Translate

jueves, septiembre 01, 2011

Capitulo (12)



© MI MADRE Mónica.......... Capitulo (12)

‘‘Visitando Puerto Escondido.’’


Pasaron varias semanas desde aquel desagradable suceso, mi Madre duró varios dias sin poderse levantar de su cama y otros más sin poderse sentar, hasta tuvo que llamar a su Ginecólogo para que le revisara la chocha. Ese desgraciado Marino la había destruido por dentro. Ella aseguraba que era una infección, pero a quién quería engañar, el Doctor sólo le dio una pomada desinflamante y le dijo que comprara una dona, ( si ya saben es un cojín en forma de dona que usan los que están recien operados del recto ). También le dijo que tomara reposo y que no tuviera nada de acción, jugando le dijo que se alejara de ese mounstro o que tuviera cuidados y usara lubricantes. Mi Madre sólo se sonrojó y le dio las gracias, jamás volvería a llamarlo por su impertinencia.

De Beatriz no supe mucho, sólo que fue ella la que le recomendó al Doctor, pero en realidad no la vi en siguientes semanas, no sé si seguirian con la misma amistad de antes, pero con lo sucedido lo dudo mucho. Ellas decidieron no denunciar aquella terrible violación, por la vergüenza y la humillación que les provocaría, eso sería terrible para su reputación. Decidieron olvidarlo y tomar mejores precauciones, tanto que Mamá en casa puso un sistema de seguridad bastante bueno en puertas y ventanas, para mi suerte, no notaron mi sistema de circuito cerrado que yo controlaba desde mi computador, si no, en que problemón me hubiera metido. Ustedes se han de preguntar que pasó con el desgraciado Conserje, a pues todo salío como lo planee. El estúpido me dio las pruebas que ocupaba para denunciar al Sr.Vaez, lo cual hize en anonimato con la Vicerreptoría, el desgraciado Director no volverá a pisar una escuela en lo que le resta de vida, además de que le salieron más cargos por acoso y violación, por parte de algunas maestras y secretarias, seguro que no lo volvería a ver jamás en mi vida.

Y por su parte, el maldito Tito se quedó mudo al ver el video ya editado de cuando los dos desgraciados se metieron a la casa antes de usar los pasamontañas, le dije que mi Madre había puesto la denuncia y que estaban buscando a los tipos, que no había enseñado yo el video por el trato que hicimos, pero que si no desaparecía inmediatamente, ese video llegaría a las autoridades y que entonces si a los que violarían ahora serían a ellos dos pero en la carcel. El infeliz Conseje como mariquita me dijo que si, que desaparecería de mi vida para siempre, pero que por favor no lo fuera a denunciar, le dije que lo mismo era para el Gordo y su asqueroso hermano, me dijo que él se encargaba del Borre pero que su hermano nunca lo veía, ya que se iba por mucho tiempo para altamar.

Desde ese día no supe del desgraciado Negro, en la escuela ya hay otro Conserje, pero de todos modos aun guardo la copia del video por si algún día llegar aparecer, ( hay que estar prevenidos no ). Pues bien eso ha pasado desde lo último que les platiqué, ahora me queda contarles si mi Madre cumplió la promesa de llevame a la playa...

Pues bien, con mi Madre ya recuperada le recordé la promesa que me había hecho por telefono, si la recuerdan, le dije que me llevara a la playa, lo cual me había afirmado con la tranca del negro en su boca. Bueno como yo no doy nada por perdido y ni se me olvida nada, al ver que mi Madre ya estaba completamente repuesta le sugerí que ocupabamos distraernos, ella al principio se mostró renuente, creo que todavía andaba temerosa por lo sucedido, pero con mi gran insistencia ( de todos los dias ) no tuvo más que doblegrase y aceptarlo. Me dijo que si, que tenía razón, tal vez si era buena idea, ya que ocupaba despavilarse un poco y relajarse ( ya se imaginan de qué ). Planeamos una salida a la playa para el fin de semana, iriamos a las mismas cabañas de todos los años, dónde a Papá le encantaba ir y pasar el verano. Eran unas pequeñas cabañas en una afrodiciaca playa escondida, quedaban como a 8 hs. de casa, pero en avión era mucho más sencillo, ella se encargaría de todo.

Yo como todo niño andaba desesperado por qué llegara el fin de semana, no hallaba como adelantar el tiempo para que fuera viernes, Mamá ya había reservado los vuelos y la cabaña, todo estaba listo, nada podía salir mal, pasaríamos un glorioso fin de semana, sólo Mamá y yo, ahi olvidaríamos algo de todo eso que nos ocurrio esos dias. Faltando sólo tres dias para ese fin de semana nos llegó mi Tía Cesy y su desgraciado Marido mi Tío Carlos. Como siempre el desgraciado con su sonrisota en la cara y babaeando por Mamá, pero ella ya había tenido suficiente verga como para un año, no le tomó importancia y se la pasó esquivandolo. Les platicamos nuestros planes para ese fin de semana, y al parecer les agrado la idea, tanto que nos quisieron acompañar.

-‘‘¡Que buena idea, Hermanita! ..¿porqué no vamos todos juntos? Me encantaría que nuestra bebé sintiera la brisa del mar ’’.

Si como no, si la mendiga escuincle apenas y podía ver. La verdad no quería que fueran, ya que mi Tío se la pasaría acosando a mi Madre y ella como yo ocupabamos descansar de todas esas cosas.
-‘‘Pues la verdad pensabamos ir sólo Pedrito y yo ..queriamos pasar más tiempo juntos ’’. Dijo mi Madre, lo cual yo apoyé.

-‘‘Ahi Hermanita ..te estás haciendo vieja. ¡Mira! ..porque mejor nos vamos todos en la nueva camioneta de Carlos, te aseguro que nos la vamos a pasar bomba ’’. Decía mi Tía Cesy ya entusiasmada.

-‘‘¡Sería estupendo, Cuñadita! ..ahi que pasar más tiempo juntos. Digo, como en familia ¿no? ’’. Mi Tío Carlos ya empezaba.

Tras una breve pausa y una mirada hacia ambos, pues no tuvimos más opción, estuvieron tan incistentes y cuando algo se le mete en la cabeza a mi Tía Cesy, no ahi nadie que la haga cambiar de opinión. Pues ni modo al menos nos quedaríamos en cabañas diferentes, además, no creo que el desgraciado de mi Tío vaya a intentar algo con mi Tía a su lado, ¿o si?

Pues bien, los dias pasaron y llegó ese tan esperado viernes, yo estaba desesperado, no hallaba que llevar, metí unos cuantos short's y unas camisetas a mi mochila para disfrutar de las maravillas de la naturaleza, pero cuando mi Madre vio lo que llevaba enseguida me reclamó. Ya saben las Mamás como siempre, quieren que lleves todo el guardaropa. A regañadientes hizo que llevara otra maleta, como si nos fueramos a quedar por meses. Ella por su parte también llevaba varias y eso que tan sólo era un fin de semana. Observé mi escritorio por si algo me faltaba y me le quedé viendo a mi camara, ¿la necesitaría?, ¿mi Madre sería tan marrana de caer en las manos de mi Tío con su Hermana estando tan cerca?. No dudé y me la colgé del cuello, ( por si las dudas ) Estaba listo para pasar esos emocionantes dias en la playa.

Era medio día y hacía un calor insoportable, yo ya estaba desesperado para que llegan mis Tios, eternos se me hacía los segundo esperando ver la camioneta. Y Mamá seguía empacando sus cremas y bronceadores, cuando en eso escucho la bocina de la camioneta mis Tios, enseguida me asomé por la ventana para comprobarlo.

-‘‘¡Ya llegaron, Mami! ..apurate ’’.

-‘‘Pedrito ..no seas tan desesperado y vé a recibir a tus Tíos ’’.

Cuando miré a Mamá me quedé de piedra, enseguida me recorrió ese calorcito por el cuerpo. Se había puesto una camiseta sin mangas con un shortcito de mezclilla bastante corto, no tan obseno pero si bastante pequeño, se le veían su largas piernas blancas y torneadas de infarto, y su trasero se miraba perfectamente acomodado es esa prenda tan corta, ( en ocasiones se le metia en su trasero pero eso es el precio que tiene que pagar por tener esas tremendas nalgas ), se acomodó su abundante cabello en una coleta, sus pies eran adornados con unas botas vaqueras pequeñas, se colocó sus lentes negros de una marca muy reconocida y elegante, junto con su sombreo vaquero bastante apachurrado que le daba una imagen de una vaquerita bastante sexy. Se miraba espectacular, mi pene empezaba a reaccionar ante la muy sensual anatomía de mi Madre, pero con un par de cachetadas regresé a la tierra, ya volvía a pensar en esas cochinadas que me atormentaban en silencio, se suponia que este viaje sería para olvidarnos de eso, pero mi mente volvía a pervertirse. Traté de sacar mis pensamientos asquerosos y bajé a recibir a mis Tíos.

-‘‘¡Pedrito! ..¿porque tantas cosas? ’’. Me preguntó mi Tía sorprendida.

-‘‘Me las dio mi Mami ..dijo que ya venía ’’.

-‘‘Hay tu Madre ..como siempre de precavida ’’.

La camioneta era bastante grande, mi Tío me ayudó a meter las maletas en la parte trasera junto con la de ellos. El calor estaba insoportable y el estar esperando a Mamá se hacía eterno. Cuando salio por la puerta mi Tío se le quedó viendo, la verdad que yo no sé como mi Tía no se daba cuenta, el infeliz era tan descarado que no le quitaba la vista de encima. Como si tuviera un escaner en los ojos la recorría de arriba a bajo con la mirada, ella de inmediato sintio la mirada y trató disimuladamente bajarse el short's, pero por lo ajustado y pequeño de su prenda le fue imposible.

-‘‘Anda, Mónica ..que así no llegaremos nunca ’’. La apresuró su Hermana que ya estaba impaciente.

-‘‘Ya voy ..déjenme cerrar la casa ’’. Dijo ella colocando la clave que activaba las alarmas.

-‘‘Y ahora tú, ¿porque tanta seguridad? ...’’

-‘‘Nunca es malo la seguridad Cesy ..ahora que Rodolfo ya no está, es peligroso vivir sin ella ’’.

-‘‘Hay si ..no se te vaya a meter un violador en la noche Ji ji ji..’’ Dijo mi Tía jugando.

-‘‘Pues aunque lo dudes ..es peligroso estar los dos solos ’’.

-‘‘Si eso es lo has de querer ..que se te metan por la ventana Ji ji ji..’’ Le respondió mi Tía sin saber que eso mismo le había sucedido.

-‘‘Ya mejor vamonos, Cesy ’’. Le dijo mi Madre algo incomoda por sus comentarios.

Mi Madre se subio a la camioneta y empezamos el viaje. Mi Tío al volante con mi Tía Cesy de copiloto, Mamá y yo en la parte trasera, cuidando a la bebé y disfrutando del aire acondicionado de la camioneta. El día era espectacular, muy soleado y con mucho calor, tanto que tuvimos que hacer varias paradas para comprar bebidas hidratantes, mi Tío se compró un six pack de cervesa y se fue bebiendo sin importarle los regaños y disgustos de mi Tía.

-‘‘¡No, Carlos! ..ya te dije que no te embriages mientras conduces ’’.

-‘‘Ya vas a empezas, Cecilia ..si nomás van hacer un par de cervesas. Con esta calor ni efecto me hacen ’’.

-‘‘Ese no es problema, Carlos ..lo que pasa es que te quedas dormido, y en la carretera eso es muy peligroso ’’.

-‘‘Te aseguro que con tus gritos no lo voy hacer ..además, no vez que me estoy secando ’’.

Con mis Tíos discutiendo se nos hizo corto el camino, la verdad que Mamá y yo veniamos riendo en la parte trasera, se nos hacía cómico viendolos pelear, pero la verdad era que mi Tío no era muy tolerante al alcohol, se ponía muy impertinente, además que se quedaba dormido muy rápido.

Más adelante volvimos a detenernos en una gasolinería solitaria, para comprar algo de suministros para la cena y cargar combustible, la tarde estaba cayendo y todavía faltaba varias horas para llegar a la playa. En el lugar había una gasolinería, un taller mecanico con una vieja grua y una pequeña tienda de pocos suministros. Al parecer eran atendidos por la misma familia ya que todo era del mismo color y muy similares los locales. El lugar estaba un poco descuidado por el paso del tiempo, las bombas se miraban algo viejas como si fueran del pasado siglo, hasta parecia que no tenía servicio. Mi Tío bajó del vehiculo y preguntó a un tipo mal encarado que se encontraba sentado sin ganas de moverse.

-‘‘¡Oiga! ..disculpe, ¿tiene servicio? ’’.

El tipo parecio no verlo o no escucharlo porque no respondia ni hacía la lucha de moverse, al ver mi Tío que no tenía efecto en él, salió mi Tía para tratar de hablar con el residente.

-‘‘Disculpe Señor, ¿tiene gasolina? ’’ Preguntó mi Tío con cierto recelo.

-‘‘Mmhh ..esteee ’’. Contestó el tipo sin ganas de hablar.

El sujeto era un hombre gordo, grande, desdentado y lleno de grasa de la cabeza a los pies. ¡Tenía una mirada que echa para atrás, la verdad!. Su camiseta azul en algún tiempo, ahora era negra de grasa de motor y rota por algunas zonas. Un pantalón azul de trabajo igualmente sucio y desgastado, dejaba de entre ver sus calzoncillos de un gris ajado y raído. Tenía una vieja gorra de alguna marca de aceites y unos ojos grises pequeños, que no inspiran ninguna confianza.

-‘‘Di, disculpe, Señor ..sería tan amable de vendernos gasolina ’’.

