, una cosa que se me ocurre para la fiesta es que como Monica le quiere hacer su fiesta sorpresa entonces se contacta con el mofo para que invite a los amigos de pedrito, pero como es lógico el solo invita a sus amigos, y se dan su fiesta con monica. Otra pregunta pedrito y el chavo del aire acondicionado cuando volverá a salir. Saludos, y espero con ansias la proxima entrega.

      Eliminar
  23. Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra tanto que les agrade.

      Eliminar
  24. Pedro, ¿Cuándo vuelves a usar el seudónimo de RICARDO ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricardo es mi amigo, y mi más fiel seguidor ..viene conmigo desde que inicie esta historia. Le hubiera encantado que Don Mario dejara preñana a Mónica, desafortunadamente no se lo he podido cumplir. El es de España y yo soy de Mexico, platicamos en ocasiones. Te puedo conseguir su email. Un saludo.

      Eliminar
  25. VES PEDRO,TE LO DIJIMOS LOS QUE PENSAMOS QUE TENIAS UN GRAN TALENTO DENTRO DE TI. NO ES QUE TE FALTE INSPIRACION,ES QUE TE HAS METIDO EN UNOS SENDEROS QUE NO TIENEN NINGUN FUTURO .AUN PUEDES HACER HISTORIA.IT´S UP TO YOU MY FRIEND.

    ResponderEliminar
  26. Vamos pedrito..queremos otro capítulo !!

    ResponderEliminar
  27. Pronto mi estimado, pronto,.. creanme que estoy haciendo un gran esfuerzo para terminarlo. Un saludo a todos y no se me desesperen.

    ResponderEliminar
  28. Mi pija ya la tengo bien parada esperando a Monica y sus nuevas aventuras

    ResponderEliminar
  29. pedrito¿ por que al final de cada capitulo nos animas a darte ideas........si al final , todas las ideas que te hemos dado, no tienes en consideración ninguna?...permítenos recordártelas....lesbianismo,chantajes sexuales, mas sexo con los ejecutivos de la empresa,intercambio con la esposa de Fernando,el amiguito de su hijo...sexo con viejos hombres de negocios. etc.etc.etc. sexo en un yate con un viejo hombre de negocios..........sexo grupal,intercambio con un matrimonio...un saludo pedrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. todas esas iseas son un fiasco

      Eliminar
    2. exanonimo,expedrito,exricardo,si estas ideas son un fiasco..........sobre que vas a relatar.....sobre curas y monjas .estos relatos por desgracia ya no tienen morbo ni nada que se les parezcan. lean todos vds. las primeras historias...esas si que merecían la pena a este mexicano ya se le agoto todo su talento. un saludo a todos y adiós para siempre.

      Eliminar
    3. pedro, si rechazas todas estas ideas para tus relatos,¿sobre que vas a contarnos en el futuro sobre monika ? la verdad es que no te quedan caminos que seguir .un admirador.

      Eliminar
    4. Ya era hora de que te fueras ¿Por qué tardaste tanto? SALUDAME A NUNCA VUELVAS

      Eliminar
  30. Denme una semana más y les haré llegar la proxima entrega. Un saludo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres lo máximo Pedrito, te estamos esperando

      Eliminar
  31. tio,si te vas a cortar tanto en tu historia.¿ de que va a ir todo esto tio ?. no seas cabron

    ResponderEliminar
  32. que te vaya bonito al que se despidio para siempre y los caminosque escoja pedrito seran bienvenidos la historia tiene muchas posibilidades esperamos los proximos capitulos ojalapronto

    ResponderEliminar