Translate

sábado, octubre 01, 2011

Capitulo (14)



MI MADRE Mónica.......... Capitulo (14)

‘‘La Luz al Final del Camino.’’


Con todas aquellas imagenes perturbadoras que estaban recientemente en mi cabeza, no podía olvidar como mi Madre y mi Tía entrelazaban sus lenguas alrededor de aquella estaca de carne de ese chulo en Puerto Escondido. Regresabamos de nuestras vacaciones, cuando una llamada telefonica repentina sacó de sus pensamientos a mi Madre, por lo pálida que se puso no me dio lugar a dudas de que había sido Fernando, que ahora estaba ya de regreso. ¿Pero que querrá de nuevo este infeliz?, claro, a parte de montarse a mi Madre por su puesto. Mamá quedó intrigadísima, siempre que la llamaba era porque le tenía algo preparado. Ella se puso muy nerviosa tanto que hasta mi Tía le preguntó.

-‘‘¡Que pasa Mónica, te pusiste muy pálida!! ¿Sucedio algo..? ’’

-‘‘No nada Cesy, lo que pasa es que me sorprendio la llamada...’’

-‘‘¿Quien era, o que quería? ’’

-‘‘Era el Contador de la Empresa, no sé que quería.. no estoy segura ’’.

Pues así quedó la platica, a lo que ella durante el recorrido ya no dijo ninguna palabra. Llegamos a la casa, ¡Por fin!! Vaciamos nuestras maletas y estábamos listos para seguir con nuestras rutinas, la verdad no sabiamos cuando apareceria este infeliz, ¿Que estaría tramando ese desgraciado?.

Los dias se fueron muy rápido, para nuestra fortuna el infeliz Contador esé no se había presentado en casa, mi Madre ya estaba más tranquila, yo de todas formas por si las dudas tenía las camaras listas por si se le ocurría presentarse, pero la verdad para que me hacía tonto, si sabía que al momento de que el tipo se le ocurriera volver a chantajearla, mi Madre caeria en sus manos rápidamente, era su naturalez, en cuanto se sentía humillada o forzada su chochito se chorreaba rápidamente sin que ella pudiera evitarlo. No la entendia pero mientras que mi Madre no saliera lastimada y yo disfrutara no había problema, además no podiamos hacer nada, bueno al menos hasta que yo cumpliera 18 años y me hiciera cargo de la Empresa.

Uno de esos dias de sobra, estaba en mi cuatro enfadado sin saber que hacer, el sol estaba en el ocaso y no hallaba con que distraerme, me puse a revisar todos los videos que ya había recopilado. ¡Que barbaro ya tenía un arsenal!! Mi Madre fácilmente podría tener una pagina web de todas sus guarranadas, ya habían pasado mucho tipos por todos sus hoyitos. Recordando todas esas imágenes se me empezó a enderesar el pene, ¡Que barbara pero es que esta buenísisma!!, disculpen que yo lo diga pero entre más pasa el tiempo mi Madre esta más espectacular. Por si no lo recuerdan se las voy a volver a describir, su Nombre es Mónica Villanueva viuda de Rodolfo Tapia, es una pelirroja extremadamente hermosa, bueno pero en este momento ella trae el pelo teñido de rubio.

De 37 años sin aparentarlos por supuesto, con 1.75 de altura, de pechos voluminosos con un hermoso lunar en su seno derecho, caracteristica que hace que sus pechos se vean de una forma muy sensual y elegante, haciendo que cualquier hombre pierda sus ojos en esas deliciosas montañas de carne. Una cintura avispada que cuida mucho con dietas y ejercisios, unas piernas explendorosas dignas para el modelaje, que las pule a diario saliendo a correr, pero lo que más paraliza a la ciudad o a cualquier hombre que la ve pasar es su prominente par de nalgas, esas maravillas de la naturaleza son su mejor carta de recomendación, tiene un culo explendoroso, libre de celulitis y estrías, con unas caderas anchas en forma de corazón, su cuerpo es tan espectacular que no se si es una bendicion o una maldición para ella, ya que por él es porque hemos pasado tantas cosas.

Su piel es muy blanca, tanto que con cualquier esfuerzo o nerviosísmo se pone muy colorada, además que sólo por el rosar de unas manos se enrrojece rapidamenete, ella en realidad es peli-roja como le decía, pero a ella nunca le ha gustado su color natural ya que dice que se ve de mayor edad, yo le digo que se ve espectacular, pero en fin ya saben como son las mujeres. Sus ojos son azules, demasiado diria yo, que por lo blanca que es pareciera estar viendo el cielo, se le ven espectacular. Tiene unos labios pequeños pero muy carnosos y jugosos, su nariz es fina y respingada, nunca ha tenido necesidad de trabajar ya que mi Padre le brindaba todo lo necesario.

Por nuestra posición economica, mi Madre siempre usaba ropa de diseñadores famosos, elegantes joyas y zapatillas a la moda, tiene varias amigas, todas de su mismo estatus, provocando un tremendo alboroto cuando se juntan, todas son hermosisimas, hasta parecen salidas de una pelicula. No es por presumir, pero es mi Madre la que destaca de todas, será por su porte o por su elegante estilo para caminar, ella desde chica estudio modelaje, pero su carrera se trunco al conocer a mi difunto Padre, pero aún mantiene ese elegante estilo para caminar, cualquier ropa que use se le ve espectacular, y si la vieran en lenceria Ufff... Fácilmente se peliarían los directores de revistas de lenceria por ella, yo siempre he dicho que es la Milf perfecta para una pelicula porno. Bueno ya describiendoselas un poco les seguiré contando.

Estaba yo algo excitado por las imágenes en mi computador, entonces se me ocurrío la idea de encender la pequeña camarita que tengo en su recamara, grasias a mi buen equipo de circuito cerrado que había comprado, me permitia darme esos lujos. Me dispuse a ver a la causante de mis alocadas hormonas, ahi estaba mi Madre dandose una exquicita ducha, bajo la tibia agua de su regadera.

El agua templada recorría su cuerpo aliviándola y reconfortándola cada centimetro de su tersa piel. El suave torrente del agua arrastraba y se llevaba consigo la espuma abundante dejando tras de sí, un agradable hormigueo que se tornaba, finalmente, para terminar en un placentero cosquilleo. Mamá no pudo sino dejarse llevar por tan amable carisia. Sin ser realmente consciente de aquello, comenzó a ofrecerse al cálido chorro que tan bien la reconfortaba. A pesar de haber sido tremendamente sometida por un par de tipos en nuestras vacaciones, Mamá ya restablecida se mecía y contoneaba sus caderas suavemente mientras se ofrecía, cada vez más desinhibida, a las gratificantes caricias. Cuando los suaves chorros se acercaron a su sensible entrepierna, sin siquiera pensarlo, Mamá abrió un poquito más sus bien formadas piernas para facilitar su llegada a tan sensible zona.

Sólo se oía el relajante sonido del agua, y de vez en cuando un débil murmullo proveniente de sus labios. Ésta permanecía con los ojos cerrados, no porque le entrara agua, sino porque así podía concentrarse más en la dulce caricia del agua. Cualquiera que la viera, y se perdiera siguiendo los voluptuosos movimientos de sus caderas, pensaría que se estaba insinuando. Realmente, la pose de Mamá era cada vez más sexy, más provocadora. Incitaba de este modo, sin proponérselo, a excitar a cualquiera que pudiera verla, pero ese espectaculo era sólo para ella, bueno y yo que de manera pervertida había roto su intimidad.

Lo único que Mamá deseaba era que la caricia la siguiera regando tan amablemente. Ciertamente le estaba muy agradecida por el reconfortante placer. Y por ello no pensó en otra cosa sino en disfrutar de tan agradable momento.

Además, ahora los cálidos chorros se concentraban en la zona más castigada y a la vez más sensible, su entrepierna. Volvió a separar sus muslos para facilitar la llegada del agua a los delicados y necesitados labios, y rápidamente, abrió un poco más el grifo del agua. La mayor potencia del chorro, hacía mucho más intenso el efecto producido en el receptivo y tierno coñito. Como recompensa por tan buen hacer, los pequeños murmullos de Mamá pasaron a ser ahogados gemiditos.

Satisfecha con el resultado obtenido, comenzó a balancear la regadera, de modo que los estimulantes chorros alcanzaban las zonas más sensibles intermitentemente. Al principio, esto no le gustó mucho, pero no tardó en acomodarse al juego y al templado ritmo que seguía.

Así fue como inadvertidamente, Mamá dio comienzo a un baile realmente sensual y voluptuoso siguiendo el ritmo del agua. Su vientre se cimbreaba suavemente, mecido por las aparentementes y caprichosas corrientes. Las caderas seguían dócilmente el vaivén ya fuera en amplios y cadenciosos círculos o en lentos y armónicas oscilaciones. Arriba y abajo, adelante y detrás, a derecha e izquierda.

Inevitablemente, se fue calentando el ambiente. La temperatura aumentaba exponencialmente más rápido de lo que lo había hecho el agua. Los jadeos de Mamá eran ya imposibles de ignorar y se apreciaba claramente su incipiente rubor en su rostro. Sin duda, Mamá estaba excitada, habían pasado ya casi 5 dias desde que llegamos de la playa, 5 dias en los cuales Mamá no había tenido contacto con ningún hombre. Salío de la regadera y se dirigió a su comoda para alinear su abundante cabellera, sin querer observó una pequeña targeta que se encontraba en su cajón, al observarla por un instante sonrio picaramente, luego se llevó la tarjeta a su nariz y percibio el aroma de ese pequeño cartón, haciendo un suspiro profundo bajo ese pequeño recado a su entrepierna, y como si tuviera una fuerte corriente electrica un descalofrio tremendo le recorrió el cuerpo.

Sin poder evitarlo sabía que su cuerpo estaba ardiendo, se paró frente a su espejo totalmente desnuda, se colocó una pequeña bata trasparente color rosa que le llegaba a penas a la altura de su chocho, se quizo colocar bragas pero se arrepintio, las lanzó en el piso y decidio quedarse así, con sus senos y su chocho completamente visibles por la tela de la bata, se observó detalladamente, se miró sexy, se sonrio y se dirigió a su cajón, mi Madre ocupaba calmar el tremendo calor que llevaba dentro, necesitaba apagar esa explosión que la ahoga en su interior. De su cajón sacó un pequeño vibrador que le había dado Fernando, con el cual la había castigado en más de una vez, era un pequeñito juguetito en forma ovalada que tenía un cable y un control remoto, lo pensó unos segundos, sabía que ese pequeño aparatito podía hacerle añicos el chocho. Ella ya lo había experimentado y casi se orina de las terribles sensaciones, pero ahora era diferente, ahora iba a ser ella la que llevaba el ritmo y no aquel malnacido que le había subido toda la carga.

Sin pensarlo más se decidio, estaba demasiado caliente para correr el riesgo, tomó un poco de lubricante y lo frotó continuamente, se colocó lubricante en sus dedos y aplicó la misma formula pero ahora en su chochito, luego colocandose frente al espejo y mirandose fijamente se empezó a introducir el pequeño juguetito electronico, se quedó un instante viendose, se sonrojo, se observó la entrepierna y vio como el pequeño cable salía de su vagina, lo tomó con la mano y lo encendio en lo más bajo.

Un tremendo toque la extremecio por dentro, la incomodidad inicial producida por el monocorde roce de la máquina se fue suavizando conforme pasaban los minutos, la naturaleza volvía a utilizar sus sabios recursos y el travieso clítoris no dudó en traicionar a su dueña incitándola a disfrutar de un extraño y nuevo placer. El placer se mezclaba con el dolor despertando nuevas sensaciones que poco a poco la hicieron evadirse de todas aquellas incomodidades y la sumían en la lujuria más absoluta. Mucho antes de lo que hubiera imaginado, el primer orgasmo la alcanzó.

Mamá se masturbó durante no sé cuánto tiempo, hasta que ya no dio más, cayó rendida en la alfombra de su cuatro, una pequeña lágrima resbaló sobre su mejilla y le recordó quien era y que lo que acababa de hacer era inmoral. Quedó recostada contra la pared, aun sin poder soltar su enardecido clítoris ni sus enrojecidos senos, aun sin poder eliminar de su cuerpo esa tremenda tensión. Dejó un pequeño charco de líquidos en el suelo, se mordía los labios para no llorar. Para ese momento, ella, Mónica Villanueva viuda de Tapia, se sentía la mujer más sucia del mundo. Todo el paraíso que llamaba hogar se le estaba desmoronando.

Ella se daba cuenta de todo lo que había ocurrido desde la muerte de mi Padre, ella sabía que en parte era culpa suya, que ella había perdido el control en imnumerables ocaciones, se sentía una cualquiera, pero no podía evitarlo, al momento de ser forzada o humillada perdia el control convirtiendose en otra persona, en otra persona que era completamente diferente a lo que ella era, una mujer tan propia y correcta se convertia en una perra y sucia ramera, se levantó como pudo y se colocó en su cama, en un instante quedó dormida por completo, me quedé un rato más observandola, así como ella yo también tenía parte en culpa, yo también había causado todos sus maltratos y humillaciones, sonó el telefono y Mamá no respondia, había caído en un profundo sueño. Salí de mi cuarto y me dirigí al suyo, cerré las cortinas para manter calida su recamara, decidí tomar una sabana para cubrirla pero...

Pero me detuve de repente cuando la observe de espaldas, en posición fetal, con su inmenso trasero a la vista y las bragas en el suelo. Se los juro que yo no tenía esas intenciones. La verga se me hinchó en segundos. Era un culo blanco y extenso de grandes nalgas rosadas, con la señal de la tanga al no broncearse en esa zona y con la raja bien abierta, de hecho se distinguía con claridad el gran orificio rosado del ano, con pronunciados esfínteres y un suculento chocho depilado entre las piernas, con una pequeña tirita de vello rojizo que se extendía por las profundidades de su raja.