Pero el sujeto parecía no inmutarse, parecia un vago, con su ropa toda sucia y rota, sólo se mantenia comiendo unas semillas que arrojaba con su boca y le caian en su prominente barriga. Mi Tía que estaba al tanto de lo que sucedia, se impacientó por la desesperante reacción del sujeto, salió de la camioneta para ver que pasaba. El tipo al ver que mi Tía se le acercaba se le abrieron los ojos, el infeliz recorrió su mirada por todo los rincones de mi Tía haciendo que ella se paralizara en seco, sintiendose acosada empezó a caminar mas lento. Y esque el tipo no se le veía ni una pisca de confianza, mi Tía caminó lentamente hasta estar cerca de él.

-‘‘Señor ..¿hay servicio? ’’. Le volvió a preguntar mi Tía.

Pero el sujeto no se movía, toma un cigarro de detrás de su oreja y mientras lo enciende, vuelve a recorrer a mi Tía con sus ojos todo el cuerpo, pero se detiene en su pecho de modo indecoroso, se agarra después la barriga y la rasca varias veces. Mi Tía comienza a sentirse muy incómoda ante las miradas pervertidas de ese viejo, que en cuestión la observó unos segundos, la miraba con descaro, recorría su cuerpo con total desfachatez durante lo que le pareció a mi Tía toda una eternidad. Pero al final sólo atinó a gritar:

-‘‘Mrgghh ..¡Felipeeee!! ’’. Gritó el tipo asustando a mi Tía.

De adentro de una casa rodante se escuchó otra voz que al parecer era la de su hijo.

-‘‘¡Que pasa, Apá! ..¿porque tanto gri...’’

El otro individuo se quedó mudo al ver a mi Tía Cesy, al parecer la belleza de mi Tía lo deslumbró de repente. Y esque ella es muy linda, no es un mujerón como Mamá, pero si es una hermosa mujer que aun levantaba miradas y otras cosas por la calle, perdonenme por no haberles descrito a mi Tía Cesy. Ella es muy blanca como Mamá, con su pelo ondulado hasta los hombros, es rubia y no se tiñe el cabello, es poco mas bajita que Mamá y además algo más robusta, sin llegar a estar obesa por supuesto, es la clasica gordibuena ya que tiene el culo caracteristico de las Villanueva, que ese es el verdadero apellido de soltera de Mamá. Como les había dicho la familia de mi Madre vienen las mujeres de ser muy culonas, de cadera ancha a diferencia de mi Mami que ella hace mucho ejercisio y mi Tía no, pero aun así yo diría que es muy atractiva para cualquier hombre, y no se diga de sus tetas que por haber tenido a su bebé estás le incrementaron de volumen, haciendo que se vea más apetecible.

El otro sujeto, el tal Felipe, era un flaco mugroso que se encargaba de las bombas. Tenía la cara de pervertido, era muy flaco pero de cuerpo fibroso, tenía las mismas caracteristicas que su Apá y andaba igual de mugroso que él, con una camiseta de tirantes toma manchada ya descolorida por el sol y un pantalón marrón lleno de grasa y aceite. Sin importarle que lo vieran se empezó a rascar los güevos sin ningún pudor, pude notar manchas secas en su pantalón, ¿sabrá solo él de que eran?. Salió mal encarado ya que su Padre lo había interrumpido en sus cosas, pero al ver a mi Tía su semblante cambio de inmediato.

-‘‘¡Nalgame dios!! ..¿en que te puedo servir Mamacita? ’’. Lo dijo en un tono bulgar y sin quitarle los ojos de encima.

-‘‘E, esté ..sólo queriamos gasolina ’’. Contestó mi Tía intimidada y balbuceante.

-‘‘Ahorita te lo relleno mi reyna Joi joi joi..’’ Termina de reirse con un chasquito de la lengua chocando con el paladar.

El desgraciado se estaba pasando de la raya con mi Tía sin importarle que mi Tío estuviera a su lado. Mi Tío al ver el descaro con que le hablaban a su mujer enseguida la mando llamar:

-‘‘¡Cecy!, subete a la camioneta ..yo me encargo ’’.

-‘‘Esta bien ..tú arreglalo ’’. Dijo mi Tía aparentando normalidad, para no parecer muy seca, pero lo único que deseaba era salir de este lugar.

Mi bella Tía comenzó a caminar en dirección a la camioneta donde nos encontrabamos yo y mi Madre, con la libidinosa mirada del tipo ese clavada en aquel espectacular trasero que movía como una diosa. El desgraciado se tocaba la verga por encima de su pantalón mientras no quitaba esa estupida sonrisa de su pervertido rostro. Mi Tía subió al vehiculo recriminando la actitud de esos individuos, mientras mi Tío trataba de sacarle algunas rutas para llegar más rápido a nuestro destino. Fue entonces que Mamá sugirio que fueran a la pequeña tiendita que se encontraba al costado de la gasolinera.

-‘‘No, espera Mónica ..ya que llenemos gasolina, porque éstos tipos te tragan con la mirada ’’.

Mi Tía tenía razón, esos dos tipos se las tragaban con la mirada sin importarles que estuviera mi Tío. El tipo flaco se acercó la camioneta para llenarla de combustible, cuando se acercó por el lado derecho pasó revisandonos a todos los del interior, tenía una mirada pesada e intimidante, con esa estúpida sonrisa que no había quitado desde que vio a mi Tía Cesy. Por desgracia con el calor que hacía Mamá tenía su vidrio bajo, así que el desgraciado ‘‘Felipe’’ pudo observar la silueta suculenta que se encontraba en la parte trasera.

-‘‘¿Y hacía dónde se dirigen? ’’ Dijo el Felipe escupiendo al suelo, sin quitar la vista a mi Madre.

-‘‘Vamos a Puerto Escondido ..a pasar el fin de semana. ¿Podría darme una ruta para llegar más rápido? ’’.

-‘‘Mrghh ...’’

La bomba empezó a trabajar, pero como era muy vieja apenas y se movia, no les miento llevabamos una hora ahi estacionados y la cochina maquina no terminaba. Mamá y mi Tía estaba desesperadas, además de que se sentían incomodas ya que el tipo no les quitaba el ojo de encima.

-‘‘¡Ay, Cesy! ..mejor vayamos a la tienda. De todas formas el tipo ya nos esta tragando ’’. Dijo Mamá ya desespeada.

-‘‘Bueno tienes razón ..porque si nos esperamos a esta inutil maquina, aqui nos vamos a deshidratar ’’.

Las dos hermanas bajaron de la camioneta y se encaminaron hacía el local, el tipo se quedó impactado viendo esas nalgas contoneandose al caminar, de refilón veo como aprovecha para acomodarse la erección hacía un lado y no resultar tan evidente. Mi Tío quería seguir sacandole rutas, pero al desgraciado parecia no importarle nada más que ver a esas hembras jugosas que entraban a la tienda.

-‘‘Necesita tomar la ruta 401 hacía el Oeste ..es un camino algo viejo, pero le ahorrará un par de horas ’’.

-‘‘Muchas grasias ..¿cuanto le debo? ’’.

-‘‘Lo que marca la bomba ..además, una cervesa Joi joi joi..’’

-‘‘Muchas grasias ..la cervesa se la debo, ya es la última ’’.

-‘‘Ahi venden más ..sólo es cuestión ’’.

En eso estaban cuando salieron las dos hermanas cargando con los viveres, los dos tipos mugrosos parecian tragarse a las Villanueva con la mirada. El tal Felipe no perdia detalle de las hermosas piernas definidas de mi Madre, algo brillosas por el tremendo calor que nos sofocaba. Estaba estupefacto, se le quedó viendo como esa mezclilla quería incrustarse en el trasero a mi Mami, a lo que ella sintiendo que la observaban en esa parte de su cuerpo, enseguida trató de sacarsela con la mano, pero por el calor que hacía la tela se le pegaba a la piel haciendo imposible su intención. El desgraciado Felipe no quitaba su mirada sin importarle que mi Tío estuviera a un costado viendolo.

-‘‘Bonita vista, ¿verdad? ’’. Le recriminó mi Tío.

-‘‘¡Mmm! Si, pero puede mejorar mucho este verano ’’. Le respondio el tipo sin darse cuenta del porqué le preguntaba eso mi Tío.

El tipo era un descarado sin vergüenza, con su estúpida sonrisa se quedó ahi parado observando como Mamá y mi Tía volvían a subir al vehiculo. Viendo que mi Tío no imponia nada, decidió ir a la tienda a comprar más cervesa, lo que hizo que mi Tía Cesy se pusiera más furiosa, ya que lo único que querían ellas era marcharse lejos de la vista de esos asquerosos degenerados.

-‘‘Ya viste Mónica, ¿como te miró ese asqueroso, gasolinero? ’’. Le preguntó mi Tía ya dentro de la camioneta.

-‘‘¡Esperate! ..el viejo aquel que esta sentado. Sentí hasta descalofrios por todos lados ’’.

-‘‘Y este maldito, Carlos ..a buena hora se le ocurre comprar sus estupidas cervesas ’’.

Ellas tenían razón, los dos tipos seguian viendo hacía la camioneta sin importarles nada, lo que ellas rápidamente subieron los vidrios para alejarse de esas miradas. Por fin después de varios minutos vimos a mi Tío con un 12 pack de cervesas en sus manos, mi Tía se puso furiosa como al principio, le dijo que ya había tomado suficiente, que además ya estaba oscureciendo, que sería muy peligroso, pero él sólo prendió la camioneta y le subió al estereo para no escucharla.

Ya en marcha por la carretera y lejos de esos asquerosos tipos, veiamos como mi Tío lanzaba y lanzaba latas de cervesa vacias por la ventanilla hacía la carretera, mi Tía estaba bastante enojada, preocupada por la oscuridad del camino y la embriagues de mi Tío. Como a los 20 kilometros más adelante encontramos la ruta que dijo el gasolinero y nos adientramos por esa vieja vía, la verdad estábamos un poco asustados, ya que mi Tío iba un poco rápido y con la musica a todo volumen. Mi Tía empezó a decirle que le bajara, que la carretera estaba muy fea y oscura, pero mi Tío parecia no escucharla, sólo iba cantando a boca suelta.

En eso, no sé como pero entre la oscuridad de la noche vimos unas luces en rojo y azul, era una patrulla, que la verdad no sabiamos de dónde había salido, solo que nos venía siguiendo. Mi Tío deshaceleró la camioneta y maldiciendo se orilló enseguida, detuvo la camioneta y esperó a que se bajara el patrullero. La patrulla se estacionó detrás de nosotros y con la luz hacía nosotros escuchamos solo el ruido de la puerta. No mirabamos nada, todo estaba muy oscuro, en eso el patrullero chocó el vidrio de mi Tío con una linterna.

-‘‘Buenas noches ..¿traen prisa, verdad? ’’. Le preguntó el policía a mi Tío.

El patrullero era un tipo gordo, mal encachado con cara de pocos amigos y poca paciencia, escupió un par de veces al piso y se dispuso a escuchar los pretextos de mi Tío.

-‘‘Pero si no iba rápido ..además, ni letreros tiene esta mugrosa carretera, como iba yo a saber ’’. Le respondio mi Tío bastante molesto.

-‘‘Lo siento, jovencito ..pero el limite permitido son de 60 km y usted lo sobrepaso por mucho. ¡Le tengo que poner una infracción! ’’.

-‘‘¡Pero porqué! ..además, ni un piche coche pasa por aqui ’’.

El policia enfadado de escuchar a mi Tío le dio la vuelta a la camioneta con su linterna encendida observandonos a todos, enfocó la linterna a mi Madre, ya que con la luz de la lámpara sus ojos azules brillaban como una joya.

-‘‘¿Y adonde se dirigen bellas damas? ’’. Preguntó el oficial a mi Madre.

-‘‘No, nos dirigimos a Puerto Escondido ..vamos a la playa, Oficial ’’. Dijo mi Madre respetuosamente.

-‘‘¡Mmm! ¿La playa? ..pero tomaron mal la ruta, esta sólo hará que se retrasen más ’’.

-‘‘¡Ya vez, Carlos! ..tú por hacerle caso a ese estúpido gasero, ya nos desviamos ’’. Le recriminó mi Tía Cesy a mi Tío.

El oficial mantuvo la luz afocando a Mamá, de pronto la fue bajando hasta ponerla sobre sus pechos, para asi el descarado verle las tetas. Mamá como reacción trató de cubrirse, pero por su camisetita tan delgada, sin mangas, con el terrible calor que hacía y esta pegaba a su piel, le daba una sensual imagen de sus bien formadas tetas, haciendo que el condenado patrullero tartamudeara.

-‘‘Bu, bu, bueno ..haber joven, enseñeme la licencia y los papeles del vehiculo ’’.

-‘‘En vez de estar buscando a narcotraficantes o secuestradores, chingan a la pura gente trabajadora ’’. Dijo mi Tío Carlos entre dientes.

-‘‘¿Que fue lo que dijo joven? ’’. Le preguntó el oficial y rápidamente se fue hacía dónde estaba él.

-‘‘¡Nada! ..ahorita se los doy ’’.

-‘‘¡Ah!! ¿con que ingeriendo alcohol mientras maneja? ..eso le va a salir muy caro, jovencito ’’.

-‘‘¡Ya vez! ..te dije que no lo hicieras. Ya te metiste en problemas, Carlos ’’. Le recriminó mi Tía Cesy.

-‘‘¡Maldición! ..porque mejor no me pone la pinche multa y nos deja en paz ’’. Le dijo mi Tío realmente molesto.
 
-‘‘¡A mi no me habla así, cabrón! ..¡haber todos, bajen del vehiculo! ’’. Dijo el policia furioso.

Con mi Tíos renegando salimos de la camioneta, todo estaba muy oscuro a no ser por las luces de la patrulla que seguian encendidas. El oficial con su lampara afocaba nuestras caras, como si en realidad fueramos unos delincuentes. Nos pidio que colocaramos las manos sobre la camioneta y que abrieramos las piernas, que nos iba a revisar. Rápidamente cai en cuenta lo que quería hacer este infeliz, quería tortear a Mamá y a mi Tía, mientras según él revisaba. Con bastante coraje agarró a mi Tío y lo revisó de mala gana, le hizo sacar todos los papeles de su cartera y le dijo que no se moviera.

Luego siguió conmigo, esculcandome las piernas y los bolsillos como si yo fuera un delicuente y trajera un arma o algo por el estilo, me pidio que me fuera hacía el otro lado y prosiguio con mi Tía.

-‘‘Esta carretera es muy peligrosa ..ya se han denunciado varios atracos y violaciones, más vale que no le den aventón a nadie, ni se detengan por nada del mundo. ¡Haber, Señora! ..habrá un poco más la piernas ’’. Decía el oficial mientras pasaba a esculcar a mi Tía.

El desgraciado Policia esculcó a mi Tía de igual manera sin importarle que ella fuera una mujer, le revisó las piernas y los bolsillos, he hizo lo mismo que a mi Tío y a mi, sacandole todas sus cosas de su bolso.

-‘‘Haber, Señorita ..pongase como le dije ’’.

Se dirigió a Mamá, que al parecer esa era la causa del porqué la revisión. El desgraciado desde que vio a Mamá se le habían ido los ojos, quería recorrerle todo el cuerpo, aunque fuera sólo un instante. Mi Madre ni sospechaba de eso, creía que sólo era una simple rutina del oficial, pero yo vi como claramente el tipo se le hacía agua la boca al ver de cerca ese hermoso par de piernas, le hizo abrir ligeramente las piernas para empezarle a revisar las botas. Mientras lo hacía, pude notar como alzó la cara para tener de frente y a unos pocos centimetros de su rostro todo el trasero de mi Mami, el desgraciado se aprovechaba de su puesto para agasajar a mi Madre, y además como si fuera poco, aspiró el aroma de su trasero como si fuera un canino buscando droga.

Mamá no se dio cuenta de eso, ya que se mantenia con sus brazos sobre la camioneta como si fuera una delincuente. El policia siguiendo con su ‘‘revisión’’, subió por sus interminables piernas sintiendo el calor de sus muslos, no la tocó mucho, porque sería obvio, pero si la rosó un par de veces para comprobar la suavidad de sus piernas. Llegó a su cadera tomándola con las dos manos, se repegó a ella y empezó a hablar como dandonos recomendaciones mientras se frotaba a ella.

-‘‘No debieron tomar esta ruta ..es una de las más peligrosas. Y más con unas mujeres tan hermosas como ustedes Je je.. Llega a ser muy peligroso ..les sugiero que salgan lo más pronto posible y no se detengan ante nada. Además, aqui les dejo el telefono de un mecanico, por si algo les llegara a pasar a su vehiculo ..sería una catrastofe si se quedan tirados ’’.

Mientras nos daba sus recomendaciones, el asqueroso Oficial estaba muy pegado a Mamá hablandole casi al oido, ella se mantenia quieta sin hacer ningún movimiento. Cuando sintió la barriga repegarse a su espada Mamá dio un ligero brinco sintiendose incomoda, pero el mal nacido este no le importó y siguió recargando todo su cuerpo al de ella.

-‘‘Bueno, ya está ..sólo falta una cosa. Ábran su maletero ..voy a revisar sus cosas ’’.

-‘‘¡Oiga! ..que no se le hace esto un abuso ’’. Dijo mi Tío ya enojado.

-‘‘¿Abuso? ..abuso es manejar en estado de ebriedad. Quedese ahi y no se mueva ..haber Señora, enseñeme sus petacas Je je je.. Con todo respeto, Señorita ’’.

-‘‘Señora, por favor ’’. Le aclaró mi Madre ya sintiendose incomoda con el mañoso Oficial.

Fue mi Madre la que se dirigió para abrir la puerta trasera, con ella, el tipo le iba siguiendo los pasos sin quitar su vista en su retaguardia y esque el desgraciado Policia era tan descarado que con la linterna iba alumbrandole el trasero para verselo mejor, Mamá no podía hacer nada, ella siempre creeyó en la autoridad y no pensaba que este tipo tuviera malas intenciones. Ella le dio su maleta para que el oficial la revisara, completamente segura que el tipo sólo hacía su trabajo. Vio como empezó a revisar entre su ropa, mi Mami sólo se sonrojó cuando el tipo entre sus dedos tenía eredadas unas pequeñas braguitas que ella tanto guardaba, el mendigo Policia se deleitaba tocando esa fina tela de las pequeñas panties que ahi se encontraban, con descaro vi como el Oficial se olfateaba los dedos para lograr pescar un poco de aroma de las delicadas prendas.

-‘‘Bueno, Señora ..creo que fue suficiente. Cierre su maleta ..creo que será todo ’’.

El infeliz Policia evitó abrir las otras maletas, habiendo optenido lo que buscaba, ya lo demás le era suficiente. Luego nos pidio subir al vehiculo, no sin antes impedir que mi Tío tomara el volante.

-‘‘¡Joven! ..sólo le voy a poner una multa y decirle que no podrá manejar el vehiculo con ese estado de ebridad que trae. Es peligroso ..le sugiero que maneje la dama. Así será menos riesgoso ’’.

-‘‘¡Pero esto es inaudito! ..si es mi camioneta ’’. Respingó mi Tío molesto.

-‘‘Haga eso o tendré que llevarlo detenido ..usted elija ’’.

-‘‘¡Ya Carlos! ..que maneje Mónica. Tú duermete por favor ..ya andas muy ebrio ’’. Le explicó mi Tía.

Mi Tío renegando por la recomendación del oficial abrió la puerta de la camioneta de mala gana y le dio las llaves a Mamá, ella se pasó al volante mientras que mi Tío se acomodó muy enojado a mi lado, pude notar como el mendigo Patrullero no le quitó la vista a Mamá mientras subia al frente, el infeliz se deleitó con las piernas de mi Madre mientras ella se acomodaba en el asiento.

-‘‘Bueno, Señoras ..fue un tremendo placerrr.... haberlas conocido. Maneje con cuidado y sigan mis recomendaciones ..aqui tiene mi tarjeta por si les llegara a suceder algo ’’.

-‘‘Gracias oficial ..es usted muy amable ’’. Se despidio mi Madre y subió de inmediato su vidrio.

Por fin recuperamos la marcha, ya estaba muy cansado y con muchas ancias de llegar a nuestro destino, recorrimos varios kilometros entre arboles y cerros, sin rastro de civilización en el camino, mi Tío venía reniege y reniege atrás, haciendo que Mamá se hartara y le soltara de nuevo el volante. La verdad era que mi Tío ya andaba bastante tomado, hablando puras impertinecias y por venir alegando con mi Tía no vio un pequeño tronco en el camino haciendo que la camioneta derrapara y saliera del camino. Todos nos quedamos callados tras esa acción, la verdad había sido una suerte que el vehiculo no se volteara.

-‘‘¡Ya vez Carlos! ..¡por andar borracho casi nos matas!!! ’’. Le gritó mi Tía bastante molesta.

-‘‘¡Fue tu culpa por venir gritando chingado! Si te mantuvieras callada no me vinieras distrayendo ’’. Fue su estupido pretexto.

-‘‘Ya tranquilos, Cesy ..Carlos, porque no te bajas a revisar que sucedio ’’. Trató de calmarlos mi Mami.

Mi Tío bajó para revisar el estado de la camioneta, la cual con el derrapón terrible que dimos algo golpeo la llanta haciendo que tronara y se fregara de un disco. Haciendo imposible el cambio de neumatico.

-‘‘¡Me lleva la chingaa!! ..¡ya nos fregamos! Esta cosa ya se chingó ’’. Nos alertó mi Tío jalandose el cabello.

-‘‘¿Pero como, Carlos? ..¡debe de haber algo que puedas hacer! ’’.

-‘‘¿Que quieres que haga? ..con esta pinche oscuridad y sin herramientas ’’.

-‘‘¡Ya vez! ..¡todo por tus pinches borracheras! Ya estamos tirados en la nada ’’. Le recriminó nuevamente mi Tía.

-‘‘¡Esperen! ..usemos la targeta que nos dio el Patrullero. Estoy segura de que algo nos podrá servir ’’. Dijo mi Madre para que se calmaran mis Tíos.

Bueno de algo sirvio la torteada que le habían puesto a mi Madre, pensé. Con desesperación marcaron al numero de la grua, al parecer se oia una voz ronca y mal humorada detrás del telefono, pensamos que por la hora en que le hablabamos estaba así, pero fue entonces que dijo que vendría, que le dieran el kilometro y que enseguida saldria para auxiliarnos. Ya con eso se tranquilizaron las cosas con mis Tíos, pero aun así él siguió bebiendo sin importarle los reproches de su mujer.

-‘‘¡Eres un inconciente, Carlos! ..que no te das cuenta que traemos a nuestro bebé. ¿Imagina qué hubieramos hecho si no vinieran ayudarnos?, piensa en ella más que en todo ’’.

-‘‘¡Tú que me poner furioso con tus gritos! ..si te quedaras callada un rato, no me pondrías asi ’’.

Yo la verdad ya estaba enfadado de tantos gritos, además ya tenía mucho sueño, ya llevabamos más de una hora esperando y no había ni rastro de ninguna grua, y para colmo el único celular con linea se descargó por completo dejandonos ahora si, tirados en la nada. Mi Tío ya estaba bien ebrio, hablando incoherencias sólo, decidimos dejarlo en paz para que así se durmiera un poco y se despertara sobrio.

La verdad era que Mamá y mi Tía estaban muy nerviosas con tantas cosas que les había dicho el Patrullero, el lugar estaba muy oscuro y lleno de muchos arboles. Ademas que por esa carretera no pasaba nadie ni se miraba indicios de civilización. Yo me recosté un poco en el asiento me estaba muriendo de sueño, cuando en eso se miraron unas luces en el horizonte, las dos mujeres brincaron de alegría mientras que mi Tío blociferaba tantas cosas totalmente borracho.

Las luces nos cegaron, tras la oscuridad de la noche se oia una poderosa maquina acercandose, el silencioso lugar se perdio por el sonido de las cadenas y el rugir del motor de la grua. Mi Tío salió para indicarle lo que había sucedido mientras nosotros observábamos todo por dentro.

-‘‘Necesitamous que nos arruastre al taller másh chercano! ’’. Le decía mi Tío otalmente ebrio.

-‘‘¿Así? ..y yo ocupo estar en mi cama, pero no se puede ¿verdad? ’’. Dijo el tipo de mala gana.

Cuando por fin el tipo de la grua se dejó ver por las luces de su mismo troque, ¡no era ni más ni menos que el asquerosos hombre de la gasolinera!, el Apá del tal Felipe, el que se encontraba sentado mirando pasar el tiempo. Viendolo ahora parado me di cuenta de que era muy robusto y enorme, con una barba muy larga entre canosa y cafesosa, con una gorra de trailero y un oberol de mezclilla todo manchado.

-‘‘Lou que pasha esh que caimos en eshe pinche bache y se me fregó la llaanta ’’. Le trataba de explicar mi Tío.

-‘‘¡Pues ahi de dos! ..llevarlos hacía delante unos 80 km o regresarlos a mi taller para arreglarlo ’’.

-‘‘¿Y como en cuanto nosh saldría, je? ’’ Dijo mi Tío a sabiendas de que no le iba a salir nada barato.

-‘‘Pues si los llevo para adelante unos... digamos.. 4500 pesos ’’.

-‘‘¡Queee!! ¡Eshtá usted loco! ...’’

-‘‘¡Oigame!! ..levantarme a estás horas de la noche de - mi - cama, y dejar a mi mujer a medias por venir ayudar a unos tipos mala leche en medio de la nada, cuesta dinero ’’.

-‘‘¡Eshtá usted loco!! ..nunca pagarría esha cantidad ¡Jamashhh! ’’.

-‘‘Pues si no va a pagar me largo ..además que me debe 800 pesos, sólo por venir ’’.

-‘‘¡Queee!! ¡Eshtá usted estúpido si cree que le voy a dar dinero!, yo... ’’.

Un tremendo golpe le aterrizó a mi Tío en el rostro, dejandolo tirado sobre la tierra. Cuando vimos la acción mi Mamá y mi Tía salieron para calmarlo, el tipo estaba hecho un diablo. Mi Tío no reaccionaba de lo borracho y del tremendo puñetazo, y esque el tipo tenía unos brazos potentísimos, si se lo propusiera pudiera jalar la camioneta tan solo con sus manos.

-‘‘¡Oh por dios!! ..¡no le pege a mi Marido! ’’. Abogaba mi Tía.

-‘‘¡A mi ningún desgraciado me llama estúpido!! ..¡y mucho menos un imbecil con cara de pendejo! ’’.

Mamá y mi Tía no hallaban como pararle la sangre que le salía de la nariz, el terrible golpe lo había dejado ( KO ) noqueado, mi Madre trató de calmar al sujeto para que ya no siguiera lastimandolo, ya que él ya traia un palo para rematarlo.

-‘‘¡Po, por favor Señor! ..no, no lo lastime. Sólo queriamos que nos llevara a un taller mecanico ..e, eso era todo ’’.

-‘‘Pues si, ¡pero su machito resulto ser un mariquita que ocupa que las mujeres lo defiendan! ’’.

El tipo estaba hecho un demonio, mi Madre se le antepuso enfrente para calmarlo, era increíble como mi Madre le llegaba al pecho, ¡el tipo era enorme!, pero al ver frente a él a una mujer tan bella, este se calmó un momento.

-‘‘¡Pues ya les di mi tarifa! ..¿lo toman o lo dejan? ’’. Dijo el tipo como su última palabra.

-‘‘Pero Señor ..¿no se le hace que es mucho dinero? ’’.