Por más que lo evitaba no paraba de frotarme la zona de la bragueta, fui por mi camara para grabar tan bello momento, en esos momentos no pensaba en nada, mi mente estaba bloqueada, sólo en mi enminente excitación. Prendí mi video camara y observé con calma la volubtuosa figura, qué posición más expuesta como para clavarle mi pene directamente en aquel trasero jugoso pensé. Un auténtico manjar. Qué ganas de correrse encima de este culo tan espectacular. ¡Pero que estaba pensando!!, era mi Madre, la mujer mas importante de mi vida, y yo aqui viendola como un maldito degenerado, mi mente se cuatrapio, era mi conciencia contra mi perverción, y no imaginan cual ganó. Con sigilo, dí unos pasos hacía el borde de la cama para verla más de cerca.

Me incliné un poco para tener mejor visión. Entre el vello rojizo perfectamente deliniado se apreciaba la rayita de su chocho y el pequeño clítoris aun inchado de las pasadas carisias, unas pequeñas gotitas brillosas que se extendía hasta el ano.

Ella dormía plácidamente susurrando con su aliento. Acerque un poquito más la cara y le olfatie el trasero. Estoy seguro que Mamá pudo percibir cómo aspiraba el aire, porque solto un quejidito y se movio un poquito. También le olfatie el chocho, incluso creo que se lo rose con la nariz. Estuve olfateándole el trasero un buen rato, hasta que se escuchó el telefono nuevamente, con el temor que se despertara y me sorprendiera salí de ese lugar, estaba totalmente empalmado con una ligera mancha en mi pantalón. Llegé nuevamente a mi habitación y me empezé a pajear viendola por el monitor que como con trabajo se despertaba para contestar.

Sus ojos estaban desorbitaron, se encontraba en un profundo sueño, con mucho trabajo tomó el telefono y contestó:

-‘‘¡Fernando!!.. ’’ Contestó mi Madre abriendo los ojos como platos hasta olvidansose de la somnolencia.

Por la pequeña bata se le transparentaba toda la pequeña rajita de su chochito, no llevaba las bragas, también sus gruesos y relucientes muslos y el vaivén de las tetas, que parecían salirse por las flojas copas del top. Para colmo se inclinó un poco para tomarlo bien, permitiendo que por el escote me deleitara con el movimiento de aquellos melones blancos.

La observaba por la pantalla contonear su culo prominete y libre de grasa, puro jamón rosado, tras caminar nerviosamente por lo que le decía el desgraciado, se inclinó para tomar sus bragas, permitiéndome una nueva visión de todos sus encantos, sus caderas y nalgas se convirtieron en un enorme corazón, con el centro dibujando su coño y por encima su ya tan adorado agujerito del placer. Mamá era una mujer madura con un cuerpazo, no tuve el poder para resistirme. Con el computador en la mano se me escaparon tremendos chorros que por poco lo baño por completo, me quedé ahi completamente exausto viendo a mi Madre, que por lo preocupada que estaba caminaba por toda la habitación, se dirigió de nuevo hacía la cama y se sentó a su derecha, muy junta, cruzando las piernas y exponiéndo al curvarse su delicado chochito, se colocó las braguitas mientras hablaba por telefono, unos calsoncitos chiquitos con moñitos rosados al frente y atrás, en la parte trasera sólo era un cordoncito que se perdia entre sus ya tan mencionados jamones, de frente era semitrasparente dejando la linea de pelo y la linea de sus chocho ligeramente a la vista.

La miraba algo preocupada pero no sabía que le decía ese miserable, ella sólo se negaba y le respondia no se que tantas cosas, voy a tener que interconectar los telefonos pensé, para poder darme cuenta de todo y así contarles con lujo y detalle, pero en fin ahi estaba mi Madre cubierta con esas trasparentes prendas. De pronto se levanto de un jalón y sólo respondió.

-‘‘Esta bien Fernando.. como tu digas, a las 6 en punto ’’.

No supe de que hablaron pero en un rato lo descubriria, porque al parecer el infeliz la había citado. Mi Madre se quedó muy preocupada, muy pensativa, en su rostro se denotaba algo de temor, miró el reloj y se dio cuenta que faltaban un par de horas para su cita, se colocó su bata de seda (está ya no trasparente) y salió hacía mi cuarto.

-‘‘¡Pedrito!!, ocupo que hagas algo por mí, cielo...’’

-‘‘¡Qué.. que pasa Má!! ’’ Le respondí algo asustado para ver si me decía algo.
  
-‘‘Tengo que salir esta tarde mi amor, regresaré algo tarde, necesito que te portes como todo un hombrecito y te quedes sólo en casa mi vida...’’

-‘‘Pe..pero Mamá, tu dijiste que ya no me dejarías sólo ’’.

-‘‘Yo lo sé mi cielo, pero esto es muy urgente, voy a ir a la Empresa y no se cuanto tiempo me pueda tardar ’’.

-‘‘¿Puedo ir contigo Má..? ’’

-‘‘No Pedrito, tienes que comportarte como un hombrecito y esperarme aqui mi amor ’’.

-‘‘Esta bien Má ’’. Le respondí algo desilucinado, pero con la mente puesta en una idea. 

Salió de mi cuarto mas procupada aún, no le gustaba dejarme sólo y mucho menos ahora desde que se habían metido aquellos malditos violadores el Tito y el Borre, bueno de eso yo tenía culpa, pero eso ella no lo sabía. Yo también me quedé muy pensativo, Mamá no quería llevarme a la Compañia, tenía que pensar en algo, no podía perderme de ese tan morboso show. Necesitaba idear un buen plan para seguirla, no podía dejarla sola en este momento. Mi Madre se apresuró dejándome la cena, y esque conociendo al infeliz de Fernando seguro que se la pasaría follandola toda la noche, me hizo una cena muy rapida y subio para arreglarse porque ya se le hacía un poco tarde.

Yo me quedé muy intrigado, como le haría para poder observar todo. En eso, como el niño inteligente que soy se me prendio el foco y se me ocurrio algo muy bueno. Esperé a que diera la hora para ejecutarlo, Mamá como siempre tardaba horas en arreglarse, yo no sé porque se arreglaba tanto para ese desgraciado cerdo, pero en fin así era ella.

Cuando Mamá salió de su recamara se miraba espectacular, hasta parecia que iba a una cita con alguien que le interesada porque iba guapísima, me recordo cuando salía ella con Papá a cenar y me dejaban a mi al cuidado de una niñera. Llevaba una falda negra muy ajustada, una camisa ceñida a juego, abotonada por delante que mostraba algo de su sostén, unas media negras me imagino que de liguero porque de esas le encantaban, unas zapatillas algo altas de tacón de aguja con amarres de listón, se recogio el pelo engomado juntandolo todo hacía arriba, con un collar de perlas y su bolso de diseñador... ¡¡WOAAUU...!! Se miraba fatal.

-‘‘Pedrito como quedamos, cierras la puerta con cerrojo mi amor, y no le habras a nadie.. entendiste ’’.

-‘‘Si Má ’’.

-‘‘Ahi te dejé la cena, te duermes temprano y no veas mucha televisión ’’.

-‘‘Esta bien, Má ’’.

Me dio un beso como despedida impregnandome de su fina fragancia y se dirigió hacía su calvario, ahora era mi turno de iniciar con mi plan, esperé a que se fuera en su camioneta para llamar un taxi, enseguida me dirigí detrás de ella, estaba algo nervioso pero conocía perfectamente la Compañia de Papá, lo acompañé muchas veces a su trabajo antes de que él muriera. Estoy seguro que al estar ahí se me ocurriría algo de inmediato. Llegé de inmediato, la camioneta de Mamá ya estaba estacionada al frente, revisé que ella no estuviera en los pasillos o en el loby y pudiera verme, luego entre algo sigiloso.

-‘‘¡¡Pedrito!! Ya tenía mucho tiempo sin verte...’’ Era Beto el de seguridad.

-‘‘Que..que pasó Beto, como estás ’’.

-‘‘Bien Pedrito, muy bien, ¿andas buscando a tu Mamá..? ’’

-‘‘No.. no, lo que pasa es que... me dijo que no me bajara de la camioneta, así que si la vez no le digas que me has visto ok ’’.

-‘‘Jajaja.. no te preocupes Pedrito, no le diré nada, ¿a dónde vas..? ’’

-‘‘Sabes, tengo una tarea, si ya sabes la escuela, tengo que llenar un reporte sobre sistemas de seguridad y esas cosas, así que voy al cuarto de vigilancia ’’.

-‘‘A pues tienes suerte, a Román le dieron el día libre, así que esta sola la sala ahorita ’’.

-‘‘Mmmm.. Bueno voy para alla, ya sabes ni una palabra que me has visto ok..’’

-‘‘Jajaja.. Ok Pedrito no te preocupes ’’.

Subí sin perder más tiempo al elevador, no quería perderme de nada, como les decía Papá siempre me llevaba a su trabajo y como todo un chiquillo curioso no había lugar dónde no me metiera, sabía perfectamente todas las secciones y oficinas de ese lugar. Llegé al piso indicado y me fuí hasta el último cuarto, a esa hora todo estaba muy silecioso y no había ninguna alma, bueno sólo el tipo de aseo que caminaba con su carrito de la limpieza. Me dirigí al cuarto de vigilancia, era una pequeña sala dónde se encontraban todos los monitores de vigilancia del edificio, estaban apagados, pero como siempre me gustó la electronica Román fue muy amable en enseñarme a usarla, prendí un par de monitores y los dirigí hacía dónde creía que se encontraba Mamá, la busqué en la oficina de Fernando pero no estaba, la busqué en la que era la oficina de Papá pero tampoco estaba, chin.. no la hallaba y para buscar por todo el edificio me tardaría horas. Asi que se me ocurrió una idea, salí en busca del tipo del aseo.

-‘‘Disculpe Señor, podría decirme ¿dónde se metió el Contador Fernando? ’’

El tipo se miraba de mala leche, se notaba muy renegón, era el clasico empleado que siempre renegaba de su trabajo, yo creo que era nuevo en la Empresa porque nunca antes lo había visto.

-‘‘Ghrrr... Parece que se dirigian a la sala de juntas ’’. Me dijo el tipo en regañadientes.

-‘‘¡A la sala de juntas!! Grasias..’’

-‘‘¡Hey!! Espera chiquillo.. ¿a dónde vas, tu quien eres..? ’’

Corrí nuevamente hacía ese lugar, antes de que pudiera prender la camara de la sala de juntas, observé en otra camara como Mamá y Fernando caminaban por uno de los pasillos, parecia que iban discutiendo algo pero no sabía muy bien, me puse los audifonos y me dediqué a vigilar los movimientos de ellos dos.

-‘‘¿A dónde me llevas Fernando? ¿Que es lo que quieres? ’’

-‘‘Nada Mónica, sólo es una junta entre los Directivos de la Empresa y tú como representante de Pedrito tienes que estar ahí..’’

-‘‘Pero Fernnado, yo no se nada de eso, para eso quedaron acargo ustedes ’’.

-‘‘Oie por cierto, que hermosa te has puesto, enseñame las bragas, anda. Jejeje...’’

-‘‘No, por favor Fernando, no empezemos ’’.

-‘‘Te extrañe mucho Mónica... Pero más a estassss..’’

El desgraciado la empezó a magrear a medio pasillo, le sobaba las nalgas y le besaba el cuello, Mamá sólo se mantenia quieta sin quererse mover, le quizo meter mano por debajo de la falda pero como era muy ajustada no pudo hacerlo, enojado por su fallido intento, la soltó y la dirigió del brazo hacía la sala de juntas. Mamá se iba acomodando la ropa cuando entraron a la sala, ya en ese lugar se encontraban tres hombres. La sala de juntas era una sala enorme, muy lujosa, con una mesa negra al centro, y una enorme pantalla al fondo. Los conocía a todos. Uno era Notario del Testamento de Papá, los otros dos eran los socios de la Empresa de la cual eran en parte dueños.

Mi Madre se quedó muy sería y temío lo peor. Pensó en un chantaje nuevamente, o talvéz, en información de los negocios de mi Padre.

-‘‘Por favor, adelante Señora Tapia ’’. Le dijo el hombre frente a la mesa.

El tipo era uno de los tres dueños de la Empresa, un tipo mayor, de unos 50 años, con una melena canosa y unas barbas pobladas del mismo color blanco, vistiendo con traje, con toda la pinta de ser gente poderosa de dinero. Dio las buenas noches con media sonrisa en la boca, su nombre era Lic. Antonio De la Rosa, un tipo muy inteligente amigo intimo de mi Padre.

El Lic. De la Rosa se levantó enseguida tendiéndole la mano y recibiéndola con dos besos en las mejillas.

-‘‘Mira Mónica, el Señor es el Empresario Gustavo de la Peña, uno de nuestros nuevos socios ’’.

-‘‘Encantado de conocerla Señora ’’. Le saludó el tipo inclinándose para estamparle dos besos.

-‘‘Encantada ’’. Respondio Mamá con una ligera sonrisa.

-‘‘El Empresario Gustavo tenía muchas ganas de conocerte, Mónica ’’. Le dijo Fernando a Mamá.

-‘‘La verdad Señora, me habían dicho que usted era una mujer muy guapa, pero creo que se han quedado cortos, es usted muy  espectacular...’’ Dijo el Empresario galardeandola.

El tal Gustavo era el nuevo dueño de la Empresa, lo que pasaba era que esta se dividia en tres partes, teniendo como a Papá como Presidente, ya que él era el dueño del mayor numero de acciones. Se levantó rápidamente a recibirle, y sólo le faltó hacerle una reverencia. Se trataba de un hombre delgado, calvo, con nariz aguileña y con una camiseta negra debajo de un traje gris. Llevaba todo el cuerpo lleno de cadenas y pulseras de oro. Se encendió un cigarro sintiendose el todo poderoso.

-‘‘Muchas grasias.. pero me pueden decir para que me han citado, no quiero ser grosera pero mi hijo se ha quedado sólo en casa y no me gusta que se quedé sólo por mucho tiempo ’’. Respondio Mamá con voz altiva.