-‘‘Mire, Señora ..sacarme de mi cama a estás horas de la noche y cuando estoy cogiendo a mi vieja cuesta dinero ’’.

Mi Madre se sonrojo por las bulgaridades del tipo.

-‘‘Yo no voy a perder el tiempo ..ojalá y pase un vehiculo mañana. Porque por aqui no pasa uno cada 4 o 5 dias ..esperó y tengan mucha comida porque la van a necesitar ’’.

El sujeto tenía razón, desde que veniamos manejando no habíamos visto un sólo vehiculo en la carretera, además que los telefonos estaban muertos, no podriamos comunicarnos con nadie. Entre yo y mi Tía subimos a mi Tío a la camioneta, estaba inconsiente y con su nariz sangrante, el maldito Camionero se iba a ir y nos iba a dejar a nuestra suerte tirados en ese lugar.

-‘‘¡Por favor, Mónica! ..no dejes que se vaya, dile que vamos a pagarle. ¡Pero convencelo que nos lleve! ’’.
Dijo mi Tía llorando mientras trataba de pararle la hemorragia a su Marido.  

Mamá fue tras el Camionero que ya se iba subiendo a su Grua.

-‘‘¡Pedrito! ..vé con tu Mamá. No la dejes sola ’’.

Yo la verdad tenía mucho miedo, caminé por la oscuridad de la noche hasta llegar a la grua, la cual se encontraba encendida. Me acerqué sin hacer ruido y entre la penumbra observé lo que estaba sucediedo. Ahi estaba mi Madre de frente con ese enorme hombre tratando de convencerlo, al ver esa imagen otra vez surgio en mi ese maldito morbo pervertido que me tenía loco. Me llegó al cuerpo ese escalofrio que me extremecía todo mi ser, me quedé parado en la oscuridad sin poderme mover, algo me dijo que así lo hiciera, que me quedara en la penumbra para observar lo que podría suceder.

-‘‘¡Por favor Señor, no se vaya! ..le pagaremos lo acordado pero no puede dejarnos aqui ’’.

-‘‘Ya vé como si se puede, Señora ..hablando se entiende la gente. Para haber sabido me hubiera arreglado con usted ..en vez de el pendejete ese ’’.

-‘‘Sólo queremos que nos lleve a un taller ..eso es todo ’’.

-‘‘Pues como le decía al baboso aquel ..solo ahi de dos. Llevarlos hacía delante al pueblo siguiente o regresarlos hacía mi taller, sólo que...’’ El tipo tomó una pausa.

-‘‘¡Que! ..¿que pasa? ’’.

-‘‘Que si los llevo para adelante no lograré llegar con mi vieja para terminar ’’.

-‘‘¡Por dios, Señor! ..como puede pensar en esas cosas, en un momento como este ’’.

-‘‘Pues esque viendote a ti Mamacita ..que otra cosa podría pensar ’’.

Mi Madre al escuchar eso se asustó y dio unos pasos hacía atrás, la discución estaba yendo a otro lado que no le favorecía.

-‘‘Llevenos para el siguiente pueblo ..por favor ’’.

-‘‘No se va a poder ’’.

-‘‘¡Pe, pero porqué! ..usted dijo ’’.

-‘‘Asi es Señora ..pero pensandolo bien. Mi vieja se pone muy rejega y se deja una vez al mes. Ustedes con sus pendejadas me interrumpieron ..¿y ahora yo que hago? ’’.

-‘‘Pu, pues con el dinero que le demos ..¡busquese una prostituta! ’’. Le sujirió mi Madre no se como.

-‘‘¡No!, las Putas tienen muchas infecciones, Señora ...mejor ..porque mejor no me da usted. Digo, termina lo que mi mujer estaba haciendo y así todo arreglado yo las llevo ’’.

-‘‘¡Esta usted loco! ..¿como se le ocurre proponerme esta asquerosidad? ’’ Le respondió mi Madre bastante molesta.

-‘‘¡Bueno, pues! ..como no llegamos a entendernos, yo me largo. Sólo espero y no duren toda la semana aqui tirados, digo ..sería algo terrible para la pobre bebé Jo jo jo..’’

La verdad el sujeto tenía razón, no habíamos pensado en la bebé. Si nos quedabamos ahi podíamos durar dias y no teniamos muchos viveres y agua como para durar tanto tiempo esperando. Además, con el terrible calor que azotaba no tendriamos muchas posiblidades. Mi Madre lo pensó unos instante, y cuando el tipo se dio la vuelta para subirse a su troque ella le responde:

-‘‘Ess ..¡espere! ’’.

-‘‘Jo jo.. Tú dirás, Mamacita ’’.

-‘‘Si hago lo que usted dice ....nos llevara hasta un taller mecanico y no nos cobrara nada ’’.

-‘‘No, no, no Mamacita ..eso sólo es para covencerme de llevarlas. El dinero me lo daras llegando Jo jo jo..’’

-‘‘¡Es usted un maldi.... ’’

-‘‘Decida rápido pues ..antes de que mi mujer decida dormirse ’’.

Mi Madre no lo pensó mucho, si él se iba estábamos condenados a morir deshidratados, y la pobre bebé, su sobrina y su hijo era lo que más le preocupaba. Así que respirando profundamente y con todo el dolor de su corazón le contestó:

-‘‘Esta bien ..pero que sea rápido porfavor ’’.

-‘‘Jo jo jo.. ¿Entonces vas a portarte bien Mamacita? ..y nada de gritos ni nada, o me largo inmediatamente ’’.

Yo me estremecí de miedo, una holeada de terror y morbo se apodero de mi, por un lado estaba mi Mami que nuevamente iba a ser abusada para salvarnos a todos y por otra mi maldita perverción de verla bien montada por otro hombre. Me quedé de piedra sin poderme mover, no sabía como la sometería este sujeto, pensé en enfrentarlo pero sabía que su fuerza era increíble y que si me entrometía talvez recibiría un golpe como el briago de mi Tío, así que no intente nada y me quedé observando.

-‘‘Vente para acá, Mamacita ..no te vaya a ver tu familia Jo jo jo..’’

Mamá volteó hacía la camioneta con sus ojos a punto de llorar, lo hacía por todos nosotros, se sacrificaría por su familia. Con temor sintió como el tipo la tomaba del brazo y la jalaba hacía el frente de la grua para empezar a violarla. Jamás imaginó este desgraciado que al dejarlo caliente su mujer encontraria un platillo más suculento en la calle. Con los ojos bien abiertos observaba a esa Señora tan hermosa que en tan sólo unos instantes se iba a terminar jodiendo. Se paró frente a ella y comenzó a darle vueltas, mirándola de arriba abajo, con sadismo, el miedo invadió a mi Mami por completo, la cara de libidinoso del Camionero la asustaba aun más, no le sacaba la mirada de encima, entonces dijo:

-‘‘Hace muchos días que llevo en abstinencia ..mi vieja ya no le gusta que la encule ¿y sabes qué? ..tienes unas piernas preciosas ’’.

Mamá trago saliva y no respondío, estaba inmóvil. Entonces él siguió balbuceando palabras obsenas, estaba que hechaba lumbre de lo caliente.

-‘‘Y esa cintura ..y este culo ¡Arrrgghh! ¡Es fantástico! ’’.

De pronto dio un paso hacía ella y posó sus manos en su pequeña cintura, ella suplicaba que no la fuera lastimar, pero él no la escuchaba o hacía como que no la escuchaba. Poco a poco se iba yendo hacía atrás de ella, sus manos empezaron a moverse sobre su cintura. Mi Mamá empezó a llorar desconsoladamente mezcla de miedo y la humillación al verse en esa situación tan incomoda, además no sabía que intentaría el sujeto. Él continuo diciendo:

-‘‘¡Tienes un cuerpazo! ..y te lo pasas mostrandolo descaradamente como una Putita ’’.

Luego apoyó su bulto en su trasero haciendo que Mamá diera un pequeño brinquito, ella pudo sentir sobre sus nalgas su ingle y su gran panza asquerosa, el maldito le estaba apoyando descaradamente toda su herramienta. Ella llorando suplicaba:

-‘‘¡No, ya basta! Dejeme, no puedo ’’.

Pero él hizo todo lo contrario y empezó a restregar sus caderas con más fuerza, no mucha pero lo suficiente para hacerle sentir su poderio de su entrepierna. Sin dudarlo y con un movimiento rápido, sus manos la rodearon suavemente hasta atrapar sus pechos, los sujetó fuerte y dijo:

-‘‘¡Que buenas tetas tienes, Mamita! ..hasta parecen de a mentiras ’’.

Comenzó a apretar sus pechos con pasión; los amasaba fuertemente murmurándole cochinadas al oído que estaban grandes y firmes. Le empezó a dar estocadas con más fuerza, sus manos le apretaban los pechos y su cuerpo se apretaba a su cintura, para conservar su bulto a la altura de sus nalgas. Le dijo al oído fuerte y casi gritándole:

-‘‘¡Para el culo, Puta! ..como lo parabas en la gasolinera cuando mi hijo te estaba viendo ’’.

Ella muerta de miedo, no dudo y cumplío lo que le estaba ordenando, no dejaba de pensar en ese asqueroso viejo todo mugroso que hace unas pocas horas se estaba revolcando con su mujer, que debio de estar gorda y fea como para fijarse en él, y que ahora tenía a una mujer mucho mas buena, y encima mucho más joven, con un cuerpo que en su vida imagino tocar, pero ahora lo tenía a su merced para darse el gusto. Siguió por un rato masajeándole los pechos y apretando una y otra vez su paquete contra su trasero. Miré un momento su rostro y vi como la observaba, su rostro era enfermizo, parecía un lunático, su arrugado rostro delataba un placer morboso. El sujeto le empezó a decir al oído:

-‘‘¡Llevo días sin montarme a mi vieja! ..¡muriéndome de ganas de tronar un culote como el tuyo, Mamacita!
Y al verte hoy cuando saliste de la camioneta con tu trasero contoneando. ¡Arrgghh!! ¡He tenido que masturbarme luego de que ustedes se fueron ...¡estás rebuena!! ’’.

Mamá estalló en llanto, se sentía humillada muerta de miedo, sabiendo que el sujeto abusaría de ella sin que nadie pudiera evitarlo, además, si se ponía rejega el tipo era capaz de lastimarla y nadie llegaria a su auxilio. Con él a como se encontraba era peor si tratada de resistirse, el tipo podía matarnos a todos y dejarnos ahi y nadie podía encontrarnos. Él siguió diciéndole muchas cosas al oido, haciendo mas grande el pánico de mi Mamita.

-‘‘¡Desde que te ví con ese shortcito de Putita, no hize mas que pensar en ti! ..en este cuerpazo que tienes.
Me estaba montando a mi vieja pensando en ti ..cuando escuché la voz de tu pendejete ese no lo pensé y vine ayudarte. Soñaba para meterte la verga todo adentro, y ahora que te tengo aquí completamente indefensa ..no te quiero asustar, pero si te digo que te voy a romper toda, ¡porque estoy desesperado por penetrarte! ’’.

Mi Madre tembló al escuchar sus sádicas palabras, sentía que su corazón se salía de su cuerpo. Al sentir el miedo invadirla por todo su ser, empezó a gritar suplicando que no la abusara:

-‘‘¡Noooo! ..¡por favor!, se lo suplico. Dejeme, esto es un error ..de, debe de haber otra forma de arreglarnos ’’.

Él empezó a reír y no contestó nada, estaba decidido a saciar sus ancias y con una mujer como Mamá no lo iba a desperdiciar. Ella  sintió como el sujeto bajaba el cierre de su pantalón, ese sonido de la brageta bajando lento le helo la sangre. De pronto la toma del cuello y le dice al oído pervertidamente:

-‘‘Ahora, Putita ..¡vas a arrodillarte y hacerme la mayor mamada que le hayas hecho a alguien con tu boquita glotona que tienes, o si no te vas a arrepentir! ’’.

Ella lloraba desconsolada, pues la sola idea de estarle mamando la verga a un tipo tan desagradable le repugnaba, pero él rápidamente le dio la vuelta y la obligó a arrodillarse delante de su entrepierna. Bajó su cierre mugriento y apareció ante ella un enorme miembro, venoso, gordo y largo, estaba medio empinado, el olor que emanaba era espantoso, porque Mamá lueguito fruncio la nariz al tenerlo cerca. Él lo agarró con su gorda mano y sin ningún preámbulo se lo retacó en la boca, haciendo que la tranca se acomodara en sus mejillas, poco a poco su terrible reata fue creciendo en su boca endureciéndose, haciendo imposible para Mamá lograr mantenerlo dentro de sus labios.

Ya fuera por unas razones o por otras, el caso es que Mamá se rindió ante las pretensiones de ese asqueroso Camionero. Viendo que le era imposible meterlo por completo en la boca, comenzó a besar y lamer con algo de dulzura como si en realidad le estuviera gustando, la tremenda tranca semierecta no le resultó difícil lograr que cobrase vida.

Los tiernos besos y suaves lametones que le brindaba Mamá fueron despertándolo poco a poco, sin sobresaltos, invitándolo dulcemente a que se levantara y disfrutara de los carnosos labios que tenía ante sí. La cálida boca de la Señora se le ofrecía tentadoramente, un agradable lugar dónde descansar la tremenda cabeza roja, mientras la lengua le masajeaba dulcemente, ninguna verga que se precie de serla sería capaz de rechazar semejante ofrecimiento.

Mi Madre estaba agatas degustando la tranca del Camionero mientras mi Tía trataba de revivir a mi Tío completamente noqueado, sólo se escuchaba el encendido de la grua que se mezclaba con los sonidos de los grillos en esa oscura noche, si ponias mucho atención quizas podias escuchar los chasquidos producidos por las babas de mi Madre al estar ocupados.

‘‘¡Shockssss!!, ¡shhhoocckksss!!, ¡shockksss!!, ¡Mmmhh!!, ¡shocckkss!!, ¡Aaahhh!! ’’

Una y otra vez, los sensuales labios de mi Progenitora, seguían recorriéndo en toda su gloriosa longitud esa tremenda tranca, midiéndolo, estudiándolo, admirando su portentosa grandeza. Ahora Mamá, intentaba inútilmente de rodear con su lengua el tronco de esa estaca que, completamente parado se mostraba en todo su esplendor. El falo del Camionero se exhibía poderoso, amenazador como si la hubiese estado esperando toda la vida, esa manguera tratara de taladrar y descender hasta las profundidades de su garganta.

Primero se introdujo el glande apretándolo con fuerza sin morderlo, lamiéndolo y succionándolo reiteradamente como si se tratara de una deliciosa chupa-chups, la más deliciosa del mundo. El tipo estaba en la gloria, ella trataba de hacerlo acabar para que la dejara en paz, talvéz pensó que haciendolo terminar él quedaría totalmente satisfecho y las dejaría en paz, por eso se esmeró lo más que pudo en la chupada, tanto que hasta en veces subia la mirada para ver a su agresor. Esos hermosos ojos azules se le graban en la mente junto con esos labios que hacian desaparecer su tranca, a continuación con la misma meticulosidad con la que había empezado la mamada fue descendiendo en busca de la base. Sus labios seguían apretados abrazando el grosor del glande, sus labios se cerraban uniéndose al paladar y la lengua en su labor de seguir masajeando las pretuberancias de la verga.

El pene se veía así apretado y constreñido dentro la cavidad bucal de Mamá, mientras seguía su avance hacía la garganta. Cuando su cabeza rozó la campanilla se detuvo en su avance un momento como si necesitara tomar impulso. Sentí un coraje al ver la vejación de mi Madre agatas, pero en esos momentos el Camionero era su dueño, era el Señor de su cuerpo y su destino. Y cada vez más, dueño también de su mente. Sin quererlo reconocer del todo Mamá era cada vez más consciente de que no estaba actuando así por coacción sino que algo en ella misma la estaba impulsando a someterse. Avergonzada ante esta realidad, reconociéndose dominada, ella imploró con la mirada la ayuda de su nuevo macho.

De pronto él la tomó de la nuca con ambas manos, y comenzó a poseerle por la boca, yo no sabía que hacer, ver a Mamá así tan indefensa tratando de aguantar las arcadas que le daba cuando se la metía hasta el fondo de su garganta. Sus poderosas manos agarraron fuerte su cabeza, tirándole del pelo, sacó su miembro hasta la punta, sin llegar a sacarla del todo, para empujar sus caderas contra su ser. Yo sólo veia a Mamá completamente humillada pero con un cambio es su maneja de ser, me parecio ver nuevamente aquella hembra deseosa de pene que me había cambiado a mi Madre por momentos, esa Puta que ella tenía escondida dentro de su ser, esa perra que imploraba ser atravezada con cualquiera que tuviera una tranca, si en definita el tipejo este con sus humillaciones volvía a sacar la otra cara de mi Madre, aquella hembra ninfomana que llevaba muy adentro.

El Camionero comenzó a gemir sin parar, mientras que la cabeza de mi Mami iba y venía a una velocidad que casi mareaba, y de pronto estalló en su boca, tirando todo su asqueroso liquido, en una cantidad asombrosa dando un fuerte gemido:

-‘‘¡OOOhhhhhhhhh!! ’’.

La pobre a de ver sentido todo su líquido, salado, grumoso en su garganta, el sujeto siguió con su miembro en su boca para que Mamá no se negara a tragarlo.

Aunque la ahogaba, tragó como pudo casi todo ese desagradable néctar, no había nada mas humillante que ver a tu Madre en esa situación, pero para mi aparte de la humillación se me mezclaba con el morbo que era el que me tenía así, con mi pene empalmado y mi mente matandome de remordimientos. Sin importarme saqué mi pene y me empezé a pajear sin importarme que fuera mi Madre la causante de mi perverción. Cuando el sujeto terminó, la tomó del pelo y la puso de pie, devorandola con la mirada de arriba abajo, desnudándola con los ojos. Luego sin terminar de arreglarse, la agarró nuevamente del cuello llevándola frente al Camion y sin dudarlo la giró dejándola de espaldas. Yo miré entre la penumbra su sonrisa de deleite que mostró al ver sus redondas nalgas, luego le dijo:

-‘‘¡Vamos, Putita! ..para el culo como nos gusta verlo a todos los hombres ’’.

Creí que mi Madre se revelaria o le respondiera algo pero no, olvidé que ya no era Mamá, era esa Puta con el cuerpo de mi Madre. Ella paró la cola, mostrándola en su máximo esplendor. Mientras que él gritaba eufórico:

-‘‘¡Eso! ..¡muestrame el culo como debe ser, perra! Si con estas ropitas que te cargas seguro que era lo que estabas esperando ¿no es así? ’’.

Ya en ese momento comprendí que ya no había vuelta atrás, el sujeto la tenía en sus rugosas y asquerosas manos. Ella volvía a suplicar viéndose sin vuelta atrás, pero creo que lo hacía para incitar más a ese viejo, creo que Mamá quería sentirse humillada y ultrajada, le gustaba sentirse así, le gustaba estar sometida por un viejo sin escrupulos.

-‘‘¡Por favor, Señor! ..no, se lo ruego ’’.

El sujeto sentía como esa Señora tan espectacular se dejaba hacer todo sin la necesidad de forzarla, se dio cuenta de lo que hacía Mamá, de que le encantaba ser sometida y no se hizo esperar, con rabia le tiró del pelo hacía atrás, mientras que le dijo en tono duro:

-‘‘¡Haz lo que te digo, Puta! ..¡o te voy a matar, carajo! ’’.

Ella haciendo como que lloraba y murmurando le dijo:

-‘‘¡No por favor! ..me porto bien.. me porto bien ’’.

¿Que tipo de jueguito estaba jugando Mamá con este asqueroso tipo?, ¿pero que pensaba?, ¿apoco en realidad si quería ser sometida por ese viejo?, no lo sé, quizas nunca lo sabré, pero de lo que si estoy seguro era que al Camionero le facinaba. El sujeto se calmó un poco y contestó:

-‘‘Vamos a ver si es cierto ..¿vas a hacer todo lo que yo te diga? ’’.

Yo con un miedo atróz veía en que se había convertido mi Mamita, aquella mujer presumida, arrogante, altiva, altanera y estirada, estaba jugando un jueguito sexual con un viejo asqueroso, ese terrible juego dónde el tipejo la sometia salvajemente a unos metros de su Hermana e hijo. Esa mujer no era mi Madre, el desgraciado Fernando había despertado en ella esa maldito morbo, esa maldita excitación al verse sometida y abusada.

Ya convertida en una Puta decidío cumplir su orden, el sujeto rápidamente se acercó y comenzó a apoyarle delicadamente todo su bulto sobre su trasero y con una voz totalmente de excitación le dijo al oído:

-‘‘Tienes un culo divino ..¡paralo!, muevelo contra mi nabo y ¡pideme que te lo rompa! ’’.

Jugando ese morboso juego obedecío y sacó su cola y como todo una Puta se lo comenzó a refregar contra su ingle, sintiendo su panza también sobre ella. El sujeto estaba bramando de la excitación, entonces la tomó por la cintura y la atrajo apretandola con violencia, mientras que le seguía diciendo al oído todo tipo de vulgaridades:

-‘‘Ahora, Mamacita ..te vas a bajar este lindo shortcito que traes hasta las rodillas. ¡Para que me muestres la colita! ’’.

El maldito sujeto mientras que ella lo hacía, él también se bajó su inmundo oberol hasta las rodillas, quedando a la vista su calzón todo sucio y manchado, al verle las tremendas nalgas a Mamá desnudas el rostro del Camionero se dibujó una sonrisa de deleite, ya que estar viendo esa pequeña tanguita atrapada entre sus hermosas y redondas carnes no era cualquier cosa, estoy seguro que el único lugar dónde había visto unas nalgas como esas eran en las cochinas revistas que estaba acostumbrado a leer. El sujeto se mantuvo helado por unos minutos admirando ese hermoso trasero, hasta que con sus gordas y ásperas manos tomó sus nalgas, las separó y apoyó entre ellas su grueso miembro.

Cuando soltó sus nalgas, las carnes de Mamá atraparon esa reata como queriendola no soltar, ella sintió las palpitaciones del excitado miembro en su trasero. Yo sentía mucha repugnancia al ver a mi Madre con ese desagradable sujeto pero el maldito morbo me tenía ahi parado, sin moverme, entre la penumbra y escondiendome en el costado de ese sucio camión, mientras que el Camionero estaba en la gloria. Rápidamente, la tomó de las caderas desnudas y le retacó su paquete con más fuerza. Sus manos bajaron a sus nalgas y las apretó fuertemente, haciendo que Mamá gimiera un poco. El viejo deslizó su dedo por el elástico superior de sus braguitas y con un movimiento rápido le arrancó el elástico. Tomándose fuertemente de la parte delantera de la tanga, comenzó a tirar de ella mientras le fregaba la tela por todo su sexo. Enrollando la tela, la pasaba por sobre los labios de su sexo, abriéndolos poco a poco y metiendo la tela dentro de ellos. ¡El infeliz estaba masturbando a mi Madre con sus propias bragas! Luego de un sólo tirón le desgarró su diminuta tanguita quedandose con ella entre los dedos.

La agarró por el cuello y trató de meterle todo su cochina lengua en su boca, Mamá estaba inmóvil sin poder reaccionar, el sujeto rápidamente se puso sobre ella con cara de deseo total, como desesperado y le dijo:

-‘‘¡Nunca había visto una mujer como tú! ..¡con estás nalgotas y estas tetotas!. ¡Sólo me he estado cogiendo a la gorda que tengo en casa y ya no aguanto más! ’’.

Se agachó detrás de ella y apreció en todo su explendor esas maravillosas carnes de mi Mami, le abre las piernas y la inclina levemente para empezar a pasar su cochina lengua por todo lo largo de su sexo, de forma constante, metódica, sujetando a mi Madre de sus caderas para que no se mueva, apretandole fuertemente los glúteos con sus gordos dedos. Y él en su papel, decidido, constante, firme, seguramente de la misma forma con la que hace todas las cosas. Mi Madre se returce al sentir esa rasposa lengua por todo su sexo, se sujeta fuerte del camión para soportar los lengüetazos, mientras el desgraciado trabaja con dedicación cada una de las partes sensibles de su entrepierna. El viejo se la traga como un animal, como un bestia, pasa toda su lengua por todo el canal, desde el ano hasta la vagina, peina sus recortados bellos de su vagina, con sus labios succiona los labios vaginales para jalarlos hacía él y hacer gemir a mi Madre haciendo incrementar poco a poco el fuego que tiene dentro de su cuerpo.

Mi Madre se muestra seria, pensante, con sus ojos cerrados resiste a no dejarse llevar por esa sucia lengua, empieza a pensar en ella misma, en su situación en un lugar aislado, en una carretera desierta, con sus short's en las rodillas, sin ropa interior, de la cual la ha despojado un viejo asqueroso y desconocido. De pronto es fuertemente empujada hacía el frente del camión haciendo que ella apollara sus brazos en la defensa para no estrellarse, estaba desesperado por cogerla, por poseer una mujer tan espectacular, una mujer tan guapa y glamurosa como lo era mi Mami. El sujeto babeaba viendo esas nalgas que estaban en popa y a su disposición, se acercó a sus hombros y le dijo:

-‘‘¡Ahora te voy a romper bien, Putita! ..¡vas a tener lo mereces! ’’. Sus palabras se escuchaban atemorizantes.

Como desesperado intentaba acomodar su macana para violarla, su tremendo glande hacía una presión terrible por entrar, ella lloraba pero no sé si era de gusto o de humillación, sólo gritó bien fuerte.

-‘‘¡ARRRGHHHH!! ¡Nooo! ¡Suelteme viejo cochino, no me viole! ’’.

Mamá sintió como su cuerpo se empezó a llenar con ese gordo miembro, cuando terminó de entrar toda su verga el sujeto tenía una cara de euforia total y jadeaba diciendo:

-‘‘¡OOOOhhhhhh!! ¡Que cosita más riiiiiiica!! ¡Tan apretadita! ¡Mhhmmm!! ¡Ahora si Putita! ..¡te voy a llenar todita! ’’.

Comenzó a moverse primero despacio sintiendo la estreches de la vagina de mi Madre, con sus rudas manos hacía que Mamá fuera y viniera lentamente, pero luego frenéticamente empezó a entrar y salir a un ritmo muy fuerte. La pobre apretaba los dientes a cada embestida, el dolor y la humillación eran demasiados para ella, ver así a Mamá tan Puta, tan entregada a tan desagradables hombres me estaba volviendo loco, haciendo que me aplicara mas salvajemente sobre mi pobre pene.

¡Oh Dios mio! Lo que vino después fue la mejor cogida que una mujer alguna vez le hayan podido dar. La tenía bien arremetida con toda su verga dentro, sin ningún centímetro fuera empezó a joderla como loco, la arremetia fuertemente contra el camión, era increíble ver como ese enorme mounstro movia a sus antojo a esa delica mujer. El viejo motor de su camión se mezclaba con los sonidos de sus huevos estrellandose. ¡Plofff!!, ¡Plaff!, ¡Plaf!, ¡Plofff!!... En medio del éxtasis el sujeto se acercó a su oido y le dijo:

-‘‘¿Porque no te asomas haber como esta tu familia en la camioneta? ..te han de estar esperando ’’.