-‘‘¡Te hemos mandado llamar para felicitarte Mónica!! ’’ Dijo Antonio en representación de todos.

-‘‘Disculpenme pero no entiendo ’’. Respondio Mamá algo sorprendida por la respuesta.

-‘‘Si, agradecerle por lo que hizo con Yojimoto Señora. Si, grasias a usted se cerró un trato multimillonario ’’. Le dijo el tal Gustavo.

Mi Madre estaba abochornada. No sabía que decir, volteó a ver a Fernando que estaba en la esquina de la sala con el Notario a su lado y con una cínica sonrrisota.

-‘‘Pe..pero.. Esté yo... ¡Lo saben!! ’’

-‘‘No sólo lo sabemos Señora...’’ Dijo el nuevo Empresario, apuntando hasta dónde estaba la pantalla gigante.

Enseguida Fernando se dirigió a un computador y colocó en el reproductor un video dónde Mamá estaba siendo sometida por los guaruras de Yojimoto. Mamá se puso a llorar de inmediato, por la sonrisa y los ojos de lujuria que le brindaban se dio cuenta que le habían puesto una trampa, ella lloraba y les exigía que no se lo enseñaran a nadie.

-‘‘¡Oh por dios!!, porque me hacen esto, yo que les hecho...’’ Les dijo mi Madre ya en llanto.

Ella les intentaba convencer de que todo había sido un error, que había sido drogada, en fin, todo lo que se le ocurrió. Volteaba a ver a Fernando con la mirada suplicante para que él lo explicara, pero el muy cinico se despidio con una sonrisa y se retiró de la sala junto con el notario, dejandola sola con los dos dueños de la Compañia.

-‘‘Bueno Mónica, yo me despido, Señores fue un gusto estar con ustedes esta noche ’’. Se despidio el asqueroso panzón.

-‘‘¡Fernando!! No, por favor expli...’’

-‘‘Lo siento mucho Mónica, en la vida cometemos errores, sólo hay que saber afrontarlos Mamacita... Con su permiso Señores ’’.

Fernando salió de la sala dejando a Mamá frente a esos dos tipos convertida en llanto. Evidentemente, sus súplicas no le iban a servir de nada. Calmandose un poco les preguntó que querían, si era dinero, información, lo que fuera. El Lic. De la Rosa se echó a reír, estaba claro que no era dinero el que buscaban, éstos tipo eran igual de ricos que mi Padre.

-‘‘Mónica guapa, no queremos tu dinero. Apreciabamos a tu Marido, no nos gustaría hacerte daño. Nos interesas tú ’’.

-‘‘¿Yo? ¿Que..que quieren? ’’

-‘‘Bueno pues casi nada, cada vez que nos reúniamos todos en tu casa, me parecía increíble la suerte que tenía el cabrón de Adolfo de tener una mujer tan bella como tú. De momento que dejes de llorar, y empieces a desnudarte lentamente ’’.

-‘‘¿Que dices? Pe..pero si tú no... ¿Que pretenden? ’’

-‘‘Te queremos a ti. Sólo por un rato. La verdad siempre nos pareciste una hembra muy espectacular, un sueño, algo inalcanzable, pero al ofrecerle algo de dinero a tu apoderado Fernando, accedio a darnos estás pruebas que demuestran que no eres otra putita más casada con un millonario ’’.
 
Mamá se negó rápidamente, incluso llegó a querer salir de la sala, pero a los pocos metros se paralizó.

-‘‘Será una pena que te separes de tu hijo ’’. Le dijo De la Rosa con esa determinación a sabiendas que con eso la tenía entre sus manos.

-‘‘¡Que!! ¿de..de que me hablas? ’’

-‘‘Bueno estuvimos analizando ciertas cosas y... Es necesario que nuestro futuro presidente de esta Empresa, estudie en las mejores escuelas ’’.

-‘‘Son unos desgraciados.. No lo van a separar de mi...’’

-‘‘Eso tú no lo decides Mónica, lo decide con el que te estás revolcando...’’

Analizando las consecuencias, mi Madre no tenía muchas opciones, no estaba en condiciones de exigir nada, ese desgraciado Fernando se las había puesto en charora de plata por dinero, con el dolor de su corazón y con toda la irritación de sus partes intimas dijo:

-‘‘¿No me van a separar de mi hijo cuando hayamos terminado? ’’

-‘‘Para nada Señora Tapia, le damos nuestra palabra ’’. Le dijo el Empresario aflojandose la corbata.

La pobre de Mamá nuevamente se sacrificaría para mantener la Famila unida, la miré quitándose la camisa, quedando al aire su sensual sujetador de medias copas, con sus grandes tetas. A continuación y haciendosele nudo el estomago se desabrochó la falda que cayó léntamente al suelo. Estaba con un tanguita negra diminuta y un sujetador precioso. Sus piernas se miraban extraordinarias, adornadas por esas medias negras y su ligero a juego con su lencería.

-‘‘Móniquita, cielo, te quedan dos prendas que no deberian taparte..’’ Le dijo el Licenciado De la Rosa.

Con enorme vergüenza, se desabrochó el sujetador y se lo dio a él. Se tapó inmediatamente, pero le dijeron que no se había quitado el sujetador para poner sus manos, le exigieron que pusiera sus brazos detrás de su esplada y que se moviera lentamente.

-‘‘Por dios Antonio, no hagas esto, tú fuiste muy amigo de Rodolfo ’’. Suplicaba mi Madre.

-‘‘Yo no soy la que me revuelco con el asqueroso de Fernando.. Además lo hago por él, para darle un escarmiento a la puta que tenía de mujer ’’.

Mamá aumentó el llanto, los amigos de su Esposo la miraban como una puta, volteaba a ver el monitor y veia como era brutalmente follada por el Japones, no recordaba haber sido grabada, pero yo si, el desgraciado Japones había mandado pedir una camara con tripíe a su traductor para grabar ese momento, la pregunta era como había llegado ese video a manos de Fernando.

Los hombres se movían de un lado a otro observando todo su cuerpo. El Empresario se levantó y dijo que había llegado el momento de que le diera sus pantaletas. Debía bajarse la tanguita. Estaba totalmente colorada, muy avergonzada, se sentía humillada. Él tipo, dio un golpe en la mesa, y ella empezó a bajarlo. Su sexo estaba totalmente depilado, salvo una pequeña línea que seguía a los labios mayores de tres centímetros de color rojiza, que ese era el verdadero color de sus bellos.

-‘‘Pon las manos a tu espalda Móniquita, lo que queremos esque nos la chupes como en el video, estoy seguro que ya eres una autentica chupona. He, he, he...’’ Le dijo Antonio riendose.

-‘‘Venga Señora, escoja a quien quiere primero..’’ Le preguntó el Empresario.

-‘‘Por favor, no me vayan a lastimar...’’ Les suplicaba mi Madre ya resignada.

Para ese momento, ya el tipo se estaba bajando el cierre de su pantalón. El Empresario se acercó a ella y le tocó su rajita, pasó el dedo léntamente, deleitandose de todos sus plieges. después tocó sus tetas, que se le pusieron tensas de inmediato. Volvió a bajar a su chochita de nuevo, y ella intentó apartarle con una manotazo.

-‘‘No se te vuelva a ocurrir volver a apartar la mano, tu ya eres parte de la Empresa y como tal nos perteneces ’’. Le dijo el nuevo Propietario.

-‘‘Así estaremos mas comodos ’’. El Lic. De la Rosa quitó el video y puso algo de musica.

-‘‘Bueno Señora Tapia, creo que yo seré el primero, ¿no le molesta verdad?, Lic. de la Rosa ’’. Dijo el Empresario pidiendo ser el primero.

-‘‘Para nada Sr. De la Peña, esta usted en todo su derecho... He, he, he.. ’’

Mamá se sentía la peor de las prostitutas, los tipos la iban a usar a su antojo sin que nadie pudiera evitarlo. El Empresario se sienta sobre una silla, se acomoda su paquete aún prisionado por la truza por encima del pantalón para mostrar ante ella que se encontraba ya totalmente preparado para entrar en combate, al lado de su compañero y en contra de la que hasta esos momentos, distinguida y bien portada Esposa de mi Padre y le dice:

-‘‘Quiero que me muevas ese culo que tienes... menea el rabo como la perra que eres..’’ Le dijo el tipo agarrandose la verga y empezandola a frotar.

Mi Madre resignada y humillada empieza a contonear las caderas tal como le han pedido. Los ojos de los tipos parecian salir de sus craneos al ver esa prominentes nalgas rosadas contonear. Mamá los tiene idos con ese sensual movimiento de caderas, se sube nuevamente la tanga jugando con ella. En un momento determinado, ella empina el trasero haciendo una pompa exagerada y el Empresario llevabo por la lujuria no puede más y se levanta, la agarra por detrás, le soba su paquete por las nalgas, le aprieta las tetas y las magrea.

-‘‘Que buena estás... Señora ’’. Le dibe el Empresario metiendo su nariz entre sus cabellos.

Yo tampoco me puedo contener y viendo a mi Madre moviendo el culazo para esos tipos cubierta sólo por su diminuta tanga blanca, me saco el pene y me empiezo a masturbar. La vista que tengo es inmejorables y desde dónde estoy puedo ver como el hilo de su tanga se mantiene hundida por completo entre sus dos cachetes y cuando se agacha mientras lo mueve, creo verle el orificio de su ojete.

-‘‘Venga acá Señora Tapia, pongame el culo en la cara ’’.

El otro viejo permanece inmovil viendo las vejaciones que su socio esta por hacerle a la Señora. El Sr. de la Peña se ha vuelto a sentar y ahora le dice que se acerque, que le pegue el trasero en la cara, que le quiere comer el ano y chuparle el chocho. Mamá muy ruborizada lo hace, cree que al hacerlo más rápido acabara con esa vejación lo más pronto posible. Cuando ha llegado a una distancia cercana, se inclina hacía delante, empuja las caderas y le entrega todo el culo al Empresario para que lo disfrute.

El hijo de puta se las agarra con fuerza y se lo entrega todo separándole las nalgas con ambas manos, se acomoda, se pone en cunclillas, le besa un cachete, luego le muerde el otro, se le queda viendo a la tanga como pervetido, se lo aparta, le huele el ano, le dice que ese culo huele delicioso y le hunde la cara dentro de ese culazo.

Mi Mamacita le estaba restregando el culo contra la cara a uno de los dueños de la Empresa y yo el futuro dueño lo grababa todo, no si hasta parece pelicula esto, es increible las cosas que nos estaban sucediendo. El tipo no dejaba de chuparle el chocho y mientras lo hacía, le soba las nalgas, deleitandose con la suavidad de sus tersas carnes. Le estaba comiendo el culo con maestría, lo unico que temia era que el tipo despertara a la mujer que yo no reconocia. Esa mujer que aparece en momentos como este, cuando más humillada y más viles son las vejaciones, cuando era sometida, seguro que mi Madre perdería el control y me encontraría con esa cerda que se encuentra muy adentro de su ser.

Pero mis temores fueron encontrados, el rostro de mi Madre cambio a un rojo corazón, como la primera vez, mi Madre poco a poco fue despertando a esa hembra en celo que llevaba muy adentro, en su rostro se veia como comenzaba excitarse, y con el buen trabajo bucal que le estaba haciendo ahora en la cola, sin duda ese despreciable tipo iba a ser su dueño.

En un momento determinado y cuando el Empresario creyó que mi Mami ya está a punto, le empezó a sobar la parte del clítoris y como reacción a tan excitante carisia, mi Madre no tardo en mojarle la cara con su primera corrida.

-‘‘¡Oh por dios no!! ¡Arrggggghhhh!! ’’

Eso fue lo unico que dijo mi Madre antes de poner los ojos en blanco, el Empresario se volvio a sentar sobre la silla que tenía a un lado y le pide que le desabroche el cinturón, que le saque la verga y que lo masturbe con su culo. Mamá no estaba en posición para quejarse, su cuerpo ya estaba encarrerado, ya no podía detener su lujuria. El Lic de la Rosa estaba admirado en como mi Madre cambiaba su manera de ser tan derrepente, sólo la veia y se frotaba su paquete sobre el pantalón.

Mi Mamá lo hace, se agacha, se pone de rodillas, le desabrocha el cinturón, pero ahora lo hace con desesperación como si el tipo se le fuera a ir, le aparta la truza y le saca la verga que parecia animal encerrado queriendo salir, enseguida apareció un pene con buenas dimenciones, con una cabeza inchada, con unos enormes guevos colgantes, Mamá lo vé como si viera algo divino, lo agarra con su mano y se lo huele, lo masturba con las manitas, con las dos, luego se la lleva a la boca y le chupa la cabezota colorada, morada de tanta excitación.

Su macho, porque en estos momentos ya no era uno de los socios de la Empresa, ya era uno de los machos de mi Madre. La toma de los pelos y le da un cachetazo que suena, ‘‘¡SPLASSHHH!!’’. Le duele, y le dice que ya tendrá tiempo de mamarsela, que lo que quiere ahora es que lo masturbe con el culo, así que Mamá se da la vuelta, se coloca encima, de espaldas a él, con la verga del Empresario entre sus nalgas y lo empieza a masturbar, sobandole la verga con el culo mientras su amante se deleita tomándola de las caderas y apretándole las tetas. De vez en cuando baja la mirada y se le queda mirando al culo.

La escena es expectacular, los miro de perfil y mi Mamá se arquea de tal manera que el glande de ese tipo entra y sale sin problemas de sus cachetes, sus nalgas parecen ser una parte independiente al resto de su cuerpo. El tipo también se da cuenta, bufá como un animal, la toma de las caderas bruscamente, se pone de pie, le aparta la tanga hacía un lado quedando atorada con una de sus nalgas, le da dos azotes bestiales, ‘‘¡SPLASSHH!!! ¡SPLASHHHH!!’’. Una en cada nalga, le apunta con la verga en la entrada del chocho y se la clava entera de una sola estocada.