¡Con la excitación del momento habíamos olvidado a mi Tía!, que seguramente estaba desesperadísima al ver que Mamá y yo no regresabamos. Mamá con mucho trabajo daba pasitos temblorosos sintiendo las arremetidas del Camionero por detrás, situandose en la esquina de la grua sacó solo la cabeza para comprobar que todo estaba bien, si yo hubiese estado en la camioneta seguramente que vería sólo la cabeza de mi Madre asomandose mientras que atrás era brutalmente azotada por la tranca del Camionero. Verla así en esa posición asomandose hacía la camioneta me dio mucho morbo y solté chorros de leche sobre mis manos, ¡esto era mejor que una pelicula porno!.

El tipo no duró mucho, ya que desde hace mucho estaba excitado, pero con unas fuertes arremetidas le metió toda leche dentro. No se cuantas veces acabó, pero seguro que fueron muchas. Mi Madre se mordió los labios, se le nubló la vista. Trataba de mirar al frente y a los costados para cerciorarse que no los estuviera viendo alguien. ¡Ese desgraciado Camionero había descargado su leche tibia dentro mi Mami!. El viejo lo dejó dentro un rato largo hasta que el fierro se ablandó y recién se lo sacó. Ella no quiso ni mirar, estaba roja de vergüenza y temía enfrentarse con su mirada. En realidad tenía miedo de que pudiera seguir o de lo que pudiera hacer, además que eso la avergonzaba bastante. Pero rápidamente cayó en cuenta lo que había pasado, un desconocido le había descargado en la vagina, Mamá pelo los ojos y le recrimino con coraje:

-‘‘¡Ah!, ¡Ah! ¡Por dios que ha hecho! ..¡me los ha hechado dentro! ’’.

-‘‘¡OOOOhhhhhh!! ¡AGGRRhhhh! ¡Fue increíble!! ¡ufff!, ¡uff! ’’.

-‘‘¡Maldito! ..¡me ha dejado llena! ’’.

-‘‘Jo jo jo.. Es para que te lleves un recuerdito de la playa, Mamacita ’’.

Mamá estaba preocupada por quedar en cinta, si antes se la habían follado, casi nunca se los habían hechado dentro, además de que ella tomaba anticonceptivos, pero ahora seguro que por el viaje jamás pensó que esto ocurriría, dejándola muy preocupada. El sujeto sacó su nabo totalmente muerto de esa deliciosa vagina, viniendose de ella unos chorros de leche que se le escurrieron entre las piernas.

-‘‘¡Bien, mi Reyna! ..te has ganado el raite Jo jo jo..’’ Le dijo el desgraciado con esa maldita risa burlona mientras se reacomodaba su cochino oberol.

Mamá con sus piernas temblorosas se acomodó su ropa ya sin bragas ya que el tipo aun las traia en las manos. Yo me repuse de mi puñeta y deprisa me escabullí por el otro lado llegando antes que ella a la camioneta.

-‘‘¿Que paso, Pedrito? ..¿porque tardaron tanto? ’’.

-‘‘¡Es, este! ...no quería, Tía. El tipo estaba muy enojado ’’.

-‘‘¡Ya! ..¡ya está! Ahorita nos va a llevar ’’. Nos interrumpio Mamá todavía algo atareada.

-‘‘¡Bendito sea! ..por fin vamos a salir de este cochino lugar ’’. Dijo mi Tía.

Subimos a la camioneta para que el tipo la amarrara y salir de ahi, cuando lo hizo se acercó a la ventanilla de la camioneta.

-‘‘¡Bueno, ya esta! ..los llevaré al siguiente pueblo, ahí buscaran un taller. Otra cosa ..¿porque no me acompaña la Señora para seguir platicando? Jo jo.. Digo para no aburrirme ’’.

Mamá se quedó muda, el tipo se la quería llevar en su camión, ella totalmente nerviosa y antes de que el tipo pudiera decir algo para comprometerla, enseguida le dijo que si y se dasabrocho el cinturón de seguridad para bajarse.

-‘‘¡Este! ..esta bien, voy para allá ’’.

-‘‘¡Pero Mónica es muy peligroso! ..además el tipo se ve un satiro, un pervertido. Puede hacerte daño ’’. Le advirtió mi Tía al verle la sonrisa malosa del Camionero.

-‘‘No te preocupes, no me pasara nada ..además, lo que queremos es irnos ¿no? ’’. Le respondió Mamá sabiendo lo mucho que se había sacrificado.

-‘‘¡Pedrito! ..ve con tu Mamá, no la dejes sola ’’. Me advirtió mi Tía Cesy para que acompañara a mi Mami.

Me bajé de la camioneta y seguí a mi Madre a la cochina grua, la verdad que si me asustaba un poco, le tenía un pavor al viejo, y más por lo que acababa de hacerle a mi Mami. Subimos al camión, al tipo no le pareció mucho al verme, pero de igual manera aceptó, cuando subí al cochino vehiculo apestaba a rancio, muy feo, parecía que dormian animales ahi dentro. Me situan en la parte trasera, una especie de camarote, con una especie de sillón improvisado todo viejo, cuando voltié a ver el espejo retrovisor ¡ahi estaban colgadas las pantaletas de mi Madre!, el muy desgraciado las traía colgadas como trofeos. Mamá al verlas sólo se sonrrojó y se quedó muy sería, creo que le apenaba tener a su hijo cerca del tipo que acababa de poseerla.

Ahi ibamos, soportando ese asquero edor a ranció. Mamá venía muy sería, no sabía que conversar con su violador, él venía con una sonrisota de oreja a oreja, venía feliz. El viejo venía escuchando unas canciones viejas de la radio, provocandome un tremendo sueño, Mamá me vio y me dijo que me recostara un poco mientras llegabamos, yo la verdad tenía mucho sueño, la paja que me había hechado me había dejado exausto, así que soportando el maldito olor me recosté un poco y dejé que los kms pasaran.

La verdad, no sé si era porque casi me arrancó la macana de la paja, pero quedé muy agotado, tanto que empezé a roncar y yo nunca lo hago, por lo que con mis mismos ronquidos desperté un poco, mientras lo hacía abrí los ojos entre cerrados para ver como ellos empezaban a hablar:

-‘‘Ya se durmio tu chiquillo ¿verdad? ’’.

-‘‘¡Esté! ..si, parece que estaba muy cansado ’’. Le respondió mi Madre volteando hacía donde yo estaba.

Con los ojos entre cerrados pude observar como el Camionero se abria el cierre de su pantalón apartandose su cochino calzón hacía un lado, dejando al descubierto su verga hinchada y tiesa, completamente repuesta, con sus huevos gordos. Mamá no lo había visto pues venía muy pensante con la mirada fija hacía la carretera, talvez pensando en lo que acababa de pasar, pero el viejo la sacó de sus pensamientos al jalar su mano para ponersela sobre su miembro.

-‘‘¡Ayudame con los cambios! Jo jo jo..’’

¡El muy desgraciado quería que mi Madre le fuera agarrando la verga mientras él manejaba!, y estando yo a escasos centimetros de ellos. Mamá reaccionó de la impresión, pero no hizo nada por quitar la mano, sólo siguió sintiendo la vara palpitante entre sus dedos.

-‘‘¿Te gusta lo que estás agarrando, Mamacita? ’’. Le preguntó el viejo al sentir que ella no quitaba su mano de su portentoso miembro.

Pero Mamá no respondia, sólo sostenía la verga con su mano sin quitar la mirada hacía el camino.

-‘‘Se que te gusta ..como también se que te gustó lo que te hize hace rato. Así que sigue así,
Mamacita ..sigue haciendote la decentita mientras me sobas el garrote Jo jo jo..’’

Mamá no le respondió nada, sólo le apretó el garrote dándole a entender su afirmación. El viejo con una sonrisota alargó el brazo derecho y atrajo a mi Madre hacía él, haciendo que quedara muy cerca a su lado. Luego se volteó a ella y le dijo que le sacara toda le varga del calzón, que su tranca le apretaba, que la sacara por completo, que quería ver como lo masturbaba. Mi Mami empezó a bajarle el cohcino calzón cafesoso y luego empezó a sacarle la tranca. Al principio se le atasca un poco, es un tripón de campeonato, de los más grandes que les he visto a sus chantajistas, además de gordo y venoso. Mi Mamita se queda impresionada, no dice palabra, solo la mira, la aprecia, la acaricia, la toma como puede con su manita y lo masturba.

Su traviesa, tierna y delicada mano se posó en la pierna derecha del Camionero empezando un suave y ardiente masaje, moviendo sus dedos hacia atrás y hacia adelante hasta toparse con la cabeza inchada de ese poderoso miembro, rodeándola con la delicadeza de su mano, con sus finos pero bien entrenados dedos para tal acción, sintiendo poco a poco crecer y ponerse cada vez más dura aquella arma caliente, que horas antes había albergado dentro de ella. Su mano no descansaba en tanto que a su cabeza, quizá por la posición, recargada en el hombro del viejo que la había hecho suya.

Mamá sigue en silencio, pero no puede dejar de mirarle el tremendo palo mientras lo masturba. El viejo se rie, le dice que es una Puta amante de las vergas y ella con la pura mirada le dice que nunca había tenido una tan grande. Él le dice que su falo es todo para ella. La verga del viejo ya hacía rato que estaba por fuera, en su calentura Mamá ya se la había puesta mas lista para la acción que antes... ¡cuánto ha cambiado mi Madre! Me decía para mi mismo, quizas un año atrás le daría un asco atroz, era algo inimaginable, la gran Señora Tapia agarrandole la verga a un cochino Camionero… pero hoy es lo que más le fascina… El viejo como leeyendo sus pensamientos la sujetó por la nuca y la obligó a echarse sobre él para mamársela. Mi Mami no le dice nada, él le dice que se la chupe, ella se agacha con cuidado de no golpearse con el volante, hasta lograr ponerse a la altura en que su cabeza se encuentra con la verga del viejo, que ahora apunta al cielo, enorme, más robusta que antes, como una lanza a punto de entrar en guerra. El Camionero se relajó reclinándose en el asiento, notó el roce de las tetas de mi Madre por el muslo de su pierna y los labios resbalando desde el glande hasta la base del tronco, hasta rozarle el vello.

No podía creer lo que estaba viviendo, ¿que a caso Mamá no había quedado satisfecha con lo que había hecho?, ¿no le bastaba con ser violada frente al camión?, ahora lo hacía frente a su pequeño hijo, que según ella lo había dejado completamente dormido. Su cabeza subía y bajaba al mismo ritmo, un ritmo acompasado que le permitía ensalivarla entera y saborear la babilla que fluía de la punta. El viejo soltaba algún gemido que se mezclaba con las viejas canciones de la radio, con la mano desocupada la plantó encima de la cabeza para decirle el ritmo que llevara y luego la extendió para meterle la mano por debajo del shorts ya sin calsones para sobarle el culo.

La notó húmeda porque se lo dijo, lo hizo cuando los dedos se sumergieron en su raja y le restregaron el chocho. Mamá meneó el culito al sentir los dedos y procuró apretar bien los labios para mojarle bien la verga. Entre mas miraba a Mamá, más me sorprendía en lo Puta que se estaba volviendo, no le importaba que yo su pequeño hijo, al que tanto quería escuchara el sonido de sus labios al atragantarse comiendo nabo, o el sonido de su chocho completamente encharcado por los dedos del Camionero. Yo sólo observaba sin poder evitar que mi verga se volviera a poner a tope. Le sobaba todo el culo con la mano abierta, por dentro del short's, recreándose con las yemas de sus dedos de todo ese jamón de su hermoso par de nalgas. Poco a poco, le fue metiendo un dedo en el culo, el dedo mas largo, hasta el fondo.

-‘‘¡Oummhh!! ’’.

Ella se quejó un poco, pero con la verga dentro de sus labios no pudo decir otra cosa, el mendigo Camionero hacía ademanes con el volante, este desgraciado era capaz de estrellarnos por venir de cochino con mi Mami. La verdad no se que pensaría mi Tía de lo que venía sucediendo aqui dentro, seguro que se infartaría si se diera cuenta de lo que estaba haciendo su Hermana por el raite.

El viejo venía feliz penetrandola analmente con el dedo, ella aceleró la mamada dejando caer la boca hasta el vello, rozando la punta con la garganta, yo podía escuchar claramente sus arcadas al atragantarse de nabo. Mamá estaba muy caliente tanto que mojó el short's a chorros, que el Camionero se lo dijo:

-‘‘¡Pero si vienes chorreado, desgraciada! ..¿andas caliente Mamita?, se te nota. Jo jo jo..’’

-‘‘¡Ummhhhh!! ’’.

Ese fue el único sonido que respondió Mamá al sentir como el tipo le penetraba el culo hundiendo el dedo hasta por debajo del nudillo. Ahora el Camionero se contraía nervioso penetrandola por la boca y atizándole con más potencias las clavadas del dedo en el trasero.

-‘‘¡Mira nada más como estás! ..¡te has mojado como una Puta y ni siquiera te la he metido! ’’.

-‘‘Sí sí, po, por tu culpa, mi, mira como estoy toda mojada, ¡hay Diooosss! ..mi, mi hijo se va a dar cuenta ’’. Por fin habló Mamá aunque lo hizo con un tono de voz muy bajo y entre cortado.

-‘‘Olvídate del chiquillo ese, que seguro que ni se entera ..ahora vas a quitarte el sostén que ya te he dicho que a mí me gustan las hembras sin sostén ’’. ¿Cuando le dijo eso?, seguramente cuando la tenía frente al camión diciendole leperadas en la oreja.

-‘‘No sé, mi hijo se puede dar cuenta ..ya llevamos mucho tiempo, mejor lo dejamos ahí ’’.

-‘‘¡Quítate el sostén de una Puta vez o te lo arranco y lo tiro por la ventana! ..haber si tu Hermanita lo reconoce cuando pase allá atrás Jo jo jo..’’

Ante tal amenaza mi Madre no le quedó otra opción que hacer lo que el desgraciado viejo le había dicho, con solo ver lo que le había hecho a sus pantaletas decidió hacerlo y empezó a quitárselo, desabrochando los corchetes y sin quitarse la playera de tirantes que traía puesta. Cuando lo hizo, se lo entregó al viejo, este la atrajó hacia si, dejó el sostén sobre el tablero y le pegó otras sobadas de campeonato, pero esta vez sólo metió una mano por debajo de su playera para sentirle toda las tetas, entre el canal de sus senos y empezar amazar las tetas de mi Mami. Asi estuvo un par de minutos, haciendo que los pesosnes de mi Madre salieran a relucir por la delgada tela.

Entonces el viejo, sacó la mano de su playera y con esta misma la levantó hasta la altura del cuello y sus dos bellos pechos quedaron a la vista de su raitero. El viejo le empezó a comer una teta mientras con la otra mano trataba de mantener su vieja carcacha sobre la carretera, ¡el desgraciado estaba peligrando nuestras vidas por estarle mamando las tetas a mi Madre! Ella estaba completamente fuera de si y blanqueaban los ojos mientras acallaba sus gemidos. Después de un rato, cambio de teta y continuó con este ritual durante otro buen rato que mi Mami disfrutaba a más no poder. El camionero paró en un lugar semiabandonado y le hizo una oferta:

-‘‘¡Mirá, Mamacita! ..si ya te cogí hace rato, por un polvo más no te vas a morir, ¿no? Yo no te estoy forzando a nada, que te quedé muy claro ..sólo es un intercambio, yo te vuelvo a coger y te descuento una lana del jalón ¿que te parece? ...’’

Le llevaron unos segundos a Mamá para tomar una decisión.

-‘‘¡OK!, pero sólo una vez ..y me acabás por el culo, no por la  vagina ’’. Me quedé de piedra con la respuesta de mi Madre.

¿Como se le ocurría a Mamá proponerle tal cosa a ese desgraciado? Ese desagradable viejo la había violado minutos antes y ahora ella le proponía que la enculara, hasta donde llegarían más las marranadas de mi Mami. El camionero, con una sonrisa que no podía borrar de la felicidad le dice casi al oído:

-‘‘Acomodate sobre el asiento y apuntame el culo hacía acá, dale ..apurate, que desde que subiste estoy a palo ’’.

Mamá terminó poniéndose de la misma forma en la que Fernando la cogía últimamente. Flexionó sus piernas y permitió que la verga del camionero la penetrara totalmente hasta los huevos, así a cuatro patas sobre el sillón le empezó arremeter contra el chocho, por lo encharcada que tenía la vagina se le fue hasta el fondo ahogando un gemido para no despertarme.

-‘‘¡Ummhhh!! ¡Oumhhh!! ¡Ochhh! ’’.

Por el espejo retrovisor de la puerta se veia como mi Tía salía del vehiculo para ver porque nos habíamos detenido, pero el Camionero logró verla y haciendo que Mamá sacara la cabeza por la ventana logró responderle:

-‘‘¡Que pasa Mónica!, ¿porque nos detenemos? ...’’ Gritaba mi Tía allá afuera.

-‘‘¡Esté! ¡Se calentó! ¡Si!, se calentó la camioneta ..esperaremos un momento. Tú sube a la camioneta ya casi nos vamos ’’. Esa fue la cinica respuesta de mi Madre, dejandome más impactado aún.

-‘‘No te digo ..¡pinche mugrero de grua! Ya estoy desesperada porque nos deje allá ’’. Decía mi Tía ya desesperada.

-‘‘¡Mendiga vieja! ..si supiera como tengo a su Hermana Jo jo jo.. Si no fuera porque ya me estás dejando seco, bajaría a encularla a ella también ’’. Decía el viejo arremetiendo a mi Madre.

Éste infeliz le empujó la espalda para levantarla más y dejar más accesible la adorable flor que ahora parecía su ano, solamente fueron menos de dos minutos, cuando ella comenzó a sentir en la matriz como la reata de ese hombre se contraía a punto de eyacular.

-‘‘¡Oh por dios!! ¡No vayas a terminar dentro! ..¡por favor aguanta un poquito máss! ’’.

Eso calentaba más al Camionero dándole con mas rabia. Las nalgas de Mamá iban y venian hasta chocar fuertemente contra la pelvis del viejo, haciendo ese conocido sonido muy común ya para mi. ¡Plofff!! ¡Plaff!! ¡Plofff!!!

Ya sintiendo que se venía, mi Madre le obligó a sacar la verga para ponersela en el culo y así para que terminara. El tipo no se hizo del rogar ya que desde que se lo había visto en gasolineria se lo quería tronar. Enseguida Mamá se puso en cuatro patas, nuevamente uso sus manos para separarse las nalgas como invitandolo a entrar.

-‘‘¿Qué me estás pidiendo, Putita? ’’. Exclamó el Camionero.

-‘‘¡Quiero que me rompas el culo y que termines dentro de él! ’’. Respondió mi Mami en tono de suplica.

-‘‘Jo jo jo.. ¡Me gusta como me lo estás entregando!! ’’. Volvió a decir el viejo.

-‘‘Es todo tuyo ..pero por favor apurate, no vaya a despertar mi hijo. ¡Culeame de una vez! ’’. Suplicaba mi Madre desencajada por la calentura.

El Camionero apoyó la punta del glande en la entrada dilatada del ano de mi Mami y empezó a empujar, el rostro de Mamá se empezaba a desfigurar a medida que esa gruesa macana le desgarraba el ano. Nuevamente pude ver perfectamente como ese garrote desaparecía dentro de los intestinos de mi Mami, ella levantó su cabeza y vi como sus ojos se ponían en blanco mientras una sonrisa viciosa se dibuja en su rostro.
Él se quedó quieto, quería esperar hasta que el ano de Mamá estuviera bien abierto para empezar con los movimientos, pero fue ella la que no quiso esperar y empezó a moverse salvajemente, hechando su cuerpo fuertemente hacía atras, enterrandosela toda.

-‘‘¡Cogeme! ..¡cogeme fuerte hijo de Puta!, ¿que no era eso lo que querias? ...¡Ouchhhh! ¡Ummhhh!! ’’ Le gritaba Mi Mami mientras se empujaba hacía atrás con el objeto de metérsela mas al fondo.

-‘‘¡Toma Puta! ¡uff!, ¡ufff! ..se nota que tú si sabes usar tu pedorro Jo jo jo..’’ Le gritaba el Camionero empezando también con los movimientos.

Así pasaron más de quince minutos; tiempo en el que aceleró sus embestidas. No resistía más, mi Madre ya envuelta en la lujuria y sin importarle despertarme le rogaba que le diera con todo. De repente la dejó vacía, se salió de ella de golpe. Mamá volteó hacía él, llena de furia. El viejo estaba sentado tras el volante totalmente exausto con su mano en la base de su falo.

-‘‘¡Siéntate, Mamacita! ..quiero que seas tú quién lleve el mando ’’. Le dijo el Camionero ya sin aire.

No faltó que se lo mencionara dos veces, exitadamente caliente se subió sobre sus piernas y abriendose las nalgas con las dos manos posicionó la cabeza de la verga en el ojete y de una sola embestida se la enterró por completo, a lo que mi Mami solo exclamó un ahogado, corto y placentero ¡Oummhhh!. Las embestidas fueron tan ritmicas que sus caderas se movian tan armonicamente que en cada embestida se la enterraba completa.

-‘‘¡Para!! ’’. Dijo repentinamente.

Ella se levantó usando la fuerza de sus piernas para sacarlo, se escupió la mano y se lo restregó por el ojete. Subio nuevamente, se acomodo ese tolete en el culo y de un sentón la devoró por completo… Su ano ya no representó ningún obstáculo, la culiada anterior lo había dejado bien abierto. Le entró toda la longitud de su verga con gran facilidad. Estaba completa otra vez, y ahora sería ella la que llevara el ritmo en adelante. Ahora el viejo podia ver su placentera exprecion facial y tocar a placer sus voluptuosos pechos. Mamá
inicio el vaiven de caderas con esporadicos y sostenidos movimientos circulares mientras jadeaba y murmuraba de placer gozando a su propio ritmo cada sentón que se daba y cada embestida total de esa verga. A ese ritmo la jaló hacia él para seguir mamandole los pechos y mordisquear sus pesones. Sus rostros de placer y sus gemidos ahogados me tenían muy excitado en el asiento trasero, podía sentir el calor que desprendian sus cuerpos, el olor de sus fluidos y de su sudor.

-‘‘¡Jamás imaginé que fueras tan Perra como para coger frente a tu hijo! ..no cabe duda que las mujeres como tú les encanta la verga. ¡Jamás te ovidaré! ’’.

Mamá estaba irreconocible, no tuvo contemplaciones para su ano, necesitaba una enculada feroz. En cuanto sintío la punta de ese mastil hasta el fondo, comenzó a subir y bajar con gran velocidad. Ese gran palo la estaba destrozando, o mejor dicho, ella se estaba destrozando con él. Llegó un momento que lo sacaba entero, para luego atravesar sus entrañas de golpe. Comprendí que había sido una tonto, era un estúpido creeyendo que a mi Madre la obligaban, pero era a ella la que le gustaba sentirse así, ser humillada y sometida por tipos asquerosos la ponía a mil, tanto que perdia el control sin importarle las situaciones riesgosas en que se encontrara.

Mi Tía empezó a tocar la bocina de la Camioneta para que se apresuraran, sin saber lo que sucedia aqui dentro. Mi Tía no sabía que su ‘‘casi’’ perfecta Hermana estaba como loca enculandose ella sola, lo hacía una y otra vez, de manera espaciada. Estaba encantada, le gustaba ser penetrada por esas trancas que la llenaban por completo, estaba sintiendo una delicia. Su tamaño era perfecto para hacerle perder el control. Habría deseado que le llegara hasta la garganta.

En esa posición le resultó ser mucho más placentera para ella, permitía una penetración más profunda. Y a habiendo sacado la Puta que llevaba dentro le pidío que le partiera el culo, a lo que el viejo no se hizo del rogar. Se cogieron como si fuéran animales en celo. Su tranca salía y entraba de entre sus nalgas, arrancándole gritos de placer.

-‘‘¡Ohh! ¡por dios!! ¡más! ¡más! ¡Jodeme viejo asqueroso! ¡Cogeme por la cola!! ’’.

-‘‘¡Arggghhh!! ¡Ya no aguanto más!, ¡aprietas deliciosos! ¡Aaaargggghhh!! ’’

Los chorros no se hicieron esperar, mi Madre sintió como le llenaban el recto de leche. Se quedó arriba del viejo calmando su respiración, el fuerte aroma que encerraba el vehiculo era increíble, los vidrios estaban empañados de la tremenda temperatura que se había elevado, los dos como puercos jadeaban reposando sus cuerpos.

Tras acabar de correrse en ella dejó caer su cuerpo sobre el asiento. Ella seguía con las piernas alrededor de sus caderas y con la verga del viejo bien enterrada en el culo. Las manos de él buscaban sus pechos, jugaban con sus pezones, pellizcándolos y tirando de ellos, y su boca buscaba la de mi Madre. La besaba con auténtica lascivia. Después comenzó a besar su cuello, a lamerlo, para enseguida bajar y volver a succionar sus todavía erguidos pezones. Hasta hoy yo sólo había visto unas tetas como las de mi Madre en las revistas y ahí estaba el viejo asqueroso disfrutando aún de ellas. Las chupaba y mordisqueaba diciendo que eran fantásticas pero que las quería probar llenas de leche, que así deberían de ser. ¡Qué cabrón!, la simple idea de que preñara a mi Madre me volvía loco. Comenzó a susurrarle al oído.

-‘‘¡Oh, Puta! ¡Eres fantástica! ..eres de esas pocas viejas que se vuelven locas de placer al sentir que se están vaciando en ellas. ¡Ufff!! ¡Que manera de correrte según te estaba llenando el culo!, ¿eh? ..con los espasmos que dabas me has exprimido la verga como ninguna Puta. Dime ¿te gustó sentir el calor de mi leche en tu culito, Perra? dímelo ...’’

-‘‘¡Uff! Nunca había tenido tantos orgasmos seguidos ..pero no sé si es por su tan buen pene o porque me ha echado tanta cantidad, pero nunca había sentido algo así. Ha hecho que me vuelva loca de placer ..como nunca antes ’’.

-‘‘¡Jamás olvidaré esto! ’’.

-‘‘Tu mi Rey estuviste fabuloso ..¡siento mi culo abierto escurriendo tu leche! ’’.

-‘‘Pues no lo desperdicies mi cielo ’’.

El viejo metió su gorda mano por abajo y le juntó la leche con los dedos para inundarle la boca de esa crema pastosa que era incapaz de tragar, ya que era como una gelatina que se adhería a su paladar. Tuvo que escupir algunas porciones hacía la ventana y tragarse algo de leche junto con la saliva.

-‘‘Nena, si no te corrías en casa es porque tu Marido no te sabe montar. Tú eres el sueño de cualquiera, una hembra maciza que busca buenas trancas fuera de su casa y por si fuera poco sin importar que tu hijo esté allá atrás. ¡Y me encanta haber sido yo quien te haya demostrado que lo eres! ..lo que vas a gozar a partir de ahora ’’.

-‘‘Jijiji.. Soy viuda mi Rey ..ahora sácamelos ya. Si se despierta mi hijo y ve que tienes los dedos incrustados en el culo de su Madre no se como valla a reaccionar Jijiji..’’

Vi como el desgraciado ese desenfundaba sus gordos dedos del culo de mi Madre. Era increíble que después de la terrible lechada que la había echado en la boca siguiera escurriendo leche por el culo. Aguardó arriba del viejo hasta que este le sacó los dedos y retiró la mano de adentro de su entrepierna, luego se incorporó, aún con las piernas mojadas de sus propios fluidos. Mamá Se incorporó y volvió a pasar al asiento del copiloto. Volví a hacerme el dormido mientras mi Madre recuperaba su sujetador del tablero . Podía oírles mientras se vestían:

-‘‘¡Mira! ..no me cabe en los calsones de lo tieso que lo tengo aún. Con solo de pensar que acabo de encular a una viudita se me puso más duro ’’.