-‘‘¡¡Uhhhhhmmmm!! ’’ Un gemido ahogado entre sus labios sale de Mamá.

Mi Mamá suspira y se pega al cuerpo de su macho para aumentar la penetración, para éstos momentos ya no estaba viendo a mi Madre, estaba viendo a la puta insaciable que todos desconociamos de ella, con la cara totalmente desdibujada voltea a ver al tipo y le dice:

-‘‘¡Metemela duro!! ¡HAYYY!! ¡Ouchhh!! Así cabrón, hasta dentro ¡Uhmmm!! ’’

Mi querida y linda Madre, por quien yo hubiera podido meter las manos al fuego estaba totalmente trastornada y se había vuelto loca, loca de placer por esa verga jugosa que aquel desconocido le entregaba y encajaba hasta lo más recóndito de su ser, mientras que yo dándome mi tiempo seguía masturbándome, pretendiendo dominar aquella deliciosa agonía de ver a mi Mami temblando de placer y actuando como una cualquiera que sepudiera uno levantar en algún bar para llevarla a algún sucio hotel y cogersela en la primera cita, quería venirme al mismo tiempo que aquel hombre que ahora la poseía lo hacía.

-‘‘¡Ufff, ufff!! Te gusta puta..’’ Le dice el tipo entre bramidos.

-‘‘SSS....Siiiiií... ¡HAYYYY!!! Que bien lo haces.. ¡HAYY!! Metemela más cabrón...’’

-‘‘Jajaja.. Vaya con la Señora Tapia Jajaja.. Vamos a ser buenos socios de ahora en adelante.. Señora. Jajaja..’’

-‘‘¡Ouchhhh!!! ¡Siiií!!! ¡No me dejes de coger nunca!! ¡Soy capaz de todo por tu verga!! ¡HAYYY!!! ¡Eres mi dueño siiií!!! ¡Mi macho, mi hombre, mi Marido, mi todooooo!! ¡¡Aaaahhhhhh!! ’’

Y se corrió entre grandes alaridos y estremecimientos. Ha sido una corrida bestial y el Empresario se da cuenta, adrede o no, la suelta de las caderas y mi Mamá cae al suelo, con las nalgas en pompa, empinada como un saco de papas. Ella en el suelo sigue gimiendo y berreando, aprisionandose el alma de tan tremendo placer. Su corrida todavía no ha terminado y se retuerce juntando los muslos para hacer mas fricción sobre su chocho. Luego suspira, se soba el chocho y se da cuenta que lo tiene hecho caldo, se estira, se acomoda el pelo y se limpia el sudor, pero no se incorpora sino que sigue a cuatro patas mostrando las nalgas abiertas para su nuevo macho.

El Empresario se le acerca, la levanta de las greñas, la jala de una manera brusca y se sienta sobre la silla.

-‘‘Creo que no tuvo suficiente Señora... venga sientese en su trono de Presidenta Jajaja..’’

La pone encima tal como había hecho antes, pone la punta del cabezón de su verga sobre el chocho jugoso de su Socia y se lo restrega por la panocha, apunta directo a la entrada y se la clava sin contemplaciones.

-‘‘¡Arrrggggghhhh!!! ¡Máaasssss!!! ’’

-‘‘Y hay más Señora claro que si... ande mueva ese culazo que tiene, muestreme el nuevo ambiente de trabajo que vamos a tener..’’

Mi Madre se retuerce hacía adelante con la verga de su macho bien enterrada, empina el trasero todo lo que puede para que el tipo tenga una extraordinaria vision de su culo en su máximo esplendor, por primera vez, toma las riendas de la cogida, ella se sujeta de las rodillas del tipo y ha sentones trata de matar al gusano. El Sr. Gustavo la mantiene sujeta de las nalgas y decide hasta dónde entra y sale su verga del encharcado chocho de mi Mami. Ella se levanta todo lo que puede, saca la verga de su amante hasta que aparece el glande colorado y luego de un sentón que se la vuelve a meter toda entera, hasta que sus pompas rebotan en la pelvis de su Socio.

-‘‘¡¡UHMMMM!!! ¡HASTA!!! ¡DENTRO!!! ¡HAYYYY!!! ¡QUE RICO!!! ’’

-‘‘¡Ohhh dios!! Nunca creí que fueran hacer así las juntas Señora... Ufff, uffff... Será un enorrrme placer hacerlas a diario Jajaja...’’

Mamá se mantenia sentada con toda la tranca adentro, sólo viendo los huevos casi reventar del terrible apachurrón que le deba ella con sus nalgas, primero lo empezó despacio, con ternura, con amor, sintiendo como la verga de su macho salía centimetro a centimetro y se volvía a perder dentro de sus entrañas. Cuando estaba abajo, le movia el culote en círculos para que Don Gustavo pudiera sentir el roce de sus cachetes en su pelvis. El tipo estaba en la gloria, nunca creyó que su nueva socia fuera así de complaciente. La verdad es que este tipo tenía un aguante impresionante de su nabo, porque cualquiera que pusiera a mi Madre así, mirándole el culote totalmente empinado tal como se lo estaba entregando, no tardaría mucho en venirse y sin embargo pareciera que a él esto no le afectase en absoluto. La miraba extaciado, disfrutando cada momento, viendola como se desbarataba de tanto placer.

Ella soplaba, aspiraba fuerte como tratando de tomar todo el aire posible con sus pulmones, él la deja hacer y cuando Mamá daba señales evidentes de que estaba punto de correrse otra vez, la agarra fuerte de la caderas y volvía a tomar el mando de la montada, se la cogía duro, como con rabia y sin compasión hasta que la hizo venirse.

-‘‘¡Arrrrggggghhhhhh!! ¡Aaaaahhhhh!! ’’

-‘‘Jajaja.. Pero si ya llevas 4 putita Jajaja... Te sorprende mi aguante cabrona...’’

-‘‘¡HAYYY!!! ¡HAYY!! ¡Siiiiií!!! ¡ERES!! ¡TODO!! ¡UN!! ¡SEMENTAL!! ¡Ouchhhh!!! ’’

-‘‘Nada que un poco de cocaina en el cipote no te haga para mantenerte firme Jajaja.. Ande arriba Señora... a seguir trotando...’’

Pese a que mi Mamá ya había terminado de correrse el tipo seguía intacto, se mantenia inerte, ella sudorosa, con su espalda apoyada sobre el pecho de su macho, pero él no se detiene, sigue su marcha y la sigue bombeando, aunque ahora de una manera más pausada, como esperando a que mi Madre recuperara el aliento.

-‘‘Eres la mejor puta que me he echado, si hubiera sabido que la dueña cogia de esta manera, desde hace mucho tiempo que hubiera invertido en esta Empresa Jajaja..’’ Decia el desgraciado aumentando la humillación de mi Mami.

Le dice que se levanté, que se de la vuelta y que se vuelva a sentar sobre su nabo. Mi Madre lo hace, se saca la verga de su vagina y le muestra las nalgas, se las soba delante de el, se da la vuelta, se acomoda encima suyo y se vuelve a enterrar esa estaca que tanto placer le ha estado dando. El Empresario la toma de las nalgas y la martilla sin descanso mientras le come la boca y le chupa las tetas, las soba, las pellisca y las ordeña.

Yo me encuentro apunto de correrme otra vez y cuando veo que mi Mamá se retuerce sobre el cuerpo de su amante, signo inequívoco de que está a punto de venirse, no puedo aguantarme más y me corro apuntando la leche para todos lado de la sala tratando de apaciguar mi goso.

Mi Mamá se ha vuelto a correr y ahora el Empresario le dice que es su turno, se levanta con ella tomándola de las nalgas y se la coge en el aire mientras ella se aprieta a su cuello con los brazos, lo rodea con las piernas por la cintura. Así al estilo cohala la jode de una manera bestial, y sin quererlo yo me vuelto a empalmar. Mi Mami gime, grita, se queja, lo insulta, le dice que la hace daño, que la esta matando, que la parte en dos, que no pare, que siga, que la reviente, que se corre y se vuelve a correr entre angustiosos quejidos.

Luego el tipo con su cipote completamente drogado, paralizado del estupefaciente, la agarra fuerte y la tira al suelo, mi Madre se queja del golpe, pero no hace nada, se recupera. Su socio la coge de la cadera, la dice que se ponga a cuatro patas.

-‘‘¡Te voy a joder como una perra!! Como la perra que eres.. Ponte en cuatro y para todo lo que puedas las nalgas ’’.

El tipo esta drogado, con su reata adormecida podria lastimar a Mamá, pero ella en éstos momentos no hay nadie que la detenga, con movimientos sensuales de cadera espera a que su nuevo macho la llene, él tipo se acerca por detrás y le corre la tanga a un lado, le repega la punta de su verga por chocho y se la vuelve a meter hasta el fondo.

-‘‘¡Ohhh!!! ¡DIOSSS!!! ¡Siiiiií!! ’’

-‘‘¡Aulla sorrita!!, que ahora va la mia.. ’’

En esa posición la tiene totalmente a su merced, con el trasero de mi Madre en popa la monta como una bestia en celo, esta a punto de correrse pero hace un último esfuerzo para desstruirle la concha, se controla y logra arrancarle un orgasmo más intenso, casi insoportable que hace que Mamá casi aulle.

Le agarra la tanga de la parte de los hilos que sujetan el hilo central, los junta y de un jalón se la arránca. Luego se lo lleva a la nariz y huele la parte de la tela que cubre el chocho.

-‘‘¡Mmmmm!!! A puta deseosa Jajaja...’’

Aspira la prenda como desesperado, tomándo todo el aroma que esa prenda íntima desprendía, como si de aire vital se tratara, la coge de la cintura bombeandole fuertemente, se arquea y derrama dentro toda la leche mientras bufaba como un toro, como un animal en celo. Creí que era todo del tipo, pero no paraba de darle caña, quería seguir hasta que le haya esparcido con la última gota de su semilla. Luego por fin separan, el Empresario saca su verga medio flácido totalmente colorada, la había montado salvajemente, que digo salvaje, ¡BRUTAL!!. Mi Mamá se le queda mirando y sin que le diga nada le agarra la verga y se la limpia a lenguetazos, se lo traga todo y se la deja reluciente.

El Empresario se pone de pie dejándola tirada como muñeca de trapo, se limpia la verga con la tanga y se la lanza en la cara humillandola. Ella la toma y se limpia el chocho, que en esos momentos empezaba a escupir todos los mocos.

-‘‘¡Aaaahhhhh!! Buena puta.. Ufff, ufff.. Me has dejado seco y además aguantaste como cerda a todas horas, te felicito, para la siguiente vez quiero que vengas con lubricante, te dare por el culo y mas vale que lo traigas porque si no, tu sufriras. Ufff, ufff... Ahi está Antonio es toda tuya, sólo espero que aun se pueda levantar Jajaja.. Chao nena ha sido toooodo un placer.... Uffff... ’’

Mamá quedó tirada reponiendose, ella sabía que todavía no terminaba, todavía le quedaba un tipo, pero con este sufriría a un más, Antonio de la Rosa era intimo amigo de Papá, hasta habiamos salido de vacaciones con su familia un par de veces. Hacerlo con el iba a ser muy humillante, conocía a su Esposa y a sus hijos.

-‘‘¡Nunca creí que fueras tan puta Mónica!!, ¡eres una cerda despreciable!!.. Nomás esperaste que muriera Adolfo para dar rienda suelta a tus puterias, eres una persona despreciable ’’. Le decial el tipo con rencor, como si mi Mami hubiera tenído la culpa de todo.

-‘‘Pe..pero Antonio, yo no..’’

-‘‘Callate puta, las sorras como tu no tienen derecho a decir nada, sólo tienen que abrir la boca para chupar vergas... Eres la persona más baja y ruin que he conocido, no voy a permitir que manches el nombre de Rodolfo con tus puterías ’’.

-‘‘Yo.. no.. Me obligaron y...’’

-‘‘Te metiste en mi casa, comiste con mi familia, eres una cerda y yo te lo voy a quitar.. Anda parate y limpiate maldita prostituta que tienes otro cliente ’’.

Mamá empezó a llorar, el tipo la estaba lastimando mucho con sus palabras, Antonio quería darle una lección por manchar el nombre de mi Padre. Ella quería decirle la verdad pero prefirio callar, ya era muy tarde para eso, se había dejado llevar por la pasión desenfrenada con el otro tipo y Antonio lo había visto todo. Mi Madre se levantó con la cabeza baja, sin mirarlo a los ojos y se empezó a vestir, no lo entendía, como era posible que primero la chantajearan y ahora la hicieran sentir como la peor de las putas, como si ella hubiera tenido la culpa de lo que pasaba, quien sabe que tantas cosas le dijo que Fernando para que Antonio en vez de ayudarla la repudiara. Llorando se levantó, colocó sus pantaletas todas manchadas de semen en su bolso y se puso a sus órdenes. 

-‘‘Acompañame, aqui ya ensuciaste todo con tus fluidos ’’.

-‘‘Sí. ’’ Dijo Mamá totalmente humillada, estaba destruida como fisica y ahora mentalmente.

Se dirigieron a la otra oficina. Esa yo la conocía muy bien, era la oficina que le pertenecía a mi Padre, una oficina muy grande con cristales enormes para ver toda la ciudad, en una pared se mantenía aún su foto enorme como reconocimiento por su trabajo, con un moño negro todavía colocado. Esa oficina no se había usado después desde el fallecimiento de mi Padre. Ella lo siguió detrás con su cabeza baja, yo les seguía con las camaras, me sentía un espía, un agente especial encubierto.

Cuando estuvieron frente a la puerta, Mamá el ver la oficina de mi Padre rapidamente protestó.

-‘‘¡No!!, Antonio ¿a dónde me llevas? ’’

-‘‘A prostituirte, ¿que eso no es a lo que te dedicas desde la muerte de tu Marido? ’’

-‘‘Por favor Antonio yo no...’’

-‘‘¡Callate sorra!!, haber si cuando entres a esta oficina te llega un poco de conciencia desgraciada ’’.

Entraron a la oficina, todavía se encontraba aún el nombre de mi Padre sobre la puerta ‘‘PRESIDENTE RODOLFO TAPIA ’’ mi Madre sólo al entrar se puso de rodillas a llorar, eso la lastimaba mucho, esto iba a ser más doloroso aún que las vejaciones de Fernando y de todos sus chantajistas. Ella le imploró que había sido un error que todo lo hacía por mi, que le habían puesto una trampa, pero el tipo parecía no escucharla, estaba más concentrado en querer darle una lección por haber traicionado a mi Padre. En eso que estaban hablando volteo sin querer a la camara del pasillo, ¡ahi estaba el tipo de la limpieza!!, se había regresado desde que lo encontré y se acercaba a la puerta para observarlo todo, no podía creerlo, ¡iban a tener un voyeur!!

-‘‘¡Callate perra!!, Pedrito no merece tener una Madre como tú ’’.

Mientras alegaban Antonio ocupo el asiento dónde trabajaba mi Padre, desde ahi tomaba todas las desiciones importantes. Mamá estaba desecha, lloraba a cantaros, con su pelo todo alborotado y su rimel bastante corrido, miraba la gran fotografía del Gran Empresario de mi Padre.

-‘‘Arreglate un poco que pareces de la calle ’’.

Mamá tomo unas toallitas y empezó a limpiarse la cara, frotó también sus piernas y su chocho, aquel tipo se lo había dejado todo embarrado, se miró en el espejo y se empezó a maquillar de nuevo. Antonio se sirvio una copa y prendio un cigarrillo. Mamá cerró un poco la puerta y se acercó a él humillada, él acarició las mejillas con las ásperas yemas de los dedos. Después retrocedió, puso la copa en el escritorio y se sentó de nuevo en la silla reclinable de cuero desabrochándose la camisa.

-‘‘Ven acercate...’’

Mamá dio unos pasos hasta detenerse junto a él. Antonio se acercó y puso su cabeza a la altura de la cintura. El tipo le plantó sus manos en la parte externa de los muslos y las fue deslizando hasta arriba levantando la falda del vestido y dejándola totalmente expuesta. Ella empezaba a llorar nuevamente, una ligera lagrima volvía a derramarle el rimel. Para ella estar sometida por el mejor amigo de su Esposo era muy humillador, cerraba los ojos para no ver todo lo que había en ese lugar, ya que todo le recordaba a mi Padre. A través del espejo veia como el tipo se encontraba en sus muslos sobandoselos, mientras se mantenia recreandose con su vello del chocho, acercó su nariz para olerlo.

-‘‘Qué chocho más rico tienes.. ¿sabias..? Lastima que lo haigas usado para tus puterias ’’.

Él mismo la giró para examinarle el trasero, estoy seguro que desde hace mucho lo estuvo esperando, él segun lo hacía para darle una lección, pero en todo este tiempo estaba totalmente ampalmado, al tener a la viudad de su mejor amigo le ponía un morbo que lo hacía mas excitante. Mamá llevaba todas las nalgas pelonas, aquel tipo le había hecho giras las pantys. Ella cerró los ojos al notar el aliento caliente en las nalgas.

-‘‘Inclínate..’’

Ella apoyó las palmas de sus manos en las rodillas empinando el culo hacía la cabeza de Antonio. Enganchó los pulgares en cada cachete y los estiro hacía los lados para poner expuesto el aro tan querido de mi progenitora. Antonio estaba en la gloria descrubriendo los rincones de la Esposa de su gran amigo, acercó la nariz afilada a la raja de Mamá para olerle el culo. Ella percibía el cosquilleo de la barba y de la respiración, le escuchaba olfatear mientras se desabrochaba el pantalón y se lo abría hacía los lados mostrando un calsón blanco.

-‘‘Antonio por favor yo..’’

-‘‘¡Ssssshhhh!! Me gusta el aroma que desprende el culo de una puta.. Es muy reconocible.. Y tú si que lo eres ’’.

Acercó la lengua y la deslizó por todo el fondo del canal, pasando por encima del ano hasta la rabadilla. Le atizó tres o cuatro pasadas, comenzando desde el chocho, pasando por encima del ano y hasta la cintura. Con un paso lento, dejando toda esa humedad estimulante que provocó que ella lo meneara ligeramente.

-‘‘¿Te gusta, verdad, zorra? Te gusta que te chupen el culo ’’.

-‘‘(....) ’’ Ella no respondía solo mantenía sus ojos cerrados.

-‘‘¡Respondeme desgraciada!! Dime delante de la imagen de tu Marido como te gusta que te coman el rabo..’’

-‘‘Sí… Me guss... ta ’’.

-‘‘¡Puta desgraciada!!, Y yo que te creía la mujer perfecta..’’

Ahora hundió toda la cara en la raja concentrándose en lamerle el ano, con parte de las barbas incrustadas dentro relambia cada centimetro de su entrepierna. Antonio mantenía sus manos plantadas en cada una de sus nalgas para que no se le cerraran. Mamá se percató de que habían entreabierto la puerta y peló los ojos al ver como una figura se masturbaba observando cómo aquel viejo le chupaba el culo. No lo reconocia, se miraron a los ojos, creeyó que se apartaria y trataría de cubrirse pero no fue así, una terrible descarga le atravezó por el cuerpo, el simple hecho de que alguien estuviera masturbandose mientras ella era sometida le dio mucho morbo y mucha excitación.

El viejo le escupía y le esparcía la saliva con la lengua dejándole el ano bien empapado en babas. Ella le empezaba a menear el culo en la cara para realzar el erotismo. Después apartó la cabeza y se reclinó en el escritorio. Mamá se dio la vuelta con el vestido subido y toda su entrepierna cubierta de babas, ofreciendo su chocho. Antonio ya se había bajado el pantalón y el calsón hasta los tobillos, exhibía una verga gruesa, aunque algo corta, de una piel oscura.

-‘‘Bésame puta, hazlo como si fuera tu Rodolfo…’’

Creí que Mamá no lo haría por las palabras ofencivas del viejo, pero ante mi asombro se inclinó hacía él y comenzaron a besuquearse. La barba larga le arañaba toda la boca, ella sabía que el tipo de la puerta estaría deleitándose con su culo expuesto. El simple hecho de sentirse observada le despertó la lujuría por dentro. Fue ella misma la que bajó el brazo derecho y le agarró la verga como si tomara el mango de un sartén, empezando a pelarsela mientras la manoseban. Antonio le metió las dos manos bajo el escote y le revoloteó las tetas, que se le balancearon hacía los lados.

-‘‘Eres deliciosa perra, siempre soñé con tenerte así, totalmente para mí ’’.

Poco a poco, Mamá fue deslizando los labios por su cuello, besándole y masturbandolo a la vez. Antonio bramava de excitación, la mujer de sus sueños le estaba haciendo una chaqueta inolvidable. Tenía la camisa abierta y ella continuó lamiéndole unos pectorales algo aguados, concentrándose en sus tetillas, agachándose más a medida que bajaba por la ligera barriga adornada de vello canoso.

Quedó a gatas al lado derecho de sus piernas y enseguida se dobló para hacerle una mamada manteniendo la verga en posicion vertical. Sus enormes tetas permanecían aplastadas contra su muslo mientras se mantenía agachada frente a ese palo, con resignación esta vez ella dejó que las manos de Antonio dirigieran su cabeza hasta que la punta del pene estuvo al alcance de su boca y entonces asomó ligeramente la lengua entre los labios para asi con timidez tocar la púrpura cabeza del miembro de ese viejo. Con repulsión a la que a eso conyevaba, tocó distintos puntos sobre del glande y luego, ya decidida a apurar el trámite, extrajo la lengua y lamió la cara inferior del trozo de carne que se ofrecía ante su boca.

-‘‘¡Oooohhhh!! Que delicia, que linda boquita tienes.. Adolfo si que era fortunado ’’. Antonio no pudo contener un gemido de placer al sentir la cálida lengua y su pene pareció brincar pidiendo más contacto.

Antonio, entonces introdujo los dedos dentro del sujetador y masajeó rudamente la carne y el pezón de la mi Mami arrodillada frente a él. Finalmente jaló la copa del brassiere hacia un lado y complacido apretó, pellizcó y jaló la teta que se mostraba ahora ya expuesta. Mi Mami lo dejaba hacer intentando permanecer inmutable, pero no podía dejar de sentirse avergonzada al notar como su cuerpo respondía con placer al contacto a pesar de lo vejatorio de la situación.

El viejo encogía la barriga ante la mamada. Los dos ya habían perdido la cordura, estaban bramando tras la lujuria que los envolvia. Él por el morbo de estar con la mujer de su amigo y ella por el morbo de estar siendo observada, estaban llevando sus cuerpos al limite del placer, ahogados por la lujuría y el deseo. Mamá estaba desatada chupando verga, a veces le apartaba la cabeza y se la sacudía fuerte unos segundos, para luego volver a chupársela. Le dio dos o tres pasadas a los huevos con toda la lengua fuera, para subir de nuevo por el tallo hasta el glande.

-‘‘Jodida puta, qué bien lo haces.. Ufff, uff.. Seguro que eso no te lo enseñó tu Marido ¿verdad?.. ¿Te gusta mi verga, verdad, guarra? ’’

-‘‘¡Shiiiiií!! Megg.. enganggagghhh..’’ Le repondio mi Madre con la verga en sus mejillas y con cara de cerda.

Entonces ella detuvo su acción por un momento y mientras con una de sus manos lo sujetaba firmemente de la base, extrajo el pene de su boca hasta que sólo el glande quedó aprisionado entre sus labios y suavemente dejó de succionar. Luego dio unos suaves mordiscos alrededor de la punta del falo antes de liberarlo por completo para darle unos cálidos besos en la punta y en los costados.

Cuando volvió a situarse frente al pene notó que ya se apreciaban rastros de pre eyaculación y sin detenerse más, lamió la substancia explorando con la lengua el agujero del que fluía el liquido para llevar a su boca hasta la última gota. Se esmero en lamerla con energía moviendo velozmente la cabeza y provocándole alaridos de placer. Antonio se encogía de forma más constante y cabeceaba como un loco. Mamá apartó la cabeza, le dio tres fuertes jalones y la verga derramó leche muy viscosa hacía los lados. Sus tetas se deslizaban por aquel muslo con los movimientos del tórax. La escurrió bien vertiendo sobre el vello los últimos resquicios.

-‘‘Ufff, ufff.. Qué mamada más buena… Vaya, sí que resultaste buena mamadora. Nadie lo diría cuando andas tan formal del brazo de tu Marido, pero se nota que tienes práctica... Eres toda una puta. Ufff, ufff... ’’

Aún agatas, arrancó unas toallitas y le limpió toda la zona. Le pasó el papel por los huevos y le secó todo el glande, luego lo tiró a la papelera y se incorporó, aún con el vestido subido y las tetas por fuera del escote. Antonio se levantó subiéndose los calsones y el pantalón, tapándose, dando por terminado el acto. Hasta ese momento Mamá se había dejado llevar por la calentura de su cuerpo, aún dominada por la excitación. Pero al escuchar hablar de mi Padre volvió a tomar consciencia de lo degradante de la situación y la invadió una mezcla de vergüenza y culpabilidad. Efectivamente se sentía como la peor de las perdidas y más todavía ahora, cuando al acercarse a él, su cuerpo volvió a desear que la tocara.

-‘‘Gracias, linda… Estuviste formidable ’’.

Antonio se comodó su saco y su corbata, revisó su maletin y sacó un manojo de billetes. Pagando de una manera más que humillante por la mamada que ella le había hecho a su cliente. Mamá no olvidaba lo indigno de la circunstancias y no podía dejar de pensar que posiblemente su Esposo donde quiera que estuviera hubiese preferido perderlo todo a que ella accediera a las ruines demandas de esos desgraciados, sin embargo su cuerpo no actuaba racionalmente. Sus pezones desnudos ahora se encontraban erectos sin manipulación alguna y se habían vuelto sensibles hasta al más mínimo roce, y podía sentir como nuevamente sus muslos comenzaban a humedecerse con sus jugos vaginales.

-‘‘Ahi tienes Mónica, me dijo Fernando que te diera tu mesada.. aqui tienes la de este mes, Ufff.. Chao nena, mi mujer me espera para la cena, ya conoces a Gloria como se pone... hasta el proximo mes ’’.

Mamá sintió que tras esas palabras había una amenaza de que nuevamente sería sitada el las oficinas, y el temor hizo que se esfumaran los últimos rastros de la excitación que la había invadido hasta ese momento. Ahora volvía a ser consciente de lo indigno que era estar semidesnuda en mitad de esa oficina tan conocida pare ella y que le llegaban infinidad de recuerdos. Escuchando al hombre que ahora se marchaba dejándola como a la peor de las putas toda embarrada, ella retrocedió y se sentó en la silla de Papá totalmente agotada, talvez recordando todo lo que había hecho, tomándo otra toallita estaba pasándosela por el culo para secarse la saliva del viejo, cuando en eso irrumpió el tipo del aseo como loco, con la verga y los huevos por fuera de la bragueta. Se la venía sacudiendo, con la mirada extasiada por el placer. Se detuvo frente a ella, con los genitales a la altura de la cabeza. La sujetó por la barbilla y le levantó la cabeza obligándola a mirarlo.

-‘‘¡Mírame puta!! mirame me como has puesto, desde que te tenian montada en la sala de juntas, ya tenía ganas de cogerte..’’

Mi Madre sorprendida por la repentina aparición del tipo trató de levantarse, pero el tipo fue más ágil y empujandola nuevamente sobre la silla le sujetó fuertemente de la cabellera.

-‘‘¡No!!, espera ¿tú quien eres? ’’

-‘‘Eso a ti no te importa, eres sólo una ramera y mis jefes ya te pagaron... así que a chupar Mamacita que es lo unico que sabes hacer..’’