-‘‘¡Uyyy! No me extrañaba ..con ese tamaño Jijiji..’’

-‘‘Tú eres la que lo pone asi cabrona ..tetas como las suyas no son fáciles de encontrar, pero vergas como las mias tampoco Jo jo..’’

-‘‘Ni que lo digas ..¡aún lo siento abierto! Jijiji..’’

-‘‘Qué bien lo haces para no tener experiencia, cabrona ..¿te ha gustado? ’’.

-‘‘¡Síii!, ¡me destrozaste toda! ..casi me sacas la mierda, mi Rey jijiji..’’ Dijo ella acomodandose el short's.

-‘‘Límpiame la verga, anda Putita ..que tenemos que irnos. ¿Te apetece que nos vallamos? Ya ves como esta tu hermana Jo jo jo..’’

Tomó un clínex y se lo pasó por la verga para secársela, estaba revuelto con una mezcla de fluidos que no quizo hacerlo con la boca, que estoy seguro que le hubiera encantado al desgarciado. Luego él mismo se subio el calzon y los pantalones. Ya con todo el éxtasis acabado reanudamos la marcha, Mamá iba con una sonrisota que no podía con ella. Iban platicando como dos viejos conocidos, estoy seguro que hasta le prometio otro nuevo revolcón si se encontraran. Ella estaba irreconocible, una mujer tan altanera, tan arrogante hablando con ese cochino Camionero y en su propio camión, jamás lo hubiera imaginado.

¡Por fín llegamos al pequeño pueblo!, a lo lejos había un letrero de un taller abierto, ¡por fin nuestro viacruzis había acabado!, el tipo feliz apagó el motor del camión, no sin antes agarrar a Mamá de la cabeza y darle un ahogado beso apasionado. Los dos enredaron sus lenguas entregandose como dos enamorados, no podía enteder como mi Madre soportaba ese asco, pero tenía que agradecerle a su macho, a su hombre, a su amo que la había enculado hasta saciarle la Puta que llevaba dentro.

Los dos se bajaron del camión; él, para desenchufar la camioneta. Y ella, para ir al baño y cagar todo lo posible, desde los excrementos que tenía, hasta la última gota de leche del hijo de Puta que era en teoría nuestra salvación. El camionero nos dejo en el taller y devolviéndole buena parte del dinero a Mamá por el trato que habían establecido, le dijo:

-‘‘Cuando quieras, Mamita ..por el polvo que te eché te llevaria hasta el mismísimo infierno gratis Jo jo jo..’’

-‘‘¿En serio? ’’. Dijo Mamá con la mirada llena de esperanza.

-‘‘Claro… que si Jo jo..’’

Sin pensarlo Mamá se abalanzó sobre aquel hombre que acababa de conocer y le dio un fuerte abrazo con el único motivo de agradecerle sobre el ‘‘favor’’ que acababa de hacernos. Los delicados brazos de mi Mamá no podían rodear el robusto cuerpo del viejo Camionero, pero a Mamá no le importó a pesar de saber cómo había obtendo dicho favorcito, ella había teníado que sacrificarse por nosotros y parecía que era al revés.

El asqueroso viejo se encontraba en la gloria, podía sentir en su pecho los grandes melones de mi Madre, y al ser más grande que ella y estar en ese abrazo le bastaba con mirar hacia abajo para poder recrearse la vista con el espectacular par de nalgas de la sacrificada Madre, su olor a feminidad le encantaba, a ingenuidad, a mujer, hacia un esfuerzo sobre humano para no tocarla de manera indebida frente a nosotros. Yo desde la camioneta miraba incrédulo lo que ocurría, aquella bella mujer, repagada totalmente al fofo cuerpo de ese viejo hombre. La hermosa viuda se despego del hombre para desgracia de él. El viejo se subió a su carcancha viendo a mi Madre desde arriba. Ella ya desde abajo del camión le sonrió picaramente, mezcla de agradecimiento por el piropo y por el tremendo placer vivido al haber tenido que dejarse llenar nuevamente el culo por un desconocido.

Mi Tía estaba ya bastante furiosa, ya habíamos batallado mucho por culpa de las impertinencias de mi Tío, así que le ordenó que se quedara en la camioneta hasta que está quedara arreglada, mi Tío algo furioso pero con la necesidad de seguir durmiendo aceptó, nosotros tuvimos que tomar un taxi para que nos llevaba a las cabañas. Yo la verdad estaba cansadísimo, ya pasaba de la media noche y no podíamos llegar, pero para mi suerte el taxista llegó rápido para acomodarnos en nuestras respectivas cabañas.

Ya en nuestras respectivas habitaciones, Mamá preparó una ducha, me imagino que para quitarse toda las inpuresas del cochino Camionero, yo por mi parte me metí a dormir, el sueño me estaba matando, al tocarme la entrepierna pude sentir pequeñas gotas humedas que expulse al ir observando todo en ese camión, la verdad nunca pensé que Mamá fuera tan cochina para hacerlo frente a mi, sin importarle que estuviera dormido, decidí caer en un profundo sueño, mañana me esperaba un gran día, sólo esperaba no volver a vivir lo sucedido esta noche. ...


Continuara brevemente.............ATTE Pedrito Tapia.

© MI MADRE Mónica.......... Capitulo (13)‘‘La Verdadera Naturaleza de las Villanueva.’’

PD.... No se olviden de valorar el relato y escribir su recado para motivarme a contarles más... les mando un cordial saludo....
pedritapia08@hotmail.com

10 comentarios:

  1. Hi Pedrito!

    Graxias x la parte 12.... hahaha cómo me maté de risa con la putiza que le metieron al maricon de tu tío por bocón y el gran pedo que le metiste al bando del negro conserje y al director, se lo tenían merecido.

    Que rica cogida le metió a tu mami el gordo camionero papanoel jojojo lástima que el flaco mugroso de su adolescente hijo no se la pudo coger como su apaá, parecía mr. popo joijoijoi

    Te mandé un mail con fotos y videos para que te inspires... graxias men!!

    ResponderEliminar
  2. Bien Pedro! buen capitulo, se me hizo corto, vuelve pronto! gracias!

    ResponderEliminar
  3. Ufff!
    E X C E L E N T E ! ! !
    Que se repita la cogida delante del hijo es MORBOSO A FULL!!!
    Pedrito, tus letras son el combustible de mis más eróticas fantasias.

    Gracias por Tanto.

    ResponderEliminar
  4. Magnifica obra y magnifico relato.
    Aplaudo de pie.
    Te felicito realmente Pedrito.

    ResponderEliminar
  5. PRIMERO.-
    Que se puede decir…?
    Lo hiciste de nuevo!”
    Un relato; erótico, morboso, INGENIOSO, y muy disfrutable.
    En más de un sentido.
    La verdad lo leímos el fin de semana pasado. (por el puente)
    Y nos gustó tanto que este fin de semana, “en lugar de leer uno nuevo” decidimos releerlo.

    ResponderEliminar
  6. SEGUNDO.-
    Nos gusta mucho tu capacidad de “VARIAR ESCENARIOS”
    Es más te aplaudimos que hayas SACADO A PASEAR a Mónica y Pedrito, jeje.
    ¿NO sabemos si lo planeas o simplemente te inspiras?
    Pero durante estos 12 capítulos, nos has paseado a nosotros tus lectores por cada rincón de la casa, colonia, lugares públicos, etc…
    Gracias eso da un aura de FRESCURA en cada capítulo.

    ResponderEliminar
  7. TERCERO.-
    Bueno ahora explicar cómo nos arrancó APLAUSOS este capítulo:
    ¿Porque juegas con nosotros?
    NO le das descanso a nuestra imaginación, todas las escenas, son eróticas, DEGRADANTES, elegantes, cuidadas y SENSORIALES.
    1.- la escena de Mónica, con el ginecólogo.
    “hasta tuvo que llamar a su Ginecólogo para que le revisara la chocha. Ese desgraciado la había destruido por dentro Ella aseguraba que era una infección, pero a quién quería engañar, el Doctor le dijo que comprara una dona (si ya saben es un cojín en forma de dona que usan los que están recién operados del recto) También le dijo que no tuviera nada de acción, jugando le dijo que se alejara de ese monstruo Mi Madre sólo se sonrojó y le dio las gracias, jamás volvería a llamarlo por su impertinencia”
    -es súper humillante y solo es el inicio del capítulo.
    2.- la escena de Mónica, con El oficial
    “Nos pidió que colocáramos las manos sobre la camioneta y que abriéramos las piernas, que nos iba a revisar Rápidamente cai en cuenta lo que quería hacer este infeliz, quería tortear a Mamá”
    –perdón estimado pedrito ese oficial y “el mundo entero quiere tortear a tu madre” es una diosa.
    3.- Y autor buscaste al más asqueroso (y te lo agradecemos) al viejo de la grúa, que sin ningún respeto le hace la propuesta (¡nos sorprendió la falta de respeto!) pero fue genial.
    “Pues con el dinero que le demos ¡búsquese una prostituta! Le sugirió mi Madre ¡No! las Putas tienen muchas infecciones, Señora mejor porque mejor no usted termina lo que mi mujer estaba haciendo y así todo arreglado’’ ¡Esta usted loco! ¿Cómo se le ocurre proponerme esta asquerosidad?”
    4.- las palabras sucias y el exhibicionismo es un sello de calidad de esta serie, deberías PATENTARLO.
    -¡Para el culo, Puta! como lo parabas en la gasolinera cuando mi hijo te estaba viendo”
    -“Me estaba montando a mi vieja pensando en ti no te quiero asustar, pero si te digo que te voy a romper toda”
    5.-la perfecta combinación las nalgas de Mónica, y una enorme tranca.
    -“el único lugar dónde había visto unas nalgas como esas eran en las cochinas revistas que estaba acostumbrado a leer admirando ese hermoso trasero hasta que sus ásperas manos las separó y apoyó entre ellas su miembro las carnes de Mamá atraparon esa reata como queriéndola no soltar ella sintió las palpitaciones del miembro”
    6.-Y aunque NO lo creas eres telepata autor, pues mi esposa se alarmo primero que Mónica, antes de leerlo.
    -“Mamá pelo los ojos cayó en cuenta lo que había pasado un desconocido le había descargado en la vagina y le recrimino con coraje ¡Ah Por dios que ha hecho me los ha echado dentro, Maldito me ha dejado llena! Es para que te lleves un recuerdito Mamá estaba preocupada por quedar en cinta”
    De verdad te felicitamos pues demuestra un total conocimiento de las relaciones humanas de ambos sexos.

    ResponderEliminar
  8. CUARTO.-
    Hasta ahí estábamos satisfechos, con el capítulo, pero…?
    Tu autor siempre nos das más, y sorprendes con casas inesperadas.

    ¡Que se la llevara en el camión “!como a UNA PUTA DE CARRETERA!”
    Jaja, eso es muy vulgar, gracias autor por favor NO te mueras nunca”
    7.- “cuando volteé a ver el espejo retrovisor ¡ahí estaban colgadas las pantaletas de mi Madre!, el muy desgraciado las traía colgadas como trofeos”
    Esas escenas de “trofeos” con la ropa de Mónica, las amamos mi mujer ¡HASTA SE PREOCUPA! Es que son caras $, -dice.
    8.-Y las pláticas de los machos de Mónica, para sobajarla, es lo mejor.
    -“¡Ayúdame con los cambios! quería que mi Madre le fuera agarrando la verga mientras él manejaba!”
    -“sigue haciéndote la decentita mientras me sobas el garrote Mamá no le respondió nada, sólo le apretó el garrote dándole a entender su afirmación”
    -“El viejo se ríe, le dice que es una Puta amante de las vergas y ella con la pura mirada le dice que su falo es todo para ella”

    ResponderEliminar
  9. QUINTO.-
    Y gracias por permitirnos de nuevo disfruta de lo mejor de la literatura erótica de todos los tiempos.
    Y nos referimos al máximo atributo de esta serie
    “El trasero de la elegante y refinada” señora Tapia.
    9.- gracias autor nos tardamos 12 capítulos para que nuestra querida protagonista la señora Mónica Tapia aceptara que ya ¡LE ENCANTAN QUE LE DEN POR EL CULO!
    Cuando leímos esto “!el mundo se detuvo!”
    -“¡OK pero sólo una vez y me acabas por el culo no por la vagina”
    Que
    Queeeee.
    QUEEEEEEE!
    Todos exclamamos eso he inmediatamente después de leerlo, NO pude evitar venirme.
    Suspendimos la lectura y mi mujer me trajo 2 cervezas y platicamos como una hora antes de poder reiniciar la lectura.

    Y todos pensamos igual que Pedrito.
    ¿Cómo se le ocurría a Mónica, proponerle tal cosa? a Ese viejo la había violado minutos antes y ahora ella le proponía que la enculara hasta donde llegarían más las marranadas de mi Madre”
    10.- y durante ese coito te REGODEASTE en la elegancia de lo vulgar, y tenemos que comunicártelo FUE GLORIOSO.
    -“el rostro de Mamá se empezaba a desfigurar a medida que esa gruesa macana le desgarraba el ano ese garrote desaparecía dentro de los intestinos de mi Mami ella levantó su cabeza y vi como sus ojos se ponían en blanco mientras una sonrisa viciosa se dibuja en su rostro Cógeme fuerte Puta se nota que tú si sabes usar tu pedorro”

    ResponderEliminar
  10. SEXTO.-
    Iniciamos estos comentarios y terminaremos con las mismas palabras.

    Que se puede decir…?
    Lo hiciste de nuevo!”
    Un relato; erótico, morboso, INGENIOSO, y muy disfrutable.
    En más de un sentido.
    Gracias.

    ResponderEliminar