El tipo estaba como loco, estaba despavorido. Mamá se mantenía sentada sobre la silla completamente sorprendida, no sabía que hacer, como reaccionar, estaba tan sorprendida como yo que no sabíamos ni como actuar.

-‘‘Sácate las tetas, sácatelas para mí ’’.

-‘‘Pe..pero ¿usted quien es?, ¿está loco? ’’

-‘‘Sácate las putas tetas y no me obligues a repetírtelo ’’. La reprimió.

Abochornada por el sometimiento, se desabotonó de nuevo la camisa hasta la mitad de los botones y se lo abrió hacia los costados mostrando sus dos tetas cubiertas por el sostén. El tipo del aseo ya se había bajado la delantera del slip y ya se sacudía la verga con vértigo y desenfreno frente a su cara, salpicándola de su cochina babilla preseminal. Tenía una respiración jadeante y la mirada clavada en su postura humillante. Antes de que se lo ordenara, Mamá se bajó el sostén y sus dos pechos se mecieron levemente.

-‘‘Tócatelas ’’. Le ordenó a mi Madre.

Ella talvez todavía confundida y aturdida por todo lo que le había sucedido esa noche no supo como actuar, asi que comenzó a acariciárselas con suavidad, pasándose las palmas de sus manos por toda la curvatura de sus tetas, apretujándoselas despacio y rozándose una contra la otra, con la mirada sumisa levantada hacia inesperado invitado. El tipo se sacudía la verga con destreza, con velocidad, y parecía conformarse con sólo mirarla.

-‘‘Chúpatelas, guarra ’’.

Mi Madre talvez para ya no hacer un escandalo que pudiera ser peor para su dignidad, se las agarró por la base y se las subió hacia la boca. Sacó la lengua y se lamió los pezones rodeándolos con la punta, ensalivándolos despacio. El sujeto se la machacaba tan fuerte que no se veía ni su mano. Cada vez respiraba más acelerado y comenzó a fruncir el ceño.

-‘‘Cómo me gustas, jodida puta ’’.

El tipo sin saber que esa Señora tan hermosa a la que él la estaba llamando ‘‘puta’’ era una de los dueños de la Compañía donde él ejercia su trabajo para llevar la chuleta a su casa. Ahora se daba tirones fuertes con una mueca de placer en la cara.

-‘‘Ufff, ufff... Has de ser una puta muy cara, ya que te contrataron los dos caca grandes de esta Empresa. Uff, ufff.. Abre la boca puta y saca la lengua ’’.

Mamá talvez para que ya todo terminara y asi poder regresar a casa con su hijo decidio obedecerlo, sin soltarse las tetas, abrió la boca todo lo que pudo y sacó la lengua dejándola fuera sobre el labio inferior. El sujetó se daba nerviosos jalones de verga, apuntando hacía su cara, sin retirar la mano de la barbilla. Mamá le miraba a los ojos totalmente asombrada, y tal como había ordenado, percibio diminutas salpicaduras de semén procedente de la verga del tipo del mantenimiento. Los huevos se movian alocados ante las continuas sacudidas, los jadeós profundos e instantaneos del tipo más tarde se reflejaron en una lluvia de esperma que le regó por todo el rostro y numerosas gotas se repartieron por sus mejillas y su boca, con algunas porciónes goteando sobre sus tetas. El tipo sin parar de chorrearse apuntó y en unos segundos un chorro de leche a presión le inundó toda la boca, dejándole la lengua blanca, con algún hilo resbalando por su barbilla y goteándole en los pechos. El sujeto cesó las sacudidas y se escurrió la verga apretándose el glande y vertiendo algunas porciones en el suelo. Ella tuvo que tragarse algo de semen y escupir hacia el suelo algunos goterones de la lengua. Mamá ante tanto esperma eyaculado, tuvo que pasarse los dedos por los párpados para poder abrir los ojos, el tipo aún la mantenía sujeta por la barbilla. Luego se limpió la barbilla con el dorso de la mano y al ver que él se enfundaba la verga, comenzó a abotonarse de nuevo la camisa hasta taparse del todo.

-‘‘¡Oooohhhhh!! ¡Aaaaaahhhhh!! Lo has hecho muy bien Ufff.. Dame tu telefono putita, te avisaré si algún otro cliente quiere conocerte Ufff, ufff..’’

Mamá no dijo nada, estaba igual de sorprendida que yo. El tipo era nuevo en la Empresa y no supo que esa Señora que había confundido con una prostituta, era la mismísima dueña de la Empresa dónde él trabajaba. Con el mismo descaro con el que aquellos hombres la habían tratado, ahora este infeliz muerto de hambre la trataba. La soltó y abandonó la oficina abrochándose los pantalones. Mamá precisó de unos instantes para reflexionar sobre la humillación que se había adueñado de su vida, aquella vida sin preocupaciones y de lujos se había terminado, ahora tenía que servir de prostituta para los amigos de Padre y todo por el grande amor que sentía por su hijo, todo por conseguir estar a su lado. Aquel desgraciado Contador se había convertido en el dueño de su vida, en el desgraciado que la prostituía. Seguramente su mente la atormenaba, como en tampoco tiempo se había convertido en la puta para los dueños de la Empresa que una vez su Esposo formó con tanto empeño para poder darle el bienestar a su familia sin imaginar que todo esto podía pasar.

Tras limpiarse y arreglarse un poco, salió de la oficina, todos ya se habían marchado. Ahora debía ir a casa, a lo que yo sin perder tiempo tenía que hacer mi show de escapismo, tenía que llegar antes que ella para no levantar sospechas. Enseguida saqué la grabación y salí disparado por los acensores, pasé por la recepción y me encotre de nuevo a Beto el de seguridad.

-‘‘¡Pedrito!! ¿Ya hiciste tu tarea? ’’

-‘‘Ya Beto, ahora hazme un pequeñisimo favor... entretenme a mi Madre unos instantes, mientras llegó a la camioneta no seas malo, porque si me ve que salí, me castigara ’’.

-‘‘Jajaja.. Claro que si Pedrito, no te preocupes yo te ayudo ’’.

Salí como bala a la calle y busqué de inmediato un taxi, para mi suerte un tipo venía llegando en uno, así que deprisa me subi y le ordené que me llevara a la casa, desde lejos miraba como Mamá salía del edificio y se dirigia a su camioneta. Despues de 20 minutos de recorrido el problema ya estaba solucionado, había llegado antes que ella, me senté en la sala y puse una pelicula, como si ahi me la hubiera pasado toda la noche.

En unos instantes llegó mi Madre Ufff.. por poco y me cachaba, entró a la casa y le sorprendio verme aun despierto, la pobre venía algo desaliniada, sus cabellos alborotados y sin maquillaje.

-‘‘¡Pedrito!! Aún estás despierto mi amor ’’.

-‘‘Si Má.. Esque... esta buena la pelicula ’’.

-‘‘Nada jovencito, mañana tienes clases, ande a dormir...’’

-‘‘Pero Má...’’

-‘‘¡Nada!! ’’

Me hize el enojado y subí a mi habitación, ya había obtenido lo que quería, cuando subía las escaleras nuevamente el telefono volvió a sonar:

-‘‘¿Diga? ’’ Contestó mi Madre.

Yo me quedé muy intrigado, pensé que nuevamente sería Fernando proponiendolo otra más de sus guarrerías, pero me quedé tranquilo cuando mi Madre dijo que era el Notario.

-‘‘¡No!! Yo no voy a ningún lado, no me la van a hacer otra vez desgraciados... si es muy urgente aqui lo hablaremos en mi casa ’’.

Al perecer estaban volviendo a citar a Mamá, ahora que pretendian éstos tipos, que no tenian llenadera, acaso querían terminar de prostituir a mi pobre Mamacita. Ella colgó el telefono algo enojada, se quedó buen rato pensativa, quizas imaginandose lo que le podía ocurrir. Mi Madre los había citado para el día de mañana, para eso yo tenía que estar muy atento por lo que se pudiera presentar.

Me fui a mi recamara a descargar todas las escenas que había grabado, no sin antes escuchar la regadera de Mamá que había abierto para darse un baño, la pobre ahora si se había sentido como una prostituta, había saciado las ganas de los socios de la Empresa, aquellos que con anterioridad, la trataban como a una reyna y la respetaban con a la dueña. La pobre se envolvio en espuma y en perfume para quitarse toda esa suciedad que se le había impregnado. Yo estaba fatigado, había perdido la cuenta de las pajas que me había hechado, apagé todo y me quedé dormido el dia de mañana sería otro dia lleno de sorpresas y morbo.

El siguiente día transcurrio de lo más normal como a todas las personas, yo me fui a la escuela y Mamá a sus ejercisios, la verdad me preguntaba que como era posible que ella le pusiera tanto énfasis a su cuerpo, siendo este, el causante de nuestra desgracia, pero en fin se veia tan hermosa que no había porque negarselo. Llegé a casa como al medio día, para mi suerte la reunión todavía no se llevaba acabo, ya saben como todo niño, primero a quitarse el uniforme, comer y hacer su tarea, pues este día lo hice de una manera tan rapida que hasta yo me sorprendí, que barbaro. Salía de mi habitación cuando de repente se abrió la puerta del lavabo y ví aparecer a mi Madre recién duchada. Llevaba una bata abierta de seda color blanco, de pronto me quede de piedra, venía con una teta por fuera y con todo el chocho a la vista. Yo ya muchas veces la había visto desnuda, pero me impresiono verla de frente y que me hubiera cachado. Solo al verme se tapó inmediatamente y se puso muy colorada.

-‘‘¡Pe.. Pedrito!! No te escuche llegar..’’

-‘‘Lo..lo que pasa Mamá, es que llegé haciendo mi tarea... ¿Vas alguna parte Má? ’’

-‘‘¡No!! no, ya no, va a venir el Notario para hablarme algo de la herencia, pero tu no te preocupes, lo voy a recibir en el despacho de tu Padre ’’.

-‘‘Que bien Má.. Bueno te dejo para que te cambies ’’.

-‘‘Ok Pedrito, ¿ya comiste mi amor? ’’

-‘‘Ya Má, voy abajo a ver un poco de tele ’’.

Bajé, y me quedé muy pensativo, en el despacho de Papá no tenía camaras, ¡maldición!!, Entre y observé el lugar, sólo libros, unos trofeos de golf que había ganado, y muchos papeles de su trabajo. Sin querer volví a observar una pequeña rejilla en la parte baja de aire acondicionado, ese sería un buen lugar para mi, ahora tenía que ver por dónde podía entrar, para mi suerte del otro lado estaba un pasillo que daba hacía la puerta del jardín, sólo tenía que quitar la rejilla de aquel lado y arrastrasme hasta esta rejilla, sería muy arriesgado pero valia la pena. Bien ese sería mi plan, ahora si ya lo tenía planeado, así que le quité los tornillos a la rejilla para sólo llegar a quitarla cuando ellos estuvieran ahi.

Me iba arriesgar demasiado pero el show lo meritaba, y además que les iba a poder contar a ustedes Jajaja.. Bueno, siguiendo con el relato, ya tenía todo planeado sólo esperaba que el tipo llegara.

Pasado algún corto tiempo después de haber conjuntado mi plan para observarlos, me dirigí al baño aprovechando que ya todo estaba listo, me lavé la cara y cepille mis dientes luego de haber comido, sin querer me dio por voltear hacía el cesto de la ropa sucia, no se que fregados me entró en la cabeza que me dio por observar. En él, enrrollados en una de las esquina, sus diminutas panties color negro que aún cuando ella se las había enfundado el dia de ayer para ese fatidico dia, nunca me imaginé que mi Madre las guardara como recuerdo que sabiendo aún cuando aquel desgraciado despues de haber descargado aquella enorme cantidad de fluido, con aquel cinismo e indecoro se limpio su chorrante falo con tan delicada prenda, impregnando en esta, toda la suciedad de sus huevos.

Vérlos ahi, enrrollados, me hacía pensar en como mi Madre había cambiado en su actitud y en su manera de ser, siendo ella tan delicada y tan especial en vestir sus prendas, ahora sabiendo ella que estas sucias prendas le rememorarían aquella averrante situación a la cual fue obligada por los empleados de Papá, todavía tenía la delicadeza de guardarlas y de tener el descaro de querer lavarlas, como si asi fueran esas prendas a borrar todo aquello de cual habían sido testigos y manchadas de la vitalidad de aquel desgraciado. Ya que si no hubiera sido por todo aquello que nos estaba ocurriendo, seguramente ella ya se hubiera desecho de esa tan impudica prenda borrando asi todo resquicio de aquel aunque mi Padre ya no estaba, adulterio. Sin embargo y aún cuando yo ya me encontraba seguro de lo que me encontraría al husmear entre sus ropas, no puedo dejar de recordar aquel momento en que sentí aquella sorpresa al ver que la diminuta prenda que hasta aquel día ella no había manchado con los mocos que escurrian de su chochita, se encontraba hechas bolita bajo algunas otras prendas.

La sensación de vació en mi estómago cuando al extenderlas sentí esa sustancia algo viscosa que se me embarró en la yemas de algunos de mis dedos y que no fue sino hasta que los hube desenrrollado por completo, que noté esa clara mancha húmeda y pegajosa al centro del algodón de la entrepierna de sus pantaletas; e indudablemente no era más que la prueba tangible de una olorosa combinación de sus esencias femeninas mezcladas con restos de semen de aquel hombre que había mancillado el apellido de la Familia y la gran imagen de mi Padre. Y especialmente me causó aquella sensación de vacío, cuando tras el shock inicial de mi descubrimiento, recapacite en las obscuras intenciones y circunstancias de aquélla mancha secándose en sus pantaletas delataba, no estaba muy seguro, pero quizas mi Madre quería seguir utilizando esa prenda como algun tipo de morbo, alguna sensación extraña a la cual la hacía sentir sucia, esa sensación de impuresa que aunque como les digo que no estaba seguro, le daba una extraña sensación excitante. 

Como a eso de las 5 de la tarde llamaron a la puerta, enseguida me levanté para abrir, yo ya estaba desesperado, llevaba más de 3 horas viendo televisión, abrí la puerta queriendome encontrar a varios tipos, pero no fue así, sólo era el tipo del Notario, un tipo flaco, con algo de calva y con lentecillos, el clasico nerd de una escuela, pero este ya con la vida resuelta, claro sin cambiar sus abitos y manera de vestir por supuesto.

-‘‘¿Es..esta tu Mamá Pedrito? ’’

-‘‘Si Señor, pasele enseguida le hablo ’’.

En eso estaba cuando veo bajar a Mamá, traía un vestido de tirantes, con la falda holgada que se inflaba con el ligero caminar al bajar las escaleras, estampado con coloridos motivos tribales, y un escote que dejaban ver el sugerente canalillo de sus senos y su ya tan famoso lunar que ustedes ya saben en su teta izquierda. Sus piernas eran enfundadas en unas medias color crema, que hacía que sus muslos se vieran flamantes y elegantes. Con el pelo algo alborotado, que hacía aumentar el volumen de sus rizos, eso hacía que la sensación de exuberancia fuese mayor. Calzada con unas sandalias de tela azul, de unos cinco centímetros de plataforma y anudadas con una cinta a los tobillos, me parecía una verdadera estrella de cine.

El tipo se quedó mudo ante tremendo monumento, ella algo sería, pero al darse cuenta que sólo era él, cambio su cara para recibirlo con una ligera sonrisa.

-‘‘Adelante Abogado, ¿en que le puedo servir? ’’.

-‘‘Po.. Podriamos hablar en privado ’’.

-‘‘Claro que si Abogado, acompañeme al despacho de mi Marido ’’.

El tipo se fue atrás de mi Madre, viendole el trasero por supuesto y olfateando el agradable aroma que dejaba su cuerpo en el ambiente al caminar. El Abogado estaba en la gloria viendo mover esas nalgas que parecian comer el vestido, seguramente rogandole a todos los dioses que entrara una rafaja de viento para levantar esa tela tan delgada. Yo iba detrás de ellos sin perder detalle, entramos al despacho y Mamá se sentó en la silla de mi Padre detrás del escritorio y él en una silla de frente por supuesto, yo me quedé de pie observandolos.

-‘‘Pu..puedes salir un momento, Pedrito.. Qui..quiero hablar a solas con tu Madre... Haz el favor, date una vuelta por ahí…’’

Yo me quedé admirado, de dónde le había salido valor a este tipo, quise ponerme renuente un poco pero enseguida mi Madre me lo ordenó.

-‘‘Sal un momento, hijo.. No tardaré ’’.

Cerré la puerta tras de mí. La puerta estaba formaba por dos partes con madera muy pesada que se abria como una iglesia, (disculpenme por no saber el termino correcto), enseguida corrí hacía mi plan, tomé la rejilla con cuidado para quitarla y me metí en ella, me arrastre un poco y con sólo la cabeza de frente a la rejilla que daba al despacho me puse a observar que era lo que tramaba este desgraciado. (Ya se podrán imaginar como me encontraba ahi dentro, el conducto era pequeño y no me premitia reacomodarme bien).

En cuanto estuve listo y acomodado me dispuse a ver al asunto que requería con mi Madre, sin imaginar de que se pudiera tratar en silencio observé como cambiaba de actitud y la manera de hablar ante ella. El Notario rodeó la mesa y se sentó en una esquina, frente a mi Madre. Ella permanecía con las piernas cruzadas, atenta a la postura de el Abogado.

-‘‘Bueno ya estamos a solas ahora si digame, ¿a que ha venido a mi casa? ’’. Mi Madre se puso a la defensiva de inmediato.

-‘‘Mire, Señora Tapia, nos vamos a dejar de rodeos y trataré de ir directo al grano ...este asunto de Fernando realmente me esta torturando. El muy desgraciado no solo la chantajea a usted, Señora ...si no que a mi también, creo que entre los dos podemos destruirlo ’’.

-‘‘Ha..Haber, por favor expliquese ’’. Le dijo mi Madre algo intrigada.

-‘‘Co..como usted sabrá Señora, le pusieron una trampa desde el principio ...si entre el Lic. Antonio y Fernado. Ellos ya sabian que entre esos dias usted estaría muy vulnerable y no tendría ni ganas de estar revisando esos papeleos ...además que repudiaba a Fernando, era por eso que el mismo fue que el que le entregó los papeles, para que usted los firmara sin revisarlos ...no se si me explico ’’.

-‘‘Este ..si así es, continue por favor ’’.

-‘‘Bueno, que eso no estaba en el contexto ...que usted fue victima de nos desgraciado tipos sin escrupulos, que manipularon el testamento a su antojo, para vender parte de las aciones y así hacerse mas fuertes. Traté de detenerlos pero como usted puede saber mi poder no da más en esa Empresa ...creo que aliandome con la Viuda y el hijo heredero podremos salir de esta pesadilla ’’.

-‘‘Y ...¿y que sugiere? ’’

-‘‘Po..por lo pronto nada ...yo seguiré buscando evidencia, pero..’’

-‘‘¡Pero qué!!, ¿ocupa algo? ’’

-‘‘Lo que pasa Señora ...es que me estoy acesorando con mis amigos sobre este caso. La verdad este caso paralizaria toda la ciudad, ahi corrupcion y monopolización, además claro esta prostitución, (Mamá agacho la cabeza rubororizada) No se sienta mal yo también estoy siendo chantajeado por esos malditos, ellos dicen que yo ayudé a esto ..pero siempre estuve en contra, me amenazaron con mi trabajo y lastimar a mi familia ...pero mi conciencia me esta matando ’’.

-‘‘No se preocupe, yo sé por lo que esta pasando ..creame ’’.

-‘‘Tengo algo de pruebas, pero ocupo evidencia verbal, no se si usted sea capaz de sacarle algo de palabras a éstos desgraciado ...bueno digo cuando ellos estan ..con usted y....’’ El tipo guardó silencio.

-‘‘No se preocupe lo haré, si eso será suficiente para mandar a esos desgraciados a la carcel, hasta lo haré con gusto Jiji...’’ Dijo mi Madre con una sonrisa liberante.

-‘‘Bueno y...’’

-‘‘¡Que pasa!! ¿ocupa algo más ...dinero? ’’

-‘‘Bueno este caso me esta costando una fortuna, no sé si es usted consciente, ya debo yo un montón de dinero…’’

-‘‘No se preocupe, yo trataré de darle lo que se me sea posible ’’.

-‘‘Y para el recurso, el recurso es caro, Señora ...muy caro. Allí hay que sobornar gente, ¿Usted entiende? Además que yo no ganaría nada...’’

-‘‘Lo sé, Abogado ...no tiene precio lo que está haciendo por Nosotros. No sé cómo pagarle, le voy a estar eternamente agradecida ’’.

El Abogado la miró apretando los dientes.

-‘‘Este.. Usted es una mujer muy guapa ...Señora. Y una mujer guapa sabe como agradecerle a un hombre lo que está haciendo por ella.. No sé si me entiendes, Señora ’’.

Mamá tragó saliva abochornada y evitó su mirada. Rapidamente en ella se le vinieron todos aquellos angustiantes momentos donde había sido chantajeada, aunque este tipo le daba una esperanza no dejaba de ser otro maldito chantaje por su cuerpo, ese cuerpo tan espectacular que en vez de ser una bendición parecía ser su maldición. Pero quizas por fin había encontrado una luz en su oscuro destino, con la ayuda de este Abogado quizas tenía una oportunidad de terminar con su terrible calvario.

-‘‘Sí.. ’’ Contesto Mamá consiente.

-‘‘Una mujer como usted haría cualquier cosa por su familia, ¿no es así? ’’

-‘‘Sí, claro que si Abogado..’’

-‘‘Yo voy a seguir adelante, sin importarme que me hagan algo, y lo voy hacer por ustedes, Señora...
Y no me importa seguir ayudándola yo.. ’’ Extendió el brazo y le acarició la barbilla como si fuera una chiquilla.

-‘‘Lo entiendo Abogado, lo comprendo ’’.

-‘‘Usted es tan hermosa ’’. Se quitó los lentes que llevaba y los depositó encima de la mesa.

-‘‘Ohh.. por dios no..’’ Mi Madre ya sabía lo que se le venía, este desgraciado quería cobrarse con otro tipo de favores.

-‘‘Una mujer como usted conseguiría que un hombre fuese paciente... No pretendo que haga nada que no quiera hacer, pero he hecho mucho por ustedes ’’.

-‘‘Lo sé, Abogado ...no sé cómo agradecérselo ’’.

-‘‘Una mujer tan guapa como usted sabe como agradecer ese tipo de cosas ...Señora ’’.

Mamá bajó la cabeza, atemorizada y esperó nuevamente su calvario, pero en esta ocasión talvez sería diferente, en esta ocación estaría pagando por su libertad.

-‘‘Todo tiene un precio, Señora ...Sólo quiero pasar un buen rato con usted ...Levántese ’’.

Mamá se levantó saltando de la silla, sin atreverse a mirarlo a los ojos, pero él le levantó la mirada sujetándola por la barbilla. Debía hacerlo, no le quedaba otra alternativa, debía hacerlo por su familia y por su libertad.

-‘‘Desnúdate..’’

Yo estaba empalmado nuevamente, mi Madre se sacrificaría para salvar su hogar, y nuevamente yo me masturbaría con la humillación y la vejacion que sufriría mi Madre. Ella se desabrochó muy lentamente el cinturón que sostenia su vestido, tomó los pequeños tirantes que se sostenian de sus hombros y se los quitó muy despacio. No llevaba sujetador, sus tetas se movieron levemente ante los ojos de el Abogado. A continuación, bajó la cremallera de la falda y la prenda cayó por inercia dejándola en tan sólo bragas, con las medias y el liguero color crema, así como las sandalias de alto tacón que le otorgaban esa sensualidad unica. El Abogado bajó de la mesa mordiéndose el labio, para sujetarse ese placer que hervía en sus entrañas.

La sujetó por los hombros y la acercó a él abrazándola y agasajandola. Sus tetas se aplastaron contra la camisa del Abogado y enseguida notó la dureza del pene pegado a su cintura. Tuvo que saborear su lengua y su aliento mientras que con ambas manos le manoseaban el culo por encima de las bragas. El sujeto la toqueteaba por todos lados, esa iba a ser la unica vez para este infeliz en tener a una hembra como mi Madre. Sus manos no se detenian en tocar cada centimetro de esa mujer, la agarraba por las nalgas, la sobaba por enfrente, por la espalda, por el costado, hasta que bajaba de nuevo al tremendo culo que lo volvía loco, se deleitaba en sobarlo, pellizcarlo y apachurarlo. Le baboseó todo el cuello arrastrando la lengua por todo su ser, Mamá se aguantaba el asco, pero no había de otra, el tipo le había ofrecido una puerta a su libertad.

-‘‘Está muy buena Señora ...pero ..esté yo. La verdad nunca nadie me ha hecho una mamada, Señora..’’

-‘‘No...’’ Contesto mi Madre sollosando por lo que estaría obligada hacer.

-‘‘¿Quiere mamármela? Vamos, arrodíllese…’’

Como una esclava, se arrodilló ante su bragueta, con sus tetas rozandole el pantalón a la altura de las rodillas. Se encargó ella misma de desabrocharle el cinturón y el botón para bajarle la bragueta. Los pantalones del Abogado cayeron hasta los tobillos y se quedó sólo con su calsón blanco, algo flojo, me parecia que no era de su talla. Le lanzó una mirada de súplica al bajarle la parte delantera y descubrir su pene tieso, una verga de tamaño normal, con unos huevos pequeños y flácidos. La rodeó con su mano derecha y la deslizó suave por todo el tallo, a modo de caricia. El Abogado estaba en la gloria, jamás nadie le había hecho esas carisias, y mucho menos una mujer como ella. Él sólo bufó abrigado por el placer de tenerla postrada ante él.

-‘‘¡Chúpala, vamos ...chúpame la verga yaaa!! ’’ Decía el tipo desaforido.

Parada como la tenía, mi Madre la sujetó por la base y colocó la verga en horizontal a su boca para chuparla, deslizando sus labios desde el glande hasta la base, percibiendo su sabor áspero y asqueroso. Yo les veía de perfil, veía a mi Madre de rodillas moviendo la cabeza hacía delante y hacía atrás, comiéndose la verga del Abogado. Sus tetas chocaban contra los muslos de él y su culo ancho voluminoso se meneaba con el tórax. No aguantaba más, así que me empezé a masturbar mientras mi Madre se la mamaba a otro hombre frente a mis narizes. La humillación acrecentaba mi perversión, que ya anciaba porque nuevamente fuera sujeta a todo tipo de perverciones. El Abogado la sujetaba por la cabeza revolviéndole el cabello. Ella no paraba de mamar, se esmeraba en mantener el ritmo de las chupadas.

-‘‘Uff…uff…uff… Qué bien lo hace, cómo te gusta, ¡Aaahhhh!! ¡Oooohhh!! ’’

Mamá mantenía un ritmo acelerado, moviendo la cabeza con energía, como esforzándose en hacerlo bien. Luego apartó la cabeza para tomar aire, con una baba que unía sus labios y la punta de la verga. El Abogado le acarició la mejilla con el dorso de la mano y la sujetó del brazo para levantarla. La colocó contra la mesa tirando todos los papeles que había en ella. Mamá apoyó las manos en la superficie, ligeramente inclinada hacía delante, dándole la mejor vision que Mamá pueda dar. El Abogado se bajó el calzón hasta los tobillos y tiró de sus braguitas hacía abajo dejándola con el culo al aire. Yo me meneaba el pene más rápidamente, la visión de ver a mi Madre con las bragas enrolladas hacía la mitad del muslo me puso a mil por hora.

El tipo se agarró la verga y se pegó a ella hurgando con la punta en su entrepierna. Mamá frunció el ceño cuando le rozó el chocho y cerró fuerte los ojos ante la clavada seca.

-‘‘¡Ouchhh!! Despacito por favor ’’.

-‘‘Oh perdon Señora.. ¿la lastimé? ’’

El tipo estaba soñando ante esa vagina, era un chocho jugoso, de gran abertura entre sus labios vaginales. Yo sólo miraba la pelvis del Abogado pegada a las nalgas de mi Madre, sus piernas peludas junto a las de piel suave de su Mami. Se removió con la verga dentro, apretándole el culo, sin separarse, jadeando como un cerdo, sobándole las tetas con rabia.

-‘‘Ya, ya esta nena ..ya entro, ahora si a disfrutar Mamita ’’.

La cabeza de Mamá colgaba hacía abajo emitiendo leves quejidos. El Abogado se empezó a menear sobre ese amplio culo sin parar. Mamá miraba repetidamente hacía la puerta, temiendo que yo pudiera escuchar algo... Si lo supiera todo.

El Abogado bajó las manos y las metió bajo las tiras del liguero para poder agarrar mejor ese culo que tantas empalmadas le había brindado durante mucho tiempo, empezó a aumentar la embestidas sacandole gemidos más graves a mi Mami, luego llevado por la locura la tomó de los ligueros para empujarla hacía el y para aumentar la excitación, con violencia arremetia contra el culo de mi Mami con más fuerza, vertiendo su aliento sobre su nuca. Las tetas se zarandeaban chocando una con otra.

-‘‘Qué ganas tenía de montarla, Señora ...siempre lo había deseado Ufff…ufff..’’

El tipo primero había sido algo cariñoso y respetuoso con Mamá, pero por el aumento de su excitacion y el morbo de estarsela montando en el despecho de su exjefe todo eso cambio, tratandola como sus colejas, como una vulgar prostituta que sólo servia para dar placer.

-‘‘Ufff... uff... ¿te gusta perra? HA.. te gusta.. te gusta que papi te dé en el despacho de tu Marido.. Ufff.. ufff..’’

Mi Madre no decía nada, sólo trataba de ahogar sus pujidos para no alertarme de nada, en eso el Abogado rugió empujando secamente su cadera hasta detenerse con el culo contraído, apoyando su boca en la espalda de Mamá.

-‘‘¡Oh por dios!! Que rico ¡Aaaaahhhhhh!! ’’

Ella sintió el escupitajo de leche dentro de su vagina y mantuvo la postura con las manos en sobre escritorio, esperando que el tipo se desapartara. Él estuvo pegado a ella unos segundos, hasta que su respiración se regularizó, después fue retirando la verga poco a poco, luego se subió la truza y el pantalón, satisfecho por el polvo que había hechado.

-‘‘¡Aaaaahhhhh!! ¡Ha estado Fabuloso!! ¡Brrruuaaaa!! ¡dios que placer!! ’’

Mamá se giró hacía él subiéndose las bragas y recogiendo la falda, temerosa de apenas respirar, sin hacer ningún movimiento, quedo quieta sobre el escritorio, pensando si acaso entre sus temores y remordimientos por haber aceptado satisfacer sexualmente a otro hombre que no era su marido. Permitiéndole no solamente manchar su reputación y su ya pisoteado nombre, sino que además de hacerla quebrantar su juramento de fidelidad y votos de castidad, de la manera mas cínica después de haberse saciado con ella todavía le dijo:

-‘‘Ufff, ufff.. ¿Tiene algo para beber? ’’

Ella reacomodandose las medias le respondio:

-‘‘No, mi hijo está fuera, tiene que irse ’’.

-‘‘Ufff ...La mantendré informada de las gestiones ...¿está bien? ’’

-‘‘Sí, Gracias ...hasta luego ’’.

El Abogado dio la vuelta hacía ella, acomodó sus papeles en su portafolio y salió del despacho. En ese momento Mamá había terminado de abrocharse el vestido y se ajustaba la falda a la cintura. Yo salí de prisa de la rejilla para que no me notaran, cuando lo hacía miraba como el desgraciado Abogado que tambien había chantajeado a mi Madre salía de casa totalmente fatigado, estasiado de gozo por haberse deleitado de tan bella especimen. ¿¡Cuando por favor se iba a terminar esta pesadilla!? Todos esos desgraciados creian que mi Madre era una simple cosa sin sentimientos que podían usar como un simple trapo de utilizar y tirar. Me senté en la sala algo triste, pero al menos ya había una esperanza, si todo lo que había dicho ese infeliz nerdo era cierto, Mamá tendría la oportunidad de deshacerse de esos malditos vividores. Esperé a Mamá sentadito, tardó varios minutos en aparecer y cuando lo hizo se sorprendio un poco.

-‘‘¡Pedrito, estabas aqui!! ’’

-‘‘Si Má.. Ví cuando el Abogado se marchó..’’

-‘‘No escuchaste nada raro ¿verdad? ’’ Me preguntó Mamá algo preocupada.

-‘‘No Mamá estaba viendo televisión... ¿Porqué, ocurre algo? ’’

-‘‘No, no mi amor... Voy a tomar una ducha cariño, si alguien viene le dices que no estoy y también al telefono ’’.

-‘‘Ok, Má..’’

La pobre se delataba bastante la porrisa que se había llevado, su piel se ponía colorada como un tomate, además de su cabellera era un completo desastre, pero yo como niño bueno no hize preguntas para no incomodarla, creo que era la unica follada en la que Mamá había logrado algo, al menos este tipo la ayudaría a quitarse a esas escorias de Antonio y Fernando. La pregunta era saber hasta cuando. ...


Continuara brevemente.............ATTE Pedrito Tapia.

MI MADRE Mónica.......... Capitulo (15)
‘‘Mi Tía Silvia.’’

PD.... No se olviden de valorar el relato y escribir su recado para motivarme a contarles más... les mando un cordial saludo....

11 comentarios:

  1. ¡Bienvenido de nuevo Pedrito! sensacional capitulo, buenas escenas de sexo, sorpresas y una trama muy bien trazada, la parte del del aseo y el abogado me gustó mucho, gran episodio genio! ¡enhorabuena! ya cuento los dias para el siguiente, ¡viva tu!

    ResponderEliminar
  2. Cada capitulo es mejor y mejor.
    No etiendo como en tan pocas palabras puede entrar tanto morbo, tanto placer.
    Pedro sinceramente gracias por esto, es lo más.

    ResponderEliminar
  3. Como siempre exelente, nos tienes loco Pedro!!

    VM

    ResponderEliminar
  4. Inigualable obra de placer y sexo.
    Cada capitulo Mónica sigue sumando más horas de verga... mmmmmmm
    A pesar que se libre de los chantajistas esa madre ya no volverá a ser la misma, esa vocación de puta tragapijas no se olvida, seguirá entregandose a un buen rabo y aplaudo por ello.

    ResponderEliminar
  5. En varios paises de sudamerica se celebra el día de la madre, por tal motivo, felíz día de la madre para Mónica, la madre más morbosa de mi vida.

    ResponderEliminar
  6. el q sigue vamos ya ha pasado mucho tiempo

    ResponderEliminar
  7. PRIMERO.- De verdad este capítulo me resulto muy estimulante pues el sexo en las oficinas (lugares del trabajo) es uno de mis fetiches favoritos.
    Desde que empecé a leer esta historia espere con ansia cuando se cogieran a;
    “La DUEÑA los empleados”
    !GRACIAS autor!
    A).- A querida Mónica, se ve que te encanta, mira que arreglarte “como para una cita, ¡Para Fernando! Tú no aprendes.
    B).- Jaja, y expuesta ante los amigos (socios) de su esposo, simplemente esa escena es un sueño.
    C).- Y que la trataran de Puta, en vez de ser solidarios con ella, (aplausos por una hora de pie)

    ResponderEliminar
  8. SEGUNDO.-
    Y la siguiente parte de la Historia tiene “Tanto Morbo” de calidad, que podría escribir por horas respecto a eso.
    A).- Lo Que el otro socio le dijo merece ser enmarcado y puesto sobre la cabecera de la cama de Mónica;
    -con este sufriría más era íntimo amigo de Papá hasta habían salido de vacaciones con su familia Hacerlo con él iba a ser muy humillante conocía a su Esposa y a sus hijos ¡Nunca creí que fueras tan puta Mónica eres una cerda despreciable Nomás esperaste que muriera para dar rienda suelta a tus puterias Le decía con rencor como si mi Mami hubiera tenido la culpa de todo ‘‘Pero Antonio yo no’’ Cállate puta las zorras como tú no tienen derecho a decir nada sólo tienen que abrir la boca para chupar vergas Eres la persona más ruin que he conocido no voy a permitir que manches el nombre de Rodolfo con tus puterías Me obligaron! y comiste con mi familia eres una cerda y yo te lo voy a quitar Anda párate y límpiate maldita prostituta que tienes otro cliente.
    Esos Insultos solo tienen Morbo diciéndoselos a la cara a Mónica y son Detalles que enriquecen esta historia.
    B).- Y que se la cogieran argumentando;
    - querer darle una lección por manchar el nombre de mi Padre
    Jaja, eso fue genial.
    C).- La humillación fue gloriosa.
    - Se dirigieron a la oficina de Papa no se había usado desde el fallecimiento se mantenía su foto como reconocimiento con un moño negro Ella lo siguió detrás con su cabeza baja Cuando estuvieron frente a la puerta Mamá el ver la oficina rápidamente protestó ¡No Antonio ¿a dónde me llevas? A prostituirte ¿que eso no es a lo que te dedicas desde la muerte de tu Marido? Por favor Antonio yo no ‘‘Cállate zorra! a ver si cuando entres a esta oficina te llega un poco de conciencia desgraciada Entraron a la oficina todavía se encontraba el nombre sobre la puerta mi Madre sólo al entrar se puso de rodillas a llorar eso la lastimaba mucho.
    D).- Y todavía NO se la cogía y ya la tenía “REDUCIDA A NADA! (más aplausos autor)
    - la giró para examinarle el trasero que desde hace mucho estuvo esperando tener a la viuda de su mejor amigo Ella cerró los ojos al notar el aliento caliente en las nalgas Inclínate’’ Ella apoyó las palmas de sus manos en las rodillas empinando el culo hacía la cabeza de Antonio Enganchó los pulgares en cada cachete y los estiro para exponer el aro tan querido de mi progenitora descubriendo los rincones de la Esposa de su gran amigo, acercó la nariz olerle el culo Ella percibía el cosquilleo de la barba y de la respiración Antonio por favor yo’’ el aroma que desprende el culo de una puta Es muy reconocible Y tú si que lo eres’’
    E).- Los insultos que le dicen a Mónica son súper originales y denigrantes!
    - Dime delante de la imagen de tu Marido como te gusta que te coman el rabo Sí Me gusta’’ Puta desgraciada! Y yo que te creía la mujer decente
    F).-Y a mi esposa le agrada que ofendan la memoria del esposo.
    -‘‘Bésame puta hazlo como si fuera tu Rodolfo Creí que Mamá no lo haría por las palabras ofensivas pero ante mi asombro se inclinó y comenzaron a besuquearse.
    G).-Y a no podía con tanto morbo, y usted autor se vuelve un Dios, agregando más personas y fetiches, ¡exhibición!”
    -ella sabía que el tipo de la puerta estaría deleitándose con su culo expuesto El simple hecho de sentirse observada le despertó lujuria
    H).- Y más insultos a la mamadora, perdón quise decir a Mónica, jeje.
    - Vaya sí que resultaste buena mamadora Nadie lo diría cuando andas tan formal del brazo de tu Marido pero se nota que tienes práctica Eres toda una puta
    I).- Y la auto flagelación de Mónica es genial.
    - tomar consciencia de lo degradante de la situación y la invadió una mezcla de vergüenza y culpabilidad Efectivamente se sentía como la peor de las perdidas y más todavía ahora cuando al acercarse a él su cuerpo volvió a desear que la tocara ‘‘Gracias se cómodo su saco y sacó un manojo de billetes Pagando de una manera más que humillante, Ahi tienes Mónica me dijo Fer que te diera tu mesada.
    Se suspende la lectura, por falta de fuerzas.

    ResponderEliminar

  9. TERCERO.- Tuvimos que leer esta parte otro día, pues ya estábamos agotados, sin duda cada párrafo que tu escribes es 100% calidad erótica.
    Ahora ¡UNA SORPRESA inesperada! pues creo yo? Nadie se esperaba la participación de un tercer Macho, para Mónica y nada menos que ¡el Conserje! es decir el de “Limpieza” Jaja, que Humillante.
    La verdad de solo imaginar que la próxima vez que la vea en “SU propia empresa” el tipo del aseo, se la quiera montar, jaja, porque esta cata, quedo inconcluso, este buen empleado merece disfrutar también de “Las Nalgas” de nuestra querida Mónica.

    ResponderEliminar
  10. CUARTO.- Estoy vuelto loco con este variado capitulo lleno de sorpresas y de nuevos Machos, para Mónica, ahora el abogado tuvo el descaro de ir a ¡su propia casa!
    A pasársela por las armas, esto es Escandaloso! Y muy delicioso para los lectores.
    A).- Que el abogado expusiera las cosas como que fuera la propia Mónica, quien le ofrecía las nalgas como un incentivo! Esas ideas tuyas escritor son de lo más rebuscadas y geniales.
    - No pretendo que haga nada que no quiera hacer pero he hecho mucho por ustedes Lo sé Abogado no sé cómo agradecérselo, Una mujer tan guapa como usted, sabe cómo agradecer ese tipo de cosas Señora.
    B).- Y en el despacho del difunto ya no quedan lugares? En esa casa donde no le hayan puesto los cuernos al muerto, jeje.
    Sin duda creo que este ha sido hasta la fecha el capítulo más diverso de la serie con el número de Machos y chantajes, muy bien por usted escritor lo felicitamos sus Lectores.
    Federico y Señora.

    ResponderEliminar